Cómo saber si el vehículo pierde líquido de frenos

Liquido de frenos

Los frenos son una de las partes más importantes para la seguridad de nuestro vehículo junto a la suspensión y los neumáticos. Por eso hay que comprobar que el sistema de frenado esté en perfectas condiciones. Lo que supone revisar periódicamente el estado de las pastillas y los discos, pero también el líquido de frenos y las posibles fugas en el circuito hidráulico por el que se mueve.

Cuando el nivel de este líquido esté bajo, las causas pueden ser varias. Por ejemplo, el desgaste de las pastillas de freno provoca una bajada de nivel, porque las pinzas tienen que cerrarse más para compensar. En este caso no hay que preocuparse, porque es un proceso normal. Como mucho hay que rellenar un poco el líquido, si baja del mínimo indicado en el cilindro maestro. La causa que sí debe preocuparte seriamente es una fuga de líquido de frenos. Por eso, en este artículo te vamos a dar las claves para que sepas si tienes una y cómo localizarla.

Cómo saber si hay fuga del líquido de frenos

Se haya encendido un testigo en tu cuadro de mandos o no, nunca está de más revisar el nivel del líquido de frenos periódicamente. La situación del depósito del líquido de frenos varía de un modelo a otro, pero suele estar cerca del motor.

Tanque del líquido de frenos o cilindro maestro

Si el nivel está bajo, y ves que no se debe al desgaste de las pastillas, hay que pasar a revisar si hay fugas. Para asegurarte mira el nivel varias veces pisando el freno entre cada chequeo. Si el nivel sigue bajando, lo normal es que tengas una fuga. Otro síntoma es que el pedal tenga un tacto esponjoso. Además, si después de pisar varias veces el pedal de freno ves que se va al fondo, es necesario revisar de inmediato el sistema de frenos.

En caso de tener una fuga del líquido de frenos, debemos llevar rápidamente nuestro coche al taller, ya que resulta muy peligroso circular en esas condiciones.

Artículo relacionado:
Los frenos de un coche, ¿cómo funcionan y qué tipos hay?

Cómo localizar la fuga

El sistema de frenado de un coche está compuesto de muchas partes: tuberías, mangueras, líneas, mordazas, cilindros de rueda, cilindro maestro, etc. Tampoco debemos olvidarnos de revisar la bomba de frenos, así como el bloque del ABS, ya que también podemos tener alguna fuga por uno de estos sistemas. Si quieres localizar la fuga rápidamente, te recomendamos el siguiente método:

  1. Revisa el cilindro maestro o depósito del líquido. Pueden tener fugas los manguitos que van hasta él o el propio tapón si no está bien enroscado. Si el problema no está aquí, pasa al siguiente punto para localizar la fuga en otras partes del coche.
  2. Forra el suelo con papel de cocina, papel de periódico o cualquier cosa similar
  3. Coloca el coche encima de ellos. Si puedes, hazlo empujando y usando el freno de mano, porque no conviene usarlo con este tipo de averías,
  4. Una vez colocado, aprieta el pedal de freno para que salga el líquido por la fuga y manche los papeles que has puesto. El líquido de frenos es de color amarillo cuando es nuevo y se va volviendo de una tonalidad marrón conforme pasa el tiempo.

Gracias a este sistema, podrás saber en qué parte o partes del coche hay una fuga de líquido. Por ejemplo, si la mancha esta junto a una rueda, podrás quitarla y echar un vistazo a los manguitos, los cilindros de rueda, etc.

Fuga de liquido

Qué pasa si me quedo sin líquido de frenos

Sobra decir, que no debes circular con un coche sin líquido de frenos. Sin él, tus frenos no funcionarán, porque no hay nada que conduzca la presión desde el pedal hasta los frenos. Llama una grúa para que te lleve al taller más cercano.

La situación puede ser más compleja si te quedas sin líquido de frenos circulando. En este caso debes saber que los únicos elementos mecánicos que te quedan para perder velocidad son el freno motor y el freno de mano.

¿Se puede tapar una fuga del líquido de frenos?

Tapar una fuga en el sistema de frenado de un coche no es buena idea. Si tienes una fuga en determinada parte, arregla la pieza en cuestión o sustitúyela. Ten en cuenta que el circuito hidráulico por el que pasa el líquido tiene que aguantar una gran presión, así que de poco servirán los apaños que pretenden tapar una fuga cuando aprietes el pedal de freno y aumente la presión.

Además, se trata de un circuito que se puede llegar a calentar mucho precisamente por la presión. Lo que complicaría usar algunos materiales para tapar la fuga. Por eso los líquidos de freno tienen un punto de ebullición muy alto que está por encima de los 200º C hasta en los de peor calidad.

Qué líquido de frenos usar

Tipos de líquido de frenos

Si has visto que no tienes fuga o ya has reparado la que tenías, tienes que recuperar el nivel adecuado de líquido de frenos. Sin embargo, existen varios tipos y cada vehículo debe llevar el apropiado para su diseño. Además, si solo vas a rellenar, has de tener en cuenta que existen líquidos que no se pueden mezclar entre sí.

Lo mejor que puedes hacer es mirar en el tapón del tanque de líquido de frenos. Si no viene indicado, consulta el manual de tu coche para saber cuál le corresponde a tu versión. Si no tienes el manual, también puedes aprovechar las páginas de venta de recambios para coches, porque introduciendo tu marca, modelo y motor te dará los líquidos que puedes usar con el código DOT adecuado.

Artículo relacionado:
Problemas comunes en los frenos y sus posibles soluciones

Tipos de líquido de frenos:

  • DOT 3: es el líquido de frenos de peor calidad porque coge humedad y es el que menos temperatura aguanta. Su punto de ebullición es de 205º C. Las ventajas que tiene son que es el más barato y el más viscoso, por lo que es el que menos probabilidad tiene de fugarse por las juntas.
  • DOT 4: es uno de los más usados en la actualidad porque son los mínimos necesarios para los coches con sistemas ABS y ESP. La venta que tiene  es que aguantan más temperatura sin hervir (230º C) y que son incluso más viscosos que el 3. Además, existen marcas que anuncian temperaturas de ebullición superiores.
  • DOT 5.1: este líquido de freno es el que más temperatura aguanta: en torno a los 270º. Como contrapartida es el menos viscoso y por lo tanto el que más fácilmente se fuga por las juntas.
  • DOT 5: es el que menos se utiliza, pero tiene una temperatura de ebullición también muy alta. Unos 260º C. Al estar compuesto de siliconas en lugar de poliglicol, no se puede mezclar con el DOT 3, 4 y 5.1.

Precio del cambio del líquido de frenos

Cambiar el líquido de frenos de un coche es bastante barato. El precio del líquido en sí es poca cosa y en los talleres te cobrarán poco tiempo de mano de obra. El precio puede variar entre los 25 y los 50 euros. Aunque en los talleres de marcas premium ese precio puede elevarse mucho más.

Imágenes 2 y 4 – schwartz.mark, Brian Snelson

Te puede interesar

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Armando Chirinos dijo

    Presento problema con desborde de liquido de freno en mi Jeep Wrangler 83´ por la tapa del deposito y uno de los dos depósitos pierde dicho liquido, el de las ruedas traseras, y el otro no.
    Me comentan pueda ser el distribuidor de presión del liquido, que se encuentra debajo de dicha bomba, pero aún tengo dudas al respecto si pudiera ser las gomas o sellos de la bomba o desgaste en esta.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche