Prueba Volvo S60 T5 R-Design

El Volvo S60 es un coche nuevo, y no solo por presentar una nueva generación. Y es que pocas veces la palabra nuevo seguida del nombre de un modelo afecta a tantos apartados de dicho modelo. La berlina sueca cambia y hace cambiar a su marca, la que defiende con uñas y dientes frente al trío alemán, poderoso enemigo dicho sea de paso. Nueva plataforma y nuevo enfoque de su gama mecánica para empezar. ¿Te parece poco? Sigamos…

Gracias a la unidad que nos cede Mavensa, concesionario oficial Volvo en Badajoz, sometemos a prueba al Volvo S60 T5 R-Design , la variante más potente de la familia con permiso del T8 híbrido. La berlina escandinava, si me permitís la personificación, es un hombre nuevo. Y lo es por imagen y lo es también por objetivos.

Escala superior

Aunque mantenga su alma intacta, mirar el frontal del nuevo Volvo S60 es como observar el de sus hermanos. El “martillo de Thor” llega a la berlina como ha llegado a la variante familiar el V60, presentado meses antes que este. El S60 se desarrolla sobre la nueva plataforma SPA, misma tecnología que da vida a la serie 90 y al XC60, la escala superior de la gama del fabricante sueco. Su cuerpo ahora mide 4,76 metros de largo, 1,85 metros de ancho y 1,43 metros de alto.

El modelo gana un poderoso atractivo gracias a su mirada, más profunda y elegante en la que los ópticos y la calandra de formas rectas son clave. También lo es por el paragolpes delantero y sus entradas de aire, con un acento deportivo gracias al paquete R-Design que viste a esta unidad. Los nervios marcados en el capó hacen el resto en esta carta de presentación.

El Volvo S60 se muestra diferente a su hermano V60 cuando dejamos de mirar su parte delantera. El perfil del integrante de la familia S nos deja una línea de berlina de tres volúmenes con un marcado aspecto sedán. Me gusta especialmente la musculatura que enseña por debajo de la línea de cintura y los pasos de rueda traseros. Las faldillas laterales, por su parte, completan esta vista otorgando carácter deportivo.

No es fácil rematar una zaga, en absoluto. Puedes enloquecer con la parte frontal de un coche y decepcionarte profundamente con su trasera. Es así. En este caso no hay lugar a decepciones y el vikingo enseña una parte trasera bien rematada, con unos ópticos de diseño trabajado que ensanchan la zaga. Contamos con un poderoso paragolpes y cuatro salidas de escape cuadrangulares que engañan a la vista, pues en realidad esconden una doble salida de escape.

Casi tanto como en el Volvo S90

Si quieres mantener el tipo en un segmento dominado por los conocidos Mercedes Clase C, BMW Serie 3 y Audi A4 debes de ofrecer también un interior de primer nivel. En este sentido la marca sueca ha adelantado a los alemanes por la derecha, ofreciendo un habitáculo de calidad, limpio y rematado con gran maestría. Te sientes cómodo, casi tanto como en el Volvo S90.

Y es que, si lo observamos detenidamente, el Volvo S60 es una reproducción a escala de su hermano mayor. Su interior es un claro ejemplo, con una consola central en donde la pantalla es la referencia del espacio.  La posición de la misma no es alta, aunque tampoco baja. Su funcionamiento es rápido, similar al de un móvil, aunque necesita un periodo de adaptación. Desde mi punto de vista solo cambiaría la manera de presentar las diferentes funciones, pues en algunas vistas están demasiado aglutinadas y puede llegar a provocar distracciones.

El resto se enseña con gusto, dejando una gran calidad percibida y buenas sensaciones al tacto. La posición de conducción puede llegar a dejarte en una posición baja, buscando una inclinación de berlina deportiva. El cuadro de instrumentos es digital y muestra un gran número de información. Además, puedes cambiar su diseño y la forma de representar dicha información.

En la fila delantera no he echado de menos espacio ni huecos para dejar objetos, con un gran aprovechamiento del túnel de transmisión en este sentido. En cambio, en las filas traseras no me he encontrado tan conforme. Con mi más de 1.80 metros de altura he tenido que prestar atención a la hora de subirme para no acabar degollado por el borde superior del marco de las puertas. Dentro sí he tenido mejores sensaciones, con un aumento de espacio para las piernas y la cabeza, y una anchura correcta para acomodar la espalda. Un apartado en el que empata con sus rivales directos gracias a su batalla de 2.872 milímetros.

Donde está un paso atrás con respecto a sus rivales es en el volumen de su maletero. Con un espacio máximo de 442 litros está por detrás del BMW Serie 3, Alfa Romeo Giulia y Audi A4. El Mercedes Clase C, por su parte, ofrece un maletero solo un poco más grande. La forma en la que está aprovechado es correcta, con formas regulares y pocos escalones. El “pero” más grande lo encuentro en la forma de rematar este espacio, sobre todo en la parte superior, con un plástico poco vistoso o chapa al descubierto. Aunque es una práctica que también me he encontrado en sus rivales.

Con nuevos horizontes

Volviendo a retomar la idea de “hombre nuevo” os sigo contando otra de las grandes claves. El Volvo S60 tiene nuevos objetivos, y es que cambia ligeramente de rumbo. Para empezar, es el primer modelo que se fabrica en exclusiva mundial fuera del país nórdico. Lo hace en Estados Unidos, concretamente en la nueva factoría de Charleston. De la misma manera, el modelo olvida las versiones diésel (no así el V60) para ofrecer solo versiones gasolina e híbridas enchufables.

La tercera generación del S60 es bilingüe, ya no solo habla sueco. Ha dejado de tener tanta inclinación por el hockey sobre hielo y el fútbol para prestar atención también al beisbol y rugby. La influencia norteamericana es importante, y aprovechando que el diésel muere lentamente en Europa la marca le dice adiós a este combustible en su berlina. Actualmente solo podemos escoger los gasolina T4 de 190 CV y T5 de 250 CV, y el híbrido enchufable T8 de 390 CV.

Nuestra unidad de pruebas esconde la motorización T5, la que monta el motor gasolina tetracilíndrico de 2.0 litros con 250 caballos de potencia y 350 Nm de par. Se asocia al cambio automático por convertidor de par de 8 velocidades, caja con la que anuncia unos consumo medio de 6,6 l/100 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en 6,5 segundos.

Y como puedes imaginarte, con 250 caballos de potencia bajo el pie derecho no hay demandas de potencia. La berlina empuja bien, suficiente para adelantar sin problemas dejándote un tiempo mínimo en el carril contrario. Su sonido no se percibe en condiciones normales, sí en aceleraciones contundentes aunque no tiene un aporte sensitivo ni desagradable ni lo contrario.

Menos deportivo de lo que parece

Antes de entrar en otros apartados, y para que os hagáis una idea de la personalidad del Volvo S60, os diré que es menos deportivo de lo que parece. Su estampa puede dar lugar a equívocos, y es que esta unidad con traje negro con firma R-Design invita a pensar que es toda una berlina deportiva. No lo es, no quiere ni busca serlo, y os contaré por qué.

La berlina de Gotemburgo es un coche que nos deja sensación de aplomo y seguridad pero no estimula al conductor, lo invita a relajarse y conducir con suavidad y tranquilidad. Sus ajustes, haciendo referencia al equipo de suspensiones y dirección, no son demasiado comunicativos. Y la caja de cambios, incluso en modo Dynamic, está empeñada en engranar la siguiente marcha y lo hará en cuanto te descuides. Todo en busca de la mayor eficiencia y los mejores consumos. Sí, sí lo he usado en modo manual, pero su gestión tampoco invita a ello.

La parte buena de todo esto es que tienes ante ti una berlina con un gran nivel de confort con la que puedes devorar kilómetros sin pestañear. Es así por su comportamiento en carretera y también por sus asientos, de los mejores de su segmento. Estas butacas son capaces de mantener tu espalda ajustada sin invadir tu comodidad, con un mullido agradable y un diseño realmente bonito.

Con un motor gasolina de 250 caballos de potencia podrás imaginar que no hará récords de consumos. Contando con un coeficiente aerodinámico de Cx 0,27 el Volvo S60 intenta ser el más eficiente y de forma oficial declara 6,6 l/100 km en consumo medio, 5,4 l/100 km en carretera y 8,9 l/100 km en ciudad.

En nuestra prueba, de unos 400 km., el consumo medio superó los 8 l/100 km., teniendo en cuenta que la mayoría de kilómetros fueron extraurbanos. En entornos urbanos no serás capaz de bajar de los 9 l/100 km. mientras que en carretera podrás moverte en los 6,2 l/100 km. aproximadamente si eres cuidadoso con el acelerador.

De serie el Volvo S60 está muy equipado. Algunos de los elementos a destacar son el aviso de colisión frontal con frenado automático (City Safety) o la asistencia de mantenimiento de carril. Si bien, podemos escoger entre el acabado R-Design y el Inscription, ambos con el mismo presupuesto y cada uno de ellos con detalles diferenciadores.

Acabados Volvo S60

De serie

  • Aviso de colisión frontal con auto frenado (City Safety)
  • Asistencia mantenimiento de carril
  • Aviso de carretera resbaladiza y/o frenado de emergencia
  • Reconocimiento de señales
  • Ayuda de arranque en pendiente (HSA)
  • Control de distancia aparcamiento trasero
  • Ajustes modo conducción
  • Climatizador electrónico en 2 zonas
  • Ajuste lumbar eléctrico en asientos delanteros 4 modos
  • Sistema de sonido Alto Rendimiento con USB y pantalla táctil en color de 9″
  • Panel digital 12,3″
  • Tapicería Parcial Cuero
  • Iluminación LED (Luces LED nivel medio)
  • Retrovisores retractables eléctricamente
  • Sensor de lluvia

Inscription

  • Inserciones interiores ‘Drift Wood’
  • Parrilla delantera Inscription
  • Llantas de aleación de 18″ de 10 radios múltiples Negro corte diamante
  • Decoración cromado brillante
  • Chasis Dinámico

R-Design

  • Tapicería Parcial Cuero Nappa/Open Grid R-Design
  • Inserciones interiores de aluminio ‘Metal Mesh’
  • Parrilla delantera R-Design
  • Llantas de aleación de 18″ de 5 radios dobles Negro mate corte diamante
  • Decoración negro brillante metal
  • Chasis Deportivo

Precios Volvo S60

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
T4 2.0 gasolina 190 CV Automático 8v R-Design 43.450 €
T4 2.0 gasolina 190 CV Automático 8v Inscription 43.450 €
T5 2.0 gasolina 250 CV Automático 8v R-Design 46.600 €
T5 2.0 gasolina 250 CV Automático 8v Inscription 46.600 €
T8 híbrido 390 CV Automático 8v R-Design 61.425 €
T8 híbrido 390 CV Automático 8v Inscription 61.425 €

*Mavensa, concesionario oficial Volvo en Badajoz, ofrece a sus clientes un Volvo S60 Inscription desde 32.900 euros. 

Opinión del editor

Volvo S60 T5 R-Design
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
43.450 € a 61.425 €
  • 80%

  • Volvo S60 T5 R-Design
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 30 de septiembre de 2019
  • Diseño exterior
    Editor: 90%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 95%
  • Plazas delanteras
    Editor: 90%
  • Plazas traseras
    Editor: 80%
  • Maletero
    Editor: 80%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 80%
  • Confort
    Editor: 95%
  • Precio
    Editor: 85%

Pros

  • Estética
  • Confort
  • Calidad percibida

Contras

  • Capacidad del maletero
  • Consumos
  • Pocas sensaciones deportivas

Galería de imágenes

Te puede interesar

Un comentario, deja el tuyo

  1.   EnBPOUxqSDTv dijo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche