Prueba Skoda Karoq Sportline 2.0 TSI 190 CV, DSG 7v y 4×4

Prueba Skoda Karoq

Bienvenidos de nuevo a nuestra sección de pruebas. Durante los últimos siete días he estado conviviendo con el Skoda Karoq. Sí, muchos recordaréis que ya lo probamos hace un par de años. Fue mi compañero Diego López quien lo examinó a fondo en una versión muy interesante para la mayoría de clientes habituales, que no era ni más ni menos que el acabado Style y el motor 1.5 TSI Evo.

Pero en esta ocasión hemos querido ir un paso más allá, subiéndonos a una variante más llamativa y, probablemente, menos demandada. Hoy os voy a contar todos los detalles del Skoda Karoq con motor 2.0 TSI de 190 CV, tracción 4×4, cambio DSG y la atractiva terminación Sportline. ¡Nos ponemos en marcha!

Con pocos detalles, la imagen cambia por completo

Prueba Skoda Karoq TSI 190

Con unos simples cambios, este acabado Sportline da al Skoda Karoq una estética muy motivadora, muy dinámica. Y sí, seguimos hablando del SUV compacto de la marca checa. Skoda ha introducido varios detalles en negro que, combinados con el tono rojo Velvet metalizado de la carrocería, le sientan como un guante.

Dichos detalles negros son el contorno de la parrilla principal, unos apéndices plásticos inferiores en el paragolpes, carcasas de los retrovisores, perfil de las ventanillas laterales, barras de techo y taloneras laterales. A esto hay que añadir las llantas de 19 pulgadas bicolor y el llamativo difusor posterior.

Por cierto, las dimensiones exteriores del Skoda Karoq son 4,38 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,60 de altura. La distancia entre ejes es de 2,64 metros. Son medidas prácticamente calcadas a las de su primo de Seat, el Seat Ateca. Pese a ser un SUV de tracción total, su altura libre y los voladizos no le permiten grandes aptitudes fuera del asfalto.

¿¡Seguro que no es un RS!?

Asientos deportivos Skoda Karoq Sportline

La deportividad estética se mantiene en el interior. Lo primero que llama nuestra atención son los asientos, con un estilo muy deportivo y el reposacabezas integrado. Son cómodos y tienen una buena sujeción lateral, aunque no hubiera estado de más que tuvieran ajustes eléctricos. En este caso sí cuentan con calefacción.

Pero no todo queda ahí. El volante también tiene un diseño deportivo, un grosor adecuado y buen tacto. Además, la botonería para gestionar las distintas funciones principales y controlar el cuadro de instrumentos está muy bien organizada. Es muy intuitivo.

Y ya que he mencionado el cuadro de instrumentos, se compone de una pantalla digital con muchos modos de visualización y de aspecto dinámico. Lógicamente, el color rojo está muy presente para dar esa mayor impresión deportiva. Incluso podemos ver la entrega de potencia instantánea o, si lo preferimos, la navegación. Como digo, es muy variable y, además, se ve y se gestiona fácilmente.

Salpicadero Skoda Karoq

No tiene Head-Up Display, que vendría bien para completar el conjunto.

La pantalla central del salpicadero es grande y táctil. Además de contar con navegador y con un buen equipo de audio (en este caso llevamos el Canton opcional), su manejo es muy bueno y está perfectamente estructurado. No se puede decir lo mismo de algunos lanzamientos más recientes en el Grupo Volkswagen… Como es de esperar, tiene Apple CarPlay, Android Auto y Mirrorlink.

Siempre he dicho que Skoda es una marca que hace coches honestos y sensatos. No se lían la manta a la cabeza y cambian aspectos que ya funcionan. Es por ello que todo está bien estructurado, en su sitio y con calidades correctas. Gracias a Dios, el climatizador mantiene el control de las distintas funciones con mandos muy intuitivos.

Sobrado espacio interior

Plazas traseras Skoda Karoq

Otra de las cosas que siempre caracteriza a Skoda es que aprovechan muy bien el espacio interior. A no ser que seas uno de los jugadores más altos de la NBA (o de la ACB), tendrás espacio más que de sobra en las plazas delanteras. Además, con la posición elevada habitual de los SUV y una gran superficie acristalada, hay gran sensación de amplitud.

A esto hay que añadir que tenemos múltiples y grandes huecos para dejar objetos. Los vemos en las puertas, justo delante del pomo del cambio o bajo el mullido reposabrazos central ajustable. En este último, tenemos un elemento plástico y reversible que nos ayuda a compartimentar el espacio, dejando posavasos, huecos para dejar monedas e incluso un espacio pensado para depositar la llave manos libres.

El acceso a las plazas posteriores es bueno, quedando la banqueta a una altura muy buena tanto para personas con poca movilidad, como para que los papás puedan colocar a los niños en las sillitas sin doblar demasiado la espalda.

Salidas de aire traseras Skoda Karoq

Una vez en esta segunda fila, hay mucho espacio para piernas y para cabeza. Y eso que en esta unidad llevamos el techo solar panorámico. Nuevamente, a no ser que seas de talla muy, muy grande, irás realmente cómodo. Nuestra unidad tiene asientos calefactables, enchufe convencional de 230 V, toma de 12 V y puerto USB.

Tanto es así que, sinceramente, creo que me atrevería a realizar un viaje con cinco ocupantes de talla media, porque la plaza central sí es aprovechable. Eso sí, yo evitaría dicha plaza central porque siempre se irá mejor en las laterales. ¡Qué demonios, me pediría conducir! Veamos el maletero.

Así es el maletero del Skoda Karoq

Prueba Skoda Karoq maletero

El portón del maletero cuenta con cierre y apertura automático. Se puede abrir y cerrar desde la puerta del conductor, pulsando el botón del portón o haciendo el gesto de pasar el pie por debajo del parachoques. Eso sí, como suele pasar con estos sistemas, es un poco lento.

Una vez abierto, el Skoda Karoq nos ofrece 521 litros, que es mucho, y se pueden ampliar hasta los 1.630 tumbando los asientos. El plegado de esta segunda fila se puede hacer desde el propio maletero con dos tiradores. En otras variantes el Karoq puede tener asientos posteriores con regulación para distribuir el espacio entre el habitáculo y el maletero, pero no esta unidad Sportline.

Por cierto, la unidad probada tiene bola de remolque de fábrica. En el guarnecido derecho del maletero encontramos un botón que libera la bola. Una vez suelta, solo tenemos que tirar un poquito de ella y se acopla totalmente. Para volver a esconderla volvemos a pulsar el mismo botón y la empujamos con la mano por debajo del paragolpes.

Bola remolque Skoda

Oferta motores

Si hablamos de mecánicas, el Skoda Karoq está disponible con propulsores gasolina TSI de 116, 150 y 190 CV, así como bloques diésel TDI con exactamente los mismos niveles de potencia. En cualquier caso, el grueso de las ventas es para las versiones de 150 CV. No hay motores híbridos, híbridos enchufables ni eléctricos.

Dependiendo del nivel de acabado y la motorización, se puede optar a la transmisión de doble embrague DSG y al sistema de tracción 4×4. El DSG puede ir con tracción delantera y total, mientras que la tracción total solo está disponible con el cambio DSG y en los motores de 150 y 190 CV.

Al volante: No es un deportivo, pero se comporta bien

Frontal Skoda Karoq Sportline

El Skoda Karoq 2.0 TSI 190 CV es una versión de potencia sobrada. Como decíamos al inicio, se vincula con el cambio DSG de doble embrague y 7 marchas, así como con la tracción 4×4. Para la mayoría de los clientes que buscan un SUV como el Karoq, probablemente la versión de 150 CV será suficiente. No es sensacional, pero en pocas ocasiones nos parecerá que queda corto.

Sea como fuere, el caso es que estamos probando la versión de gasolina con 190 CV. Tenemos su potencia máxima entre 4.200 y 6.000 rpm, así como un par motor de 320 Nm entre 1.500 y 4.100 vueltas de cigüeñal.

Si seguimos investigando su ficha técnica nos encontramos con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 7,3 segundos y una velocidad máxima de 213 km/h. Por su parte, el consumo homologado en WLTP es de 7,6 l/100 km. Es un dato normal para una versión con estas características.

La respuesta del motor es muy buena. Si aceleramos progresivamente, acelera con suavidad desde bajas vueltas; pero si pisamos fuerte, rápido baja varias marchas para revolucionar el motor y empuja con contundencia. En esas situaciones se nota que hay bastante más fuerza y potencia que en el 150 CV. Y recordamos que estamos con un SUV que, en esta configuración, sobrepasa los 1.600 kilos.

Prueba Skoda Karoq Sportline TSI

Un detalle es que, si seleccionamos la S en el cambio DSG o si activamos el modo de conducción Sport, el sonido del motor cambia al acelerar. Bueno, realmente es sonido artificial que llega desde los altavoces. Es mejorable y prefiero un buen sonido natural, pero como dice el refrán «a falta de pan…».

Modos de conducción para cada ocasión

Una vez en marcha, el Skoda Karoq Sportline sigue teniendo un comportamiento orientado al confort. Absorbe muy bien los baches y cuida con mimo a los ocupantes en todo momento. El punto positivo es que tenemos varios modos de conducción para cambiar el carácter, influyendo también en la dureza de la suspensión. Dichos modos son Eco, Comfort, Normal, Sport, Snow, Offroad (con control de descensos) e Individual.

Además de la suspensión, la dirección se vuelve más dura -o más blanda-, la caja de cambios hace los cambios de marcha más suaves o más rápidos y la respuesta al acelerar puede ser más contundente o progresiva. Debo reconocer que en este modelo se notan más que en otros esos cambios entre los distintos modos.

Lateral Skoda Karoq Sportline

Lo que está claro es que esta versión no está pensada para salir del asfalto. Lo he probado por algunas pistas y caminos sencillos, y debo reconocer que he tenido algo de miedo. No por golpear los bajos o quedarme atascado, pero sí por los neumáticos. Llevamos llantas muy grandes y neumáticos de perfil bajo. Pisar una piedra algo afilada puede ser sinónimo de pinchazo.

Por lo demás, el Skoda Karoq sigue siendo un coche muy confortable a la hora de realizar un largo viaje. Más en este caso que llevamos una buena reserva de potencia. Aunque los SUV de este tamaño son modelos que ya aportan tanta practicidad a la hora de callejear y maniobrar, tampoco es un gran problema con él por tener ventanillas grandes, sensores delanteros y traseros, además de cámara de marcha atrás.

En cualquier caso, si la mayoría de nuestros trayectos van a ser urbanos, probablemente el Kamiq que probamos hace unas semanas sea una opción más interesante.

Consumos del Skoda Karoq 2.0 TSI 190 CV

Cuadro instrumentos Skoda Karoq

Lógicamente no podemos esperar un consumo de 4 litros con esta versión probada. Es un coche de gasolina con 190 CV, automático y 4×4. Además, se trata de un SUV compacto. El consumo medio total durante esta prueba ha sido de 8,2 l/100 km; que tampoco me parece nada exagerado. En autopista a velocidad legal estabilizada lo habitual es moverse alrededor de los 6,6 l/100 km aproximadamente.

En este tipo de coches influye mucho la conducción, pues si nos apetece estirar las marchas en una carretera divertida y apretamos el ritmo, el consumo se eleva por encima de los 10 litros. Callejeando, si no somos cuidadosos con el acelerador, también es fácil rondar los 10 litros.

Conclusiones

Skoda Karoq DSG 4x4

El Skoda Karoq Sportline aporta un estilo muy atractivo tanto en el interior como en el exterior. Sin embargo, sigue siendo el mismo modelo confortable y espacioso de siempre.

Bajo mi punto de vista, solo si somos algo agresivos en la conducción o si circulamos habitualmente con mucha carga, el motor 2.0 TSI de 190 CV es el ideal. Para una conducción más normal, el 1.5 TSI de 150 CV es una alternativa lógica, como el TDI 150 si hacemos muchos kilómetros.

Eso sí, como decía más arriba, este acabado no es nada recomendable si de vez en cuando vamos a salir del asfalto, especialmente por los anchos neumáticos de perfil bajo.

Equipamientos Skoda Karoq

Cambio DSG Skoda

Ambition

  • Climatizador bizona automático
  • Cámara de marcha atrás
  • Virtual cockpit
  • Sensor de aparcamiento trasero
  • Volante multifunción en cuero
  • Pantalla táctil de 8 pulgadas
  • Front Assist
  • Adaptative Cruise Control (solo en DSG)
  • Faros halógenos con luz LED diurna
  • Sensor de luz y lluvia
  • Equipo de audio con 8 altavoces
  • USB tipo C
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Retrovisores exteriores con ajuste y plegado eléctrico

Style

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Faros Full LED
  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Sistema de navegación AMUNDSEN
  • Modos de conducción
  • Portón del maletero eléctrico
  • Tapicería mixta
  • Apertura y arranque manos libres
  • Cámara de marcha atrás
  • Detector de fatiga
  • Side Asisst con detección de ángulo muerto
  • Smartlink (inalámbrico para Apple)
  • Volante deportivo

Sportline (añade a Style)

  • Llantas bitono de 19 pulgadas
  • Asientos delanteros deportivos
  • Volante Sport multifunción
  • Luz LED ambiental interior
  • Parachoques deportivos
  • Detalles exteriores en negro
  • Costuras interiores en rojo

Scout (añade a Style)

  • Llantas de 18 específicas
  • Equipación exterior Scout
  • Puesta a punto específica
  • Asientos delanteros exclusivos Scout
  • Autolight assist
  • Barras techo plateadas

Precios Skoda Karoq

Perfil trasero Skoda Karoq Sportline

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
1.0 TSI 116 CV Manual 6v Delantera Ambition 26.170 €
1.5 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Ambition 28.170 €
1.6 TDI 116 CV Manual 6v Delantera Ambition 28.670 €
1.5 TSI 150 CV DSG 7v Delantera Ambition 30.420 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Ambition 31.270 €
1.6 TDI 116 CV DSG 7v Delantera Ambition 32.170 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4×4 Ambition 36.470 €
1.5 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Style 29.570 €
1.5 TSI 150 CV DSG 7v Delantera Style 31.820 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Style 32.720 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4×4 Style 38.870 €
1.5 TSI 150 CV Manual 6v Delantera Sportline 31.270 €
1.5 TSI 150 CV DSG 7v Delantera Sportline 33.520 €
2.0 TDI 150 CV Manual 6v Delantera Sportline 34.370 €
2.0 TSI 190 CV DSG 7v 4×4 Sportline 38.320 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4×4 Sportline 39.570 €
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4×4 Sportline 41.320 €
2.0 TDI 150 CV DSG 7v 4×4 Scout 39.570 €
2.0 TDI 190 CV DSG 7v 4×4 Scout 41.320 €

Opinión del editor

Skoda Karoq
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
26.170 a 41.320
  • 80%

  • Skoda Karoq
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 28 de diciembre de 2020
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 65%
  • Confort
    Editor: 70%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Diseño del acabado Sportline
  • Prestaciones sin perder confort
  • Habitabilidad

Contras

  • Pocas capacidades offroad (especialmente en Sportine)
  • Sonido artificial en modos deportivos
  • Diseño del salpicadero algo sobrio

Galería Skoda Karoq


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.