Prueba Audi S7 Sportback 3.0 TDI 349 CV Tiptronic 8v quattro

Audi S7 Sportback TDI 349 CV

Reconozco que cuando la firma de los cuatro aros anunció que sus nuevos Audi S6 y Audi S7 Sportback iban a llevar motor TDI me llevé una decepción. Los anteriores llevaban un V8 de gasolina muy interesante y el paso al diésel se me hacía difícil de entender. No solo los S6 y S7 se han pasado al diésel, sino que ya han aprovechado la mecánica 3.0 TDI de 349 CV también para los S4 y S5.

Hablando con algunos de los responsables de la marca, me dijeron que lo mejor era probarlo durante unos cuantos días para ver qué me parecía realmente esta decisión. Dicho y hecho. Recientemente me he puesto a los mandos de un Audi S7 Sportback TDI de 349 CV que, por cierto, es una motorización microhíbrida a 48 voltios. ¿Estará justificado este cambio drástico en su mecánica?

Elegante y más deportivo, pero con poca distinción

Prueba Audi S7 perfil

Muchos recordaréis que hace un tiempo ya probamos el Audi A7 Sportback en versión 50 TDI. La verdad es que a nivel estético no hay cambios muy grandes, aunque sí hay matices que nos permiten reconocer a esta versión de la gama S. En la gama frontal podemos diferenciar la zona inferior del paragolpes, las “entradas de aire” de los extremos -son falsas, las líneas interiores de la parrilla y la inscripción S7.

Si cambiamos la vista y observamos el coche desde el lateral, tal vez apreciemos que la carrocería está ligeramente más cerca del suelo; concretamente 10 mm. En el caso del Audi S7 Sportback, las carcasas de los retrovisores son en gris satinado (como suele ser habitual en los modelos S de Audi) y las llantas son específicas. Los frenos también se han sobredimensionado, utilizando discos delanteros de 400 mm y unas enormes pinzas de 6 pistones. Opcionalmente se pueden montar carbocerámicos, aunque nuestra unidad no los equipa.

Las dimensiones del Audi S7 Sportback son: 4.979 mm de longitud, 1.908 de anchura y 1.417 de altura. Su batalla es de 2.928 mm.

Prueba Audi S7 perfil trasero

La base de la parte trasera es idéntica a la del A7, contando con esa firma luminosa tan característica. El spoiler dinámico se pliega y despliega dependiendo de la velocidad o del gusto del conductor, que puede abrirlo a baja velocidad desde el interior. Sin embargo, lo que más ha llamado mi atención del Audi S7 Sportback a nivel estético es el difusor. Ya sabéis que los S de Audi suelen tener cuatro salidas de escape. En este caso, son cuatro salidas de escape falsas. Una solución bastante cutre, pues la salida real se encuentra por debajo del paragolpes en el lado izquierdo. Lo siento, pero no puedo con ello…

Y sin grandes cambios en el habitáculo

Abrimos la puerta y lo primero que llama nuestra atención es que carecen de marco superior, buscando ese enfoque coupé que ofrece la gama Audi A7. Una vez dentro, tampoco son demasiados los cambios respecto al A7 convencional probado tiempo atrás.

Prueba del Audi S7 TDI diseño interior

Hay algunos detalles que enfatizan con la deportividad de los modelos S de Audi, como el volante específico, los asientos deportivos o los pedales en aluminio; pero poco más, la verdad. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que tampoco es un deportivo extremo, sino más bien un gran turismo. El extremo es el nuevo Audi RS 7 Sportback, que ya juega en otra liga.

Por lo demás, nos recibe un interior muy digitalizado. En primer lugar, tras el volante, encontramos el cuadro de instrumentos digital Audi Virtual Cockpit de 12,3 pulgadas. Como es habitual en la firma alemana, tiene una alta calidad de visualización, es rápido, está muy bien ordenado y resulta bastante sencillo de controlar.

El salpicadero cuenta con una pantalla superior para todo el sistema de infoentretenimiento, también de muy buena calidad y con un tacto muy agradable. A través de ella manejamos todas las informaciones, ajustes, audio y sistemas principales del coche. Más abajo se ubica una tercera pantalla, la cual sirve para la introducción de caracteres (con un gran reconocimiento, por cierto) a la hora de buscar una dirección en el navegador y, desgraciadamente, también para el manejo del climatizador. Tiene respuesta háptica, pero considero que sería bastante más lógico el uso de unas tradicionales ruedecillas.

Audi S7 Sportback TDI pantallas centrales

Respecto a las calidades, obviamente, son muy altas. Hay diversos materiales y todos están muy bien encajados, transmiten una sensación agradable al tacto y no presentan ningún “grillo”. Sin embargo, no es menos cierto que las pantallas centrales atrapan muchas huellas, al igual que las superficies en negro brillante de la zona central que recorren el salpicadero horizontalmente. Para mí, un error utilizar este material plástico que, por norma general, se ensucia demasiado y cuesta mantenerlo limpio.

Echo en falta algunos huecos portaobjetos más, especialmente en la zona central de las plazas delanteras. Apenas hay hueco para colocar nuestra cartera, un móvil (peor aún si es grande), llaves y algún objeto más.

Un habitáculo homologado para cuatro personas

Y hablemos ahora del espacio interior. El habitáculo del Audi S7 Sportback, en términos de espacio, es como el del A7 en sus plazas delanteras. La consola central es ancha y da la sensación de no ofrecer una primera fila muy amplia, pero la verdad es que a no ser que seamos realmente altos, no nos sentiremos agobiados. Eso sí, la posición de conducción es bajita.

Prueba del Audi S7 TDI plazas traseras

En el Audi S7 Sportback solo tenemos dos plazas traseras. Hay buen espacio para piernas, pero no tanto para la cabeza, donde personas que superen el 1,80 podrían tener algunos problemas. Hay que tener en cuenta su silueta de estilo coupé, ya que condiciona el acceso y la salida del coche. Como decía, solo está homologado para cuatro personas, pero tenemos la ventaja de que los asientos traseros también sujetan a los ocupantes.

Aquí detrás tenemos una red tras los respaldos para guardar periódicos o documentación, climatizador de cuatro zonas, varias tomas USB, toma de 12 voltios y un práctico reposabrazos central con huecos para colocar un par de refrescos. También hay salidas de aire en los pilares centrales orientadas hacia las plazas traseras.

El Audi S7 Sportback tiene un buen maletero

Prueba Audi S7 Sportback TDI maletero

Mientras tanto, el maletero del Audi S7 Sportback tiene apertura y cierre eléctrico y automatizado. Una vez abierto el portón, el maletero nos recibe con un volumen de 535 litros, que dan más que de sobra para el equipaje habitual en un viaje de cuatro personas. Es un maletero profundo y con una boca de carga alta, pero no es complicado aprovechar todo el espacio a no ser que queramos cargar objetos altos.

Como era de esperar, los tapizados interiores del espacio de carga también están muy cuidados con materiales agradables y de buena calidad. No faltan argollas y alguna red para sujetar las maletas y evitar movimientos y golpes durante la conducción. Lo dicho, no es tan práctico como el de un Audi A6 Avant o Audi S6 Avant, ya que estamos puestos- pero sí es muy útil.

TDI, microhíbrido y etiqueta Eco con 349 CV

Prueba Audi S7 Sportback TDI motor 3.0 V6

Mención aparte merece su mecánica. Como decía al inicio, ya no es un V8 de gasolina, sino un V6 TDI de 3.0 litros con microhibridación a 48 voltios. Sí, ahora es diésel. Dicha mecánica también se utiliza en los nuevos Audi S6, S4, S5 y SQ5. La transmisión es una caja de cambios Tiptronic de 8 velocidades y de la tracción se encarga el conocidísimo sistema quattro de la compañía.

Esta motorización desarrolla 349 CV, pero más interesante es su par motor de 700 Nm entre 2.500 y 3.100 rpm. De todos modos, gracias al compresor eléctrico, se garantiza una enorme entrega de par desde prácticamente el ralentí. Dicho compresor (denominado EPC) trabaja con el turbo tradicional. Está alimentado por la red de 48 voltios, alcanza una velocidad máxima de giro de 70.000 revoluciones y contribuye a esa gran entrega de par desde casi el ralentí y, por supuesto, a reducir el famoso “turbo-lag”.

Como es un microhíbrido, cuenta con la etiqueta Eco de la DGT.
Artículo relacionado:
La DGT clasifica los coches en función de la contaminación con etiquetas de colores

Audi S7 Sportback TDI cambio Tiptronic y consola central

Como afirma la propia marca, este compresor eléctrico se encarga de mejorar la entrega de energía, mientras que el sistema MHEV (microhíbrido a 48 voltios), contribuye a reducir consumos. El sistema Mild Hybrid es capaz de rodar en modo “marcha por inercia” con el motor apagado hasta 40 segundos, aunque depende de las condiciones de marcha. Dice Audi que el consumo de combustible se reduce en hasta 0,4 l/100 km.

El sistema se compone de una alternador (BAS), que también hace las veces de motor de arranque, y una batería de iones de litio de 10 Ah de capacidad bajo el piso del maletero.

Entre las prestaciones del Audi S7 Sportback destaca una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos, una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h y un consumo combinado en ciclo WLTP de 7,9 l/100 km.

