Lotus Cars es una de las marcas de deportivos más emblemáticas de Reino Unido. Fundada por Colin Bruce Chapman en el año 1952, tiene su sede en la ciudad de Hethel (Norfolk). Hoy día pertenece al conglomerado malayo DRB – Hicom (propietario de Proton), aunque se espera que pase a manos del conglomerado chino Geely a lo largo de 2017.

La actividad de Lotus pasa por la fabricación de vehículos deportivos de corte espartano pero muy efectivos a nivel dinámico. Además, también realiza labores como consultor en ingeniería, pues tiene un elevado know how en cuanto a materiales compuestos y diseño de suspensiones, entre otros aspectos.

El modelo que abre la gama de Lotus es el Elise. Ofrece a su conductor una dinámica de conducción no apta para el día a día. Es una máquina diseñada para conducir y disfrutar al volante a pesar de montar un bloque gasolina con 136 cv de potencia. El truco para ofrecer prestaciones y sensaciones dinámicas reside en su bajo peso. Su interior y posibilidades de equipamiento están en la media del mercado, mostrándose más espartano que lujoso.

El Lotus Exige es la variante coupé con techo duro del Elise. Cuenta con espacio para dos pasajeros y las sensaciones deportivas se ven acentuadas respecto al Elise. Para alcanzarlas se basa en un peso muy ligero y un motor que rinde 351 cv. Con él alcanza los 274 kilómetros por hora y acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,9 segundos. Esta deportividad se traslada a un interior de calidad pero espartano en cuanto a elementos de confort, que no tecnología o seguridad.

Para cerrar su gama en la parte superior Lotus tiene al Evora. Este es el modelo más potente y radical que la firma inglesa tiene en su catálogo actual. Está movido por un bloque gasolina con 3.5 litros de cilindrada y configuración en V6. La potencia que entrega es de 405 cv o 416 cv que le permiten alcanzar los 300 kilómetros por hora de velocidad máxima. Entre sus rivales están los Porsche 718 Cayman o Audi TT Coupé.

Como modelo estrella y de producción muy limitada (sólo 311 unidades) Lotus tiene al 3-Eleven. Este modelo es el más rápido y caro que jamás ha producido la firma de Hethel. Está movido por el mismo motor que emplea el Evora pero su potencia se ha incrementado hasta los 450 cv. Es un modelo muy radical y para acentuar este aspecto el 3-Eleven en la versión “Race” monta un kit aerodinámico más agresivo y un asiento con arnés de 6 puntos.