El coche pierde anticongelante, ¿qué hago?

Manguito anticongelante

El anticongelante es el elemento clave del sistema de refrigeración del vehículo. Sin él, la transferencia de calor sería imposible y el motor de combustión acabaría por sobrecalentarse y dejar de funcionar. Por eso, si tenemos cualquier fuga de este líquido, hay que saber cómo solucionar el problema de forma segura.

La respuesta rápida y sencilla es llevar el coche al taller para que lo reparen. Sin embargo, conviene tener unas nociones de mecánica por si quieres ahorrarte un dinero o, por lo menos, para salir del paso en una situación de emergencia.

Localizar la fuga de anticongelante

Las pérdidas de anticongelante más comunes suelen ser por el radiador del coche, los tapones o por algún manguito del circuito de refrigeración. Por suerte son las averías más fáciles de solucionar y en muchos casos podemos subsanarlas nosotros mismos. Las fugas a través del bloque motor y la culata son un problema mucho más serio y difícil de reparar, pero por suerte son mucho menos frecuentes.

Lo primero que hay que hacer, antes de ponerse manos a la obra, es localizar dónde se encuentra la pérdida de anticongelante y analizar su gravedad. Abre el capó y echa un vistazo por todos los huecos por si la pérdida de anticongelante está a la vista. Ayúdate de una linterna para tener visibilidad en las zonas más escondidas de la luz. Mira los manguitos del vaso de expansión y todos los que tengas a tu alcance.

Revisa los tapones del sistema de refrigeración

Si no logras ver dónde es, antes de echarte al suelo para mirar por abajo, puedes intentar ver dónde deja un charco por goteo. Si no puedes verlo con claridad en el suelo sobre el que está tu coche, puedes usar el mismo truco que con la comprobación de la pérdida de líquido de frenos. Es decir, cubre el suelo con papel de cocina, un periódico o similares, coloca el coche encima y espera. Puedes encender el motor hasta que llegue a temperatura de servicio (siempre con un buen nivel de anticongelante), para comprobar si se sale solo cuando el sistema de refrigeración está funcionando.

Fuga por los manguitos

Abrazadera floja

En la foto principal de este artículo tienes un buen ejemplo de fuga de un manguito mal apretado. La solución es sencilla y barata porque unas abrazaderas nuevas y un alicate para ponerlas cuestan muy poco. Incluso hay kits con diferentes medidas de abrazaderas por poco más de 10 euros.

Artículo relacionado:
¿Qué tipos de anticongelante hay?

Manguito fisurado

Si el problema es una fisura, a esto tendrás que añadir un manguito del material y las dimensiones adecuadas. Un componente que tampoco cuesta mucho dinero y que también se puede comprar por Internet. Tanto si es una fisura como si es la abrazadera, lo mejor que puedes hacer es purgar el anticongelante del circuito de refrigeración. Así no se escapará todo cuando trabajes en la avería.

En casos de emergencia

Si la fuga de anticongelante es por una fisura de un manguito del circuito de refrigeración, podemos tapar esta fuga con cinta adhesiva, para asegurarnos de que no pierda más líquido. Sin embargo, si la abrazadera se ha aflojado el ingenio es lo que te puede sacar de la situación de emergencia. Hay gente que incluso ha usado el pasador de la cinta de una mochila. Como puedes ver en la imagen.

Arreglo provisional de un manguito

Fuga por el radiador

En caso de que la pérdida sea directamente por el radiador, muchos te dirán que lo mejor será llamar a la grúa y llevar el coche al taller. Pero todavía puedes intentar algo para aguantar un tiempo más: los líquidos tapafugas. Se trata de unos compuestos que coagulan en contacto con el aire. Así que, si la fuga es pequeña, puede servir para pararla.

En ningún caso debes intentar usar estos líquidos si la fuga es grande, porque no conseguirán frenar la pérdida de anticongelante. Si no lo tienes claro, puedes intentar usarlo y si no, ya optar por el taller para que lo solucionen ellos.

Fuga por los tapones

También es posible que la pérdida de anticongelante se produzca por el tapón o grifo que tienen muchos radiadores para sacar el anticongelante. El paso del tiempo y las vibraciones pueden aflojarlos.

También se puede escapar por los tapones o grifos que tienen algunos coches en varias partes del circuito de refrigeración. Su función es la de purgar el aire, pero también son susceptibles de acabar por tener fugar con los años.

Radiador de anticongelante

Pérdida de líquido anticongelante sin fuga

Aunque algunos usuarios lo creen, no es normal que baje el líquido refrigerante por sí solo. Es decir, sin ninguna fuga por la que se salga hacia el exterior. Si ves que baja el nivel de anticongelante y no sale por ningún sitio, es muy posible que la fuga sea interna, a través de la culata o la junta de la culata.

En estos casos estate atento porque puede haber una mezcla de anticongelante y aceite dentro del motor. Se suele reconocer por la presencia de manchas de aceite en el vaso de expansión (que no siempre son fáciles de ver) o, en los casos muy graves,  que se convierta en una pasta color café. Echa un vistazo al artículo sobre la Mezcla de aceite y anticongelante.

Cómo actuar en una emergencia con el anticongelante

Si tenemos una fuga y necesitamos el coche para, por ejemplo, volver a casa de viaje o no llegar tarde a trabajar, podemos optar por una solución de emergencia que nos servirá para salir airosos en un momento puntual.

Qué hacer en caso de fuga de anticongelante

Lo primero que debemos hacer es reponer el nivel de anticongelante del circuito o, dado que es una emergencia, podemos rellenar temporalmente el circuito con agua. Si es destilada mejor, si no, no pasa nada porque cuando solucionemos la fuga, debemos sustituir todo el anticongelante por uno nuevo.

Dependiendo de la distancia que debamos recorrer, debemos realizar varias paradas para revisar de nuevo el nivel de anticongelante. Si quitamos la tapa del radiador, es muy importante esperar a que la temperatura del motor descienda, para evitar quemaduras.

También es muy aconsejable llevar una garrafa de anticongelante o agua en el maletero para rellenar el nivel en caso de que sea necesario.

Estos consejos son para utilizar en caso de emergencia y no tener ninguna otra solución disponible. En todo caso, debemos llevar el coche al taller para reparar correctamente la fuga y que no vuelva a perder líquido.


2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Fernando dijo

    hola buenas
    tuve un problema con un Opel meriva diésel.
    Empezo a tirarme agua del por el sistema de refigeracion, con un amigo del trabajo que entiende de mecánica me lo estuvo mirando para ver si era muy grave y me dijo que a simple vista y en la zona que tiraba el agua tenia que ser un manguito o gunta , que no me preocupara.
    Lo lleve al taller y le comente que lo habíamos estado mirando y le dije lo de mi amigo.
    El del taller me dijo que lo miraría y que me diría lo que fuera.
    El coche estuvo desde el viernes hata el martes. el sábado me llamo y me dijo que la cosa iba por 200 euros y que todavía no sabían lo que era el fallo, que si seguía para delante. yo me quedo a cuadros después de que me contara una película de que si la caja de aguas, el carter,….una película .
    El lunes por fin me llama a las 15 horas y me dice que ya saben lo que es. «un mangito» que me saldría todo por 250 euros. el mangito 8 euros y lo demás de mano de obra.
    yo entiendo que todos tenemos que comer pero que este repartido que yo también me alimento.
    Quisiera saber si es normal lo que me cobro o es exesivo.
    Gracias amigos.

  2.   Carlos dijo

    Buenas a mi por lo mismo que a ti Fernando me cobran 215€…por ahí andan los tiros. Saludos,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.