Prueba Audi RS 3 Performance 2.5 TFSI 407 CV quattro

Prueba Audi RS 3 Performance

El Audi RS 3 es uno de los compactos deportivos más prestacionales del momento. Es la variante de mayor rendimiento que deriva del A3, ofreciendo unas características técnicas y dinámicas bastante por encima de la gama S3. Claro, que el precio también es elevado, con una tarifa de partida que ronda los 80.000 euros.

Ya probamos hace un par de años el RS 3 de actual generación, el cual nos enamoró. Para revivir aquel flechazo, ahora nos hemos puesto al volante de la última edición especial. Se llama Audi RS 3 Performance, sólo se han fabricado 300 unidades para todo el mundo, cuesta unos 100.000 euros y es el compacto más prestacional en toda la historia de la marca alemana.

¿Qué tiene de especial el Audi RS 3 Performance Edition?

Esta edición limitada fue lanzada hace ya varios meses ofreciéndose tanto en carrocería Sportback como Sedán, aunque a España sólo han llegado oficialmente diez unidades de cinco puertas. Ojo, estamos hablando de unos 20.000 euros más que la tarifa de partida del modelo, que se dice pronto. Veamos esos cambios.

Prueba Audi RS 3 trasera

En el exterior vemos las llantas específicas de 19 pulgadas con diseño de diez radios cruzados en color gris mate. Dichas llantas van calzadas con neumáticos Pirelli P Zero Trofeo R, que son semi-slick y, como curiosidad, son más anchos en el eje delantero que en el trasero, con medidas 265/35 y 245/35. De serie también incluye frenos cerámicos delanteros con 380 mm mordidos por pinzas de seis pistones en color azul.

Por otro lado, el Audi RS 3 Performance cuenta con escape deportivo RS y multitud de detalles negros para el exterior, como en los logos de la marca, las inscripciones RS, al igual que en las propias salidas de escape. Como curiosidad, los faros delanteros Matrix LED proyectan una puesta en escena específica al abrir el vehículo, con la bandera de cuadros en el lado del acompañante y la inscripción “3-0-0” en el del conductor.

@actualidadmotor

Así es el interior el Audi RS 3 Performance #coches #audi #audirs3 #audis3

♬ sonido original – Actualidad Motor

En el habitáculo viene con asientos estilo bucket de serie con carcasa en fibra de carbono y tapizado en microfibra con cuero Nappa, dibujando un patrón de tipo panal con costuras en azul, tono que cobra mucho protagonismo en el interior. También son azules la línea central del volante, que es deportivo y tapizado en Alcantara, y sus costuras; así como los cinturones de seguridad.

Como detalle, en el salpicadero llevamos la inscripción 1 off 300 y, para finalizar, en el fondo del sistema multimedia aparece un patrón en fibra de carbono y la inscripción del orden de encendido 1-2-4-5-3 del motor de cinco cilindros.

Otras mejoras a nivel dinámico

Pero no quedan ahí las modificaciones. Este Audi RS3 Performance ha mejorado su motor de cinco cilindros. El 2.5 TFSI llega hasta los 407 CV, potencia que se genera entre 5.700 y 7.000 rpm, mientras que el par motor de 500 Nm está disponible entre 2.250 y 5.750 vueltas.

Motor Audi RS3

Ese extra de rendimiento se ha logrado incrementando la presión de soplado del turbo en 0,1 bares, llegando ahora a los 1,6 de presión máxima relativa. Ni que decir tiene que utiliza una caja de cambios de doble embrague S tronic con 7 velocidades y el sistema de tracción quattro, del que luego hablaremos más en profundidad.

Los datos de esta versión performance no dejan de sorprender, con un 0 a 100 en 3,8 segundos y una velocidad punta de 300 km/h, por encima del RS 3 «normal»

Al Audi RS 3 lleva caídas negativas más agresivas, trapecios más rígidos, estabilizadoras específicas con un coeficiente de torsión más alto y vías ensanchadas para mejorar el dinamismo. En el caso del Performance añade de serie el tren de rodaje deportivo RS con control adaptativo de la amortiguación, que es un opcional en el RS 3 normal.

Audi RS 3 modos conducción

La guinda del pastel de este coche, para mí, y sin duda alguna, es el diferencial posterior, el Torque Splitter. Y sí, digo esto sabiendo que bajo el capó hay un motor muy especial, pero el cambio de comportamiento dinámico gracias a este sistema es enorme de una generación a otra.

Al volante del Audi RS 3 Performance

Conducir el Audi RS 3 actual es una experiencia muy llamativa. Al menos para mí. Los probadores de coches estamos acostumbrados a que los Audi RS sean muy rápidos, rapidísimos, pero esa rapidez no significaba diversión. Hasta que probé el RS 3 actual, sólo el TT RS -con el que por cierto comparte motor- me había parecido un juguete para adultos. Los demás, como digo, simplemente coches muy rápidos.

Audi RS 3 potencia

Cuando la marca de los cuatro aros lanzó toda la información del Audi RS 3 actual, ya nos hablaron y describieron al dedillo su funcionamiento, pero una cosa es la teoría y otra la práctica. En mi caso, reconozco que superó todas las expectativas, con una conducción totalmente distinta a las generaciones predecesoras.

Precisión y potencia

Donde realmente te lo pasas bien con este coche es en carreteras reviradas, pero como tiene tanta potencia y ya es un coche relativamente ancho, mejor si la calzada no es demasiado estrecha.

Aquí destaca la enorme resistencia a la fatiga de los frenos, el límite de agarre que ofrecen esos semi-slick de Pirelli o el empuje irracional de su motor 2.5 de cinco cilindros cuando vamos pie a tabla, con un sonido especial aunque por normativas no tiene un volumen tan alto como nos gustaría en los modos más deportivos.

