Prueba Renault Clio E-Tech híbrido 140 CV (con vídeo)

Prueba Renault Clio

Bienvenidos de nuevo a nuestra sección de pruebas. Hoy nos acompaña el Renault Clio, pero no una versión cualquiera. Se trata del nuevo Renault Clio E-Tech, que viene a ser un híbrido no enchufable con nada menos que 140 CV. Es un clarísimo rival del Toyota Yaris; y ojo, que este Clio híbrido tiene mucho que decir. Su precio de partida es de 17.460 euros según el configurador de Renault. Quédate con nosotros para conocer todos y cada uno de sus detalles.

Hasta hace prácticamente nada, el único modelo híbrido del segmento B era el Toyota Yaris. Sus buenos consumos y suavidad de marcha le han convertido en un producto exitoso en nuestro país. Pero esos tiempos de lucha en solitario se han acabado para el nipón. Ahora rivaliza con el Honda Jazz y, especialmente, con este nuevo Renault Clio E-Tech.

Atractivo, como el resto de la gama Clio

Nuestra unidad viene con el acabado SL Edition, que es una edición de lanzamiento que me temo ya no está no disponible, aunque se puede obtener a base de seleccionar opcionales en la configuración del coche. En este caso tenemos una estética llamativa con el tono blanco de la carrocería y los destacados detalles en azul.

Prueba Renault Clio E-Tech Edition

Además, cuenta con llantas de 17 pulgadas, unos vinilos que combinan los tonos gris, azul y dorado en distintos puntos de la carrocería y una pegatina identificativa en la puerta que…, bueno, nos dice que es un híbrido con batería de 1,2 kWh. Esto último se lo podían haber ahorrado, la verdad.

Por lo demás, es igual que el resto de la gama. Creo que si le quitamos estas decoraciones específicas de la edición limitada, sólo seríamos capaces de diferenciarlo de las versiones térmicas por las inscripciones E-Tech que aparecen en los pilares y en el portón del maletero.

Prueba Renault Clio perfil trasero

Buena calidad para el elegante habitáculo del Renault Clio E-Tech

Si echamos un vistazo al habitáculo nos encontramos con un ambiente muy agradable. Poco tiene que ver con el Clio de anterior generación porque los materiales y ajustes están mucho más logrados, así como la apariencia general. Renault ha mejorado mucho en este aspecto.

En este caso, y de nuevo debido a que estamos con una edición especial, tenemos muchos detalles específicos. Por ejemplo, hay contrastes con los tonos blancos del salpicadero y otros tapizados, que se combinan con las tonalidades en azul eléctrico de algunos detalles y las superficies en negro.

Interior Renault Clio E-Tech

Seleccionando opcionales en el configurador de Renault podemos tener este mismo habitáculo.

Por su parte, el cuadro de instrumentos digital es específico para estas versiones híbridas, sustituyendo el tradicional cuentarrevoluciones por un potenciómetro de entrega de energía y recarga durante las frenadas. También tenemos un indicador de carga de la batería al lado izquierdo. Se pueden personalizar algunas informaciones, pero lo más importante es que los principales datos se ven bien.

Si nos vamos a la zona central del salpicadero nos recibe esta pantalla táctil de infoentretenimiento con 9,3 pulgadas. Tenemos navegador, Apple CarPlay, Android Auto, cámara de marcha atrás y 360 grados, múltiples configuraciones del coche y el cambio de modos de conducción Multi-Sense.

Además, también podemos ver una representación del flujo de energía y el trabajo de la parte eléctrica y el motor térmico, así como todos los datos del tiempo y kilómetros que hemos conducido con cada parte del conjunto propulsor. Todo bastante detallado, la verdad.

Prueba Renault Clio climatizador

Por debajo de la pantalla tenemos unas teclas de buen tacto y apariencia, así como el climatizador monozona, que es realmente sencillo de utilizar mientras vamos conduciendo. Un gran acierto bajo mi punto de vista. Y rematamos con estas tomas USB y 12 voltios, y la carga inalámbrica para el teléfono.

A nivel general, tenemos un volante multifunción agradable, unos asientos muy cómodos y una buena postura al volante porque los ajustes son amplios. No va mal en cuanto a huecos portaobjetos pero lo más destacable, como he dicho hace unos minutos, es que se respira un ambiente agradable y de buena calidad. Veamos ahora las plazas traseras.

Plazas traseras son justas, pero llegan al aprobado

foto plazas traseras

Las plazas traseras no son de las mejores del segmento B para ocupantes altos, pero tampoco están mal. Digamos que son correctas, aunque mejorables. En mi caso, midiendo 1,76 m. de altura y con el asiento delantero ajustado a mi posición de conducción, me quedan un par de dedos para rozar con las rodillas en el respaldo. Por altura tampoco voy sobrado, especialmente porque el marco superior se mete mucho hacia el interior, llegando prácticamente a rozar con el pelo.

Personas de 1,80 o más altura se sentirán encajonadas en esta segunda fila de asientos, tanto por espacio para piernas como para la cabeza. Mientras, y como es lógico, la plaza central es bastante más estrecha, dura e incómoda. Por último, no tenemos ni reposabrazos central ni salidas de aire en el túnel central, pero lo que más echarán de menos los jóvenes seguro que son unas tomas USB para cargar el móvil en los viajes.

Artículo relacionado:
Prueba Honda Jazz 1.5 i-MMD Elegance e:HEV 109 CV híbrido
Artículo relacionado:
Prueba Toyota Yaris Hybrid 120H Style (con vídeo)

El maletero pierde mucho volumen por las baterías

Prueba Renault Clio E-Tech maletero

Si abrimos el portón trasero nos encontramos con una de las principales desventajas de este Renault Clio E-Tech. Las baterías van en la parte baja y trasera de la carrocería, por lo que resta volumen de carga. En un Clio normal de gasolina como el que probamos hace algo más de un año la capacidad es de 340 litros, y en el caso de esta versión híbrida se pierden unos 80 litros porque el piso está en una posición más alta.

La parte positiva es que Renault sigue manteniendo una rueda de repuesto, que las formas son muy cúbicas y fácilmente aprovechables y que si tumbamos los asientos el suelo queda bien enrasado. Como digo, no tiene un gran volumen oficial, pero sí es aprovechable.

El Renault Clio E-Tech tiene tres motores

Prueba Renault Clio híbrido motor

En cuanto a la parte propulsora, el Renault Clio E-Tech tiene tres motores, uno de gasolina con 91 CV, un motor eléctrico de 48 CV que es el encargado de mover las ruedas en modo híbrido y eléctrico y otro motor eléctrico de 22 CV. En conjunto la potencia máxima que es capaz de desarrollar es de 140 CV, que no está nada mal, ¿verdad? Su consumo mixto homologado es de 4,4 l/100 km. Y ahora sí, ¡toca ponerse al volante!

Al volante del Renault Clio E-Tech

Un coche cómodo y sencillo de conducir

Bueno, pues pie al freno, botón de arranque, palanca del cambio a la D y salimos. El Clio híbrido es un coche muy sencillo de conducir. Tiene una buena arrancada desde parado, lo que nos da mucha agilidad al movernos por ciudad. Esto se consigue porque al iniciar la marcha siempre sale con el motor eléctrico, que da mucho par.

Llantas Renault Clio E-Tech

Como en otros híbridos, puede darse el caso de que el motor de gasolina esté en funcionamiento a un régimen bajo para cargar la batería, aunque las ruedas son movidas directamente por la parte eléctrica. Así, logra una respuesta viva y unos consumos bastante estables y sobre todo bajos en ciudad. Pero bueno, de los consumos os hablaré unos párrafos más adelante.

El tacto de la dirección es agradable aunque poco informativa y varía su dureza dependiendo del modo de conducción, que se selecciona desde la pantalla. Tenemos modos Eco, Sport y My Sense, siendo este último el más equilibrado y con el que más a gusto me he encontrado. En función del modo seleccionado también varía la retención del motor.

Siguiendo con el comportamiento, es un coche bastante cómodo. Tanto por los asientos como he mencionado, como por el trabajo de la suspensión, que tiene una puesta a punto perfecta. No es nada seca, pero tampoco permite que se noten muchas inercias a un ritmo rápido.

Prueba Renault Clio híbrido perfil delantero

También quiero destacar el tacto del pedal de freno. En algunos coches híbridos es difícil controlar con precisión la frenada por el paso de la frenada regenerativa al freno tradicional de discos y pastillas. Renault ha sabido suavizar muy bien esta transición, dando mayor tacto, confort y seguridad al conductor.

¿Mejor o peor que un e-CVT? Digamos que diferente

El funcionamiento del motor es bueno y como tiene transmisión con varias marchas no tiende a revolucionar tanto el motor como en los e-CVT de Toyota. Pese a ello, en determinadas condiciones se nota excesiva rumorosidad del motor, pero no tanto como en su rival nipón. Además, tenemos más potencia, lo que se traduce en una mayor solvencia al salir a carretera.

Y es que el Clio E-Tech es perfectamente válido tanto para moverse por la ciudad, como a la hora de viajar. Salvo por el motor, el aislamiento acústico es correcto. Pero lo mejor en vías rápidas es que transmite mucha confianza porque muestra un gran aplomo, siendo a su vez cómodo. Por su parte, el motor sigue ofreciendo un buen rendimiento a la hora de pegar un pisotón para adelantar, es decir, tiene buenas recuperaciones.

Prueba Renault Clio híbrido cambio automático

El planteamiento de este coche no es el de conducir rápido, sinceramente, pero si llevas un poco de prisa responde bien. En carreteras de curvas da buena confianza, más incluso que en las versiones de gasolina. ¿Por qué? Pues porque las baterías van en la zona baja del coche y esto reduce el centro de gravedad, mejorando así el agarre y transmitiendo confianza al conductor.

Un punto que no me ha convencido del todo es el modo de funcionamiento B de la transmisión, que incrementa la retención y carga más las baterías cuando dejamos de acelerar.  Esta posición del cambio viene bien para por ejemplo bajar un puerto de montaña. Lo curioso es que la retención varía dependiendo de la carga de batería.

Si tiene poca carga retiene mucho, pero si está cargada al completo no actúa, no retiene, por lo que nos podemos llevar algún pequeño susto confiando en que el coche va a frenar más por sí solo.

Consumos realmente justos, muy cerca del Yaris

Prueba Renault Clio E-Tech lateral

Llegando ya al apartado de consumos, el Renault Clio híbrido no defrauda. Nuestro consumo total de la prueba se sitúa en 4,9 l/100 km, que es un dato realmente bueno. Ojo, y no hemos buscado la máxima eficiencia en prácticamente ningún momento, simplemente hemos conducido de una forma normal en la mayoría de condiciones.

En ciudad dependerá mucho de la suavidad que tengamos con el acelerador, pero a ritmos normales o relajados es fácil estar alrededor de los 4,2 litros. Más o menos lo mismo gasta cuando vamos por circunvalaciones o carreteras de 80 o 100 km/h, demostrando una gran eficiencia.

Y como pasa habitualmente con estos coches, donde más gastan es en autovía a 120, moviéndose alrededor de los 5,3 litros aproximadamente, que también me parece un consumo muy aceptable.

Y hasta arriba de equipamiento, al menos en la unidad probada

Prueba Renault Clio E-Tech 140 CV Trasera

Por otro lado, tenemos un gran equipamiento en cuanto a ayudas a la conducción y seguridad. Esta unidad cuenta con frenada automática de emergencia, alerta de ángulo muerto, regulador y limitador de velocidad, alerta de salida de carril y luces completas de LED con cambio automático de cortas a largas en carretera. A esto añade sensores de parking delanteros y traseros, cámara trasera y de 360 grados, y también aparcamiento automático. Vamos…, que tiene de todo.

Vamos concluyendo

Reconozco que el Clio E-Tech me ha gustado más de lo que me esperaba antes de probarlo. Sí, tiene algunos leves detalles a mejorar, pero es un producto muy completo.

Es imposible no preguntarse si este Clio híbrido es mejor que el Toyota Yaris. Bajo mi punto de vista, sí lo es. El diseño es algo subjetivo y no quiero meterme en ese berenjenal, pero el interior está mejor logrado, se respira más calidad, es ligeramente más espacioso dentro aunque el maletero es un pelín más pequeño y tiene mejor pisada en carretera.

Renault Clio E-Tech

En los consumos apenas hay diferencia entre estos coches, el Clio necesita 0,2 l/100 km más como mucho, pero no te olvides de que el Renault da 24 CV más, que se notan especialmente en vías rápidas. Por supuesto, los dos tienen etiqueta Eco.

¿Precios? Pues el Renault Clio E-Tech está disponible desde 17.460 euros, mientras que la variante de acceso del Toyota Yaris arranca en 18.700 euros con un equipamiento eso sí superior. A igualdad de equipamiento parece que el Clio sigue siendo algo más económico. Y dicho todo esto, ¿cuál os gusta más de los dos?

Equipamientos Renault Clio E-Tech

Intens

  • Cinturones delanteros regulables en altura
  • Frenada de emergencia asistida
  • Alerta de distancia de seguridad
  • Cuadro de instrumentos digital de 7 pulgadas
  • Aire acondicionado manual
  • Encendido automático de luces
  • Reconocimiento de señales
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Regulador de velocidad
  • Luces diurnas de LED
  • Ruedas de 16 pulgadas
  • Asiento del conductor con ajuste en altura
  • Retrovisores eléctricos con carcasas en color de la carrocería
  • Tiradores exteriores en color de la carrocería

Zen (añade)

  • Climatizador automático
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro ventanillas
  • Sensor de lluvia
  • Ayuda al aparcamiento trasero
  • Tarjeta manos libres
  • Kit de reparación de neumáticos
  • Modos de conducción
  • Asiento del acompañante con ajuste en altura
  • Paneles de las puertas delanteras con iluminación LED

Initiale Paris (añade)

  • Alerta por exceso de velocidad
  • Easy Link con pantalla de 9,3 pulgadas y navegador
  • Carga inductiva para el smartphone
  • Equipo de sonido Bose
  • Asientos delanteros y volante con calefacción
  • Cámara de marcha atrás
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Luces largas automáticas
  • Llantas de aleación Initiale Paris de 17 pulgadas
  • Tapizados de cuero específicos
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Embellecedores de las ventanillas en negro brillante

Precios Renault Clio E-Tech

Precio Renault Clio E-Tech híbrido

Motor Acabado Precio
Motor Acabado Precio
E-Tech 140 CV Intens 17.460 €
E-Tech 140 CV Zen 18.630 €
E-Tech 140 CV Initiale Paris 21.730 €

Precios según el configurador de Renault para la mecánica híbrida. Las versiones convencionales parten de los 9.690 euros en el caso del motor SCe de 65 CV, desde los 12.690 con el TCe de 90 CV, 1.000 euros más para la variante de GLP y 100 CV, y desde los 15.470 euros para el TCe de 140 CV.

Opinión del editor

Renault Clio E-Tech
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
17.460 a 21.730
  • 80%

  • Renault Clio E-Tech
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 60%
  • Maletero
    Editor: 65%
  • Mecánica
    Editor: 75%
  • Consumos
    Editor: 90%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 85%

Pros

  • Comportamiento dinámico en todo tipo de vías
  • Consumos muy ajustados
  • Precio teniendo en cuenta su mecánica híbrida

Contras

  • Plazas traseras justas
  • El maletero pierde bastante capacidad
  • Gestión del motor en determinadas situaciones

Galería Renault Clio E-Tech


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.