Prueba Opel Crossland X, para familias jóvenes

Prueba Opel Crossland X

2017 está siendo un año muy intenso para la firma alemana Opel. Su objetivo para este presente año es el de lanzar nada menos que siete modelos, aunque la noticia que más importancia ha tenido es la compra de la marca por parte de PSA a General Motors. Ambos fabricantes ya tenían algunos acuerdos de colaboración, habiendo desarrollado en conjunto los nuevos Opel Grandland X y Opel Crossland X, que comparten plataforma con varios modelos de PSA.

La marca mostraba, por vez primera, su Opel Crossland X a principios de año; aunque no fue hasta el mes de marzo cuando pudimos verlo, en vivo y en directo, durante la presentación estática a la prensa celebrada en Madrid. En aquella ocasión os hablamos de todos sus detalles, aunque no pudimos conducirlo y tampoco se sabían por aquel entonces sus tarifas para nuestro mercado. El caso es que ahora sí hemos podido ponernos a sus mandos, conduciéndolo por los alrededores de la fábrica Opel en Figueruelas, donde se produce junto a los Corsa y Mokka X.

Como ya os desglosamos todos los datos de este nuevo Opel Crossland X e hicimos un repaso a su diseño, habitabilidad y gadgets tecnológicos no queremos volver a repetirlo, por lo que vamos a pasar de puntillas en estos apartados mientras que nos centraremos en sus sensaciones de conducción.

Más espacioso de lo que aparenta por fuera

Prueba Opel Crossland X

Sus dimensiones exteriores son de 4,21 metros de largo, por 1,76 de ancho y 1,6 de alto, contando con una distancia entre ejes de 2,6 metros. Son cotas de un modelo para el segmento B-SUV, una categoría que está creciendo a pasos agigantados y que cada vez tiene más integrantes. La lucha en este segmento de crossovers urbanos está siendo cada vez más intensa y dura.

De este modelo podemos destacar su habitabilidad, pues aunque las medidas exteriores son más contenidas que las de un Mokka X, el habitáculo es muy similar (o incluso ligeramente más espacioso en el Crossland X). La peor cota de las plazas traseras es el espacio para las piernas, pero jugamos con la ventaja de que la banqueta trasera se puede desplazar longitudinalmente en 15 cm (es un opcional), solventando este problema si no vamos con el maletero cargado hasta los topes. Su volumen de maletero es de 410 litros, ampliable a 1.255 abatiendo los asientos.

Prueba Opel Crossland X

Versiones

El Opel Crossland X se ofrece con dos niveles de acabado, Selective y Excellence, así como con un total de seis versiones mecánicas. La familia de motorizaciones diésel está compuesta por un bloque 1.6 disponible con potencias de 99 y 120 CV, ambos manuales (5 velocidades para la menos potente y 6 para la de mayor potencia).

Prueba Opel Crossland X

Si preferimos una versión de gasolina podemos decantarnos por tres variantes diferentes de 1.2 litros. Por un lado tenemos disponible el 1.2 de 81 CV y admisión atmosférica (solo con transmisión manual de 5 velocidades), así como los 1.2 Turbo de 110 y 131 CV (el 110 será manual de 5 velocidades o automático de 6, y el más potente solo puede ser manual de 6 velocidades). No existen versiones de tracción 4×4, todos son de tracción delantera.

Conducimos el 1.2 Turbo de 131 CV en acabado Excellence

Prueba Opel Crossland X

La ruta organizada por Opel nos ha hecho recorrer diferentes tipos de vías por los alrededores de la planta de Figueruelas, en la provincia de Zaragoza. En estos trayectos hemos conducido un Opel Crossland X en acabado Excellence y asociado al motor 1.2 Turbo más potente, es decir, la versión de 131 CV.

Esta mecánica desarrolla su potencia máxima de 131 CV a 5.500 rpm, mientras que su par motor máximo, de 230 Nm, aparece a solo 1.750 rpm. Es un motor de tres cilindros y 12 válvulas que homologa un consumo medio de 5,1 l/100 km, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 206 km/h y realizar el 0 a 100 en 9,1 segundos.

Prueba Opel Crossland X

Es cierto que, si somos algo finos con el oído (y tenemos la radio apagada) y estamos atentos, podemos apreciar que estamos ante un motor de tres cilindros, pues no suena tan redondo como un tetracilíndrico. Eso sí, una vez que iniciamos la marcha, es más complicado reconocerlo como un tricilíndrico. El motor empuja con mucha fuerza desde muy abajo, obteniendo una entrega de energía más que sobrada para un coche que pasará la mayoría del tiempo por el tráfico urbano. El único “pero” es un cierto “turbolag” a bajas vueltas cuando demandamos mucha energía con el pie derecho, pero nada preocupante.

Sin haberlo probado, me atrevería a decir que la variante de 110 CV será sobrada para la mayoría de clientes habituales del Opel Crossland X y el uso diario. Eso sí, la diferencia de precio entre una y otra versión (280 € según el configurador de la marca), nos puede tentar a comprar la variante de mayor potencia.

Prueba Opel Crossland X

Por lo demás, nos encontramos con una postura de conducción elevada y unos amplios reglajes de asiento y volante, por lo que personas de todas las tallas se podrán sentir cómodas a sus mandos. Esa posición elevada nos permite controlar bien los ángulos y distancias del coche en entornos urbanos.

Durante la prueba nos hemos dado cuenta rápidamente de que el Opel Crossland X está hecho para la vida urbana y diaria. La dirección tiene una gran asistencia, mientras que el tarado de la suspensión es blando. Esto nos facilitará la conducción y el uso en la ciudad, siendo un coche muy sencillo de conducir. Por autovía cumple, siendo ésta una versión sobrada de potencia incluso para hacer viajes, aunque no muestra el aplomo y la confianza del Mokka X en las vías rápidas.

Prueba Opel Crossland X

Por carreteras secundarias tampoco es un coche que nos invite a practicar una conducción ágil. El tarado blando de la suspensión y la asistencia de la dirección que tan bien le sientan en ciudad comprometen su dinámica a ritmos elevados cuando aparecen asfaltos bacheados y carreteras de curvas. La dirección no nos resulta precisa y tampoco nos transmite qué ocurre bajo las ruedas delanteras, mientras que la suspensión permite ciertas inclinaciones de la carrocería si el ritmo es alegre. En cualquier caso, a un ritmo normal, su comportamiento es correcto.

Opel nos ha comentado que este producto está enfocado a familias jóvenes con niños, siendo un coche para el uso diario de la familia (padres de entre 35 y 45 años), mientras que el Opel Mokka X es un coche más personal o para familias que ya no necesitan un coche tan práctico porque sus hijos sean mayores (padres mayores de 50 años).

Equipamiento del Opel Crossland X

Selective

  • Opel OnStar
  • Alerta de cambio involuntario de carril
  • Detector de señales de tráfico
  • Kit antipinchazos
  • Frenos de disco en las cuatro ruedas
  • Faros halógenos con luz diurna de LED
  • Faros antinieblas delanteros
  • Retrovisores con reglaje eléctrico, térmicos y en carcasas en color de la carrocería
  • R 4.0 IntelliLink
  • Mandos en el volante
  • 6 altavoces
  • Volante regulable en altura y profundidad
  • Asistente de arranque en cuesta
  • Airbags de conductor y copiloto, frontales, laterales y cortina
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro puertas
  • Ordenador de a bordo
  • Dos tomas de 12 voltios
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas
  • Contorno negro alrededor de las ventanillas
  • Aire acondicionado
  • Parasol del acompañante con espejo

Excellence

  • Techo en color negro mineral
  • Pack Visibilidad
  • Sensor de lluvia
  • Encendido de luces automático
  • Contorno cromado alrededor de las ventanillas
  • Protector de bajos delantero y trasero
  • Cuadro de instrumentos con detalles cromados
  • Climatizador bizona
  • Ordenador de a bordo a color de 3,5 pulgadas
  • Luces de lectura trasera
  • Ambos parasoles delanteros con espejos e iluminación
  • Luz de ambiente blanca en puertas y cuadro de instrumentos

Precios del Opel Crossland X

Prueba Opel Crossland X

Motor Transmisión Acabado Precio
Motor Transmisión Acabado Precio
1.2 81 CV Manual 5v Selective 18.042 €
1.2 Turbo 110 CV Manual 5v Selective 19.582 €
1.2 Turbo 131 CV Manual 6v Selective 19.862 €
1.6 Turbo (diésel) 99 CV Manual 5v Selective 20.202 €
1.2 Turbo 110 CV Automático 6v Selective 21.482 €
1.2 Turbo 110 CV Manual 5v Excellence 20.682 €
1.2 Turbo 131 CV Manual 6v Excellence 20.962 €
1.6 Turbo (diésel) 99 CV Manual 5v Excellence 21.302 €
1.6 Turbo (diésel) 120 CV Manual 6v Excellence 22.427 €
1.2 Turbo 110 CV Automático 6v Excellence 22.582 €
¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *