Prueba Lancia Thema Executive 3.0 CRD, motor, conducción y consumos

SONY DSC

Tras acomodarnos en las grandes butacas del Lancia Thema Executive, es hora de comprobar en una prueba de 1.100 kilómetros que tal se comporta el motor 3.0 CRD de origen VM Motori asociado a una caja de cambios automática de cinco velocidades, que envía 239CV y 550Nm de par al eje posterior. Pisamos el freno y pulsamos el botón de arranque. Enseguida el motor V6 de gasoil cobra vida, de una forma suave y poco ruidosa, incluso tras haber pasado la noche en la calle. Es evidente que se trata de un motor diésel y no del 3.6 V6 Pentastar que este Lancia Thema ofrece en otros mercados. A pesar de ello suena bastante redondo, gracias a que el trabajo se reparte entre seis cilindros, e incluso podríamos decir que tiene un sonido bonito.

Es hora de echar a andar. Pisamos el arcaico “freno de mano de pie”, colocamos la palanca selectora en D y soltando el pedal del freno el Thema comienza a avanzar suavemente. El andar de marcha de este coche es realmente cómodo, y lo hemos podido comprobar durante una semana. El motor va sobrado para mover los más de 2.000 kilos de esta gran berlina y la caja de cambios, con cinco velocidades, tiene un comportamiento satisfactorio. Los consumos son moderados, sobre todo en ciclo extraurbano.

SONY DSC

Los primeros kilómetros de la prueba transcurrieron en el habitual Madrid-Vitoria. Nunca había realizado este trayecto de una forma tan confortable. A una velocidad de crucero de 120 kilómetros por hora el único ruido perceptible en el interior es el de rodadura, recordemos que llevamos cuatro apisonadoras en medida 245/45 20. Los espejos retrovisores, de gran tamaño, también hacen algo de ruido. El motor no se oye para nada, ya que circula a un régimen bajo, en torno a las 2.000 revoluciones, y si nos apetece, lo único que escucharemos será lo que salga por los múltiples altavoces del excepcional equipo de sonido Alpine. El andar de marcha es suave, muy americano, no nos olvidemos de la procedencia del Thema, pero las llantas de 20″ penalizan ligeramente el confort al filtrar menos las irregularidades del asfalto, dejando todo el trabajo a la suspensión. Las llantas de 18″ de los acabados más basicos, con mucho más balón de aire resultarán más comodas, pero menos efectivas y también menos proporcionadas para el Thema.

Este viaje fue idóneo para poder comprobar el funcionamiento de sistemas como el detector de ángulos muertos o el control de crucero adaptativo. El primero funcionó de maravilla, discerniendo de lo que es un coche y lo que no. Ya he conducido algún coche que llegaba a detectar como vehículos los tipos de vallado empleados en puentes. El control de crucero adaptativo es un elemento de confort y seguridad solo disponible en el acabado más alto de la gama del Lancia Thema, el Executive, y no hay nada que reprocharle. Se pueden preseleccionar tres distancias de seguridad diferentes, resultando la intermedia la más adecuada. Incluso circulando a velocidades de en torno 140 kilómetros por hora reduce hasta los 70 sin problemas y sin mas brusquedades de las necesarias. En estos casos en los que circulamos a altas velocidades sí es conveniente seleccionar la distancia de seguridad más larga.

Lancia Thema

Ya en recorrido urbano el Lancia Thema sigue siendo confortable, aunque se siente grande para las ciudades europeas. El funcionamiento en ciudad es realmente suave, pero sus dimensiones son las que nos pueden complicar el maniobar por algunas calles o parkings. Con lo que más cuidado hay que tener en el Lancia Thema es el momento de aparcar. A parte de encontrar un hueco donde quepa el coche, lo que en ocasiones puede ser complicado, tendremos que tener cuidado de no rozar las espectaculares llantas de 20″. A ello nos ayudarán los retrovisores con función parking, que se bajan ligeramente hacia abajo para evitar los dolorosos besos contra el bordillo. La cámara trasera de aparcamiento y los sensores delanteros y traseros hacen que todo sea mucho más facil, recordemos que estamos al volante de una berlina de más de cinco metros de longitud.

Cuando salimos a carretera abierta, según de que tipo sea, volveremos a sentir un coche grande y con una dirección no muy rápida, que le resta algo de agilidad. La estabilidad es buena en todo caso, aunque está claramente orientada al confort. De todos modos esta información es hasta prescindible, pues el Lancia Thema no es el coche tipo del cliente que intenta rebajar los tiempos en algunos puertos de montaña, es más del papá que le compra el Golf a quien lo intenta.

SONY DSC

Si nos paramos a hablar de la caja de cambios automática de cinco velocidades, lo primero que destaca es la suavidad, acompañada de unos cambios de marcha rápidos para lo que acostumbran este tipo de cajas de convertidor de par. Si que hay un cierto retardo al hacer el kick-down cuando circulamos a bajos regimenes, pero tras un breve lapso de tiempo de inactividad, sale a relucir todo lo que este motor 3.0 diesel puede darnos. Nuestro cuello lo notará. Esta caja tiene un modo de manejo manual mediante la palanca, moviendo a izquierdas y derechas para subir y bajar de marcha.

En cuanto a consumos, por autovía, a ritmos sostenidos de 120 kilómetros por hora, el ordenador de abordo arrojó una cifra de 6,5 litros, una buena marca teniendo en cuenta el peso, la aerodinámica y los zapatos que calza. Tras este viaje, tocaron 300 kilómetros de ciudad con algo de carretera a ritmos vivos, arrojando una cifra total de 9 litros, bastante comedida. Al término de la prueba, con 1.100 kilómetros recorridos, el ordenador marcaba 7.4 litros, una buena marca, sin duda.

Más en ActualidadMotor:

Prueba Lancia Thema Executive 3.0 CRD, equipamiento, precio y conclusiones
Prueba Lancia Thema Executive 3.0 CRD, diseño exterior e interior

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *