Prueba Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV 4×4, llega de los últimos para ponerse el primero

Prueba Skoda Karoq

Otro SUV más aterriza al mercado y, una vez más, la elección se complica. Y es que, a este paso, decantarte por un SUV va a ser más complicado que encontrar una persona que no haya visto Juego de Tronos. Con tantas alternativas, y lo mejor aún, con tan buenas alternativas se hace difícil elegir. La nueva propuesta de Skoda llega para ponerle la elección aún más complicada al comprador. Y, aunque podías pensar en un principio que no sería así, llega también para rivalizar de tú a tú con el Seat Ateca. Empezamos la prueba del Skoda Karoq, un Kodiaq en forma compacto que tiene mucho que decir.

Dicen que los buenos aromas se guardan en pequeños frascos. Viendo el catálogo de perfumes parece una simple idea de marketing, pues puedo comprar el mismo aroma en un frasco mayor pero con un incremento importante en el precio. En este caso, esta idea se revierte. El Skoda Karoq tiene el aroma Kodiaq escondido en una cubierta más compacta. Y lo que es mejor, nos costará menos que el mencionado SUV de siete plazas de la marca.

Su hermano mayor el Skoda Kodiaq es enorme, de eso no hay duda. Puede alojar en su habitáculo hasta siete pasajeros y meter en el maletero el equipaje de los siete. El Skoda Karoq no llega a eso, pero es que su posición no lo permite. Sus medidas, de 4,382 metros de largo por 1,841 metros de ancho y 1,605 metros de alto nos meten de lleno en el segmento de los SUV compactos, en plena lucha con el Seat Ateca, el Volkswagen Tiguan o el Nissan Qashqai. ¡Lo que le espera!

¿Cuáles son los argumentos del Skoda Karoq?

Prueba Skoda Karoq

¿Con que soluciones pretende defender el Skoda Karoq de los ataques de la competencia? Lo primero que vemos es una estética inspirada en la de sus nuevos hermanos. Encontramos mucho de Kodiaq en la parte frontal, con los pilotos de formas rasgadas y puntiagudas a ambos lados de la calanda. El grupo óptico está divido, no encontrando un único faro. Un recurso que pertenece al nuevo lenguaje de diseño de la marca y que no me termina de convencer. Más abajo encontramos una gran entrada de aire, elemento que da fuerza al conjunto además de músculo. Tanto que el Seat Ateca podría salir huyendo.

En el perfil del checo seguimos viendo mucho músculo que queda bien contenido por los protectores de las zonas bajas. Pasos de rueda destacados, línea alta de cintura, nervio que recorre todo el lateral y unas llantas de, en este caso, 19 pulgadas. Al Skoda Karoq no le falta ningún recurso de diseño, los diseñadores han hecho un all-in en toda regla. La zaga  da más sensación de elegancia que de fuerza, y pese a que los pilotos tampoco terminan de convencerme, hay que aceptar que la han terminado de buena manera.

Ganas de ser más, mucho más

Prueba Skoda Karoq

Si los diseñadores han apostado todo en el exterior, espero que no hayan descuidado el interior. Nada más subirte destaca la calidad percibida del modelo de Skoda. Sin duda, el fabricante ha cuidado esta sensación en las últimas generaciones de sus modelos, encontrando un habitáculo en un primer vistazo más ordenado y de mayor calidad. Cuidar esta sensación que nos invade en un primer momento es clave, pues el cliente podrá decidir en solo un segundo que este no es su coche o, por el contrario, que finalmente lo ha encontrado.

Tal y como encontrábamos ganas de ser premium en los interiores del Skoda Kodiaq o en el del Super B, el Skoda Karoq, en sus acabado más altos de gama, quiere meternos en una atmósfera similar. La consola central es uno de los rincones que mejor han terminado, pues en ella encontramos una pantalla de 8 pulgadas bien introducido en el salpicadero y situada en el nivel más alto de la mencionado consola central. Las salidas de aire a ambos lados envuelven este sistema de infoentretenimiento de accionamiento táctil dejándonos buen sabor de boca en un primer vistazo a su interior. Si miramos más debajo de la pantalla encontraremos la botonera del climatizador y si seguimos bajando la mirada nos toparemos con el túnel de transmisión que en nuestra unidad enseña el selector de cambios.

Prueba Skoda Karoq

La marca ha mejorado en calidad percibida, y también lo ha hecho en calidad de materiales, aunque aún tiene que mejorar. Los materiales que encontramos en las zonas más altas del salpicadero no llegan a ser duros, pero tampoco dan gran sensación al tacto. La cosa va empeorando a medida que vamos paseando la mano por zonas más escondidas, en donde el plástico duro entra en acción. Estas sensaciones son bien camufladas por los remates de las puertas, con algún recurso de diseño, o los tonos plata de algunos materiales.

Parece una obligación pero en determinadas ocasiones el puesto de conducción no es el mejor lugar de un coche. En este caso sí, y tengo que darle mi enhorabuena a la marca. En primer lugar, los asientos que han instalado son sencillamente perfectos. El tapizado, de cuero y alcantara, y las formas del mismo, que se amoldan a tu espalda y la recogen de buena manera, han sabido encandilarme desde el primer momento. La altura, en la posición más baja del recorrido de los asientos, sigue dejándote en una posición de SUV, viendo la carretera desde un punto de vista privilegiado a la vez que ves tu cuerpo bien escondido por una línea alta de cintura.

El conductor disfruta de un puesto de conducción bien trabajado, un espacio que nos deja un cuadro de instrumentos que puede llegar a montar la tecnología Virtual Cocktip. Sin duda en uno de los elementos más importantes con los que destacar al Skoda Karoq por encima de su primo el Seat Ateca. Además de ello contamos con un volante de tres radios con botonera justa y levas al volante en las versiones de cambio automático DSG.

En tema de espacios es muy bueno, como su hermano

Prueba Skoda Karoq

En cuanto al espacio, como cabe esperar las filas delanteras nos regalan mucho espacio. Son espaciosas tanto para nuestras rodillas, como para nuestra cabeza, nuestra espalda y nuestros objetos. Esto último hace referencia a los espacios determinados para dejar nuestro móvil, cartera, botella de agua y demás, útiles personales que parecen olvidar algunos fabricantes y que en el Karoq tienen su lugar en el túnel de transmisión y en las puertas. Para los viajeros de la fila trasera la cosa cambia pero no en exceso. Olvidemos el Kodiaq, no puede ser tan espacioso como él, pero me ha sorprendido que con mi altura, mayor que la media, pueda acomodarme sin problemas en ambos asientos laterales sin molestarme el asiento delantero. La butaca del medio es más corta, es menos considerada con tus piernas y sobre todo con tu espalda, pero no me importaría viajar en ella en un viaje no demasiado largo.

Hablamos de un nuevo apartado y, de nuevo, se nos viene a la cabeza su hermano Kodiaq. Parece la típica escena de película en la que el hijo menor debe jugar igual de bien al beisbol que su hermano e ir a la mejor universidad del país. El Karoq no va a acercarse en cotas al Kodiaq simplemente porque lucha en otro segmento, pero tal y como hace su hermano mayor en sus particulares batallas, el Karoq es muy bueno ante la competencia. Su maletero, con 521 litros de cubicaje, le posiciona por encima del Seat Ateca con 510 litros y del Nissan Qashqai, que se queda en solo 430 litros. Es mejor que el de un Audi Q3 con 460 l. y que el de un BMW X1 con 505 l.

El aplomo y la confianza que le falta al Kodiaq

Prueba Skoda Karoq

El Skoda Karoq cuenta con una amplia gama de motorizaciones, con versiones diésel y gasolina, además de ofertar tracción total y cambio automático DSG como opción. De todas ellas hablaremos líneas más abajo, pero antes de llegar a ese repaso nos centraremos en nuestra unidad de prueba, cedida por el concesionario Skoda Nieto Marcelo ubicado en Badajoz. Hablamos de un Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV 4×4 DSG, una de las configuraciones más completas que se pueden comprar y que hemos probado en diferentes escenarios en este primer contacto.

El motor de cuatro cilindros TDI de 150 caballos de potencia declara números interesantes cuando se aloja en el Skoda Karoq. La aceleración firmada baja de los 9 segundos en la prueba del 0-100 km/h, todo con unos consumos que en ciclo medio se quedan en 5 l./100 km según la marca checa. La velocidad máxima se queda en 196 km/h y las emisiones de CO2 a la atmósfera en 131 g/km. Es importante destacar que esta motorización está siempre asociada a la tracción total 4×4, dejando a elección del cliente la transmisión, de seis velocidades manual o DSG automática.

En esta prueba de corta duración he encontrado al Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV muy fácil de conducir. Este motor nos deja mucha libertad a la hora de realizar adelantamientos o maniobras rápidas, pues lo encontramos lleno en prácticamente todo momento. A estas sensaciones ayuda el cambio automático DSG que incorpora esta unidad, que en la mayoría de ocasiones actúa de manera rápida impulsándonos hacia delante con facilidad.

Prueba Skoda Karoq

Aunque el motor me haya dejado buen sabor de boca, algo que no me ocurrió con su hermano mayor el Skoda Kodiaq en su alternativa diésel más potente, lo que quiero destacar de este Skoda Karoq es su chasis. La falta de aplomo que podemos encontrar en el SUV antes mencionado dada la envergadura del mismo la tenemos en este todocamino compacto. Se mueve mejor, se gusta más en los cambios de apoyo fuerte, y transmite una sensación de seguridad mayor a quien lo conduce. Además, si montas tracción total, será difícil encontrar una subida de tono en la trazada de este Karoq.

El paseo por el campo en el Skoda Karoq ha sido corto en este primer contacto. No puedo decirte que haya ido igual de feliz que Heidi corriendo por el campo porque apenas he podido explorar las capacidades de este SUV que firma la marca checa. Si puedo decirte que me ha gustado como encara pistas y las irregularidades de los mismos, no transmitiendo a los ocupantes los pequeños baches del camino y absorbiendo la suspensión la mayoría de ellos. También me ha gustado como actúa el control de descenso y como afronta el inicio de pendientes o el final de las mismas con una altura correcta. Eso sí, no recomiendo estas llantas si vas a practicar en más de una ocasión una conducción off-road.

Agradecimientos al concesionario Skoda Nieto Marcelo ubicado en Badajoz por cedernos esta unidad de prueba.

 

Acabados Skoda Karoq

Ambition (19.700 euros)

  • Inserciones
  • Molduras de entrada en plástico en los bordes de las puertas
  • Paquete cromo
  • Pomo/empuñadura de la palanca de cambio en cuero
  • Revestimiento de puertas y laterales
  • Volante multifuncional de cuero
  • Carcasa del retrovisor exterior y diversas piezas accesorias en el color de la carrocería
  • Embellecedores para llantas de aleación ligera
  • Llantas de aleación ligera 7J x 17
  • Neumáticos 215/55 R17 94V resistencia a la rodadura optimizad
  • Regulador de la velocidad con limitador de velocidad
  • Cámara marcha atrás
  • Vigilancia por radar del espacio frente al vehículo con frenada automática
  • Maxi Dot
  • Radio Infotainment “BOLERO” o “AMUNDSEN”
  • Climatronic con regulación de polvo en el aire libre de CFC

Prueba Skoda Karoq

Style (24.150 euros)

  • Paquete Cromo (Versión 2)
  • Revestimiento de puertas y laterales
  • Volante multifuncional deportivo en cuero con Tiptronic
  • Llantas de aleación ligera 7J x 18
  • Neumáticos 215/50 R18 92W resistencia a la rodadura optimizada
  • Cierre centralizado “Keyless-Entry” sin cierre de seguridad

 

Precios Skoda Karoq

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 TSI 115 CV Manual 6v Ambition 24.210€
1.0 TSI 115 CV DSG Ambition 26.170€
1.5 TSI 150 CV Manual 6v Ambition 25.870€
1.5 TSI 150 CV Manual 6v Style 28.770€
1.5 TSI 150 CV DSG Ambition 27.670€
1.5 TSI 150 CV DSG Style 30.5700€
1.6 TDI 115 CV Manual 6v Ambition 26.210€
1.6 TDI 115 CV DSG Ambition 28.070€
2.0 TDI 150 CV 4×4 Manual 6v Ambition 30.770€
2.0 TDI 150 CV 4×4 Manual 6v Style 33.670€
2.0 TDI 150 CV 4×4 DSG Ambition 32.570€
2.0 TDI 150 CV 4×4 DSG Style 35.470€

Opinión del editor

Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV 4x4
  • Valoración del editor

  • Puntuación 4 estrellas
24.210€ a 35.470€

    • Skoda Karoq 2.0 TDI 150 CV 4x4
    • Reseña de:
    • Publicado el:
    • Última modificación: 7 de diciembre de 2017
    • Diseño exterior
      Editor: 80%
    • Diseño habitáculo
      Editor: 85%
    • Plazas delanteras
      Editor: 90%
    • Plazas traseras
      Editor: 85%
    • Maletero
      Editor: 90%
    • Mecánica
      Editor: 90%
    • Consumos
      Editor: 85%
    • Confort
      Editor: 90%
    • Precio
      Editor: 85%

    Resumen: Nos subimos al nuevo Skoda Karoq, un duro rival para el recién llegado Seat Ateca.

    Pros

    • Equipamiento opcional
    • Espacio
    • Confianza en marcha

    Contras

    • Precio
    • Diseño similar al Kodiaq
    • Detalles en habitáculo

    Galería imágenes Skoda Karoq

    ¿Cuánto vale tu coche?
    ¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
    Tasar coche GRATISTasar y vender coche

    ¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

    Suscríbete
    Te puede interesar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *