Prueba Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 CV Sport (vídeo)

Prueba Volkswagen T-Cross dinámica perfil delantero

Bienvenidos a la prueba del Volkswagen T-Cross. Se trata del SUV más pequeño de la casa Volkswagen, un vehículo que acaba de aterrizar hace solo un par de meses en el segmento de los crossovers urbanos, también conocido como B-SUV. Y es que, como sabéis, cada vez hay más variaciones de estilo y tamaño dentro de los modelos todo camino.

Entre otras cosas debo destacar que el T-Cross es un producto “made in Spain”, pues se fabrica en la factoría de Navarra, junto al Volkswagen Polo con el que comparte plataforma. Por otro lado, tiene un precio de partida de 18.990 euros, lo que le sitúa como el más caro entre sus rivales. Lo probamos en acabado Sport, con el motor de gasolina 1.0 TSI de 115 CV y transmisión manual de 6 velocidades.

Un diseño juvenil, urbano y simpático

Empezando por el exterior, este modelo se presenta con un diseño que mantiene muchos de los rasgos vistos en el Volkswagen T-Roc y, a diferencia de sus hermanos más grandes, trae algunos detalles que transmiten una apariencia más juvenil y urbanita, más “simpática”; sobre todo en esta unidad con el color “Naranja Calatea”, el paquete orange y el nivel de acabado Sport.

Prueba Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 CV Sport

Las dimensiones exteriores del Volkswagen T-Cross son 4.110 milímetros de longitud, por 1.782 de anchura y 1.584 de altura, ofreciendo una batalla de 2.563 milímetros.
Artículo relacionado:
Prueba Volkswagen T-Roc Sport TSI 2.0 190 CV DSG

Entre los puntos destacables de su estética frontal podemos destacar la gran parrilla superior con lamas horizontales cubriendo el logo de la marca y comunicando los faros de LED, así como una parte baja con forma de “hueso” en cuyos extremos se encuentran los antiniebla. No faltan tampoco unas marcadas protecciones inferiores, las cuales encontraremos en los cuatro costados de la carrocería.

La parte lateral presume de estética especialmente por estas llantas de 18 pulgadas que combinan el negro y el tono anaranjado a juego con el color de la carrocería. Pese a ser un vehículo relativamente pequeño, destaca su gran superficie acristalada, con las lunas posteriores oscurecidas. El contorno de las ventanillas es de tono aluminio, el mismo que el de los raíles de techo.

Prueba Volkswagen T-Cross parte trasera

Creo que su vista más característica es la trasera. Y esto se debe a la forma de los pilotos de luces LED que se ven comunicados por una ancha franja central de color negro nunca antes vista en Volkswagen. El paragolpes también es muy voluminoso y, como acostumbra la firma alemana, han recurrido a líneas horizontales para incrementar la sensación de anchura del coche. En este caso no han querido dejar visibles las salidas de escape, pero por suerte tampoco las han simulado. ¡Veamos el interior!

Un interior de plásticos duros, pero con buenas sensaciones

Una vez en el puesto del conductor, nos encontramos en una posición más elevada que en el Polo, 10 centímetros más altos concretamente. El volante se puede regular en altura y profundidad, contando con ajustes en todos los sentidos para el asiento y también regulación lumbar. El cinturón de seguridad también tiene reglaje, algo que siempre es de agradecer.

Artículo relacionado:
Prueba Volkswagen Polo 1.0 TSI 95 CV DSG Sport (con vídeo)

Puesto de conducción del T-Cross

Tras el volante multifunción tapizado en cuero encontramos el cuadro de instrumentos totalmente digital, con una pantalla TFT de 12,3 pulgadas y alta calidad que nos muestra los típicos datos de viaje, asistentes a la conducción, indicaciones del navegador y algún que otro detalle más de menor importancia. Su visión es bastante buena, más aún si tenemos en cuenta que es un coche de este segmento B-SUV.

A la misma altura que el cuadro, pero en el centro del salpicadero se ubica la pantalla táctil para el sistema de infoentretenimiento, que es de 8 pulgadas. Su funcionamiento es realmente bueno, con un gran tacto, rápida fluidez y buenos gráficos. Desde ella se controlan buena parte de los sistemas del coche. Además es compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

Como curiosidad, no se puede ver el navegador a la vez en las dos pantallas.

Por lo demás, encontramos varios y voluminosos huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo, superficie de carga inalámbrica y un climatizador bizona que es sencillo de manejar. Sobre los mandos del climatizador se encuentran algunos botones, destacando el de los modos de conducción y otro para activar el sistema de aparcamiento automático.

Prueba Volkswagen T-Cross diseño interior

Siguiendo con el diseño, esta unidad cuenta con el paquete de “diseño orange”, el cual se compone de las llantas bicolor antes citadas, asientos de tapicería específica y algunas molduras interiores en color naranja, como toda la “plancha” central del salpicadero (con vinilo negro), el contorno de la consola central y una pequeña parte inferior del volante. Este paquete (por 665 euros) porta un toque muy llamativo y personal al Volkswagen T-Cross.

Respecto a la calidad percibida en el interior, prácticamente todos los plásticos son duros, encontrando solo materiales mullidos en los apoyacodos de las puertas delanteras y en el reposabrazos central. Los ajustes son buenos, aunque es cierto que si presionamos en la moldura que envuelve tanto el cuadro de instrumentos como la pantalla central se escucha algún que otro crujido. Estos “grillos” no han aparecido por sí solos durante la marcha.

Sorprendente espacio interior, su principal punto fuerte

Uno de los apartados donde más me ha sorprendido este Volkswagen T-Cross es en el de habitabilidad. Para tratarse de un coche con solo 4,11 metros de longitud, el espacio interior está muy bien aprovechado en todos los sentidos. En las plazas delanteras pueden viajar sin problemas dos adultos corpulentos, especialmente por altura.

Plazas traseras del Volkswagen T-Cross

Cuatro ocupantes de 1,80 metros, o incluso algo más de altura, pueden viajar con total comodidad. En las plazas traseras destaca tanto el espacio longitudinal para las rodillas como en altura para la cabeza. Un quinto ocupante comprometerá el confort de la segunda fila, pues por anchura irá justo; algo totalmente normal en coches de este segmento.

En la zona central tenemos dos tomas USB para las plazas traseras, así como un pequeño compartimento para dejar algún objeto pequeño, como unas llaves. Un teléfono móvil, aunque no sea grande, no cabe.

Cabe destacar que la banqueta trasera puede deslizarse longitudinalmente en 14 centímetros para así repartir el espacio entre esta fila de asientos y el maletero. Yo, con mi 1,76 de altura y el asiento delantero regulado a mi postura de conducción, tengo prácticamente un palmo para rozar con las rodillas en el respaldo. Si adelantamos la banqueta totalmente, aún no llego a tocar, pero se pierde el confort y prácticamente toda movilidad.

Maletero generoso y modulable

Maletero del Volkswagen T-Cross

La capacidad del maletero es de 385 litros cuando tenemos la banqueta trasera colocada en su posición más retrasada, que ya es un volumen bastante bueno (5 litros más que un Volkswagen Golf actual). Si la deslizamos hasta la posición más adelantada obtenemos un volumen de 455 litros, que es una capacidad muy grande teniendo en cuenta, nuevamente, su longitud exterior. Podemos colocar el suelo en dos alturas distintas y también abatir los asientos, llegando hasta los 1.281 litros.

Como curiosidad, también se puede plegar el asiento del copiloto, lo que nos permitirá cargar objetos muy largos y/o voluminosos en este modelo.

Gama mecánica: lógica, pero no sobrada

Detalle piloto trasero Volkswagen T-Cross

Pasando ya a la oferta de mecánicas en este Volkswagen T-Cross, por el momento, no es demasiado amplia. Tenemos dos versiones de gasolina, con un bloque 1.0 TSI de 95 y 115 CV, y una sola opción diésel, con un propulsor 1.6 TDI de 95 CV. Se espera que pronto llegue el motor 1.5 TSI de 150 CV con desconexión de cilindros.

