Prueba Audi Q5 55 TFSIe quattro PHEV 367 CV

Prueba del Audi Q5 híbrido enchufable 367 CV

El Audi Q5 es el modelo para el segmento D-SUV de la marca de los cuatro aros. Hace unos meses, este coche todo camino hizo debutar una versión híbrida enchufable, denominándose Audi Q5 55 TFSIe quattro. Recientemente ha pasado por nuestro garaje, llegando ahora a la sección de pruebas de Actualidad Motor. Bienvenida, etiqueta Cero de la DGT.

Y es que la electrificación es prácticamente una obligación para los grandes fabricantes de automóviles. Las normativas de anticontaminación cada vez son más exigentes y este tipo de versiones contribuyen a reducir tanto el impacto medioambiental, como las emisiones medias de CO2. En las siguientes líneas os contamos qué tal va este Audi Q5 PHEV, cómo se comporta y las ventajas o desventajas que nos hemos encontrado en estos últimos siete días.

Etiqueta Cero emisiones Audi Q5 híbrido

Pero antes de ello quiero que sepáis que el Q5 no es el único enchufable de Audi. Más allá del coche eléctrico Audi e-tron (prueba aquí) y su hermano Audi e-tron Sportback, la compañía ofrece versiones híbridas enchufables, las cuales son el paso intermedio entre los motores de combustión tradicionales y el futuro eléctrico.

Estas versiones PHEV, plug-in o híbridos enchufables están disponibles desde hace solo unos meses en los Audi Q5, Q7, A6, A7, A8. Dependiendo del modelo y la versión, disfrutarán de más o menos prestaciones, así como de una mayor o menor autonomía eléctrica. Todos ellos, eso sí, con la tan preciada etiqueta Cero de la DGT. Ahora sí, comenzamos la prueba de este Audi Q5 55 TFSIe quattro híbrido enchufable de 367 CV.

Fíjate en los detalles para diferenciarlo

Prueba Audi Q5 55 TFSIe perfil trasero

Aunque unos años atrás parecía que todo lo relacionado con los coches eléctricos y electrificados debía diferenciarse notablemente de los vehículos tradicionales, el Audi Q5 55 TFSIe no es fácilmente diferenciable del resto de versiones. De hecho, para cerciorarnos de ello, lo más sencillo es irnos a la parte posterior y comprobar la inscripción.

Audi denomina a sus coches PHEV con las siglas TFSIe, junto a un número, que corresponde a la potencia. En el caso del Q5 enchufable tenemos las variantes 50 TFSIe (299 CV) y 55 TFSIe (367 CV). Otra alternativa es fijarnos en si lleva dos tapas para reponer combustible, una en la aleta trasera derecha (gasolina) y otra en la trasera izquierda (enchufe eléctrico), o bien mirar si lleva la pegatina Cero en el parabrisas delantero.

Por lo demás, el Audi Q5 es un antiguo conocido en Actualidad Motor, siendo por ello que tampoco vamos a entrar muy a fondo en el apartado de diseño. Ya lo probamos en su presentación nacional y más tarde en una cesión de larga duración, cuando también lo comparamos con un BMW X3. Eso sí, en aquellas ocasiones lo condujimos con motorizaciones diésel. Precisamente este Audi Q5 PHEV pretende ser una alternativa a esas mecánicas de gasoil.

Prueba Prueba Audi Q5 55 TFSIe híbrido 367 CV

La estética no ha cambiado mucho en estos años. Son muchas las personas que piensan que el diseño de los Audi es aburrido y demasiado conservador, que no cambian demasiado en un relevo generacional y mucho menos en los restyling. Es cierto, la marca de los cuatro aros acostumbra a, simplemente, evolucionar. De todos modos, si tan bien les funciona, será por algo, ¿verdad?

En este caso probamos un Audi Q5 55 TFSIe quattro en terminación Competition, que de serie incluye, entre otras cosas, el paquete exterior S line, faros LED, embellecedores cromados, un difusor específico y llantas de aleación de 19 pulgadas.

En líneas generales, el Audi Q5 es un coche que presume de elegancia, de sobriedad y de líneas horizontales. La parte delantera está presidida por la parrilla Singleframe hexagonal, que en este caso lleva los contornos en tono oscuro. En ella, como en las falsas entradas de aire de las esquinas inferiores, aparecen muchas lamas horizontales para incrementar la sensación de anchura. Los faros son de LED, pudiendo optar opcionalmente a los Matrix LED.

El lateral del Q5 no es demasiado emotivo. Se aprecia una típica silueta SUV con una carrocería elevada, aunque en este caso dependerá también del modo de conducción seleccionado en el Drive Select, ya que la suspensión neumática eleva o reduce la altura en función del modo de conducción. Como se puede apreciar, la superficie acristalada es buena. Por cierto, estas elegantes llantas son las de serie, con un diámetro de 19 pulgadas y neumáticos Continental.

Prueba Audi Q5 híbrido enchufable

Por último, la parte posterior no es menos elegante que el frontal. Personalmente me gustan mucho el toque que aportan los pilotos traseros de LED. Creo que su diseño casa muy bien con el concepto del coche, siendo elegante a la par que tecnológico. Lo que no llevo nada bien es el tema de las salidas de escape falsas en la parte inferior del paragolpes. De verdad, lo siento, pero no puedo con esta tendencia.

Las dimensiones exteriores del Audi Q5 55 TFSIe son 4.663 mm de longitud, 1.893 de anchura y 1.661 de altura, con una batalla de 2.819 mm. Su peso es de 2.030 kilos.

Elegancia y calidad en el interior

Diseño interior del Audi Q5

El principal cambio que nos encontramos en el interior está en el cuadro de instrumentos. El Audi Virtual Cockpit de este Q5 enchufable se ha modificado para mostrarnos informaciones sobre la carga de la batería, el funcionamiento del sistema propulsor híbrido instantáneo y el modo de funcionamiento del coche, entre otras cosas.

También aparece un nuevo botón en la zona central del salpicadero, debajo de los intuitivos mandos del climatizador, para gestionar el modo de funcionamiento del propulsor híbrido. Podremos variar entre el modo totalmente eléctrico, híbrido y un tercer modo que busca mantener la energía eléctrica.

Por lo demás, y como es tónica habitual en esta versión, no hay más cambios respecto a los Q5 térmicos. La calidad de los tapizados y piezas que conforman el habitáculo es sensacional, todo queda muy a mano y en el lugar correcto y la presencia es bastante elegante. Además, no aparecen ruidos o crujidos durante la circulación ni cuando presionamos fuerte con el dedo en las esquinas de las distintas piezas. Por tanto, la calidad de materiales y ajuste es muy elevada.

Prueba Audi Q5 PHEV consola central

A diferencia de las últimas incorporaciones a la gama Audi, el Q5 es algo más veterano y mantiene una pantalla flotante de 8,7 pulgadas en el centro del salpicadero para las funciones de infoentretenimiento y algunas configuraciones del coche. Es bastante intuitiva, se ve bien y no tiene funcionamiento táctil. Se maneja desde los botones, mando giratorio y superficie táctil ubicada por delante de la palanca selectora del cambio.

Habitabilidad en el Audi Q5 PHEV

El Audi Q5 es un coche en el que se disfruta de mucho espacio en las plazas delanteras. Personas de cualquier talla viajarán holgadas; y es que el Q5 es un coche ideal para viajar. Por su parte, los asientos tienen múltiples reglajes eléctricos y me han resultado muy cómodos para conducir largas tiradas por vías rápidas. Sin embargo, no tanto para circular por carreteras algo reviradas ya que sujetan muy poco el cuerpo lateralmente. Sinceramente, considera que deberían tener algo más de agarre lateral.

Espacio plazas traseras Audi Q5

Dos adultos también viajarán muy cómodamente en las plazas traseras, que son suficientemente amplias en todas sus cotas incluso para personas que ronden los 2 metros de altura. Un quinto ocupante podrá viajar en la plaza central, pero como es habitual resulta más estrecha y dura, dificultando también la colocación de los pies por el prominente túnel de transmisión.

Por cierto, en este caso tenemos climatizador independiente para las plazas traseras, un reposabrazos central con posabotellas que se despliega del respaldo y, a destacar, la regulación longitudinal y en inclinación de esta segunda fila de asientos. Este último detalle es importante especialmente porque los ocupantes traseros podrán sentarse de forma más relajada en trayectos largos.

Las baterías «se comen» buena parte del maletero

Maletero del Audi Q5 55 TFSIe 367 CV

Una de las desventajas del Audi Q5 55 TFSIe es que el maletero pierde bastantes litros de capacidad. Concretamente, en esta versión PHEV se queda en un volumen mínimo de 395 litros, aunque se puede ampliar si deslizamos la segunda fila de asientos hacia delante. En cualquier caso, se queda un maletero algo pequeño si tenemos en cuenta los 4,66 metros de longitud de la carrocería.

Además, no hay doble fondo y debemos llevar la mochila que se ve en las imágenes, que alberga los cables y dispositivos para la carga del sistema eléctrico. Eso sí, contamos con portón de apertura y cierre eléctrico, varias argollas para sujetar la carga y la boca de carga queda enrasada con el piso del maletero.

Versiones PHEV

Si hablamos de motorizaciones, el Audi Q5 está disponible con mecánicas diésel de 163, 190, 204 y 286 CV que se denominan 35 TDI, 40 TDI y 50 TDI. En gasolina solo se ofrece la variante 45 TFSI, que desarrolla 245 CV. Lógicamente, la mayoría de ventas de este modelo utilizan mecánicas de gasoil.

Inscripción trasera del Audi Q5 55 TFSIe

Pero en este caso estamos probando el Audi Q5 híbrido enchufable. La compañía nos ofrece dos versiones PHEV, que se denominan 50 TFSIe y 55 TFSIe. La primera es capaz de entregar una potencia conjunta de 299 CV, mientras que la segunda incrementa su rendimiento hasta los 367 CV.

Las dos variantes utilizan el mismo conjunto para su sistema propulsor. El motor térmico es un 2.0 litros de 252 CV, mientras que el motor eléctrico es capaz de generar una potencia máxima de 105 kW (143 CV). Este motor eléctrico se integra en la caja de cambios S tronic de doble embrague y 7 marchas. Por su parte, la batería es de iones de litio y tiene una capacidad de 14 kWh, ubicándose bajo el piso del maletero. En el 55 TFSIe, la energía resultante son 367 CV y 500 Nm de par.

Este modelo trae un cargador integrado de hasta 7,4 kW. En una toma de corriente doméstica de 2,3 kW puede recargar la batería por completo en aproximadamente 6 horas. Sin embargo, con una toma industrial de 400 voltios y 16 amperios lo hace en 2 horas y media.

Al volante: Comodidad, silencio y prestaciones

Prueba Audi Q5 55 TFSIe 367 CV

El Audi Q5 55 TFSIe es un coche que, a nivel dinámico, sorprende por su gran capacidad de aceleración. En conjunto, desarrolla 367 CV y 500 Nm de par desde prácticamente el ralentí. Sí, es un coche pesado (2 toneladas), pero acelera mucho cuando se acelera a fondo. Tanto es así que llega a sorprender, aunque no es menos cierto que tiene un poco de “lag” al acelerar a fondo si el motor térmico está apagado.

Las prestaciones de esta versión son un 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y una velocidad máxima de 239 km/h. Según el ciclo de homologación para coches híbridos enchufables tiene un consumo combinado de unos 2,5 l/100 km de gasolina y unos 20 kWh/100 km (ligeramente variable en función de las versiones y equipamiento).

En una conducción normal, este modelo destaca por el silencio de rodadura y la suavidad. Ya de por sí el Q5 de mecánicas tradicionales es un coche bastante silencioso. Si a esto sumamos los cristales delanteros acústicos y que el motor de gasolina puede estar apagado durante muchos kilómetros, puedes hacerte una idea de que en el habitáculo prácticamente no se oye nada. Este detalle, sinceramente, es muy placentero.

Si hemos cargado la batería al completo, el Q5 55 TFSIe puede recorrer unos 40 kilómetros en circulación real y con una conducción totalmente normal sin que el motor térmico entre en acción. Con el botón para los modos de funcionamiento del sistema motriz podemos seleccionar los modos EV y Battery Hold. El primero mantiene el motor térmico apagado -salvo cuando se agota la carga o demandamos casi el 100 % de la potencia-, mientras que el segundo mantiene la carga de la batería para, por ejemplo, conducir posteriormente y cuando nosotros lo deseemos en modo totalmente eléctrico.

Parte trasera del Audi Q5 55 TFSIe

La velocidad máxima de funcionamiento en modo EV es de 135 km/h.

De todos modos, lo ideal es conectar el modo híbrido. Mediante las informaciones de ruta del navegador, adapta qué motor funciona en cada momento. De este modo optimiza el uso de cada combustible. Además, si considera que debemos dejar de acelerar para aprovechar la inercia del vehículo y así ahorrar electricidad o gasolina manda una vibración al pedal de acelerador. Es una sugerencia para levantar el pie y aprovechar más la energía.

A todo lo anterior hay que añadir que lógicamente también recupera energía en fases de deceleración y cuando utilizamos el pedal de freno. El motor eléctrico funciona como un freno regenerativo, reduciendo la velocidad del coche y recargando la batería. Para frenadas fuertes superiores a 0,2 G se activa el sistema de frenos convencional.

Los posibles clientes de un coche como este, o de cualquier híbrido enchufable, no deben preocuparse por la conducción en el sentido de que no conlleva prácticamente ningún tipo de adaptación. Se conducen como cualquier coche con transmisión automática y, la principal diferencia es la mayor instantaneidad de la entrega de par y el silencio de rodadura. Lo que sí deben tener en cuenta es el tipo de uso que le van a dar y si tienen facilidad para cargarlo en casa o instalar un punto de recarga en la plaza de garaje.

Lateral del Audi Q5 55 TFSIe

Siguiendo con su comportamiento, lo más destacable del Audi Q5 es su calidad de rodadura y el gran confort que se percibe en todo momento. Tenemos varios modos de conducción entre los que escoger, pero el que más “le pega” a este modelo es el confort. Gracias a la suspensión neumática adaptativa absorbe los baches de forma asombrosa. Los resaltados de las ciudades o los baches más notables que podemos encontrar por un camino se filtran muy bien. Por ello, es un coche muy cómodo a la hora de viajar.

Dicha suspensión neumática también varía la altura de la carrocería. En modo dynamic se reduce para disminuir el centro de gravedad y mejorar el comportamiento dinámico. En este caso también se endurece para reducir las inercias. En el lado opuesto tenemos dos modos para conducción fuera del asfalto, que se denominan allroad y lift/offroad. Además de adaptar la altura de la carrocería, también varían la entrega de potencia y el reparto de par entre las ruedas para mejorar la tracción.

Si te preguntas por el consumo de combustible, durante esta semana en la que hemos recorrido 450 kilómetros con el Audi Q5 55 TFSIe, el ordenador de viaje ha registrado un consumo de gasolina de 7,3 l/100 km de media, así como un gasto de electricidad de 4,8 kWh/100 km. Esta prueba se ha realizado recogiendo el coche cargado completamente con los dos combustibles, pero sin volver a rellenar de gasolina ni a recargar la batería mediante enchufe. Si hubiéramos cargado en alguna ocasión la batería eléctrica, obviamente hubiéramos obtenido un consumo de gasolina inferior y de electricidad superior.

Conclusiones tras probar el Audi Q5 55 TFSIe

Prueba Audi Q5 367 CV híbrido enchufable

Este Audi Q5 55 TFSIe nos brinda la oportunidad de tener un potente y cómodo SUV de generoso tamaño, con nada menos que 367 CV y grandes prestaciones de aceleración, combinado con la ansiada etiqueta Cero de la DGT. El lado negativo es que su precio, como es habitual, no es bajo. Esta versión parte de los 66.160 euros, rondando los 75.000 euros la unidad probada por sus opcionales.

Artículo relacionado:
La DGT clasifica los coches en función de la contaminación con etiquetas de colores

Otro importante detalle negativo a tener en cuenta es que su capacidad de maletero se ve notablemente mermada. Pierde nada menos que 155 litros y, aunque los 395 litros que ofrece ahora es un volumen que ya nos permite llevar bastante equipaje, se nota pequeño si tenemos en cuenta el gran tamaño exterior del coche. Repito, hay que tenerlo en cuenta.

Equipamientos Audi Q5 PHEV

Q5 TFSIe

  • Faros de LED y pilotos traseros con intermitentes dinámicos
  • Kit de reparación de pinchazos
  • Llantas de aleación de 18 pulgadas
  • Barras de techo en aluminio
  • Molduras embellecedoras exteriores en negro brillante
  • Inserciones interiores en acabado plata micrometalizado
  • Volante multifunción con levas
  • Iluminación ambiental
  • Espejos calefactables con ajuste y plegado eléctrico
  • Climatizador trizona
  • Climatización estacionaria
  • Ordenador de a bordo a color de 7 pulgadas
  • 8 altavoces
  • Radio DAB
  • Navegación en infoentretenimiento Audi connect
  • Audi pre sense city
  • Sensores de aparcamiento traseros
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Control de crucero y limitador
  • Modos de conducción Audi drive select

Competition (añade)

  • Llantas de aleación de 19 pulgadas
  • Faros Matrix LED con lavafaros
  • Paquete exterior S line
  • Contorno de las ventanillas en acabado cromado
  • Asientos deportivos delanteros
  • Molduras interiores en aluminio
  • Llave confort (apertura y arranque)

Precios Audi Q5 híbrido enchufable

Puesto de conducción y pantalla Audi Q5 55 TFSIe

Versión Potencia máxima Cambio Tracción Acabado Precio
Versión Potencia máxima Cambio Tracción Acabado Precio
50 TFSIe 299 CV S tronic 7v Quattro Ultra Q5 TFSIe 59.730 euros
55 TFSIe 367 CV S tronic 7v Quattro Ultra Competition 66.160 euros

Opinión del editor

Audi Q5 55 TFSIe quattro PHEV
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
59.730 a 66.160
  • 80%

  • Audi Q5 55 TFSIe quattro PHEV
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 80%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 70%
  • Maletero
    Editor: 35%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 95%
  • Precio
    Editor: 45%

Pros

  • Silencio de marcha y calidad de rodadura
  • Calidad interior
  • Capacidad de aceleración

Contras

  • Precio muy alto
  • Maletero reducido
  • Asientos delanteros con muy poca sujeción

Galería Audi Q5 PHEV


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.