Prueba Peugeot 2008 1.2 PureTech 130 GT (con vídeo)

Prueba Peugeot 2008

Peugeot ha renovado buena parte de su gama en los últimos dos años. Uno de los nuevos modelos más esperados por su alta demanda y popularidad es el Peugeot 2008, que estrena su segunda generación. Como no podía ser de otra forma, ya nos hemos puesto al volante de este B-SUV y lo examinamos a fondo, con vídeo incluido.

Lógicamente, el segmento en el que lucha este nuevo Peugeot 2008 está muy reñido, con modelos también muy exitosos como el Seat Arona, el Renault Captur, el Skoda Kamiq o el Ford Puma entre muchos otros. Para este examen hemos apostado por un Peugeot 2008 en acabado GT y con el motor gasolina 1.2 PureTech de 130 CV vinculado al cambio manual de 6 marchas.

Convenciendo desde el exterior

El nuevo Peugeot 2008 cambia completamente respecto al anterior. Ahora es considerablemente más grande, pero lo más llamativo es su diseño. Como veis, toma los rasgos estéticos de otros modelos recientemente renovados, como el 208, el 3008 o la berlina 508.

Longitud Anchura Altura Batalla
Longitud Anchura Altura Batalla
4.300 mm 1.770 mm 1.550 mm 2.605 mm

En el frontal nos encontramos con nuevos faros de LED, los “colmillos” que hacen de iluminación diurna y dos generosas entradas de aire. Sin duda, Peugeot apuesta por el diseño para convencer al mercado, y le está funcionando muy bien en estos últimos años.

Esta unidad viene con el acabado deportivo GT, que mejora su apariencia deportiva con paragolpes y llantas específicas, y muchos detalles en negro. Por ejemplo, las carcasas de los retrovisores, los pilares, los contornos de las ventanillas y el techo van en negro brillante.

El tres cuartos trasero busca una estética coupé y juvenil sin perjudicar la habitabilidad, utilizando una línea ascendente en la zona posterior de las ventanillas. En la trasera destacan los pilotos de LED comunicados por una franja negra y un voluminoso portón. El paragolpes, como no podía ser de otra forma, tiene un aspecto robusto.

Prueba Peugeot 2008 perfil trasero

Ah, por cierto, las dos salidas de escape son de verdad, aunque tienen unos embellecedores cromados que las realzan. No estaría mal que otras marcas tomaran ejemplo. Si te preguntas por el color de esta unidad de pruebas, se llama Orange Fusion y la verdad es que le hace muy llamativo. Veamos ahora el habitáculo.

No encontrarás un interior similar fuera de la marca del león

Muy probablemente te acostumbrarás a su i-Cockpit

El interior es una completa revolución, pero la historia nos recuerda que no todas las revoluciones son buenas. Vamos por partes. Estamos en un Peugeot, y eso significa que tenemos un puesto de conducción diferente a lo normal, el famoso iCockpit. Cuadro de instrumentos elevado con pantalla digital y volante pequeño para ver la información por encima.

Peugeot 2008 i-Cockpit

Esta posición de los elementos ha dado mucho que hablar en cada lanzamiento de Peugeot porque no se adapta bien al 100 % de los conductores. Tenemos que llevar el volante más bajo de lo habitual para poder ver el cuadro en su totalidad. Claro, que hay muchas personas y compañeros periodistas que dicen sentirse a gusto de esta forma. En mi caso, y aunque me termino acostumbrando, voy un pelín forzado.

Además de que el volante es pequeñito, es plano tanto por la zona inferior como por la parte superior para ganar un poquito de visión. En carretera no hay problema, pero al maniobrar en parado o al callejear no es todo lo cómodo porque nos encontramos con superficies muy cambiantes constantemente. Pero bueno, como digo, habrá personas que se adapten totalmente a ello.

Dejando esto a un lado, en la zona central del salpicadero nos recibe la pantalla táctil de 10 pulgadas. Me gusta que esta pantalla y que toda la consola central esté orientada hacia el conductor y además en una posición bastante elevada; pero hay aspectos mejorables.

Un interior llamativo y atractivo, pero no es la mejor opción

Prueba Peugeot 2008 consola central

El primero a destacar es que el climatizador está integrado, así que no tenemos mandos físicos para ajustar la temperatura o la velocidad del ventilador. En segundo lugar, tenemos unas teclas táctiles para acceder de forma rápida a los diferentes menús (climatizador, audio, navegación, ajustes del vehículo, teléfono, etc).

El problema es que, además de ser táctiles y no físicas, están en una posición que no nos permite reconocer el icono fácilmente. Hay que centrar la atención, la mirada, y después acertar con el dedo para llegar a un submenú y posteriormente realizar los ajustes mediante la pantalla táctil.

Estéticamente queda muy llamativo y atractivo, eso es innegable; pero funcionalmente creo que es un paso atrás. Los fabricantes invierten millones de euros en seguridad y luego hacen cosas así… Me parece un error, sinceramente.

Donde no tengo prácticamente quejas es en la calidad. Es cierto que hay mucho Piano Black por la consola central que como podéis ver en las imágenes es imposible de mantener limpio. Pero también es justo reconocer que los materiales del salpicadero son muy buenos, aunque hay crujidos al presionar  en elementos flotantes como la zona superior del cuadro y de la pantalla central.

Colocar móvil Peugeot 2008

Además, tenemos luces ambientales, buenos huecos para dejar objetos y una tapita en la consola que nos permite colocar el móvil en horizontal y vertical para utilizar como navegador en caso de que nuestra unidad no lo lleve. Tiene superficie adherente para que no se mueva, aunque si damos una curva fuerte puede salir despedido, como nos ha ocurrido un par de veces durante la prueba.

Mucho espacio en las plazas traseras y también en el maletero

Como citaba al comienzo, el Peugeot 2008 ha crecido mucho en su exterior, lo que repercute claramente en el interior. Las plazas traseras son muy aptas para dos adultos altos. Tenemos buen espacio para las rodillas con una hendidura en el respaldo para las personas de mayor estatura, no habiendo problema para colocar los pies cómodamente.

Prueba Peugeot 2008 plazas traseras

Verticalmente el espacio para la cabeza es bueno, aunque es cierto que la forma de la carrocería hace que nuestra cabeza quede cerca del techo en la parte más cercana a la puerta. Esto significa que si viajan tres personas aquí detrás irán algo encajonados. De todos modos, es lógico y lo habitual en el segmento B SUV.

Para rematar con esta segunda fila de asientos, no hay salidas de aire centrales pero sí bolsas para colocar revistas y un par de tomas USB, que siempre vienen bien. Por pedir algo más, no hubiera estado mal contar con un reposabrazos central o con regulación en la banqueta; pero tampoco es algo realmente importante.

Otro de los puntos fuertes de este modelo es su capacidad de carga. El maletero tiene 434 litros, que es más que muchos de sus rivales y se coloca en las primeras posiciones de la categoría. El tapizado es bueno, se puede colocar el suelo en dos alturas y la boca de carga es amplia. Eso sí, como ocurre en la mayoría de crossovers, el cofre es bueno por la distancia entre el suelo y la bandeja, y no en profundidad hasta los respaldos de los asientos.

Prueba Peugeot 2008 maletero

Peugeot 2008: motores disponibles y nuevo Peugeot e-2008

Si pasamos al apartado de las motorizaciones, la oferta del Peugeot 2008 es variada y acorde a las necesidades de los clientes potenciales de este modelo. Antes de nada quería destacar la nueva versión eléctrica, el Peugeot e-2008, que tiene 136 CV y 300 kilómetros de alcance gracias a su batería de 50 kWh.

Entre las versiones convencionales nos topamos con tres versiones de gasolina y dos diésel. El motor de gasolina es el 1.2 PureTech, que es un tres cilindros turbo disponible tanto en versión de 100 CV como de 130. El menos potente siempre es manual, mientras que el de 130 puede ser manual o automático.

De igual modo, en el diésel solo podemos escoger el bloque 1.5 BlueHDi de cuatro cilindros, que se ofrece con versiones de 110 y 130 CV. La variante de 110 CV siempre va con cambio manual de seis marchas, mientras que la superior se vincula obligatoriamente al automático EAT8.

Al volante: Con detalles a mejorar, pero nada preocupante

Motor suficiente para el Peugeot 2008, pero algo áspero

Prueba Peugeot 2008 motor gasolina 130

Dejamos a un lado la teoría y arrancamos el coche. Esta unidad monta el motor 1.2 PureTech 130 con cambio manual. Por poneros un poquito más en situación, es un tricilíndrico turbo que desarrolla 130 CV a 5.500 vueltas y un par motor máximo de 230 Nm desde 1.750 rpm. El consumo mixto homologado es de 5,6 litros, aunque estaremos por encima casi siempre. En su ficha técnica asegura un 0 a 100 km/h en 8,9 segundos.

Probablemente sea la mecánica ideal para este coche en muchos aspectos. Tiene empuje sobrado para la ciudad y más que decente para la carretera, y no gasta demasiado. Hace muy poco probé el Peugeot 208 la versión de 100 CV de este mismo bloque motor. El tacto y comportamiento del 208 me gustó más porque tenía menos ruidos y vibraciones, así como una entrega más suave.

En esta unidad del 2008 con 130 CV se nota más empuje a partir de las 2.300 vueltas, pero parece más tosco y perezoso a bajas vueltas, notándose también más asperezas.

Prueba Peugeot 2008 perfil delantero

Tal vez sea cosa de esta unidad de pruebas, pero si queremos subir de marcha rápido, da algunos tirones al soltar el pedal de embrague. Cambiando muy suavemente y sin el motor muy revolucionado no ocurre, pero no es agradable notar esos tirones cuando usamos el cambio en un adelantamiento o incorporación, por ejemplo.

A su favor, el tacto de la palanca del cambio está mejor resuelto que en el citado 208 probado anteriormente. Aunque los recorridos son algo largos a mi gusto, no tiene ese tacto tan gomoso e impreciso, lo que es de agradecer. En cualquier caso, seguro que el cambio automático aporta mejor confort de conducción.

Y otros detalles a pulir

Una vez en marcha, en carretera, la suspensión tiene un tarado ligeramente firme, algo habitual en este segmento B-SUV. Esto hace que mantenga mejor las inercias en curva, pero que sea un pelín más seco que un turismo al pasar por baches bruscos. En cualquier caso, no lo considero para nada incómodo, la verdad.

Prueba Peugeot 2008 trasera

Donde sí podría mejorar es en el tema de aislamiento aerodinámico. Me esperaba que estuviera mejor conseguido en este sentido, ya que a 120 km/h se deja notar más de lo deseado. Ese ruido no es un buen compañero para un viaje largo, aunque siempre se puede camuflar con la radio o tu música preferida.

Y respecto a la dirección, más allá de lo hablado varios párrafos antes por el tema de la postura al volante, la verdad es que es directa y rápida, algo a lo que ayuda su volante pequeñito. La asistencia dependerá del modo de conducción seleccionado, que como es habitual tenemos un selector para escoger entre Eco, Normal y Sport.

Consumos del Peugeot 2008, muy ajustados

Para rematar, hablemos de consumo. Al final de la prueba el ordenador reflejó un dato de 6,8 litros, habiendo hecho un uso combinado en todo tipo de situaciones. Callejeando sube a los 7 y medio aproximadamente, mientras que en autovía a 120 suele marcar unos 6 l/100 km. Teniendo en cuenta que es un SUV, que llevamos un motor de gasolina y que he conducido con cierta alegría durante buena parte de la prueba, creo que son datos bastante buenos. No será complicado bajar la media a 6,4 litros aproximadamente.

Finalizando

Prueba Peugeot 2008 lateral

Y vamos a ir terminando esta prueba del Peugeot 2008. ¿Precios? El modelo arranca en su versión de acceso en los 21.148 euros según el configurador. Claro, que es una variante de 100 CV y poco equipada. Si queremos esta estética “deportiva” del GT subimos a los 27.500 euros pero también nos llevamos el motor de 130 CV.

Mi opinión es que dinámicamente tiene algunos aspectos a mejorar y que el sistema de infoentretenimiento y su gestión no tiene la configuración más recomendable. No obstante, la estética es muy llamativa y ha gustado a todos aquellos familiares y amigos que lo han visto. Al fin y al cabo, hoy en día los coches se venden por la estética y no por el comportamiento.

Respecto al equipamiento de seguridad, lógicamente no faltan los asistentes habituales aunque dependiendo de la terminación y siendo algunos opcionales. Por citar algunos, podemos tener control de crucero adaptativo y limitador, control de ángulo muerto, alerta de salida de carril, mantenimiento de carril, frenada automática de emergencia entre otros.

Equipamientos Peugeot 2008

Prueba Peugeot 2008 faros LED

Active

  • Radio digital con pantalla táctil de 7 pulgadas
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Toma USB en consola central
  • Detector de obstáculos trasero
  • Faros halógenos con intermitentes LED
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Retrovisores exteriores calefactables y con ajuste eléctrico
  • Llantas de 16 pulgadas con tapacubos
  • Aire acondicionado
  • Espacio para smartphone
  • i-Cockpit

Active Pack (añade)

  • Techo monotono
  • Faros delanteros Eco Led con encendido automático y corrección de altura automática
  • Retrovisores con plegado eléctrico
  • Iluminación de umbrales de las puertas
  • Suelo del maletero a doble altura
  • Climatizador automático monozona
  • Pantalla TFT de 3,5 pulgadas en el cuadro de instrumentos

Allure (añade)

  • 4 tomas USB y 6 altavoces
  • Arranque manos libres
  • Cristales traseros sobretintados
  • Llantas de aluminio de 16 pulgadas
  • Barras de techo en negro brillante
  • Apoyabrazos central delantero
  • Freno de estacionamiento eléctrico

Allure Pack (añade)

  • Pantalla táctil de 10 pulgadas
  • Cámara de visión trasera de 180 grados
  • Pack Safety Plus
  • Faros antinieblas de LED con función cornering
  • Peugeot Connect SOS y Teleservices
  • Cuadro digital 3D

GT (añade)

  • Sensores de aparcamiento delanteros
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas bitono
  • Faros Full LED
  • Techo Black Diamond Bitono
  • Detalles GT
  • Paquete de luz ambiental en 8 colores

Precios Peugeot 2008

Prueba Peugeot 2008 pilotos traseros

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.2 PureTech 100 Manual 6v Active 21.148 €
1.5 BlueHDi 100 Manual 6v Active 22.300 €
E-2008 Active 32.650 €
1.2 PureTech 100 Manual 6v Active Pack 22.187 €
1.5 BlueHDi 100 Manual 6v Active Pack 23.300 €
E-2008 Active Pack 32.850 €
1.2 PureTech 100 Manual 6v Allure 23.123 €
1.5 BlueHDi 100 Manual 6v Allure 24.200 €
1.2 PureTech 130 Manual 6v Allure 24.370 €
1.2 PureTech 130 EAT8 Allure 25.669 €
1.5 BlueHDi 100 EAT8 Allure 28.007 €
E-2008 Allure 33.250 €
1.2 PureTech 100 Manual 6v Allure Pack 24.058 €
1.5 BlueHDi 100 Manual 6v Allure Pack 25.100 €
1.2 PureTech 130 Manual 6v Allure Pack 25.305 €
1.2 PureTech 130 EAT8 Allure Pack 26.604 €
1.5 BlueHDi 100 EAT8 Allure Pack 28.942 €
E-2008 Allure Pack 34.150 €
1.2 PureTech 130 Manual 6v GT 27.591 €
1.2 PureTech 130 EAT8 GT 28.890 €
1.5 BlueHDi 100 EAT8 GT 31.229 €
E-2008 GT 36.350 €
Precios según el configurador de la marca

Opinión del editor

Peugeot 2008
  • Valoración del editor
  • Puntuación 3.5 estrellas
21.148 a 36.350
  • 60%

  • Peugeot 2008
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 23 de marzo de 2021
  • Diseño exterior
    Editor: 95%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 65%

Pros

  • Diseño atractivo exterior e interior
  • Calidad general del habitáculo
  • Capacidad del maletero

Contras

  • Sistema de infoentretenimiento provoca distracciones
  • Aislamiento aerodinámico mejorable
  • Tacto tosco del motor en determinadas circunstancias

Galería Peugeot 2008


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.