Se cumplen 30 años del adiós al Citroën 2 CV, todo un mito

Citroën 2CV Spot

El Citroën 2CV es uno de los coches más exitosos en la historia de la marca de los dos chevrones. Viene a ser como el 500 de Fiat o el Beetle de Volkswagen. Coches que marcaron una época en sus marcas y que supieron encajar perfectamente con la sociedad en esos momentos. Y, sí, como dice el título de este artículo, ya hace 30 años que el Citroën 2CV cesó su producción.

A finales de julio del año 1990 salía de las líneas de producción de Mangualde, Portugal, el último Citroën 2CV. Pero hay que retroceder varias décadas para entender el origen de este práctico utilitario, que además es espacioso, novedoso y económico. Un coche que la sociedad de mediados del pasado siglo necesitaba.

Corría la década de los años 30 cuando Citroën se puso a trabajar en el que posteriormente se convertiría en el 2CV. André Lefébvre era por aquel entonces el máximo responsable de desarrollo de la marca gala, y tenía unas órdenes claras por parte de los directores de Citroën:

Pon a tu equipo a trabajar en el diseño de un coche que pueda transportar a dos campesinos con sus zuecos, 50 kilos de patatas o una barrica de vino a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora y con un consumo de tres litros cada 100 kilómetros.

Citroën 2CV Cocorico

El proyecto estaba listo en 1939, pero estalló la Segunda Guerra Mundial. Obviamente, el Salón del Automóvil de París, donde iba a ser presentado, se suspendió. Los 250 prototipos que habían construido fueron destruidos, dejando bien escondidas unas cuantas unidades para evitar que los alemanes lo descubrieran.

La Guerra finalizó y el proyecto fue retomado, presentándose por primera vez al público en el Salón de París de 1948. Este modelo pequeño de tracción delantera, espacioso, económico y con soluciones vanguardistas pronto conquistó el mercado. Tanto es así que, como había escasez de materia prima, llegó a tener listas de esperas de hasta seis años.

“El precio de venta del Citroën 2CV era muy bajo, al igual que los costes de uso gracias a la sencillez tecnológica que le caracterizaba. Era, por lo tanto, un coche parco en consumo y que apenas requería mantenimiento”.

Un detalle que siempre ha caracterizado al 2CV es la inclinación de la carrocería en las curvas. Siempre parecía que iba a volcar. Tenía una suspensión muy elástica, pero como el centro de gravedad era relativamente bajo, era casi imposible que llegara a volcar. O eso decía la marca gala.

Citroën 2 CV Charlestone

El Citroën 2 CV llevaba un motor de dos cilindros bóxer refrigerado por aire. Apenas cubicaba 375 cc. y su potencia máxima era de 9 CV. De serie recurría a una caja de cambios manual de cuatro marchas, pero más interesante aún es que fue uno de los primeros modelos con tracción delantera.

Esta mecánica fue evolucionando con el paso de los años. Tanto es así que de los 9 CV y 70 km/h de velocidad máxima iniciales, las últimas variantes del modelo francés estaban desarrollando 29 CV, potencia que les permitía alcanzar una velocidad punta de 113 km/h. Es decir, las ultimas versiones tenían el triple de potencia que las originales gracias al motor de 602 cc. del Citroën 2CV6.

Además, hay que recordar en la Zona Franca de Vigo se inauguraba, en el año 58, la fábrica de Citroën Hispania. El primer modelo que allí se produjo fue el Citroën 2CV, pero en su versión furgoneta. Dicha carrocería Furgoneta fue lanzada al mercado en 1951, ofreciendo mucha capacidad de carga y polivalencia con una gran caja y dos puertas traseras. Se utilizó mucho por servicios públicos y también pequeñas empresas y autónomos en nuestro país.

Citroën 2CV Furgoneta

Como era de esperar, en los últimos años de su producción el Citroën 2CV estaba quedando muy anticuado respecto a las novedades que iban llegando. Lógico, habían pasado cuarenta años desde el inicio de las ventas hasta su cese, en el 1990.

De todos modos, y aunque en la última década sus ventas descendieron considerablemente, las ediciones especiales como, como la famosa Charleston, le ayudaron a tener una “muerte digna”. En total se vendieron 5,1 millones de Citroën 2CV, que se dice pronto.

Fuente – Citroën


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.