Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG Coupé, toma de contacto en Madrid

mercedes-amg

La semana pasada el Grupo Itra nos invitaba a probar una surtida gama de modelos Mercedes. Días atrás os ofrecíamos nuestra toma de contacto con los Mercedes CLS, SLK, GLA y ML, y ayer probábamos el CLA 45 AMG. Hoy no dejamos de lado la gama deportiva con nuestra toma de contacto con los Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG Coupé.

Dos modelos incomparables más allá de su denominación. Ambos comparten nomenclatura, 63 AMG, pero ni comparten motor ni filosofía. Son dos coches radicalmente distintos. Nuestro acercamiento días atrás lo dejó bien claro y a continuación vamos a relatar experiencias.

Mercedes E 63 AMG

El primero de los dos en subirme fue el Mercedes E 63 AMG de color blanco. Era la versión con tracción total, y monta un motor V8 Biturbo de 557 caballos o bien 585 en caso de optar por la versión S-Model. Desde luego la aventura promete, aunque mi prueba discurrió casi exclusivamente por autovía.

clase-e-clase-c

Cuando tienes más de 550 caballos bajo el pie derecho tampoco es un problema, pues sería de necios despreciarlos en cualquier circunstancia. Además, dada la condición del Clase E, tal vez las vías rápidas sean su terreno idóneo. Arrancar es toda una experiencia, pues el sonido anima desde el primer minuto.

Los primeros compases de la marcha, sin embargo, me dejan algo frío. El sonido llega al habitáculo muy filtrado. Y aquí es cuando empieza aquella diferencia de filosofías entre los dos modelos que probamos hoy. Pero esa amortiguación del sonido se ve recompensada por un empuje demoledor en cualquier situación. Las incorporaciones a autopista, desde luego, son una tarea extremadamente sencilla. También lo es adelantar.

Voy probando los distintos modos de la suspensión, desde el más cómodo hasta el más duro y deportivo. Los cambios son notables, pasando de una cómoda berlina a un misil deportivo en cuestión de segundos. Eso sí, aprenderse todas las funciones disponibles y saber cómo acceder a los menús pasa cambiarlas no es cuestión de unos pocos minutos.

Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG, toma de contacto

A cambio tenemos elementos tan curiosos como un asiento que infla y desinfla las sujeciones laterales según la curva para mantener tu cuerpo perfectamente colocado. Otra de las funciones seleccionables es la caja de cambios, con modos más económicos y modos más deportivos, incluyendo un modo completamente manual, accionando unas levas tras el volante con un tacto de lo más agradable. Los cambios entre marcha y marcha de la caja AMG Speedshift MCT, además, se efectúan de forma bastante rápida.

E Mercedes E 63 AMG, por tanto, guarda el carácter de una berlina rutera como es el Clase E, pero con una endiablada potencia capaz de acelerar el coche de 0 a 100 km/h en sólo 3,6 segundos en caso del S-Model. Su precio, desde 121.200 euros.

Mercedes C 63 AMG Coupé

Como la noche y el día. Esta fue mi primera impresión tras rodar los primeros metros con el Mercedes C 63 AMG Coupé después de bajar de E. Son mundos completamente distintos, por carrocería, por motor, por sensaciones, por público objetico… También por precio, desde 83.450 euros en España.

Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG, toma de contacto

El momento del arranque es un momento mágico. Girar la llave no sólo da vida al motor atomosférico V8 de 6.2 litros, sino que te embriaga con una magnífica sinfonía de tubos de escape. Un sonido característico e inconfundible, sin duda. Pero no sólo es sonido, sino también 487 caballos enviados a las ruedas traseras mediante una caja de cambios automática.

Nuestro Mercedes C 63 AMG Coupé contaba con el Performance Pack, una serie de mejoras entre las que se encuentra un ligero aumento de potencia. Los primeros metros, como buen AMG, no asustan. La caja de cambios en modo C es muy suave y hacen de este C 63 AMG todo un compañero siempre que el consumo no forme parte de tus inquietudes.

Pero el coche puede pasar de un tranquilo y llamativo coupé a un auténtico deportivo juguetón. El C 63 AMG Coupé es fácil de conducir y si desactivamos las ayudas podemos jugar con la trasera, con el acelerador y con el volante. Todo ello acompañado de un magnífico sonido a altas vueltas que emana de sus cuatro tuberías de escape.

Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG, toma de contacto

En modo manual, prácticamente el único que utilicé en la prueba, los cambios de marcha se pueden efectuar mediante levas tras el volante. Los cambios son bastante rápidos y vienen acompañados de un sutil petardeo a altas vueltas. Las reducciones también son una experiencia, no con más petardeos pero sí con un sugerente gorgoteo. Aquí, a diferencia del E 63 AMG, el sonido inunda el habitáculo y penetra en lo más hondo de ti.

A nivel prestaciones, el Mercedes C 63 AMG Coupé no defrauda, firmando un 0-100 km/h en cerca de 4,4 segundos. Llevado a la práctica es un coche que empuja a prácticamente cualquier régimen, aunque subirlo de vueltas, aparte de un buen empuje, regala sensaciones.

Respecto al E 63 AMG, es un coche más sencillo. No hay tanto reglaje de suspensiones y modos de conducción. No es tan sofisticado ni ofrece un equipamiento tan avanzado. Pero no es una crítica, sino un ejemplo de la diferencia entre ambos, de la habilidad del C 63 AMG Coupé de ofrecer diversión sobre una base bastante más sencilla.

Mercedes E 63 AMG y C 63 AMG, toma de contacto

Esta generación del Clase C Coupé pronto llegará a su fin y veremos, a partir del nuevo Clase C con apellido AMG, si mantiene el propulsor de alta cilindrada o se pasa a un motor de menos cilindros y sobrealimentación, que parece ser el camino que ha decidido tomar la fábrica alemana.

Agradecimientos al Grupo Itra Mercedes Benz por cedernos los vehículos de pruebas.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *