Prueba Toyota RAV4 Hybrid, porque los SUV también pueden ser híbridos

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

El Toyota RAV4 Hybrid es la última apuesta de la marca nipona. Pero además este nuevo modelo comenzará una nueva etapa por muchos motivos. El RAV4 convencional lleva ya cuatro generaciones a sus espaldas habiéndose vendido más de 6,5 millones de unidades a nivel mundial desde su lanzamiento en 1994. Si este vehículo del segmento C-SUV ya se trata de un modelo exitoso, ¿qué pasaría si integra una nueva propulsión alternativa?

Por todos es sabido la extensa experiencia que tiene Toyota en los vehículos híbridos. Así lo ha reflejado en su gama en los últimos años, ofreciendo varios modelos con el apellido Hybrid. Pero hasta ahora esa tecnología quedaba reservada para los coches de menor tamaño. Hasta ahora. El Toyota RAV4 Hybrid viene precisamente para eso, para cambiar los conceptos y convertirse en el primer SUV híbrido de la marca. También para intentar hacerse un hueco en un mercado cuando llegue a los concesionarios este mismo mes de abril.

El origen

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

La clave en el nuevo modelo ha sido la unión de estos conceptos que mencionábamos. Por un lado el ADN del RAV4, partiendo de esta base ya se contaban con algunos aspectos como la utilidad o la habitabilidad. Con unas dimensiones de 4,6 metros de largo, 1,84 metros de ancho y 1,70 metros de alto se postula como un vehículo grande que ofrecerá un buen espacio interior. Para los que busquen algo más pequeño, tranquilos, el Toyota C-HR está en camino.

Seguimos hablando de las características del exterior. El lavado de cara introducido en toda la gama del RAV4 afectaba sobre todo a su frontal. Aquí se buscaba acentuar su dinamismo y parece que lo consiguieron rediseñando el paragolpes e introduciendo los nuevos faros Bi-LED que serán su seña de identidad. Se introducen nuevos diseños para sus llantas de 17 o 18 pulgadas y la zaga ahora será más horizontal, con nuevos pilotos de LED que parecen conectar entre sí. El toque deportivo lo da la defensa cromada situada en la parte inferior.

Tecnología y calidad para el interior

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Algo que quiere transmitir Toyota con su nuevo modelo es el paso adelante que ha habido en cuanto a calidad. Los materiales utilizados son más agradables y lo colocan más cerca del Lexus NX 300h, con el que tendrá más similitudes. La tecnología no podía faltar a la cita y por ello incluye el sistema multimedia Toyota Touch 2 & GO, que nos permitirá controlar multitud de opciones a través de su pantalla táctil de 7 pulgadas, situada en el centro de la consola central.

Se complementa a la perfección con la otra pantalla de 4,2 pulgadas y a color que va detrás del volante, emplazada entre los relojes analógicos que miden la velocidad y la forma en la que se está usando el motor (no hay cuentarevoluciones). Otra de las novedades que llega en el RAV4 Hybrid es el monitor de visión panorámica. Gracias a cuatro cámaras situadas delante, detrás y en los retrovisores; se consigue una vista de pájaro desde justo arriba. En la pantalla se muestra esta vista de 360 grados en 3D, que facilita nuestras maniobras al aparcar.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

La habitabilidad del Toyota RAV4 es uno de sus aspectos destacados. En las plazas delanteras gozaremos del espacio y confort característicos de un SUV, con una gran altura al techo. Las plazas traseras no se quedan atrás y son capaces incluso de albergar a tres adultos en viajes no muy largos. El maletero es otro de los puntos fuertes en este modelo y cubica 501 litros. Esta cifra, como era de esperar, es 46 litros inferior a la de la versión normal, debido al sistema híbrido.

Toyota Safety Sense

Toyota Safety Sense

La seguridad también es un valor añadido en el nuevo todocamino. El paquete de ayudas Toyota Safety Sense engloba una serie de elementos que ayudarán en nuestra conducción. Gracias al radar y la cámara situados en el parabrisas se beneficia de un sistema precolisión (que además incluye detección de peatones a menos de 30 km/h), avisador de cambio involuntario de carril, reconocimiento de señales o control inteligente de las luces de carretera.

Otra de las novedades será su control de crucero adaptativo que funciona por encima de los 40 km/h. Éste será muy útil en autopista y su funcionamiento es satisfactorio. Se suman a esta lista como equipamiento opcional el detector de ángulo muerto y un sistema de alerta de tráfico posterior cruzado, que se encargará de avisarnos en caso de que salgamos de una plaza de aparcamiento marcha atrás y se aproxime un coche por alguno de los lados.

Potencia híbrida

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Pero todas las novedades anteriores no son nada comparado con lo que aguarda bajo el capó. Por primera vez en la historia de la marca se ha equipado a un SUV con un sistema de propulsión híbrido. Este es el otro punto que comparte con el Lexus NX 300h y se trata de la combinación de un motor gasolina de ciclo Atkinson con cuatro cilindros y 2.5 litros con uno o dos motores eléctricos.

Esta es la clave, ya que en la tracción delantera solamente se equipará un motor eléctrico en dicho eje, mientras que para obtener una tracción total (AWD) se montará un segundo motor que moverá el eje trasero. Toyota lo ha bautizado como E-Four y tiene como ventaja que permite mover las cuatro ruedas sin que haya conexión entre los ejes, sin apenas incrementar su peso total y sin penalizar su consumo. El sistema 4×4 tendrá ventajas, como la capacidad de remolque de 1.650 kg, que es más del doble que en la versión normal, que soporta 800 kg.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Tanto en las versiones 4×2 como en las 4×4 el sistema híbrido consigue una potencia conjunta de 197 CV, situándose como la versión más potente de la gama. Sus prestaciones también serán interesantes para un vehículo que supera los 1.600 kg. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos, tiene una velocidad máxima de 180 km/h y presenta una recuperación de 80 a 120 km/h en 7 segundos. Todo ello sin olvidarse de su condición de ahorrador y eficiente, ya que homologa un consumo de 4,9 l/100km (luego veremos que la realidad es otra) y unas emisiones de CO2 de 115 g/km.

El cambio, al igual que en todos los híbrido de la gama, es el e-CVT que funciona de forma similar a un variador continuo. Como ya pudimos comprobar conduciendo el Toyota Auris Hybrid, esta transmisión no tiene marchas y empuja continuamente sin que haya los habituales saltos de los cambios. Pero la principal novedad que introduce en el RAV4 Hybrid en un modo secuencial, que simulará seis velocidades y permitirá jugar un poco con las revoluciones y el freno de motor, sobre todo en modo Sport.

Para los más clásicos, el RAV4 también se ofrece con dos motores convencionales. Se podrá elegir un diésel y un gasolina atmosférico, ambos de cuatro cilindros y de 2.0 litros. El primero tendrá una potencia de 143 CV y 320 Nm, mientras que el segundo consigue 151 CV y 195 Nm de par. Sin embargo, Toyota espera que el 80% de los RAV4 vendidos sean híbridos, dejando un 18% de las ventas para el diésel y un residual 2% para el gasolina.

Poniendo a prueba el Toyota RAV4 Hybrid

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Con toda la teoría sobre el papel, nos toca ponernos manos a la obra. Llega el momento esperado de estar al volante del RAV4 Hybrid, pulsamos el botón de arranque y… silencio. Es una de las mejores sensaciones de un híbrido, el arrancar y movernos los primeros metros en modo eléctrico. Se acentúa aún más cuando estas en un coche de estas dimensiones y conduciendo a una altura considerable. En los primeros kilómetros nos damos cuenta del refinamiento del sistema y del trabajo de insonorización que se ha hecho.

No nos sorprende cuando nos cuentan que esta versión híbrida lleva un paquete específico para mitigar el ruido en el interior. El confort es importante y por ello se han reducido también las vibraciones y asperezas. Se consigue gracias a que la superficie aislante del suelo ha crecido hasta en un 55%. También se ha mejorado en el aislamiento de las puertas, sellándolo del exterior. En modo eléctrico y a bajas velocidades es una gozada, sin embargo a mayores velocidades o cuando demandamos más potencia el ruido llegará con mayor intensidad, llegando a resultar molesto en algunas ocasiones.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Dejando de lado este aspecto, el Toyota RAV4 Hybrid es un coche fácil de conducir. A pesar de sus dimensiones se comporta como un vehículo más pequeño, rodando de una manera bastante fluida. En autopista tiene aplomo y permite hacer kilómetros sin que nos cueste apenas. Las incorporaciones, adelantamientos y otras maniobras de aceleración serán fáciles gracias a la respuesta contundente y casi instantánea. Esto es gracias a la combinación del motor eléctrico con el de gasolina, no hay que olvidar que tenemos casi 200 CV bajo el pie derecho.

Ya lo hemos comentado, el consumo se presentaba como una de las ventajas del SUV. Homologar 4,9 l/100km con tracción delantera y 5,1 litros con tracción total no en ninguna tontería para un vehículo tan grande y pesado. Sin embargo la realidad nos arroja otras cifras. Por autovía a una velocidad de 120 km/h conseguimos un consumo de unos 8 l/100km. El terreno donde estos datos mejorarán será en entornos urbanos. En situaciones de atascos, semáforos y otras retenciones el modo eléctrico bajará el consumo significativamente.

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Al llegar a la Finca Valdepalacios, donde nos íbamos a alojar, nos aguardaba una pista de tierra de unos 10 kilómetros que nos iba a permitir evaluar el funcionamiento del RAV4 Hybrid fuera del asfalto. Lamentablemente nuestra unidad sólo tenía tracción al eje delantero y nos quedamos con las ganas de probar el 4×4. A pesar de ello podemos decir que su comportamiento fue correcto, teniendo en cuenta que es un vehículo que no tiene un enfoque puramente todoterreno.

La suspensión ha sido revisada y ofrece unos nuevos amortiguadores que aumentan en confort en marcha. Su funcionamiento en carretera es notable y ofrece dicha comodidad, pero a la hora de salir del asfalto se nos antoja algo blanda y no filtrará los baches y las irregularidades del terreno de la forma más deseada. Tras este recorrido por caminos con desniveles y algo rotos en algunos puntos, podemos decir dirección es bastante precisa y la respuesta del motor es muy buena y rápida cuando demandamos potencia.

Para concluir con nuestra primera experiencia con el Toyota RAV4 Hybrid hay que destacar un aspecto. El SUV híbrido japonés ha sido concebido con la premisa de ofrecer una conducción tranquila y sin estrés al cliente. Por lo tanto no será el vehículo idóneo para una conducción deportiva. El resultado ha sido bastante satisfactorio, encontrando en él un vehículo bastante ágil para sus dimensiones además de eficiente y silencioso. Que su spot lleve como tema principal el “Changes” del difunto David Bowie, deja clara su intención de un cambio, poniendo de referencia al SUV híbrido.

Equipamiento del Toyota RAV4 Hybrid

Advance:

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Toyota Touch 2 con pantalla táctil de 7 pulgadas
  • Portón trasero con apertura y cierre eléctrico
  • Faros con tecnología LED
  • Climatizador bizona
  • Sensores de iluminación y lluvia
  • Entrada y arranque sin llave
  • Control de crucero

Feel! (añade a Advance):

  • Llantas bitono de 18 pulgadas
  • Tapicería mixta
  • Toyota Safety Sense (incluye sistema precolisión, control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales y control inteligente de luces de carretera)
  • Asientos delanteros calefactados
  • Asiento del conductor regulable eléctricamente
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Sistema de audio JBL con 11 altavoces

Executive (añade a Feel!):

  • Toyota Touch 2 & Go Plus
  • Tapicería de cuero
  • Techo solar eléctrico
  • Monitor de visión panorámica 360 grados
  • Alerta de Tráfico Trasero (RCTA)
  • Detector de Ángulo Muerto (BSM)

Opcionalmente se ofrece el Pack Drive que incluye llantas de 18 pulgadas y cristales oscurecidos. También habrá otros elementos como las pinturas metalizada o perlada, el sistema de audio JBL o el techo solar eléctrico.

Precios del Toyota RAV4 Hybrid

Prueba Toyota RAV4 Hybrid

Acabado Precio 2WD Precio AWD
Toyota RAV4 Hybrid Advance 29.890 euros 32.890 euros
Toyota RAV4 Hybrid Advance + Pack Drive 29.990 euros 32.990 euros
Toyota RAV4 Hybrid Feel! 32.990 euros 35.990 euros
Toyota RAV4 Hybrid Executive 35.990 euros 38.990 euros

Como ya hemos comentado, la marca espera que el Toyota RAV4 Hybrid suponga el 80% de las ventas de ese modelo. De ese porcentaje, el 60% de los clientes lo comprarían con tracción 2WD y el 40% restante con la tracción AWD. En nuestro país quieren alcanzar un volumen de ventas de 8.000 unidades al año, llegando al 7,5% del total del segmento.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *