Prueba Subaru Outback Touring 2.5 bóxer 169 CV AWD Lineartronic

Prueba Subaru Outback

El buque insignia de Subaru estrena su sexta generación. Sí, nos referimos al Subaru Outback, un coche que con 26 años en el mercado ya supera los 6,6 millones de unidades comercializadas en todo el mundo. Este crossover familiar recibe un relevo generacional integrando cambios estéticos, mejoras dinámicas, mucha seguridad y una interesante renovación tecnológica.

Lo mejor de todo es que ya hemos podido probar el nuevo Subaru Outback en su presentación nacional. Y ojo, que pese a ser una toma de contacto, ha sido muy diversa, pues lo hemos conducido por autovía, carreteras secundarias, zonas reviradas y también en pistas de tierra para poner al límite su sistema de tracción y capacidades offroad. ¿Te quedas con nosotros a descubrir todos los detalles?

Cambiando la estética, pero manteniendo la línea

Prueba Subaru Outback faros LED

Cuando vi las primeras imágenes de este nuevo Outback me dio la sensación de que no cambiaba mucho respecto al predecesor. La firma japonesa ha querido mantener el estilo que tanto le caracteriza, su línea principal. Pero ahí está la esencia de Subaru. Han sabido renovar completo la estética y, sin embargo, sigue reconociéndose fácilmente como un Outback.

Si empezamos por el frontal y vamos detalle a detalle, la parrilla se ve más ancha y marcada, los faros principales (Full LED) cambian parcialmente su firma lumínica y las protecciones del paragolpes son mucho más robustas. También cambian los tramados interiores de la calandra principal y de la boca inferior.

Mientras tanto, en el lateral cuenta con unas protecciones para los pasos de rueda más trabajadas y no tan uniformes para dar cobijo a las llantas de 18 pulgadas, marcadas taloneras con la inscripción del modelo y robustas barras de techo en las versiones superiores.

Prueba Subaru Outback trasera

La misma fórmula se replica en la zona posterior, con una defensa más todoterreno. También son nuevos los pilotos de LED, con un estilo más tecnológico y musculoso que le sienta realmente bien. Además, como es habitual en la marca nipona, se mantiene esa forma de C alargada como guiño al motor bóxer.

En cuanto a las dimensiones, respecto al predecesor es 3,5 cm más ancho y nada menos que 5 cm más largo. Concretamente mide 4,87 metros de largo, 1,87 de ancho y 1,67 de alto. Si te preguntas por sus ángulos inferiores, el de ataque es de 19,7 grados, el ventral es de 21 y el de salida de 22,6 grados. Importante si de vez en cuando vas a dejar de lado es asfalto, como también lo es su altura libre al suelo de 213 mm.

Pantallón de 11,6 pulgadas para el salpicadero

Prueba Subaru Outback salpicadero

Por su parte, en el habitáculo se ha actualizado notablemente. Ahora cuenta con un interior bastante más limpio, y esto lo han logrado especialmente por la nueva pantalla central. El Subaru Outback ahora cuenta con una pantalla táctil de 11,6 pulgadas colocada verticalmente e integrada en el salpicadero.

Pese a que no tiene el mejor manejo del mercado -tónica habitual en las marcas asiáticas-, la fluidez y sus posibilidades han mejorado considerablemente. Por cierto, Subaru sigue sin ofrecer un navegador, sino que prefiere que seamos nosotros quienes conectemos Apple CarPlay o Android Auto para que aplicaciones como Google Maps, Waze u otros sistemas nos guíen a nuestro destino.

Pensándolo bien, tiene bastante sentido, pero hubiera sido más interesante que estos sistemas de conectividad fueran inalámbricos y no por cable…

Prueba Subaru Outback interior

Por lo demás, las calidades generales son muy buenas, pudiendo escoger distintos acabados interiores como el tono marrón del cuero Nappa de nuestra unidad de pruebas. En este caso contamos con asientos perforados y calefactables, además de ajustes eléctricos con memoria en el caso del conductor. Dichos asientos son grandes y muy cómodos para cualquier talla.

El volante y el cuadro de instrumentos no evolucionan demasiado. Dicho cuadro de mandos cuenta con dos diales principales (rpm y velocidad), mientras que en el medio se ubica una pantalla de 5 pulgadas para informaciones como el consumo, velocímetro digital, asistentes a la conducción y otras configuraciones principales.

¿Cómo son sus plazas traseras?

Prueba Subaru Outback plazas traseras

En lo que respecta al espacio de la segunda fila de asientos, los ocupantes no tendrán queja alguna. Hay mucho espacio tanto para las piernas como para la cabeza. A estoy hay que añadir que la anchura también es generosa, aunque como es habitual la plaza central no es tan práctica porque está más elevada, es más estrecha y el túnel de transmisión no nos permitirá colocar bien los pies.

Siguiendo con la segunda fila, encontramos asientos laterales calefactados, salidas de aire centrales, tomas USB, bolsas en los respaldos delanteros y un reposabrazos central con dos huecos para dejar objetos. Destacar además que el nivel de terminación de los materiales también está muy logrado en estas plazas posteriores.

El Subaru Outback tiene un maletero amplio

Prueba Subaru Outback maletero

Si pasamos al maletero, al abrir el portón eléctrico se despeja una generosa boca de carga que da lugar a 561 litros de capacidad. Vaya, que no habrá problemas para colocar todo el equipaje de una familiar para pasar fuera unos días de vacaciones. Si tumbamos los asientos y retiramos la bandeja enrollable obtenemos nada menos que 1.822 litros hasta el techo. En el caso de apostar por la variante de GLP perdemos el espacio para la rueda de repuesto y el volumen se queda en 522 litros.

Por cierto, el portón eléctrico es automático y se puede abrir simplemente acercando el codo al logo de Subaru cuando vamos con la compra en las manos.

Solo un motor para el Subaru Outback, pero disponible también con GLP

En cuanto a la oferta mecánica del Subaru Outback, la verdad es que es muy escueta. Tenemos un motor bóxer gasolina de 2.5 litros y admisión atmosférica, que también puede ser alimentado por GLP desembolsando los 2.000 euros extra.

Artículo relacionado:
Todo sobre el GLP: ¿Qué es? ¿Merece la pena? ¿Qué coches lo usan?

Prueba Subaru Outback motor 2.5 gasolina

El rendimiento según su ficha técnica es de 169 CV entre 5.000 y 5.800 revoluciones por minuto, y 252 Nm de par a 3.800 vueltas. Su velocidad máxima se sitúa en 193 km/h, mientras que homologa un 0 a 100 en 10,2 segundos. Respecto al consumo, anuncia un combinado de 8,6 l/100 km.

Pero no solo tenemos que hablar del motor en este apartado. Y es que el Outback viene de serie con el cambio automático Lineartronic, que ahora es de 8 velocidades prefijadas, y la tradicional tracción integral permanente Symmetrical AWD de la firma nipona. Hay que destacar que cuenta el sistema X-Mode que varía la entrega de potencia y el funcionamiento de las ayudas electrónicas dependiendo de la superficie.

Sistemas de seguridad activa y asistentes a la conducción

Subaru sigue apostando por el sistema de ADAS nombrado como Eyesight, que ya va por su versión 4.0. Cuenta con un total de once funciones específicas, habiendo mejorado ahora la visión de la cámara y el reconocimiento de imágenes, a la vez que introduce un nuevo volante sensorial.

Prueba Subaru Outback pilotos traseros

Entre otros sistemas podemos destacar el control sobre la dirección en caso de emergencia, reconocimiento de señales actuando sobre el limitador de velocidad, el control de crucero adaptativo, frenada de marcha atrás, ayuda a la permanencia en el carril y mejoras en la frenada pre-colisión. Tampoco nos olvidamos de la iluminación LED adaptativa y de la frenada post-colisión.

Más importante aún es el nuevo Driver Monitoring System. Cuenta con una cámara específica que vigila constantemente la atención del conductor. En el caso de distracción o somnolencia alerta nos alerta para volver a centrarnos en la conducción. De hecho, durante la prueba hemos podido comprobar que simplemente con rascarnos un ojo durante un par de segundos ya nos avisa.

Otra función llamativa del Driver Monitoring System es que puede reconocer y guardar hasta 5 perfiles de conductor. Esto implica que directamente ajusta la posición del asiento, de los retrovisores exteriores y del aire acondicionado de forma automática cuando nos subimos al coche. Una buena función para cuando el coche es compartido en la familia, por ejemplo.

Al volante: Calma y confort

Prueba Subaru Outback carretera

Y si nos ponemos al volante nos encontramos con el afamado confort de marcha que ya es habitual desde hace muchos años en la marca. No es un coche que tenga carácter deportivo en ningún momento o situación. Está pensado para cuidar con mimo a todos y cada uno de los ocupantes, especialmente en ciudad y en autopista.

Pese a que la potencia anunciada de 169 CV pueda parecer elevada, al ser un motor atmosférico no hay una entrega de energía grande, sino que todo es progresividad y suavidad. Ya sabéis que los motores sin sobrealimentación son más perezosos a la hora de acelerar, y en este caso tiene que arrastrar un cambio automático y la tracción total permanente, además de un peso de unos 1.650 kilos en vacío.

No tiene problemas a la hora de mantener la velocidad ante una pendiente importante, pero sí es cierto que debemos medir bien a la hora de realizar adelantamientos o incorporaciones a vías rápidas.

Prueba Subaru Outback dinámica

En ciudad el coche se muestra suficientemente ágil teniendo en cuenta que mide 4,87 metros de largo, con una suavidad de funcionamiento muy agradable y, sobre todo, con una suspensión blandita para absorber bien todos los resaltos y tapas de alcantarilla que encontremos a nuestro paso. A esto también ayudan los agradables asientos que utiliza.

No tiene pretensiones deportivas, pero sí mucha solvencia fuera del asfalto

Si salimos a autopista no nos incita a correr, sino a llevar un ritmo moderado y devorar kilómetros con calma. El aislamiento es fantástico, tanto en aerodinámica como en rodadura, con un motor que funciona a un régimen de giro moderado cuando vamos llaneando para reducir consumos y evitar ruidos.

Prueba Subaru Outback campo

Menos a gusto se muestra si tratamos de ir “alegres” por una carretera de curvas. Al acelerar fuerte el motor se revoluciona bastante y no empuja demasiado, mientras que las blandas suspensiones y el notable perfil de los neumáticos no le ofrecen agilidad al enlazar virajes. En cualquier caso, se comporta como un coche noble y no presenta pérdidas de trayectoria que puedan sorprendernos.

Donde no tiene miedo alguno es fuera del asfalto. La firma automovilística nos preparó un par de circuitos offroad en esta presentación, donde pudimos comprobar el funcionamiento de los modos X-Mode y el trabajo de la tracción 4×4. Primero rodamos en una pista rápida de tierra, donde mostró una gran agilidad, motricidad y control, dándonos mucha confianza a un ritmo que no esperábamos. ¡Qué bien va!

Y en segundo lugar sorteamos algunas rampas, cruces de puentes y descensos para poner al límite tanto a la electrónica como a la tracción Symmetrical AWD que tan buenos resultados ha dado a la compañía. Lógicamente, aquí también influyen mucho los buenos ángulos inferiores de la carrocería. Llama la atención la capacidad de avance cuando tenemos una o dos ruedas en el aire, algo de lo que no todos los SUV pueden presumir precisamente.

Equipamientos Subaru Outback

Prueba Subaru Outback taloneras

Trek

  • Frenada pre-colisión
  • Control de dirección en caso de emergencia
  • Ayuda a la permanencia en el carril
  • Control de crucero adaptativo
  • Limitador de velocidad inteligente
  • Función de seguimiento del vehículo delantero
  • Iluminación Full LED con faros adaptativos
  • Detección de vehículo trasero
  • Frenada de emergencia marcha atrás
  • Cámara de visión trasera
  • Luces automáticas
  • Sensor de lluvia
  • Retrovisores automáticos con plegado eléctrico
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Volante y pomo del cambio en cuero
  • Volante calefactado
  • Asientos delanteros y traseros calefactados
  • Asientos delanteros con ajustes eléctricos
  • Climatizador dual automático
  • Display de 11,6 pulgadas
  • Subaru Starlink
  • Apple CarPlay y Androdi
  • Reconocimiento de voz
  • Varias tomas USB y de 12 voltios
  • Ordenador de viaje con pantalla a color
  • X-Mode con dos modos de coducción
  • Control de descensos
  • Control activo de par
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Sistema de control dinámico VDC
  • Llantas de 18 pulgadas en gris oscuro

Field

  • 8 ganchos para el equipaje
  • Pedales de aluminio
  • Llantas de 18 pulgadas en metal oscuro
  • Faldones delanteros y traseros en negro brillante
  • Raíles de techo
  • Asientos símil cuero bicolor

Touring

  • Monitor multifunción
  • Llantas de aluminio de 18 pulgadas
  • Techo solar automático
  • Asientos de cuero napa
  • Función de memoria en el asiento del conductor

Precios Subaru Outback

Prueba Subaru Outback 2021 perfil

Acabado Precio en gasolina Precio versión GLP
Acabado Precio en gasolina Precio versión GLP
Trek 39.500 € 41.500 €
Field 39.500 € 41.500 €
Touring 43.900 € 45.900 €

Galería Subaru Outback


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.