@actualidadmotor

Con 100.000 euros, ¿te comprarías este coche o una vivienda? Os leo en los comentarios #audi #audirs3 #audirs #coches

♬ sonido original – Actualidad Motor

La caja de cambios es rápida, especialmente al subir de marcha, aceptando también reducciones relativamente agresivas. De hecho, lo ideal en conducción deportiva es utilizarlas para dosificar la entrega de potencia al salir de las curvas más lentas y evitar que el motor caiga mucho de vueltas cuando vamos jugando a buen ritmo entre curvas muy cerradas.

Porque sí, el motor tiene mucho par y potencia, pero se siente especialmente poderoso cuando por encima de las 4.000. No digo que más abajo esté muerto, ni mucho menos, pero en la parte alta es donde saca toda su garra. Podríamos decir que no es un motor tan plano como el 2.0 TSI en versión de 300 CV del Grupo VAG, sino que es más de la vieja escuela, despuntando bien arriba del cuentavueltas.

Totalmente distinto, gracias al nuevo diferencial trasero

Prueba Audi RS 3 Performance frontal

Pero como decía anteriormente, el cambio de comportamiento viene dado por el nuevo diferencial trasero deportivo y variable, que puede repartir el par motor del eje trasero a una rueda o a otra en función de las circunstancias y del modo de conducción seleccionado.

En los modos de conducción deportivos, cuando aceleramos saliendo de curva notas que la trasera ayuda a redondear, ayuda a girar y a salir más rápido del viraje, lo que a su vez te permite pisar el acelerador antes. Con las generaciones predecesoras tenías que esperar mucho, hasta tener el volante prácticamente recto, si no querías perder adherencia del tren delantero y salir demasiado abierto de la curva.

Pero no todo queda en una mayor efectividad; es que es incluso divertido. Sí, un Audi RS 3 ahora es divertido. Ese redondeo te hace trabajar un poco más con el volante, haciendo correcciones ya que el tren trasero desliza. No lo hace en exceso, pero sí lo justo para que cualquier conductor note que ya no es un coche subvirador, sino que es un vehículo muy neutro y con una ligera tendencia al sobreviraje.

Pero no todo es bueno con un Audi RS 3

Prueba Audi RS 3 Performance interior

Todo puede parecer maravilloso, pero no lo es. Conducir a diario este coche tiene sus inconvenientes, bien sea la versión normal del RS3 o esta edición limitada Performance. Al final, no es nada que no suceda con cualquier otro coche tan radical como este.

No es que tengamos el asiento pegado al suelo, pero sus aletas tan agresivas dificultan la entrada y salida, sobre todo si tenemos cierta edad o poca agilidad. En otro orden de cosas, el maletero no es demasiado aprovechable, pues se reduce de 380 a unos 280 litros, por lo que no es el vehículo ideal para viajar con el equipaje de varias personas.

Otro aspecto negativo en este coche es el radio de giro, que es demasiado amplio si tenemos en cuenta el tamaño total del vehículo. Es un modelo compacto, pero incluso hay modelos del segmento superior que maniobran mejor, algo que notaremos especialmente al aparcar en sitios estrechos o en prácticamente cualquier parking antiguo.

Prueba Audi RS3 Performance perfil trasero

El último punto mejorable es que es un coche que parece querer ir siempre rápido, incluso cuando nosotros queremos todo lo contrario. Me recuerda a un perro inquieto y poco educado, de los que siempre van tirando de la correa cuando nosotros queremos andar muy despacio mientras conversamos con otra persona. De hecho, da algún que otro tirón a muy baja velocidad y creo que es de la caja de cambios, porque en ocasiones parece que no tiene claro si poner primera o segunda, si acoplar o desacoplar el embrague.

También es cierto que sorprende positivamente en otros aspectos, como en el apartado de insonorización y amortiguación. En los modos de conducción más relajados el motor genera poco ruido, especialmente a velocidades estabilizadas, y tampoco es que se aprecie gran diferencia en los ruidos de rodadura o aerodinámicos respecto a un Audi A3 convencional. Con la suspensión ocurre exactamente, pues salvo en resaltos muy agresivos, no se percibe mucho más incómoda que en las versiones normales.

El consumo no debe ser una preocupación

Hablar de consumo en un coche de 100.000 euros puede parecer no demasiado inteligente, pues quien se gasta tal cantidad de dinero en un coche de estas características no debe estar muy preocupado por ello. Sin embargo, puede que seas una persona curiosa o tal vez estés planteándote comprarlo de segunda mano.

Empiezo con las buenas noticias, y es que en autopista a un ritmo legal se conforma con alrededor de 7,5 l/100 km, dato que nos llama la atención; sinceramente. Lo difícil es ir a los ritmos legales en cada vía, porque notas que el coche va muy sobrado en todos los sentidos, tanto por motor como por chasis, neumáticos y frenos.

Nuestra media, haciendo un uso exigente de sus prestaciones en muchas ocasiones, se ha situado en 11,8 litros cada 100 kilómetros recorridos. En zonas reviradas, si abusamos de sus posibilidades, el dato puede superar fácilmente los 20 litros.

Opinión del editor

Audi RS 3 Performance
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
80.000 a 103.000
  • 80%

  • Audi RS 3 Performance
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 16 de abril de 2024
  • Diseño exterior
    Editor: 80%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 70%
  • Maletero
    Editor: 50%
  • Mecánica
    Editor: 100%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 50%

Pros

  • Conducción deportiva y divertida
  • Técnica de alto nivel
  • Prestaciones

Contras

  • Precio muy elevado
  • Radio de giro
  • Brusco a muy baja velocidad

Galería Audi RS 3 Performance


Tasa gratis tu coche en 1 minuto ➜

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.