Prueba Mercedes EQA 250, todo sobre el nuevo crossover eléctrico

Prueba Mercedes EQA frontal

Mercedes lanza al mercado su segundo vehículo eléctrico, el Mercedes EQA. Como sabéis, el EQC llegó hace ya más de dos años a las calles, siendo un SUV de tamaño considerable y buenas prestaciones, pero no asequible para buena parte de los mortales. Así, con este Mercedes EQA la marca de la estrella pone a la venta un crossover compacto eléctrico que realmente resulta interesante muchos motivos.

La firma alemana nos convocaba hace tan solo unos días para darnos a conocer este Mercedes-Benz EQA, mostrarnos todos sus puntos clave y características, además de permitirnos ponerlo a prueba. Y eso es lo que voy a tratar de explicarte en los próximos párrafos: todos y cada uno de sus detalles, y mis primeras impresiones al volante de este nuevo SUV eléctrico.

Se basa en el GLA, pero el Mercedes EQA tiene su propio estilo

Prueba Mercedes EQA parrilla delantera

Empezando por el apartado estético, no es que el nuevo EQA sea una auténtica revolución precisamente, pero sí se distingue fácilmente de su hermano térmico, el Mercedes GLA. En primer lugar, y como es habitual, tenemos una parrilla central cerrada. Como veis en las imágenes, va en negro brillante con el logo en grandes dimensiones y acompañado de dos franjas horizontales a cada lado.

Los faros de LED también han sido revisados, así como el paragolpes.

Si pasamos a ver el costado vemos que las principales variaciones llegan de la mano de la inscripción EQA en tono azul en la aleta delantera, y de las llantas específicas que son más aerodinámicas. Por cierto, hablando de aerodinámica, tiene un coeficiente aerodinámico Cx de 0,28.

Prueba Mercedes EQA trasera

Longitud Ancho Altura Batalla
Longitud Ancho Altura Batalla
4.46 m. 1.85 m. 1.62 m. 2.73 m.

Y rematando con la zona posterior, nos recibe un portón de grandes dimensiones y un nuevo estilo de iluminación en LED. Siguiendo la moda de muchos nuevos modelos, el Mercedes EQA también recurre a una línea central para comunicar los dos pilotos de luces, dejando una franja fina e iluminada en el centro. Así, logra distinguirse aún más del GLA pese a que la base del modelo es la misma.

Y en el interior, el habitual estilo tecnológico

Prueba Mercedes EQA interior

Menos variaciones se presentan en el habitáculo, donde te será imposible diferenciarlo de los GLA si el cuadro de instrumentos está apagado. Y es que, como es lógico, el tacómetro se sustituye por un potenciómetro que nos indica el porcentaje de potencia que vamos utilizando en cada instante.

En este caso, el cuadro de instrumentos es de 10,25 pulgadas, al igual que la pantalla central, que por su parte se centra más en el infoentretenimiento. Eso sí, de serie ambas pantallas son de 7,25 pulgadas. Como es habitual en los sistemas de conectividad Mercedes, las posibilidades de personalización son elevadísimas, con distintos estilos de diseño e informaciones al gusto del conductor. También recuerdo que el sistema MBUX tiene reconocimiento de voz, pudiendo solicitar múltiples funciones con solo decir “ey, Mercedes”.

Por lo demás, y al ser igual que un GLA en su interior, no hay tampoco diferencias a nivel de calidad. En este apartado está claramente por encima de las marcas generalistas, aunque bajo mi punto de vista un escalón por debajo Audi, y algo más alejado todavía de BMW y Volvo, que para mí son la referencia actualmente en este segmento C-SUV. Entre otras cosas porque Mercedes tiende a abusar demasiado del Piano Black, el plástico negro brillante que tanto se ensucia y araña.

Bien para cuatro, aunque con un par de “peros”

En cuanto al espacio se refiere, el Mercedes EQA 250 tiene espacio suficiente para que cuatro adultos viajen con comodidad, especialmente en las plazas delanteras donde hay margen de amplitud en todas las cotas.

Prueba Mercedes EQA plazas traseras

La segunda fila de asientos también es bastante amplia, con buen espacio para la cabeza y las rodillas. Sin embargo, y como suele pasar en muchos coches eléctricos, el suelo está algo más elevado de lo habitual.

Tanto es así en el EQA que la diferencia entre el piso y la banqueta no es demasiado grande, por lo que las rodillas se nos quedan bastante elevadas y los muslos no apoyan bien en el asiento. Resulta algo raro, y lo que me temo es que en un largo viaje pueda resultar incómodo.

Y en cuanto al maletero, es más pequeño que en los GLA, que cubican 435 litros. El maletero del Mercedes EQA se conforma con 340 litros, que no es una gran capacidad teniendo en cuenta su tamaño exterior pese a que sus formas sí son regulares. Una pena que la marca de la estrella tampoco haya podido aprovechar un segundo espacio de carga en la parte frontal.

Maletero Mercedes EQA

Artículo relacionado:
Prueba Mercedes GLA 200 7G-DCT 163 CV AMG Line (con vídeo)
Artículo relacionado:
Prueba Mercedes-Benz EQC 400 4Matic 408 CV

Motor y batería del Mercedes EQA

A nivel técnico, el Mercedes EQA 250 cuenta con un motor delantero capaz de generar 190 CV, o 140 kW, mientras que su par motor es de 375 Nm. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y su velocidad máxima se sitúa en 160 km/h. Por su parte, el consumo homologado es de 17,9 kWh/100 km.

La firma alemana ha confirmado que más adelante llegarán las versiones 300 y 350, con tracción a las cuatro ruedas 4Matic y potencias de 228 y 292 CV respectivamente.

Prueba Mercedes EQA motor eléctrico

Este motor eléctrico es alimentado por una batería de iones de litio de 66,5 kWh de capacidad neta. Por lo tanto, según los protocolos de homologación, su autonomía asciende hasta los 426 kilómetros en el ciclo WLTP. La batería acepta cargas rápidas de 100 kW en continua, pudiendo pasar del 10 al 80 % en apenas media hora.  Lógicamente en un Wallbox tenemos menos potencia y el tiempo de carga se alarga hasta 5 horas y 45 minutos aproximadamente.

Al volante con el Mercedes EQA 250

Durante esta presentación a la prensa pudimos recorrer unos 75 kilómetros al volante del Mercedes EQA. No es una prueba a fondo, sino una toma de contacto. Ya tendremos tiempo de examinarlo más en profundidad.

Prueba Mercedes EQA lateral

El nuevo EQA es, como la gran mayoría de turismos eléctricos similares, un vehículo sencillo de conducir. Resulta muy silencioso y suave, especialmente en los recorridos urbanos, contando con un tarado de suspensión orientado al confort. De hecho, no esperaba que fuera tan blando de suspensiones, pues resulta muy cómodo a la hora de callejear pero se notan ciertos balanceos al atacar curvas en carretera a ritmo algo alegre.

En cualquier caso, tiene cierta lógica esa mayor apuesta por la comodidad que por la deportividad a nivel de conducción. Y es que al fin y al cabo un coche eléctrico de estas características pasará la mayor parte del tiempo en la ciudad, y cuando salga a carretera por norma general tampoco se buscarán los límites.

Por otro lado, la respuesta del motor es más que suficiente para la mayoría de las situaciones cotidianas, con una entrega de energía sobrada en ciudad y correcta en carretera. Son 190 CV y 375 Nm instantáneos, pero no tiene la típica patada de golpe que se puede apreciar en otros modelos eléctricos. En este caso está más suavizado.

Prueba Mercedes EQA perfil trasero

Un detalle que sí me gusta es que de forma sencilla podemos variar a nuestro gusto la retención al dejar de acelerar en cuatro niveles. Para ello utilizaremos las levas que tenemos tras el volante, incrementando la retención con la leva izquierda y disminuyéndola con la derecha.

Consumos

Y aunque ya sabéis que no nos gusta demasiado citar los consumos en las tomas de contacto tan breves, sólo os lo dejamos a modo orientativo. Según el cuadro de instrumentos, en esos 75 kilómetros gastamos aproximadamente un cuarto de la capacidad de la batería y el consumo medio se sitúo en 20,1 kWh/100 km. Eso sí, es cierto que aceleramos a fondo en numerosas ocasiones para probar la respuesta del motor.

Conclusiones

Prueba Mercedes EQA 250

El Mercedes EQA llega al mercado como el hermano eléctrico del Mercedes GLA. La impresión es realmente buena, más si tenemos en cuenta que su precio de partida oficial para el mercado español con un equipamiento bastante decente es de 49.900 euros. Sí, es más caro que el GLA, pero la diferencia no es enorme entre un modelo y otro.

Este modelo entra dentro de los vehículos que se pueden beneficiar de las ayudas del Plan MOVES III.

Tampoco es que conduciendo este modelo tengas la sensación de conducir un coche eléctrico especial, sino que es más o menos como el resto de SUV eléctricos de potencia similar.

Prueba Mercedes EQA detalle

Y tal vez eso juegue un poco en su contra porque hace unos días probamos el Volvo XC40 Recharge Eléctrico Puro, con nada menos que 408 CV, tracción a las cuatro ruedas y mejor calidad, aunque algo más caro y también más “gastón”. Por su parte, el Volkswagen ID.4 da algo más de potencia (204 CV) y es notablemente más económico.

En cualquier caso, teniendo en cuenta el éxito brutal de la gama SUV de Mercedes, no tengo la menor duda de que el EQA pronto se dejará ver asiduamente por nuestras calles. Y es que al final da lo que buscan muchos clientes de vehículos eléctricos con cierto poder adquisitivo, que no es ni más ni menos que imagen de marca, tecnología, una autonomía correcta para trayectos rutinarios y unas prestaciones suficientes para el uso normal.

A principios de 2022 llegará el Mercedes EQB, basándose en el GLB.
Artículo relacionado:
Prueba Mercedes GLB 200 7G-DCT 163 CV AMG Line

Equipamientos de serie Mercedes EQA

Llantas Mercedes EQA

  • Calandra Black Panel
  • Llantas de 18 pulgadas bicolor
  • Asientos Confort con reglaje de ajuste lumbar eléctrico
  • Cámara de marcha atrás
  • Navegación con Electric Intelligent
  • Sistema multimedia MBUX
  • Detalles cromados en las puertas
  • Volante deportivo en cuero con levas para retención
  • Faros LED High-Performance con luces largas automáticas
  • Portón del maletero automático
  • Iluminación ambiental con 64 colores
  • Detector activo de cambio de carril
  • Asistente activo de frenado autónomo

Opcionalmente podemos escoger las terminaciones Electric Art y AMG Line. Además, durante el primer año se oferta una edición especial Edition 1 con mucho equipamiento extra a un precio muy equilibrado.

Precio Mercedes EQA 250

Detalle Mercedes EQA eléctrico

El precio (PVP), del modelo base, es de 49.900 euros. Como decíamos, entra dentro del plan de ayudas MOVES III, por lo que se podrían descontar hasta 7.000 euros si hay achatarramiento de un coche antiguo. El precio de los paquetes opcionales es el siguiente:

Paquete Precio sobre base
Paquete Precio sobre base
AMG Line 1.815 €
Advantage 1.815 €
Premium 2.976 €
Premium Plus 6.503 €
Night 169 €
Edition 1 5.215 €

Galería Mercedes EQA 250


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.