Drifting sobre nieve en Audi Winter Driving Experience, el curso al detalle

La semana pasada os contamos nuestras impresiones durante la Audi Winter Driving Experience. Como ya os dije, en mi opinión esta “experiencia” es más que un curso de conducción en sí mismo. La otra semana os relaté lo que es la experiencia, hoy me voy a centrar en desgranar lo que es el curso de conducción sobre nieve de .

Conducir sobre nieve

Si bien para rodar rápido en asfaltoes necesario ser actuar suavemente pero con decisión sobre el volante y pedales, en nieve esta necesidad se vuelve una extrema obsesión. Cualquier exceso de giro, de freno o de aceleración puede desequilibrar el coche y sacarnos de la pista (o carretera) en un incontrolable derrapaje.

Durante el viaje hacia a los mandos de un Audi Q3 Quattro me quedaba perplejo de la alta velocidad a la que se movían gran parte de los coches con matrícula de Andorra. Sus conductores ya están habituados a la conducción en suelo resbaladizo y dominan en mayor o menor grado la técnica. Igualmente en España, donde no nieva habitualmente  en cuanto caen cuatro copos es fácil que se monten unos pitotes del copón.
También me llamó la atención que la mitad o más de los coches que veía llevaban neumáticos de invierno.

La teoría de conducir en nieve

El curso comienza con una breve pero intensa (y necesaria) clase teórica donde desvelan las basesde la física de conducción de un vehículo, las particularidades de conducir sobre nieve, las características de los neumáticos de invierno, la tracción el sobre suelo deslizante y el control del subviraje y sobreviraje.

La anticipación en la conducción

La conducción segura está basada sobre todo en la anticipación. Esto es algo en lo que he insistido muchas veces: al ser humano se le da muy mal improvisar y menos si ha de hacerlo a alta velocidad.

Por naturaleza, no estamos hechos para ir a 80 km/h y por ello debemos “educar” nuestra vista y nuestro cerebro a anticiparnos a lo que viene. Esto se logra mirando lo más lejos posible en la pista o carretera. Si no miramos lejos, tendremos que “improvisar” según vayamos encontrándonos con obstáculos delante del capó. Ahora son conos, pero en la vida real pueden ser otros coches parados, camiones, personas, animales, etc). Si hemos visto el obstáculo antes, más tiempo tendremos para maniobrar, frenar, colocar el coche… lo que sea.

La adherencia del neumático

Para un curso de conducción en nieve, evidentemente los neumáticos de invierno son imprescindibles. Estos neumáticos son un increíble aliado a la hora de traccionar (subir cuestas o acelerar desde parado), pero a la hora de frenar tienen más limitaciones pues el ABS juega en nuestra contra y los coches del curso no son precisamente pesos plumas. Para el 99% de las ocasiones el ABS es un gran aliado, pero en la nieve y sobre todo en bajada puede ser un gran problema al impedir al neumático “clavarse” y dar más adherencia.
Todos los neumáticos pueden proporcionar una fuerza determinada, ya sea frenando, girando o ambas cosas a la vez. Cuanto más giremos menos podremos acelerar o frenar y viceversa.

La transferencia de pesos

Cuanto mayor sea el peso que cae sobre una rueda, mejor se agarrará al suelo por lo que transferir el peso del coche sobre unas ruedas u otras es fundamental. Por ejemplo a la hora de girar es mejor transferir algo de peso al eje delantero para facilitar que el coche “entre” en la curva o si el coche derrapa de atrás deberemos acelerar ligeramente para que ese eje gane peso y sea más fácil controlar el derrape.

En realidad…esto es la teoría, luego llevarlo a la práctica es otra historia. Evidentemente todos los coches llevan el ESP desconectado para poder acelerar y derrapar a nuestro antojo.

Parte práctica

 

  • Slalom entre conos con 3.0 TDI Quattro.

Es el primer ejercicio para empezar a practicar. Se trata de un slalom a baja velocidad en la que hace falta balancear el coche para hacerlo derrapar entre los conos y llevar el coche por donde queremos. Fundamental hacer manos con el volante y dar el toque de acelerador justo en el punto necesario. Si te pasas acelerando tendrás el trompo asegurado, si te quedas corto o a aceleras destiempo, posiblemente te irás de morros.

  • Slalom entre conos con y 2.0 TFSI Quattro

Este ejercicio es igual que el anterior solo que el coche es más corto, tiene menos distancia entre ejes y la tracción Quattro utiliza diferente sistema mecánico. Los conos también están algo más abiertos con lo que podremos hacer unos derrapes algo más largos usando más el acelerador y menos la dirección.

  • Ascenso y descenso de pendientes

Ascender y bajar pendientes por una pista que mide 15 metros de ancho y sin tráfico no tiene ningún misterio. Para subir, simplemente coger un poco de carrerilla y acelerar sin contemplaciones: el sistema y los neumáticos de invierno se encargan del resto. Para bajar, hay que tener en cuenta que por culpa del no podremos detener el coche completamente cuesta abajo, así que abordaremos la bajada muy despacio, en primera, reteniendo con el motor y rozando el freno con el pie. Si tu coche tiene ABS y frenas a fondo, verás que no frena casi nada. Si no tiene ABS y frenas a fondo, es posible que pierdas el control del coche. Resumiendo: conduce lo más despacio posible.

Vuelta completa

Se supone que ya hemos cogido práctica y nuestro arte en el derrapaje ya nos permite dar vueltas completas al circuito. Por ello los monitores cambian el trazado de la pista, abriendo los conos para poder coger una mayor velocidad. En vez de hacer el ejercicio y volver, vamos dando vueltas completas a la pista (conos-subida-bajada-conos-y vuelta a empezar)
Está muy bien y es muy divertido, pero se echa de menos que quitaran TODOS los conos y pudiéramos driftear a nuestro antojo por la pista. Supongo que si permitieran eso, todos los días tendrían que cambiar algún parachoques…

Vuelta de exhibición

Una de las cosas más impactantes del curso es cuando los monitores te dan un “paseo” a toda velocidad por la pista de pruebas, ignorando los conos.
Como os contaba el otro día, lo único que importa ahora es derrapar de forma espectacular para disfrute de los pasajeros (es decir, nosotros). He dado vueltas y Hot Laps a varios circuitos en coches de más de 600 CV y creo que nunca me había impresionado tanto como volando a 100 km/h por el circuito nevado de Audi en Grandvalira.
Hubo un pequeño percance: la nieve acumulada bajo el coche nos jugó una mala pasada en la subida y arrancó parte del parachoques. Lo extraño es que no se desintegre el coche yendo de rallyes de esa manera, saltando por la nieve…

Sobre los coches

En este curso podrás conducir el Audi A5 3.0 TDI Quattro de 240CV y 500 Nm de par, y el Audi TT y A3 TT con motor 2.0 TFSI Quattro de 200CV. Aunque el funcionamiento del motor V6 3.0 TDI es impresionante, he de decir que para este curso es mucho más divertido el TT o el A3, ya que son más ágiles y fáciles de controlar.

El A5 lleva el motor en posición longitudinal y su diferencial es de tipo mecánico (Torsen o de corona), mientras que el A3 y TT llevan el motor transversal con diferencial central tipo Haldex. Esto ya es una gran diferencia puesto que el A5 es en principio más deportivo por su tipo de construcción. Además el A5 lleva un reparto 60-40 favoreciendo el eje posterior, mientras que el A3 y TT son un 50-50 como máximo y sólo si el eje delantero pierde agarre. Pero aún hay más, el A5 lleva el Audi Drive Select que permite configurar diversos parámetros de la conducción (dirección, acelerador, diferencial trasero en opción, etc.) con lo que en teoría todo parece indicar que va a ir mejor el A5.
Pues no, sobre nieve, la menor batalla, longitud, algo menos de peso y la mayor ligereza del motor de gasolina ganan la batalla, haciendo del Audi A3 y TT un coche mucho más divertido, controlable y fácil de llevar. Eso no quiere decir que el A5 vaya mal, sino que no se desenvuelve tan bien sobre la nieve. Un ejemplo claro: en el circuito del el Audi A5 con motor 3.0 TDI Quattro me soprendió gratamente.

Sobre la relación calidad-precio del curso

En cualquier curso de conducción se aprende un montón, siempre he recomendado a quien pueda que haga uno. Los hay incluso gratuitos pagados por el estado, pasando por una amplia variedad de precios y opciones.
Me remito a lo que dije el otro día sobre este curso.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Audi

Luis Gaton

Palentino del 83, desde muy niño me interesé por destripar y observar como funcionaba todo lo que tenía la desgracia de caer en mis manos. Como es... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *