El nuevo Hyundai Tucson cambia por completo para agitar el segmento

El segmento C-SUV, el de los SUV de tamaño medio, no para de evolucionar. Además de que ya prácticamente todas las marcas comunes tienen un producto en esta categoría, los fabricantes buscan el mayor trozo de esa compartida tarta aportando soluciones y rasgos diferentes al de sus rivales. Claro, que todo conlleva sus riesgos. Hace unos minutos hemos conocido al nuevo Hyundai Tucson, que cambia considerablemente.

El Hyundai Tucson es uno de los crossovers de tamaño medio más demandados en el mercado europeo. En nuestro país es de los más vendidos junto al Qashqai, el Ateca, el 3008 o el Sportage. Como podéis estar viendo ya en las imágenes, el Tucson quiere hacerse notar con una estética muy diferente. ¿Logrará convertirse en la referencia del segmento C-SUV y destronar al Qashqai de Nissan?

Cambio total en la estética exterior del nuevo Tucson

Esta cuarta generación poco tiene que ver con la primera, lanzada por Hyundai allá por el 2004, pero tampoco es que sea parecida a la predecesora. El modelo anterior contaba con una estética que casaba muy bien con los gustos europeos. Éste parece ahora más global y no tan centrado en Europa, por lo que puede que a algunos clientes no termine de convencerles.

El tamaño exterior del nuevo Tucson es de 4,50 metros de longitud, 1,86 de anchura, 1,65 de alto y 2,68 metros de distancia entre ejes.

En cualquier caso, no se podrá tachar de aburrido su diseño. El frontal de este SUV compacto es impresionante. Utiliza un frente en el que parecen intercalarse la parrilla y los propios faros de LED, dando un aspecto muy tridimensional y diferenciado. Además, las formas del paragolpes y las entradas de aire aportan mucho carácter.

La parte lateral mantiene la silueta habitual de todo camino pero, no obstante, se ve mucho más voluminosa que antes. Destacan las marcadas protecciones inferiores, los pasos de rueda cuadrados, las continuas líneas de tensión y nervaduras, así como la superficie acristalada y el estilo de techo flotante que le otorga un aspecto más coupé.

Para finalizar, la retaguardia tampoco pasa desapercibida. El sistema de iluminación LED es totalmente nuevo, recurriendo -como muchos otros fabricantes- a una línea de iluminación que comunica los pilotos entre sí por encima de la matrícula. La protección inferior también es muy marcada, dejando claro que es un SUV. Por último, llama la atención que el emblema de la marca se sitúa en una posición elevada, en la propia luneta posterior.

Un interior limpio y totalmente nuevo

Con todas las novedades vistas en el exterior, era de esperar que el Hyundai Tucson no se iba a conformar con un habitáculo demasiado simple. Apuesta notablemente por la tecnología. El diseño del salpicadero es completamente nuevo, minimalista y muy fluido. De hecho, las líneas principales que lo recorren horizontalmente continúan a nivel visual atravesando también las puertas.

Llegará al mercado europeo en la segunda mitad del próximo año 2021.

Tras el volante, que igualmente es de nuevo diseño, se ubica un nuevo cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas. Exactamente las mismas dimensiones puede tener la pantalla táctil central a color del sistema de infoentretenimiento. Seguramente haya evolucionado mucho el funcionamiento de este sistema en comparación con el anterior Tucson, pero la posición de la pantalla se nos antoja algo baja.

Hyundai ha preferido eliminar los botones tradicionales de esta zona central, lo que no nos parece un acierto. Por norma general, esto implica más distracciones y nos obliga a desviar más tiempo la mirada de la carretera. Al menos, el punto positivo es que, aunque los controles son táctiles, el climatizador está claramente separado de la pantalla.

Hay 64 tonalidades diferentes para la iluminación ambiental del habitáculo.

Por otro lado, la consola central y los detalles que vemos en estas imágenes ofrecidas por la compañía nos hacen ver que Hyundai ha querido dar un gran salto en cuanto a diseño y calidad en su modelo. Aún no hemos podido subirnos, pero al menos a nivel visual parece que todo ha sido hecho con mucho cuidado.

Respecto al maletero, la marca surcoreana afirma que habrá un gran aprovechamiento del espacio de carga. Es más, los asientos posteriores tendrán un eficaz plegado (llamado “plegado y sumergido”) que logran ocupar menos espacio y llegar así a los 1.800 litros de capacidad. Aunque depende de las motorizaciones -por colocación de baterías y demás-, con los cinco asientos colocados podemos tener hasta 620 litros de maletero.

Equipamiento de seguridad evolucionado

Dejando a un lado la parte visual, nos pasamos a los “ángeles de la guarda”, a los asistentes a la conducción y sistemas de seguridad activa. Lo que la compañía asiática denomina Hyundai SmartSense.

Entre otros sistemas podemos mencionar la frenada de emergencia con detección de peatones, mantenimiento de carril, alerta de ángulo muerto, advertencia de colisión, asistente de aparcamiento, estacionamiento inteligente remoto, detector de fatiga o luces largas automáticas.

Desde 2004, el Hyundai Tucson ha comercializado más de 7 millones de unidades a nivel global.

Tampoco faltan algunas incorporaciones como el detector de tráfico cruzado posterior, que es de gran ayuda al salir de estacionamientos en batería, o el control de crucero adaptativo con Stop & Go.

Motorizaciones para todos los gustos y necesidades

Cerramos este artículo hablando de las mecánicas. Y ojo, no pienses que aquí no hay novedades interesantes. El nuevo Hyundai Tucson tiene una amplia oferta de mecánicas. Encontramos motores de gasolina, diésel, micro híbridos de gasolina, micro híbridos diésel, híbridos convencionales e híbridos enchufables. Es decir, que se adapta a todo cliente. Hay donde elegir.

El motor de gasolina convencional, sin electrificación, es el 1.6 T-GDI de 150 CV. Este mismo bloque motor está disponible con hibridación ligera a 48 voltios, rindiendo potencias de 150 y 180 CV, y beneficiándose de la etiqueta Eco en España.

En el apartado diésel encontramos el bloque 1.6 CRDi, que tiene en su versión de acceso unas variante de 115 CV. La versión más prestacional es mild hybrid, erogando 136 CV y, lógicamente, llevándose también la pegatina Eco de la DGT.

Si hablamos de híbridos, por un lado tenemos una mecánica híbrida tradicional -con motor térmico de gasolina- que es capaz de desarrollar 230 CV. Por el contrario, si buscamos un Hyundai Tucson híbrido enchufable PHEV, tenemos una opción muy solvente con nada menos que 265 CV.

Fuente – Hyundai


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.