Respecto a las cajas de cambios, las dos mecánicas de 95 CV se vinculan obligatoriamente a una transmisión manual de 5 velocidades. El TSI de 115 viene de serie con una caja manual de 6 marchas, aunque también se puede optar por la transmisión DSG de 7 velocidades por 1.210 euros más. La tracción es siempre en el tren delantero, no habiendo versiones 4×4.

Motor 1.0 TSI 115 CV manual 6v

Motor 1.0 TSI 115 CV en T-Cross

La unidad probada incorpora la más potente de todas las opciones con la transmisión manual de 6 relaciones. Este 1.0 TSI de 115 CV da toda su potencia a 5.500 vueltas y tiene un par máximo de 200 Nm entre 2.000 y3.500. El consumo combinado homologado es de 5,9 litros, tarda poco más de 10 segundos en pasar de 0 a 100 y su velocidad máxima es de 193 km/h. Prestaciones suficientes para un coche que hará la mayoría de sus recorridos en entornos urbanos. ¡Y ahora, vista toda la teoría, vamos a conducirlo!

Al volante: Buen tacto, buena rodadura

Prueba Volkswagen T-Cross dinámica parte trasera

Hablemos un poquito de su dinámica de conducción. Lo primero a destacar es que nos encontramos en una postura un tanto elevada, lo que es una ventaja para conducir por ciudad porque nos permite ver mejor qué tenemos en cada ángulo, algo a lo que también ayuda la gran superficie acristalada, los sensores de aparcamiento delanteros y traseros y la cámara de marcha atrás de esta unidad.

En ciudad, el motor gasolina de 115 CV mueve con suficiente soltura al T-Cross, no necesitando más potencia. Sin embargo, si nos gusta practicar una conducción ágil o a la hora de subir un puerto de montaña a ritmo normal, tendremos que recurrir al cambio de vez en cuando y no dejar caer el motor por debajo de las 2.000 vueltas porque por debajo de esa franja la respuesta es un poco pobre. En cualquier caso, el tacto del cambio es bueno, así que tampoco es un gran problema.

Lateral Volkswagen T-Cross

Por autovía, el motor es suficiente para mantener los 120 km/h cuando nos encontramos con alguna cuesta o como mucho bajamos una marcha para que la sensación no sea la de llevar el motor “ahogado”. Lo mismo ocurre al realizar incorporaciones o adelantamientos en secundarias, mejor revolucionar un poco el motor estirando las marchas para hacerlo con mayor solvencia y seguridad.

Respecto al confort y calidad de rodadura, está claro que un 3 cilindros no llega al tacto refinado de un 4 cilindros, pero en este caso está bien aislado en cuanto a ruidos y vibraciones del motor. Solo se percibe al iniciar la marcha desde parado o al conducir a baja velocidad, en primera y segunda. Por otro lado, si hablamos de ruidos aerodinámicos, para ser un coche de este segmento, aprueba con nota.

Prueba Volkswagen T-Cross dinámica lateral

En cuanto a la suspensión me ha parecido que en curvas sujeta muy bien la carrocería y apenas se notan inclinaciones, pero también un pelín seca de atrás al pasar por baches y badenes. No es algo excesivo, no es grave ni mucho menos, y creo que en buena parte también se debe a las llantas de 18 pulgadas, que son muy pintonas pero poco prácticas para este tipo de coches. Probablemente con llantas de menor tamaño se muestre ligeramente más cómodo. Ojo, esto no quiere decir que sea excesivamente dura, para nada. Es un coche confortable.

Por último, hablemos de consumos. Como ocurre normalmente en este tipo de coches, con motores turbo de baja cilindrada, el consumo varía bastante dependiendo de nuestra conducción. En una conducción normal y mixta es habitual rondar los 6,2 l/100 aproximadamente, siendo de unos 5,5 a ritmos estables en autovía y algo superior a los 6,5 callejeando. Datos correctos teniendo en cuenta el tipo de coche que es. Tras 600 kilómetros de prueba el ordenador ha registrado un consumo medio total de 6,1 l/100 km.

Conclusiones

Prueba Volkswagen T-Cross Sport TSI 115 CV

Toca sacar conclusiones tras una semana con este Volkswagen T-Cross. Ha habido cosas que me han gustado bastante y otras que no me han gustado nada. Empezando por las buenas noticias, yo destacaría la capacidad de personalización y el hecho de contar con un diseño más alegre de lo que estamos acostumbrados en VW, pero sobre todo el espacio interior y capacidad de carga pese a ser un coche pequeño. También que tiene una buena calidad de rodadura.

Realmente este modelo, a mi forma de ver, solo tiene un punto negativo; pero ese punto negativo es bastante grande. Es el precio. Cierto es que de serie ya bien con una buena dotación de equipamiento, pero duele que un coche de 4,11 metros arranque en 18.990 euros en su acabado más bajo y con el motor menos potente. Hay opciones como el Hyundai Kona o incluso el Seat Arona que igual no llegan al nivel de este T-Cross, pero que se defienden muy bien y con un precio más asequible. Esta unidad, por todos los opcionales y paquetes, supera los 25.500 euros

Equipamientos Volkswagen T-Cross

Prueba VW T-Cross TSI

Edition

  • Llantas de acero de 16 pulgadas
  • Carcasas de los retrovisores y manillas de las puertas en color de la carrocería
  • Faros halógenos
  • Pilotos traseros de LED (menos intermitentes y marcha atrás)
  • Parrilla del radiador con lámina cromada
  • Alfombrillas en las plazas delanteras y traseras
  • Banqueta trasera abatible y con desplazamiento longitudinal en 14 cm
  • Piso del maletero a doble altura
  • Toma de corriente de 12 voltios delante
  • Volante multifunción
  • Isofix en las plazas traseras
  • Faros antiniebla y luz de curva
  • 2 tomas USB
  • 6 altavoces
  • Asistente de aviso de salida del carril
  • Luces automáticas
  • Detector de fatiga
  • Kit de reparación de pinchazos
  • Retrovisores exteriores de ajuste eléctrico y calefactados
  • Front Assist con frenada de emergencia en ciudad

Advance (añade)

  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Barras de techo en negro
  • Asientos delanteros con ajuste en altura
  • Bolsas portaobjetos en la parte posterior de los asientos delanteros
  • Cajón portaobjetos bajo el asiento del copiloto
  • Empuñadura del freno de mano y pomo del cambio en cuero
  • Inserciones decorativas en el tablero de instrumentos
  • Reposabrazos central delantero con regulación en altura y longitud con hueco y tomas USB
  • Cierre centralizado Safelock
  • Control de crucero adaptativo ACC (hasta 210 km/h) y limitador de velocidad
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Espejo de cortesía en los parasoles
  • Interfaz de teléfono

Sport (añade)

  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Barras de techo en plata anodizada
  • Faros Full LED
  • Paquete cromo
  • Faros antiniebla con el borde cromado
  • Asientos delanteros deportivos confort
  • Iluminación ambiental
  • Diseño específico del tapizado de los asientos
  • Cuadro de instrumentos digital
  • Aspiración de aire fresco con filtro de carbón activo
  • Climatizador bizona
  • Selección del perfil de conducción
  • Sensor de lluvia

Precios Volkswagen T-Cross

Parte trasera del VW T-Cross

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 TSI 95 CV Manual 5v Edition 18.990 €
1.6 TDI 95 CV Manual 5v Edition 21.790 €
1.0 TSI 95 CV Manual 5v Advance 20.620 €
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Advance 21.310 €
1.0 TSI 115 CV DSG 7v Advance 22.520 €
1.6 TDI 95 CV Manual 5v Advance 23.420 €
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Sport 23.230 €
1.0 TSI 115 CV DSG 7v Sport 24.440 €

Opinión del editor

Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 CV Sport
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
18.990 a 24.440
  • 80%

  • Volkswagen T-Cross 1.0 TSI 115 CV Sport
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 85%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 35%

Pros

  • Diseño agradable
  • Espacio interior, modularidad y volumen del maletero
  • Equipamiento elevado

Contras

  • Precio demasiado elevado en comparación con la competencia
  • Tacto del motor a baja velocidad
  • Respuesta pobre por debajo de 2.000 rpm

Galería Volkswagen T-Cross

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche