–––

Lotus Exige

Desde 84.416 euros
  • Carrocería Coupé
  • Puertas 2
  • Plazas 2
  • Potencia 350 - 436 cv
  • Consumo 10,2 - 10,3 l/100km
  • Valoración 4,7

Colin Chapman es el padre fundador de Lotus. Un expiloto de Fórmula 1 que, en su momento, en 1952, decidió crear una firma que creara deportivos de pura cepa. Desde entonces muchos modelos han salido de la artesanal línea de montaje de Norfolk, uno de ellos es el Lotus Exige, el modelo más extremo de la casa con el permiso del nuevo Lotus Evija, su primer eléctrico.

El Exige se posiciona en un término medio de tamaño en la gama de Lotus, quedando por encima del Elise y justo por debajo del Lotus Evora. Es uno de los modelos más longevos de la firma. La primera vez que se presentó en sociedad corría el año 200, y desde entonces ha permanecido en las filas del fabricante inglés. Siempre demostrando que no es necesario ofrecer grandes cantidades de potencia, solo un peso contenido.

Actualmente el Lotus Exige alcanza la tercera de sus generaciones. La última de ellas lanzada al mercado en el año 2012 con ligeros retoques en todos los campos imaginables, desde el estético al mecánico. A lo largo de estos años se han ido lanzando diferentes versiones y ediciones limitadas que con el paso del tiempo han desaparecido. La gama se estructura de manera sencilla, y siempre en torno a los niveles de potencia.

Características técnicas del Lotus Exige

Todo en el Lotus Exige se centra en ofrecer las máximas prestaciones posibles. La importancia del peso es vital en todo coche que precie de llamarse deportivo. La plataforma del Exige deriva de la de su hermano el Lotus Elise. Está fabricada en aluminio ligero extruido remachado y unido mediante fijaciones epoxi de alta resistencia. Gracias a ello el peso en báscula oscila entre 1.054 y 1.200 kilos según la versión.

El bajo peso va acorde al pequeño tamaño del Exige. 4,08 metros de largo, 1,8 metros de ancho y 1,13 metros de alto. Medidas muy compactas que nos obligan a un habitáculo reducido para dos personas. El motor se coloca en posición central, y aunque solo se vende en una configuración posible, el techo es extraíble, pudiendo pasar de un coupé a un roadster con un simple movimiento.

Eso sí, el techo se tendrá que quedar en casa porque no hay un receptáculo que sea capaz de acogerlo. El tamaño reducido tiene sus inconvenientes, y este es uno de ellos. Los 2,37 metros de batalla también implican una capacidad de carga muy reducida, apenas 200 litros en un maletero fijo en la parte posterior, justo detrás del motor.

Gama mecánica y cajas de cambio del Lotus Exige

Los de Norfolk son muy dados a lanzar constantes ediciones especiales para todos sus modelos, el Exige no es caso extraño. A lo largo de su tercera generación hemos ido conociendo versiones limitadas que con el paso del tiempo han desaparecido. La gama se estructura en tres niveles: Sport 350, Sport 410 y Cup 430. Aunque hay diferencias claras entre ellas, todas ofrecen el mismo conjunto mecánico.

Se trata de un bloque de gasolina V6 de 3,5 litros supercargado que entrega tres niveles de potencia: 350, 410 y 430 caballos. A eso hay que sumar tres niveles de par máximo: 400, 420 y 440 Nm, respectivamente. La principal diferencia entre las versiones radical en la configuración siendo más radical a medida que incrementamos la potencia. El más salvaje de la familia es el Cup 430 que disfruta de una relación peso-potencia de 387 caballos por tonelada.

En todas las unidades la fuerza del motor se transfiere exclusivamente al eje posterior mediante un diferencial de cerradura electrónica. La gestión se deriva a una transmisión manual de seis velocidades. Las prestaciones son de auténtico superdeportivo, llegando a mostrar una aceleración de 0 a 100 Km/h en 3,3 segundos y una velocidad punta de 280 Km/h. Para garantizar la mejor entrega de prestaciones, el Exige monta de fábrica neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

Equipamiento del Lotus Exige

Al igual que el Elise, el Lotus Exige se centra exclusivamente en las sensaciones de conducción. Eso quiere decir en su habitáculo se prescinde de todo lo que no aporte a la causa. Aunque la calidad de los materiales es muy buena, podemos encontrar cuero y Alcántara según el gusto del comprador, el interior luce poco equipado y con un claro enfoque espartano, algo que no concuerda con el precio de venta.

Como tal no hay una gama o niveles de equipamiento a los cuales referirnos. La estructura gira en torno a las prestaciones, Sport 350, Sport 410 y Cup 430. En cada uno de ellos no solo obtenemos mejores capacidades, también un estilo y un diseño particular. Apéndices aerodinámicos, llantas de hasta 18 pulgadas, elementos en fibra de carbono, discos de freno de mayor tamaño… Estos son los detalles que cambian.

En lo que a equipamiento se refiere, volvemos a hacer hincapié en el carácter espartano del habitáculo. Lotus no da lugar a introducir tecnología que eleve el peso final y lastre las capacidades dinámicas. Los únicos elementos que cabe la pena mencionar son: escape de titanio, mejor aislamiento con el vano motor, control de crucero, radio con bluetooth, climatizador, extintor de incendios, y asientos de fibra de carbono. Como podrás comprobar, un equipamiento atípico en la industria.

El Lotus Exige en vídeo

El Lotus Exige de Km 0 y segunda mano

Los Lotus son modelos muy deseados y codiciados. Cada año se fabrican apenas un puñado de unidades, pocas de ellas llegan a España, y el tiempo de demora es superior a un año. Hay muchos clientes que no quieren esperar tanto tiempo, y por eso se lanzan de cabeza a las pocas unidades a la venta en los canales secundarios, especialmente de segunda mano.

Como tal, no existe un mercado de Km 0 para el Lotus Exige. Las unidades que hay a la venta cuentan con pocos kilómetros, pero no hay mercado de semi nuevos. Sí que lo hay, aunque muy reducido, de segunda mano. Dado el alto grado de deseo todas las unidades mantienen precios altos, y en el mejor de los casos, por 40.000 euros podremos hacernos con un Exige de 2004.

Rivales del Lotus Exige

Cuesta mucho catalogar los rivales del Lotus Exige, sin lugar a dudas sus máximos rivales son sus propios hermanos, Elise y Evora. Podemos encontrar enemigos con rendimiento y potencias similares, pero no por ese tamaño. Y si nos fijamos en la escala no hay nada equiparable en cuanto a rendimiento. Así que haciendo un pequeño collage de rivales podemos mencionar al Porsche 718 Cayman, al Audi TT, al BMW Z4, al Toyota GR Supra, al Alpine A110, al Jaguar F-Type y poco más. Y ninguno de ellos es capaz las sensaciones que arroja el pequeño Lotus.

A destacar

  • Relación peso potencia
  • Sensaciones
  • Deportividad

A mejorar

  • Interior espartano
  • Habitabilidad
  • Confort de marcha

Precio del Lotus Exige

No es fácil fijar el precio del Exige. Su comportamiento, su conducción, y su radicalidad pueden parecer caras, pero es lo que toca por hacerse con los servicios de un deportivo de pura cepa, el concepto más clásico de biplaza de alto rendimiento. En el más económico de los casos el precio de salida del Lotus Exige es de 84.416 euros para la versión Sport 350. El resto de unidades salen más caras, 96.000 euros por el Sport 410 y más de 130.000 euros por el Cup 430. Ya lo dijimos, no es barato, pero seguro que no habrá muchos que puedan superarlo.

Galería de fotos del Lotus Exige