Cómo cambiar la batería del coche

Cómo cambiar la batería del coche

¿Tu coche no arranca y quieres cambiar la batería por ti mismo? No es una operación complicada, pero debes tener en cuenta una serie de pasos que hay que llevar a cabo. En los coches antiguos es muy sencillo, pero en los modernos es importante realizar el cambio de batería llevando a cabo una serie de recomendaciones. El motivo es que los coches de ahora cuentan con mucha electrónica y centralitas.

Lo primero que pensamos cuando el coche no arranca es que se ha agotado la batería. Es posible que estemos en lo cierto. Sin embargo, es posible que éste no sea el motivo. Hay que asegurarse. Puede haber un problema eléctrico, alguna incidencia en las bujías de precalentamiento (los calentadores de los coches diésel) o incluso alguna anomalía de cualquier sensor o componente que el sistema reconoce y por ello no deja que el motor se ponga en marcha.

Cómo saber si hay que cambiar la batería del coche

Artículo relacionado:
Batería descargada del coche ¿Cómo comprobar si hay consumos eléctricos?

Como decía más arriba, lo primero es cerciorarse de que efectivamente el problema viene de la batería, de que está agotada. Es importante no forzar en exceso intentando arrancar. Si damos al arranque un par de veces y el coche no se pone en marcha, mejor dejar de intentarlo.

Sustituir batería coche

Una opción es utilizar un voltímetro para medir la tensión. Pinchamos en los polos positivo y negativo y si nos da una tensión inferior a 12 voltios, prácticamente es seguro que la batería del coche esté para cambiar. La prueba real sería utilizar un comprobador de baterías, pero normalmente no tendremos uno en casa…

Por otro lado, siempre se puede optar por recargar la batería para intentar «salvarla»: Cómo cargar la batería del coche: cargador, mantenedor o arrancador.

Síntomas

En cualquier caso, si utilizamos el coche prácticamente a diario, por norma general podemos notar síntomas de que la batería se está agotando. El síntoma de que la batería está para cambiar es que debemos utilizar durante varios segundos el arranque y, también, que la velocidad de giro del motor de arranque es más lenta que lo habitual.

Por otro lado, y aunque dependiendo de los vehículos, el posible que las agujas del cuadro de instrumentos hagan movimientos impropios durante la fase de arranque. Hay ocasiones en que suben o bajan de forma repentina. Para terminar, en algunos modelos también es fácil que las luces del cuadro de instrumentos varíen su intensidad.

Desgraciadamente, en los coches actuales los síntomas cada vez son menos perceptibles. De hecho, en los últimos coches lo más normal es que arranque como de costumbre a diario y llegue un día en el que directamente no hace ni el gesto de intentar mover el motor de arranque.

Cada cuánto es normal cambiar la batería

Muchas veces nos preguntamos cada cuánto tiempo es normal sustituir la batería del coche. La verdad es que depende bastante. Lo que sí es cierto es que, por norma general, la batería de origen del vehículo dura más. Es fácil oír casos de baterías de serie que han aguantado 8 o incluso 10 años. Esto se debe a que bujías o calentadores, inyectores y demás componentes se encuentran en mejor estado cuando el coche es nuevo que cuando tienen muchos años.

Es obvio, ¿verdad? Con el paso de los años funcionan algo peor y, por ende, la batería tiene que trabajar más en las fases de arranque. Las baterías que ya no son las originales suelen durar alrededor de cuatro años.

La durabilidad de las baterías, como decíamos antes, depende mucho del tipo de uso y de las condiciones meteorológicas. En primer lugar, con temperaturas frías, el motor de arranque tiene que trabajar más para encender el motor térmico, por lo que la batería se ve sometida a un mayor esfuerzo. Igualmente los trayectos cortos reducen la durabilidad de la misma, así como conducir de noche por llevar las luces constantemente encendidas. También el uso de los antinieblas o de la luneta térmica, que consumen mucha energía.

Artículo relacionado:
Cómo arrancar un coche sin batería

Pasos para cambiar la batería del coche

Pasos para cambiar la batería del coche

Localiza la batería

Una vez tenemos claro que el problema es que la batería se ha agotado y hay que sustituirla, el primer paso es localizarla. La gran mayoría de coches la llevan en el vano motor; pero hay algunos modelos que la ubican en el maletero, bajo el piso del mismo.

Baja las ventanillas

Es importante dejar las ventanillas bajadas y cerciorarnos de que el coche está abierto. Es una medida para evitar sustos. Si tienes el coche cerrado y las ventanillas subidas, al desconectar la batería puedes encontrarte con un problema nuevo que no interesa. Sí, puedes encontrarte con el coche cerrado. De todos modos, si esto ocurre, siempre podrás abrir la puerta del conductor con la llave.

No iba a ser la primera vez que en un coche se activa el cierre centralizado al conectar o desconectar la batería, bloqueando las puertas del vehículo aunque antes estuviera abierto.

Desconecta los bornes

Llega el momento de desconectar los bornes, pero no hay que quitar primero el que nos apetezca. Primero debemos quitar el borne negativo (color negro y señalizado con un “-“) y después quitamos el positivo (color rojo y señalado con “+”). Para ello hay que aflojar unas abrazaderas. En caso de realizarlo de forma opuesta, podemos crear un cortocircuito con la propia herramienta, lo que puede conllevar averías.

Extrae la batería del coche

El último paso de la extracción es aflojar el sistema de inmovilización de la propia batería. La batería es un componente pesado y por ello se encuentra bien sujeto, normalmente con una pletina y un tornillo, aunque puede haber más sistemas. Esto es así para evitar que en caso de frenazo o golpe se mueva y cause problemas. Una vez “desbloqueada”, simplemente la extraemos. Eso sí, tened en cuenta que pesa, podéis haceros daño en la espalda.

Coloca la batería nueva invirtiendo los pasos anteriores

Poner batería del coche

Después colocamos la batería nueva en su sitio y la sujetamos con el sistema de inmovilización antes descrito. Posteriormente conectamos los bornes enchufando primero el positivo “+” y después el negativo “-”, asegurándonos de apretarlos bien.

Arrancar el motor

Por último, comprobamos si el motor térmico arranca. Si hemos comprado la batería adecuada para nuestro vehículo, todo tendría que ir bien. Una vez puesto en marcha, si no hemos utilizado un preservador de memorias, es importante volver a realizar los ajustes pertinentes en el coche como la función confort de los elevalunas, la hora o las memorias en las emisoras de radio, así como nuestras preferencias en el sistema de infoentretenimiento.

También es fácil que nos salte algún error en el cuadro de instrumentos, por lo que tal vez tengamos que llevar el coche a un taller para que le hagan un reset de fallos.

Cambiar la batería de un coche moderno

Si estamos hablando de un vehículo muy moderno, los pasos a seguir a la hora de sustituir la batería son los que hemos mencionado más arriba, excepto si se trata de un coche híbrido. En ese caso, sinceramente es mejor no complicarse la vida y llevarlo al concesionario oficial, ya que en algunos casos deben conectar una máquina de diagnosis durante la operación. Esto se debe a que llevan muchos más sistemas electrónicos y además pueden ser más sensibles a posibles picos de tensión.

Artículo relacionado:
¿Vas a dejar el coche parado mucho tiempo?

En el caso de que no sea híbrido pero sí sea un coche moderno, lo ideal es utilizar una pequeña batería para evitar que el coche pierda todas sus memorias. Más que nada porque además de que se pueden bloquear algunos sistemas como la radio, es muy factible que también se enciendan numerosos fallos en el cuadro de instrumentos que te obligarán el coche al taller para conectar la diagnosis y borrarlos. Esta pequeña batería auxiliar se conoce como grabadoras de memoria o preservador de memoria. Te lo explico en el siguiente apartado.

Cambiar la batería del coche sin perder la memoria

Uno de los problemas de cambiar la batería es que algunos sistemas electrónicos deben tener siempre una pequeña alimentación, incluso cuando el coche está apagado. Lógicamente, cuando cambiamos la batería, esta tensión se elimina, lo que conlleva a que estos sistemas se desprograman.

Memorias de la radio, ajustes del infoentretenimiento, función confort de los elevalunas, problemas en el ESP y, en algunos casos (sobre todo en coches de hace una o dos décadas), bloqueo de la radio.

Para evitar el cambio de batería sin desconfigurar el ordenador hay que conectar una pequeña batería auxiliar. Aunque sea de poca capacidad, como el coche estará apagado, su único esfuerzo es mantener esas memorias durante unos minutos, tarea que será capaz de llevar a cabo. Así, sustituiremos la batería sin perder los datos guardados.

Estas baterías, conocidos como grabadores de memoria o preservadores de memoriacomo éste-, se conectan a una toma de accesorios o al propio encendedor del coche. Su precio ronda los 15 euros.

Cuánto cuesta cambiar la batería del coche

Cuánto cuesta la batería del coche

Si lo hacemos por nuestros propios medios, básicamente es el coste de la batería. Por norma general las herramientas para sustituir la batería del coche son básicas. Con un par de llaves fijas y tal vez alguna carraca con prolongador para liberar la fijación al coche es suficiente. Sí es importante protegernos con guantes para evitar golpes, cortes o mancharnos con el ácido de la misma. Ya de paso, os recuerdo que hay que evitar volcar la batería o que toque nuestra ropa, ya que el ácido se puede verter y echar a perder esos vaqueros o esa camisa tan preciada.

Respecto al precio, pues depende del vehículo. Podemos encontrar baterías económicas por 60 euros o podemos irnos hasta los 150 euros si es un coche diésel, moderno y potente. Las más baratas son las de los coches de gasolina con poca cilindrada y prestaciones, como motores de 1 litro sin turbo. Por el contrario, ya imaginarás que un diésel de 3.0 litros con mucha tecnología y start&stop necesitará mucha más capacidad.

¿Qué batería lleva mi coche?

Para saber qué batería lleva un vehículo, puedes fijarte en la que vas a quitar, pues lo suele poner en una pegatina en la parte superior o llevarlo grabado en su propia carcasa. Si no es la batería original y/o si el coche es de segunda mano, lo mejor y más eficaz es echar un vistazo al manual del fabricante. En él nos aparecerá dónde llevar los polos para que coincidan con nuestro vehículo (hay baterías con polo positivo a la izquierda y otras a la derecha), el voltaje (V), la intensidad (A) y la capacidad (Ah).

El voltaje es la tensión. Los coches utilizan 12 voltios (camiones a 24 y algunas motos a 6), por lo que en ese sentido no hay que temer equivocarse. La intensidad (A) es la fuerza que es capaz de dar durante unos segundos, la intensidad en el arranque. En mecánicas diésel se necesita más intensidad que en los de gasolina por el consumo de los precalentadores y, sobre todo, por la mayor compresión en los cilindros. Hay baterías de coche desde 300 A a hasta unos 900 A. Por último, la capacidad se mide en amperios/hora (Ah). Si pone 62 Ah, significa que si tuviera un consumidor de 62 amperios tardaría una hora en descargarse por completo.

Artículo relacionado:
¿Qué batería le pongo a mi coche?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.