Al volante: Agilidad, gran aplomo y enorme patada van de la mano

Prueba Audi S7 lateral delantera

Visto todo lo anterior, ya es buen momento para ponerse al volante del Audi S7 Sportback TDI y de conducir. ¿Tiene un verdadero carácter deportivo? ¿Se echa en falta algo del V8 de gasolina? ¿Mantiene el elevado confort de la gama A7? ¿Hay mucha diferencia respecto al Audi A7? Poco a poco lo vamos a ir descubriendo.

Lo primero a mencionar es que esta unidad probada cuenta con el sistema opcional de dirección dinámica a las cuatro ruedas. Bajo mi punto de vista, la dirección a las cuatro ruedas es algo que hay que adquirir sí o sí en este modelo, y también muy interesante en la gama A6/A7. Además de mejorar el comportamiento cuando practicamos una conducción ágil, ayuda mucho al conducir por ciudad y al maniobrar; pues reduce considerablemente el radio de giro.

Pese a que estamos ante un coche de casi 5 metros de longitud, destaca la agilidad que muestra en ciudad y en carreteras ratoneras; gracias, sobre todo, a la dirección a las cuatro ruedas (que cuesta 2.415 euros). Ya sabéis, las ruedas posteriores giran en sentido opuesta a las delanteras a baja velocidad, logrando que el coche gire más y, por tanto, ofrezca una mayor agilidad. A alta velocidad giran en el mismo sentido que las ruedas anteriores, mejorando la estabilidad, aunque esto no se percibe tanto.

Audi S7 Sportback TDI 349 CV trasera

De este modo, con este opcional, no debemos tener ningún miedo a las carreteras reviradas o a las calles estrechas, porque realmente se mueve muy bien. Ya que hemos hablado de carreteras de curvas, el Audi S7 Sportback muestra un fantástico comportamiento cuando incrementamos el ritmo, más aún si activamos el modo de conducción Dynamic en el drive select.

En esta unidad no llevamos el opcional de la suspensión neumática (1.105 euros). No es un coche incómodo de suspensiones, especialmente cuando circulamos en modo confort o automático, pero lógicamente la suspensión neumática nos tratará mejor en largos viajes. Puestos a gastar cerca de 100.000 euros, personalmente, desembolsaría un 1 % más en ese extra.

Si viajamos por autopista, el Audi S7 Sportback brilla por un rodar fantástico, aunque, insisto, la neumática lo mejoraría aún más. Es un coche que permite viajar con comodidad y seguridad a velocidades muy por encima de la legalidad, pero lamentablemente debemos ceñirnos a los límites establecidos en España. El aislamiento acústico es muy bueno.

Prueba Audi S7 lateral

Como ya habrás imaginado, con 349 CV y 700 Nm a nuestra disposición en todo momento con un simple gesto de nuestro tobillo derecho, no vamos precisamente cortos. Tenemos que ir muy pendientes del velocímetro si no queremos perder puntos del carnet en cada viaje, ya que se pueden alcanzar velocidades muy elevadas sin apenas darnos cuenta.

Gracias a la tracción integral permanente quattro y a los enormes neumáticos es posible trasladar toda esa energía del V6 al asfalto. Tenemos un diferencial central con bloqueo y, opcionalmente, un diferencial trasero de corte deportivo. El sistema permite variar el reparto de par a las ruedas, mejorando el paso de curva y la motricidad, especialmente a la salida de curvas lentas y también sobre asfalto mojado; lo que reduce la tendencia al subviraje.

La caja de cambios Tiptronic de 8 marchas es muy suave en todo momento, con cambios de marcha imperceptibles cuando rodamos a ritmo tranquilos y suficientemente rápida cuando queremos un poco de diversión. Se puede manejar en modo secuencial desde la palanca de cambios y mediante las levas del volante, aunque personalmente, pienso que las levas deberían ser algo más grandes.

La dirección a las cuatro ruedas es un extra casi imprescindible

Prueba del Audi S7 TDI puesto de conducción

Es diésel, pero no tiene un mal sonido

Mediante el drive select, cuando seleccionamos el modo de conducción dynamic, el sonido del motor cambia. Se vuelve más ronco y, aunque no llega al nivel del anterior V8 de gasolina, sí transmite un sonido más deportivo. Y no solo en el interior, ya que en el exterior también se aprecia el cambio.

Conclusiones

Pese a su cambio de gasolina V8 a diésel V6, el Audi S7 Sportback no es peor coche, aunque tampoco mejor. Es un coche con un planteamiento distinto. Además de buscar una reducción en emisiones, es lógico que algunos de los nuevos modelos de la gama S de Audi se hayan pasado al diésel.

¿Por qué? Porque este motor da 349 CV y 700 Nm, brindando una respuesta fantástica. Además, se reducen los consumos de combustible, se aumenta la autonomía y, a fin de cuentas, los límites de velocidad son los que son. Ha perdido 100 CV, sí, y también parte de su carácter, cierto, pero esa pérdida ha conllevado algunas otras ventajas.

El S7 ahora es más utilizable en el día a día. El V8 anterior gastaba muchísimo callejeando o viajando a ritmo elevado. Obviamente, el nuevo TDI no permite obtener medias de 5 litros en ciudad, pero se ha disminuido mucho el consumo. Ya no hace falta pasar por la gasolinera con tanta frecuencia.

Y hablando de consumos, el resultado en este aspecto es sensacional. He podido hacer un par de viajes de 300 kilómetros cada uno con este coche (uno de ellos con lluvia intensa), y el consumo en carretera ha estado ligeramente por debajo de los 7 l/100 km practicando una conducción normal, aunque sin contarme en acelerar a fondo de vez en cuando en adelantamientos e incorporaciones. Tras casi 1.300 kilómetros recorridos, el consumo final fue de solo 7,7 litros. Realmente sorprendente.

Mi opinión es que el Audi S7 Sportback TDI tiene sus ventajas, pero creo que lo ideal hubiera sido que la marca de los cuatro aros hubiera mantenido una versión de gasolina. Es decir, tener las dos alternativas y que el cliente decida. Y es que, es cierto que no es capaz de transmitir las mismas sensaciones que nos brindaba el anterior V8 de gasolina.

Por último, bajo mi punto de vista, he echado algo de menos más distinción del S7 respecto a la gama A7. No hay muchos cambios y, aunque se nota un carácter algo más dinámico, la diferencia no es demasiado grande con el Audi A7 50 TDI que probamos hace año y medio.

Artículo relacionado:
Prueba Audi A7 Sportback 50 TDI 286 CV Tiptronic

La parte negativa, como ocurre con todos estos coches de alta gama y prestaciones, es el precio. Y es que, lamentablemente, el mundo del periodismo del motor no me permite hacer frente a los 92.760 euros de partida de este Audi S7 Sportback TDI. La unidad probada, por llevar algunos extras -no lleva todos-, supera los 105.000 euros. Menos mal que soñar sigue siendo gratis. Cruzo los dedos para intentar probar dentro de poco el Audi RS 7 Sportback, con 600 CV y motor de gasolina.

Equipamiento de serie del Audi S7 Sportback

Salidas de escapes falsas en Audi S7 Sportback TDI

  • Llantas de aleación de 20 pulgadas y neumáticos 255/45 R20
  • Faros delanteros y pilotos traseros de LED
  • Carcasas de los retrovisores exteriores en aluminio
  • Spoiler trasero eléctrico
  • Parachoques específicos S
  • Cristal delantero y trasero termoaislantes
  • Asientos deportivos S eléctricos con ajuste lumbar
  • Reposabrazos central delantero y trasero
  • Inserciones en aluminio mate cepillado
  • Molduras de las estriberas con logo S e iluminación
  • Pedales y reposapiés en acero inoxidable
  • Volante deportivo con levas para el cambio
  • Paquete de iluminación ambiental
  • Retrovisor interior con antideslumbramiento automático
  • Climatizador de cuatro zonas
  • Llave con acceso y arranque manos libres
  • Audi Virtual Cockpit
  • MMI Navegación Plus con MMI touch response
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Llamada de emergencia automática y servicios Audi Connect
  • Audi pres sense
  • Limitador y regulador de velocidad
  • Cámara multifuncional
  • Cámara de marcha atrás
  • Aviso de salida de carril
  • Suspensión deportiva S adaptativa
  • Equipo de frenos sobredimensionado
  • Audi drive select (modos de conducción)
  • Tracción integral permanente quattro
  • Dirección progresiva

Precio Audi S7 Sportback

Prueba Audi S7 frontal

Motor Cambio Tracción Precio
Motor Cambio Tracción Precio
3.0 TDI V6 Mild Hybrid 349 CV Tiptronic 8v Quattro 92.760 €

Opinión del editor

Audi S7 Sportback TDI
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
92.760 a 92.760
  • 80%

  • Audi S7 Sportback TDI
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 16 de diciembre de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 70%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 95%
  • Consumos
    Editor: 95%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 60%

Pros

  • Calidad de rodadura
  • Agilidad en ciudad y carreteras estrechas pese a su tamaño
  • Empuje del motor en cualquier rango

Contras

  • Falta de distinción estética
  • Precio
  • Solo cuatro plazas

Galería Audi S7 Sportback


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.