Cómo limpiar el motor del coche: lo que se puede hacer y lo que no

Si quieres limpiar el motor de tu coche para dejarlo como si fuese nuevo, hay varios métodos que puedes aplicar. Aso sí, deberás tener cuidado porque no todos ellos son recomendables para cualquier tipo de coche. Dependiendo de la antigüedad que tenga, serán necesarias ciertas precauciones para evitar fallos eléctricos o corrosión en algunas piezas.

Si no tienes claro por cuál de los métodos decantarte, siempre podrás elegir el más seguro. No obtendrás un resultado perfecto, pero la apariencia del motor será de mucho más nuevo y cuidado que antes. Una operación muy conveniente si quieres vender tu coche en el mercado de compraventa o simplemente por mejorar su aspecto.

Método 1 – El más seguro

Tiempo aproximado: 10 ó 15 minutos

Si se quiere evitar cualquier riesgo, lo mejor que se puede hacer es mojar el motor lo menos posible. Por este motivo, en este método solo vamos a retirar el polvo y a centrarnos en las partes más vistosas. Necesitarás los siguientes elementos:

  • Brocha o cepillo y aspiradora
  • Trapos
  • Cubo con agua
  • Limpiador multiusos y desengrasante
  • Abrillantador para plásticos

Los pasos a seguir son:

  • Usa el cepillo y la aspiradora para retirar el polvo de todas las partes visibles del vano motor. Limpia también el interior del capó, porque la suciedad que acumula caerá en el motor al cerrarse. No te olvides de retirar las típicas hojas que se cuelan por la parte superior del capó durante el otoño.
  • Rocía el limpiador multiusos en el trapo. No lo pulverices directamente las piezas que vayas a lavar. Pasa el paño por las cubiertas de plástico y las partes más visibles, evitando tocar cables o conexiones eléctricas. Los más importantes son los plásticos que cubren el motor, los manguitos grandes, los tanques de diferentes líquidos y las partes visibles de la carrocería.

  • Aplica de la misma forma el desengrasante, si hay alguna mancha de grasa que no salga con el multiusos. Ten presente que este tipo de productos no deben caer en la pintura del coche, los manguitos de goma o recubrimientos de los mazos de cables.
  • Según la suciedad del motor, es probable que necesites enjuagar varias veces el trapo en un cubo con agua. Cuando lo hagas escurre muy bien el trapo para que no chorree.
  • Cuando esté todo seco, aplica el abrillantador para plásticos tomando las mismas precauciones que con el limpiador multiuso.

Método 2 – El más meticuloso

Tiempo aproximado: 1 ó 2 horas

Este procedimiento es mucho más exhaustivo y por lo tanto se tocan muchas más partes. Aun así, no te preocupes porque sigue siendo muy seguro si lo haces de la forma correcta. Necesitarás las siguientes herramientas y productos:

  • Brocha o cepillo y aspiradora
  • Trapos
  • Limpiador multiusos y desengrasante
  • Limpiador de vapor
  • Agua destilada
  • Abrillantador para plásticos
  • Limpiametales

Los pasos a seguir son:

  • En este método también tendrás que usar el cepillo y la aspiradora para retirar el polvo. Tampoco te olvides de retirar las típicas hojas que se cuelan por la parte superior del capó durante el otoño.

  • Rocía una gran cantidad de limpiador multiusos en el trapo para aplicarlo en las partes más sucias. No lo pulverices directamente las piezas que vayas a lavar, porque puedes mojar lo que no debes. Evita tocar cables o conexiones eléctricas. Los más importantes son los plásticos que cubren el motor, los manguitos grandes, los tanques de diferentes líquidos y las partes visibles de la carrocería. No retires el producto, déjalo actuar unos minutos para desincruste la mugre.
  • Aplica de la misma forma el desengrasante, si hay alguna mancha de grasa que sea demasiado para el limpiador multiusos. Ten presente que este tipo de productos no deben usarse en la pintura del coche, los manguitos de goma o recubrimientos de los mazos de cables, porque los deterioran poco a poco.
  • Carga el limpiador de vapor con el agua destilada. Este agua no es conductora de la electricidad, porque no contiene las sales necesarias para serlo.

Aviso importante

Es mejor no usar este método en las zonas costeras en las que la sal suele formar parte de la suciedad del coche. Puede que el agua destilada que uses reciba la suficiente sal en algunos recovecos como para conducir la electricidad.

La sal esparcida por las carreteras en época de heladas también puede causar el mismo efecto si llega hasta el vano motor. Algo que puede ocurrir fácilmente en los modelos que tienen poca protección en los bajos.

  • Utiliza el limpiador de vapor sin miedo por todas las partes del vano. Quita los embellecedores plásticos del propio motor y otras piezas, pero nunca el de la entrada de aire.
  • Espera a que se seque todo. Verás que tarda menos debido a la alta temperatura del vapor.
  • Usa un limpiametales del tipo algodón mágico para dejar brillantes las partes metálicas como las abrazaderas, tornillos, tuercas, etc. Si es de los motores que tienen el bloque motor al aire, los resultados serán muy vistosos.
  • Usa el abrillantador para plásticos en los manguitos grandes y los tanques de diferentes líquidos y los plásticos que cubren el motor. Como siempre, rocíalo sobre el trapo no sobre el motor. Así tendrás más control sobre lo que se moja y lo que no. Esto le dará el toque final que hará que el motor parezca nuevo y bien cuidado.

Método 3 – El que no debes utilizar salvo excepciones

Tiempo aproximado: 5 ó 10 minutos + tiempo de secado prudencial

Este método de limpiar el motor o “petrolear el motor” no es recomendable, porque puede causar fallos eléctricos y el deterioro de algunas piezas. Si aun así te decantas por él, porque crees que tu motor está bien protegido frente al agua, debes tomar al menos dos precauciones importantes: cubrir las partes eléctricas del motor y esperar a que se seque por completo antes de volver a encenderlo. Incluso con ellas, nadie te garantiza que todo vaya a salir bien. Necesitarás las siguientes herramientas y productos:

  • Bolsas de plástico o similares sin agujeros
  • Manguera de agua a presión
  • Estampita de San Cristóbal

Los pasos a seguir incluidas las precauciones antes mencionadas son:

  • Cubre las partes eléctricas sensibles del motor con unos plásticos. Estas son la batería, las conexiones, las cajas de relés o fusibles, etc. Una buena forma de hacerlo es con las típicas bolsas de basura con cintas para cerrarse. Así podrás ajustarlas mejor a cada parte. El problema puede venir si no conoces bien tu coche, porque puedes dejar al aire partes que sí necesitaban protección: como por ejemplo los sensores. Además, no sabrás si fuera de tu alcance, dentro del vano motor, hay partes que no toleran el agua.

  • Aplica el agua a presión usando el modo de jabón y aclarado. No te olvides de retirar las típicas hojas que se cuelan por la parte superior del capó durante el otoño. No uses la opción de cera caliente o abrillantador.
  • Deja secar hasta que estés bien seguro de que todo está seco. Esto puede llevar mucho tiempo dependiendo de las condiciones climatológicas en las que estés.
  • Reza lo que sepas.

Si quieres saber más sobre la limpieza del coche te interesarán los artículos:

 

Te puede interesar
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Antonio José Sánchez Pajuelo dijo

    Buen artículo. ¿Alguna recomendación para el lavado vehículos híbridos y/o eléctricos?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.