La suspensión McPherson

La suspensión es un elemento clave para el buen comportamiento de nuestro coche. Existen muchos tipos con sus ventajas e inconvenientes, pero de entre todas ellas, la más utilizada y conocida en la actualidad es la suspensión McPherson. Un sistema ideado por Earle S. McPherson en los años 40 y patentado por Ford en 1953, que a día de hoy es usado para el eje delantero de la mayoría de los coches.

Al ser la marca que patentó este ingenio, los primeros modelos que montaron este tipo de suspensión fueron el Ford Consul y el Ford Zephyr. El primero producido desde 1951 hasta 1962 y el segundo desde 1950 hasta 1972, pero ambos pertenecientes a la misma gama de coches fabricados en el Reino Unido.

Ventajas de la suspensión McPherson

La suspensión McPherson tiene muchas ventajas. La más importante es su simplicidad y bajo coste de fabricación. Pero es que además su aparición supuso la reducción de la masa suspendida del coche, una mejora en cuanto al apoyo de la rueda en el suelo y la reducción de volumen y peso del sistema.

La suspensión McPherson tiene otra particularidad comparada con otras suspensiones de la época. También actúa como eje de giro de la rueda cuando movemos la dirección del coche. Es decir, que la rueda pivota alrededor del eje vertical de la suspensión. Al menos según el diseño que tenía en sus formas iniciales. Como puedes ver en las imágenes de su patente, el conjunto de amortiguador y muelle era completamente vertical con respecto al suelo. Posteriormente esta suspensión ha tenido diferentes inclinaciones según el modelo, pero todavía se puede decir que las ruedas giran usando el anclaje inferior de la suspensión como eje.

Inconvenientes de la suspensión McPherson

Sin embargo, este tipo de suspensión también tiene algunas desventajas como por ejemplo, que debido a su diseño, la rueda no se puede mover de forma completamente vertical. Al estar sujeta mediante un brazo inferior y éste al coche mediante un eje, la suspensión modifica su ángulo vertical durante el movimiento. Para entenderlo, basta con saber que como dicho brazo está unido mediante un punto fijo, solo puede moverse describiendo un arco. Como la suspensión está anclada al otro extremo del brazo, cambia su inclinación en función del punto del arco en el que esté.

Otro inconveniente de este tipo de suspensión es que transmite de forma directa las vibraciones al chasis del coche. Lo que se traduce en un mayor ruido en el habitáculo si no se añaden los aislantes necesarios como son los silentblocks. La causa de esto es que los amortiguadores van directamente acoplados al chasis, algo que se puede ver normalmente cuando se abre el capó del coche.

Te recomendamos:Silentblocks de la suspensión

Cómo funciona

Como es lógico, en la suspensión McPherson son el amortiguador y el muelle los que absorben los baches. Mantiene la rueda en el lugar correcto gracias a la mangueta y ésta a su vez es mantenida en su posición gracias al propio amortiguador y el brazo inferior. Lo interesante es que gracias a este funcionamiento también permite que la rueda pivote para dejar que la dirección del coche haga su trabajo.

Gracias a la separación funcional de las fuerzas longitudinales en el soporte delantero y de las laterales, en el soporte trasero, se obtiene una gran agilidad de marcha, además de una gran seguridad y un confort interior muy elevado sin que estas dos fuerzas influyan una en la otra.

Partes básicas

  • Conjunto del muelle helicoidal y el amortiguador: es el encargado de absorber las imperfecciones de la calzada y los baches. En concreto es el muelle el encargado de hacer esto, mientras que el amortiguador elimina el efecto rebote que tendría el muelle por sí solo. Va anclado al chasis por su parte superior.
  • Mangueta: es donde se acopla el conjunto muelle helicoidal/amortiguador por su parte baja. A través de la mangueta pasa el eje de la rueda. Junto con el amortiguador, sería el lado vertical del triángulo que forma esta suspensión.
  • El brazo inferior: va unido al bastidor por un lado y al la parte baja de la mangueta por el otro. En el triángulo que forman los elementos sería el lado inferior.

Estas son las partes elementales de la suspensión McPherson, pero en realidad tienen muchas otras entre medias. Por ejemplo, en la parte alta donde se atornilla al chasis también tiene una placa de fijación y un cojinete de agujas para acoplarse debidamente. El conjunto de muelle y amortiguador tiene la copela superior e inferior para fijar uno a otro. Y en la barra inferior tiene una rótula y un casquillo para anclarla a la mangueta y al bastidor respectivamente. Además la barra estabilizadora ayudaba a mantener el conjunto en su sitio longitudinalmente, así que era un elemento importante para este tipo de suspensión.

Con el paso de los años, la suspensión McPherson ha sido perfeccionada hasta la suspensión que podemos ver hoy en día en la mayoría de los vehículos de clase media que nos encontramos en el mercado. En coches de gama premium se pueden encontrar otras como la de Paralelogramo deformable con resortes neumáticos.

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Sé el primero en comentar