Cómo quitar los arañazos del coche: imprimación, pintura y esmalte

Cómo arreglar los arañazos del coche

Los arañazos del coche son un disgusto que se puede llevar hasta el conductor más cuidadoso. Los dichosos bolardos, las columnas del garaje o los bordillos altos siempre estarán a la vuelta de la esquina. Por eso, en Actualidad Motor te damos esta pequeña guía para quitar los arañazos de tu coche, sin tener que sufrir el verdadero mal trago que suponen estos rayones: la factura del taller.

De todas maneras, y lejos de cualquier menoscabo del trabajo de los profesionales, te recordamos que como mejor va a quedar es llevando el coche a un taller de chapa y pintura. Una vez dicho esto, con algo de maña y las herramientas adecuadas se pueden conseguir unos resultados muy buenos.

Lo primero es la limpieza

Lo primero que debes tener claro es que para hacer bien el trabajo es necesario lavar perfectamente la parte que se vaya a restaurar. Puede que con un lavado a presión o con las típicas máquinas de rodillos no sea suficiente, así que mejor usa agua, jabón y unos trapos para asegurarte.

A continuación te vamos a contar como tratar los arañazos según la profundidad que tengan. Pero como te podrás figurar, pocos rayones tienen la misma profundidad en toda su longitud. Pueden dañar solo el esmalte en una parte y pasar a capas más profundas en otra zona como la pintura, la imprimación o la chapa. Por ese motivo, conviene que tomes nota de la solución necesaria para cada profundidad y las vayas aplicando a un mismo rayón para arreglar cada una de sus partes. En la siguiente foto puedes ver las diferentes capas en el borde de una puerta.

Capas de la pintura de un coche. De izquierda a derecha: esmalte, pintura, imprimación y chapa.

Capas de la pintura de un coche. De izquierda a derecha: esmalte, pintura, imprimación y chapa.

Arañazos superficiales en el barniz

Si has confirmado que se trata de unos arañazos superficiales estás de enhorabuena. Son relativamente fáciles de reparar y el resultado es impecable si se hace bien. Pueden solucionarse con el pulido del coche, porque solo estaríamos retirando la capa del barniz o esmalte más superficial, que es la que está dañada.

No es necesario, pero si tienes muchos rayones de este tipo, puedes pulir el coche por completo. Si no quieres dedicar tanto tiempo, pule solo las partes del coche que estén dañadas. Si el esmalte es tan viejo que ha perdido su brillo (o al menos parte de él) es mejor que pulas toda la pieza. Por ejemplo una puerta, la aleta trasera o el parachoques. Así evitarás que se vea una zona brillante y el resto no.

Un truco para no pulir más de lo necesario es ir dando pasadas solo en la franja horizontal donde estén los arañazos. Cuenta las pasadas que das hasta que el arañazo desaparezca. Después repite el mismo número de pasadas en el resto de la pieza. De esta forma te aseguras de que eliminas rayón si quitar todo el barniz o laca de tu coche.

Cómo pulir el coche: así se deja la pintura como un espejo

Arañazos que atraviesan el barniz y llegan a la pintura

La solución es un poco más compleja, si el arañazo que tiene tu coche es lo suficientemente profundo como para llegar a la pintura. Al igual que en el caso anterior se tendrá que pulir la zona, pero habrá que llegar hasta la pintura que hay debajo. Basta con que lijes solo el rayón y 1 cm a su alrededor. Hazlo hasta que desaparezca cualquier rastro del arañazo.

Puedes usar pulimento líquido o una lija de grano entre 400 y 600, pero en ambos casos ten cuidado con no apretar demasiado e irte fijando cuando desaparece el arañazo. Si no lo haces así, puede que llegues a la capa de imprimación y te compliques la vida más de lo necesario.

Arreglar los arañazos en el coche según su profundidad

Después tendrás que aplicar algún esmalte de acabado brillante del estilo del Dupli-Color. En la casa de la marca también puedes preguntar por un pack en el que venga el esmalte y la pintura. Así te asegurarás de que compras los correctos. Para hacerlo bien, mejor cubre los alrededores de la parte a lacar con plástico o papel de periódico. No uses papel de cocina porque es demasiado absorbente y la laca puede manchar a través de él. Da pasadas a una velocidad uniforme como a unos 15 ó 20 cm de distancia de la carrocería.

Deja secar según el tiempo que indique la marca que hayas comprado y vuelve a pulir incidiendo especialmente en la parte recién barnizada. Así lo igualarás con el resto del barniz.

Arañazos que llegan hasta la capa de imprimación

En este caso necesitarás recuperar el color de tu pintura en la zona del arañazo. Para ello, la solución más barata es comprar un spray con el mismo código de color que tu coche. En la propia casa donde has comprado tu coche pueden tenerlo. Esto es especialmente importante porque si no es exactamente el mismo, los resultados serán muy malos.

También influye mucho si el color de la pintura se ha degradado con el tiempo, porque no quedará igual. En estos casos, lo que se suele hacer es decapar toda la pieza donde está el rayón y pintarla entera de nuevo. Pero ese proceso requiere mejor de la mano de un profesional. Eso sí, por muy bien que quede, se notará la diferencia con el resto del coche. Así que si esto te molesta, solo te queda la opción de pintarlo entero en un taller.

Los remedios milagrosos no suelen funcionar con los arañazos del coche

Arañazos que llegan hasta la chapa

En este caso la pintura de tu coche ha perdido todas las capas que tiene y el trabajo es mayor. Se trata de añadir el paso de aplicar la capa de imprimación perdida. El método es el mismo que hemos mencionado antes, pero puliendo 1 cm alrededor del arañazo hasta quitar la imprimación. Después limpia el polvillo que queda con un paño de microfibra.

Cubre los alrededores del rozón con plástico o papel de periódico y rocía un spray de imprimación, si puede ser de la misma marca que vayas a usar para la pintura. Retira la protección con cuidado y deja secar el tiempo que indique el fabricante, que normalmente será bastante más que la pintura. Dale un lijado a la imprimación recién puesta para dejarla completamente lisa y dale otra capa si es preciso. El resto de pasos es el mismo que en un arañazo que solo llega a la imprimación.

Qué hacer si hay corrosión

Si no se reparan pronto los arañazos que dejan al descubierto el metal, es muy probable que acabe apareciendo óxido. Si ese es el caso de tu coche, asegúrate de lo quitas todo, ampliando un poco la zona que pules y la fuerza con lo que lo haces. No importa que rayes el metal. Una lija de grano más gordo puede ayudarte en el proceso.

Los lápices mágicos repara arañazos

Los resultados con este tipo de herramientas no suelen ser muy buenos. Como suele ocurrir con los productos que se anuncian como milagrosos, solo servirá para disimular algunos pequeños roces. Por eso, te recomendamos que emplees los métodos anteriores si tienes el tiempo, la paciencia y la mañana para hacerlos. Si ese no es tu caso y quieres que quede bien, será mejor que lleves el coche a un taller de chapa y pintura.

Kits de reparación de arañazos

Puedes intentar solucionar el problema con estos kits que traen todo lo necesario para arreglar arañazos, pero no suelen aportar ni mejores resultados ni mucho menos un ahorro de dinero. Comprar lo necesario para completar los pasos que se mencionan en este artículo es más barato que uno de estos kits. Además, si el rayón es de los que llega a la imprimación o a la chapa será prácticamente imposible de reparar con este método.

Otros artículos sobre limpieza del coche que te pueden interesar:

Imágenes – Andy Michael, Damian Gadal y Riley

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.