Silentblocks de la suspensión

Silentblocks de la suspensión de un coche

La suspensión de nuestro coche está formada por una gran cantidad de elementos. Los que más se conocen son los amortiguadores y los muelles. Sin embargo, existen otras piezas que también son clave para que sea realmente efectiva. Algunos de los más importantes son los silentblocks.

Se trata de una pieza que se encuentra en el triángulo inferior de la suspensión y en otros elementos que sujetan este sistema al vehículo. Sin ellos, los crujidos de metal contra metal y las vibraciones de la carretera harían que viajar en coche fuese una experiencia bastante desagradable.

Qué son los silentblocks

Los silentblocks no son más que unas piezas que hacen de unión entre los elementos de suspensión y el vehículo. En su interior lleva un material elástico, lo que les permite absorber gran parte de las vibraciones y ruidos que se provocan al circular. Esta cualidad las convierte en unas piezas especialmente importantes para las suspensiones tipo McPherson, que transmiten de forma directa las vibraciones al chasis del coche.

Aunque los silentblocks más habituales están hechos caucho o goma, también los hay de poliuretano, que según sus fabricantes tiene una duración mucho mayor. A parte de estos también los hay de hilo de acero, aunque no se suelen usar en la suspensión del coche.

Imperfecciones de la carretera absorbidas por los silentblocks

Por muy bien que esté una carretera, siempre se generarán vibraciones.

Silentblocks desgastados o rotos

Los silentblocks de la suspensión van perdiendo efectividad con el paso de los kilómetros. Además, en caso de tener unos amortiguadores en mal estado o si circulamos por una carretera muy rota, los silentblocks se pueden llegar a romper.

Se trata de una pieza que se puede dañar con cierta facilidad. En algunos vehículos es un elemento que se sustituye de forma habitual, por lo que no debemos alarmarnos si nos dicen que tenemos los silentblocks en mal estado.

Si la goma del silentblock se rompe, tendremos una holgura en este componente de la suspensión, por lo que debemos sustituirlo para tener el coche en perfectas condiciones. Lo más habitual es que se raje la parte de goma o caucho. Momento en el que se oirán unos crujidos característicos, que delatan que los silentblocks están rotos.

Silentblocks de la suspensión de un coche

Unos silentblocks rotos también se pueden detectar en la dinámica del vehículo. Al tener holgura, la suspensión que va apoyada en él se puede mover ligeramente. Esto se traduce en un movimiento anómalo que da sensación de inestabilidad. Por ejemplo, que la carrocería del coche rote un poco hacia un lado al acelerar y lo haga hacia el otro al frenar.

Los neumáticos también pueden indicar que los silentblocks tienen holgura. Aunque estén hinchados con su presión recomendada, se desgastarán irregularmente. Esto se produce porque las ruedas delanteras no estarán perfectamente alineadas nunca debido al cambio continuo de la geometría de la suspensión.

Cuánto duran los silentblocks

Los silentblocks son unos elementos de desgaste como lo son el embrague, las pastillas y los discos de freno o los neumáticos. Por eso no nos debemos olvidar de cambiarlos cuando les llegue la hora aunque no se hayan roto por un golpe fuerte.

Con el paso de los kilómetros y del tiempo, estas piezas van perdiendo capacidad de absorción de los ruidos y vibraciones. Se produce un deterioro tan progresivo, que el usuario pocas veces se da cuenta de que el habitáculo de su coche ya no es tan silencioso como antes.

Artículo relacionado:
Rigidez torsional ¿En que afecta a mi coche?

Con un uso normal, sin pasar por badenes o baches sin frenar, los silentblocks pueden durar en buen estado entre 120.000 y 150.000 km. Tú decides si los cambias o no, en función de lo importante que sea para ti la absorción del ruido de rodadura. Eso sí, una vez que se han roto o tienen holgura, cambiarlos es crucial para que no se dañen otros elementos de la suspensión o de la dirección. Además, circular con los silentblocks en ese estado es inseguro y, si lo detectan, puede suponer no pasar la ITV.

Cambiar los silentblocks

Silentblocks nuevos

La sustitución de los silentblocks de la suspensión puede llevar aproximadamente 1 hora. Aunque esto puede variar dependiendo de la marca, el modelo y el silentblock concreto que se encuentre dañado.

Además, para cambiar determinados silentblocks que van montados a presión será necesaria una prensa hidráulica que ejerza suficiente fuerza como para sacarlos. Hay que tener en cuenta que es una pieza que puede recibir gran parte del peso del coche, así que es normal que sea necesaria una máquina capaz de aplicar miles de kilos para extraerla. Por este motivo no te recomendamos que cambies los silentblocks tú mismo, si no tienes las herramientas necesarias para hacerlo.

Al cambiar esta pieza, algo que no podemos olvidar de realizar es la alineación de la dirección. Como se está trabajando sobre la suspensión y la dirección de nuestro coche, es necesario restablecer de nuevo las cotas que marca el fabricante. Si no tanto las ruedas como otras piezas fundamentales se acabarán dañando o desgastando prematuramente.

Imagen 2 – Andrés Nieto Porras

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche