Comparativa Mazda6 Vs Volkswagen Passat

El segmento D, el de las berlinas medias, ha caído de forma muy notable en los últimos años; y es que los nuevos modelos SUV compactos están arrebatándoles las ventas a pasos agigantados. Esta tradicional categoría actualmente solo representa el 5 % de las ventas en nuestro país, y mucho me temo que la mayoría son vehículos de empresa. Muchos particulares apuestan por los crossover medianos.

La mayoría de modelos que han mantenido bien sus registros de ventas son los pertenecientes a marcas premium, como el Clase C de Mercedes, el A4 de Audi o el Serie 3 de BMW. Hoy comparamos dos berlinas medias que se encuentran justo entre las marcas premium y las generalistas, estando ligeramente más cerca de las primeras que de las segundas. Nos referimos a los Mazda6 y Volkswagen Passat. ¿Cuál es mejor y en qué apartado destaca cada uno?

Mazda está haciendo un gran trabajo en todos sus modelos desde hace unos años, con unos diseños tan atractivos como atemporales y apostando por la calidad en sus acabados, como comprobamos reciéntemente durante la prueba del Mazda6 Wagon. Por su parte, Volkswagen aprovecha los galones cosechados durante décadas, apostando por un estilo continuista pero muy eficaz, como así te contamos en la prueba del Volkswagen Passat berlina. Estas dos afirmaciones se reflejan a la perfección en los protagonistas que hoy comparamos.

Diseño exterior

Empezamos echando un vistazo rápido a su diseño exterior. El Mazda 6 de esta tercera generación ha recibido un restyling durante este año 2018, aunque los cambios estéticos son mínimos. El modelo nipón sigue apostando por unas líneas muy elegantes, utilizando un frontal muy vertical donde la parrilla es de grandes dimensiones. El toque del nuevo embellecedor cromado que custodia la citada parrilla, así como los faros de LED, incrementa ese caché de coche elegante, pero también otorga su punto de carácter dinámico.

Mientas tanto, el Volkswagen Passat actual nacía en 2015 manteniendo la filosofía de la marca alemana, quien lleva a rajatabla eso de “si funciona, no lo cambies”. La evolución de una generación a otra suele ser muy tímida. La horizontalidad, buscando una mayor sensación visual de anchura, cobra mucha importancia en el frontal, con multitud de lamas que conectan los faros en la parrilla, y otras en la parte baja del paragolpes.

Las siluetas son bastante similares en estos dos coches, con tres volúmenes muy marcados en sus carrocerías sedán. Pese a que muchos nuevos modelos de esta categoría, como el Peugeot 508 o el Opel Insignia, se han esforzado en ofrecer una silueta más de estilo coupé, con una caída del techo más suave que se inicia con anterioridad y una tapa del maletero más integrada, tanto el Mazda 6 como el Volkswagen Passat utilizan un corte más clásico.

Desplazándonos y yendo hacia su parte trasera, el modelo japonés deja claro su origen asiático con unos rasgos más marcados en sus pilotos de luces, los cuales son parcialmente atravesados por un nuevo embellecedor cromado. El Passat apuesta por la seriedad alemana, con una tapa marcada y de líneas rectas, mejorando la boca de carga respecto a su contrincante. Eso sí, la parte baja del Mazda transmite mayor deportividad por la doble salida de escape.

Diseño interior y calidades

Seguimos con la comparativa del Mazda 6 y del Volkswagen Passat, echando un vistazo ahora a su interior. Nos encontramos con dos coches que utilizan diferentes soluciones para el estilo de diseño del habitáculo, aunque manteniendo la lógica en ambos casos. Es común en ellos la buena calidad de acabados, acercándose, como decíamos al inicio, a modelos considerados como premium.

Comenzando con el salpicadero, en la berlina de Mazda nos encontramos con una pantalla a color de hasta 8 pulgadas en la zona alta. No queda muy integrada con el diseño y la línea del salpicadero, pero tiene la ventaja de que nos obliga a desviar menos la vista de la carretera. Además, en movimiento se maneja con los mandos de la consola y no desde la propia pantalla. La pantalla del Volkswagen es táctil y su tamaño, en las versiones más equipadas, es de hasta 8 pulgadas. La fluidez y sencillez de manejo es mejor en el Passat.

Los mandos principales y más habituales, como el manejo del climatizador, están ubicados en lugares correctos, de fácil alcance y sin distraer al conductor de lo realmente importante, que es la carretera.

En materia de tecnología visual, refiriéndome al manejo y a la visualización de los sistemas de infoentretenimiento y a la calidad de sistemas como, por ejemplo, la visibilidad de la cámara de marcha atrás, el Volkswagen Passat queda muy por encima del Mazda6. Este es uno de los puntos débiles del Mazda y de los más fuertes del Volkswagen. Por cierto, ambos cuentan con sincronización para los smartphones vía Apple CarPlay y Android Auto.

En el apartado de los cuadros de instrumentos, el Volkswagen Passat gana por goleada al Mazda6. El motivo es que el modelo alemán utiliza un cuadro de instrumentos totalmente digital y muy personalizable, el famoso Digital Cockpit, mientras que el nipón mezcla los diales analógicos con una pequeña pantalla para las informaciones de viaje. Eso sí, el Head-Up Display del japonés, que es de serie en toda la gama, acorta las distancias.

La sensación de calidad percibida en ambos es muy buena, con unos materiales muy apropiados en casi todos los elementos. Ya conocíamos de sobra esta faceta en los modelos de la firma alemana, pero sorprenderá, para bien, en aquellas personas que no estén tan familiarizados con los productos de la firma japonesa. Por último, en cuanto a huecos portaobjetos, ambos tienen varios, pero la mayoría de ellos son más grandes en el Passat.

Dimensiones exteriores, espacio interior y capacidad del maletero

Longitud Anchura Altura Batalla Capacidad maletero
Longitud Anchura Altura Batalla Capacidad maletero
Mazda6 Sedán 4.870 mm 1.840 mm 1.480 mm 2.830 mm 480 litros
Mazda6 Wagon 4.805 mm 1.840 mm 1.480 mm 2.750 mm 522 litros
Volkswagen Passat 4.767 mm 1.832 mm 1.456 mm 2.791 mm 586 litros
Volkswagen Passat Variant 4.767 mm 1.832 mm 1.477 mm 2.791 mm 650 litros

Como veis en la tabla superior, el Mazda 6 es ligeramente más largo que el Volkswagen Passat, utilizando también una batalla que es 4 cm superior en las carrocerías sedán. La cota de anchura es bastante similar, mientras que la capacidad del maletero es claramente superior en el Passat.

Si comparamos el espacio interior, en las plazas delanteras iremos muy holgados en todas direcciones en ambos modelos. Sentados ya en las plazas posteriores nos damos cuenta de que el Passat ofrece un mayor espacio para la cabeza, y que la distancia para las piernas es bastante muy similar. Las diferencias entre uno y otro son mínimas, y cuatro adultos relativamente altos viajarán con comodidad.

No son coches prácticos para realizar viajes con cinco personas, como ocurre en todos los coches de esta categoría. El túnel de transmisión es bastante notable, por lo que reduce notablemente el espacio para los pies del quinto ocupante. Además, tras el respaldo de esta plaza se ubica un reposabrazos, por lo que la espalda sufrirá. Como es habitual, la plaza central es más estrecha y dura, encontrándose también más elevada, por lo que el espacio para la cabeza es inferior.

Abrimos los maleteros y nos encontramos con que el Volkswagen Passat, pese a tener una menor longitud de la carrocería y distancia entre ejes que el Mazda6, obtiene un espacio de carga muy superior. La diferencia es notable, con cerca de un 20 % más de espacio para el alemán. Además, las formas de la tapa del maletero y de la boca de carga son más ventajosas para el Passat.

El Mazda cubica 480 y 522 litros en sus versiones sedán y familiar respectivamente; mientras que el Volkswagen tiene 586 y 650 litros. El europeo gana por goleada en este apartado. Por tanto, el Passat es más práctico para aquellas familias que realicen viajes habitualmente con el maletero cargado, tanto en su versión cuatro puertas como en la familiar.

Oferta de carrocerías

Mientras que el Mazda6 solo se ofrece con carrocerías Sedán (cuatro puertas) y Wagon (familiar), el Passat está disponible en las carrocerías Sedán (cuatro puertas), Variant (familiar) y en una tercera menos conocida y más aventurera, el Volkswagen Passat Alltrack. Esta última carrocería de la berlina alemana otorga un aspecto más campera, con una mayor altura libre al suelo y tracción integral para permitir a sus conductores salir del asfalto con mayor seguridad.

Respecto a los acabados, ordenados de menor a mayor equipamiento, el coche de Mazda 6 está disponible en los niveles Evolution, Zenith y Signature, pudiendo añadir algunos paquetes especiales de acabado para el interior. Por su parte, el Volkswagen Passat cuenta con los acabados Edition, Advance, Sport y R-Line.

Oferta mecánica

En la gama mecánica encontramos muchas diferencias entre ambas marcas y modelos en los motores utilizados, aunque los niveles de potencia son similares. Mientras que el Volkswagen Passat apuesta por motores más pequeños y sobrealimentados, el Mazda6 cuenta con mayores cilindradas para todas sus mecánicas y, en el caso de la gama de gasolina, no recurren a la sobrealimentación por turbo, obteniendo buenas cifras de rendimiento gracias a unas mayores relaciones de compresión. Los describimos:

Motorizaciones Mazda6

Denominación Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
Denominación Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
2.0 Skyactiv-G 1.998 cc 145 CV (6.000 rpm) 213 Nm (4.000) 6.3 l/100 km
2.5 Skyactiv-G 2.488 cc 194 CV (6.000 rpm) 258 Nm (4.000) 6.7 l/100 km
2.2 Skyactiv-D 2.191 cc 150 CV (4.500 rpm) 380 Nm (1.800) 4.4 l/100 km
2.2 Skyactiv-D 2.191 cc 184 CV (4.000 rpm) 445 Nm (2.000) 5.4 l/100 km

Motorizaciones Volkswagen Passat

Denominación Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
Denominación Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
1.5 TSI ACT 1.498 cc 150 CV (5.000 rpm) 250 Nm (1.500) 5.3 l/100 km
2.0 TDI 1.968 cc 150 CV (3.500 rpm) 340 Nm (1.750) 4.2 l/100 km
2.0 TDI 1.968 190 CV (3.500 rpm) 400 Nm (1.750) 4.5 l/100 km

La oferta mecánica actual de ambos modelos es algo corta, pero las versiones disponibles son bastante lógicas y, en nuestro mercado, lo que la mayoría de los clientes buscamos. Se trata de variantes con potencias suficientes para moverse con solvencia sin llegar a ser motorizaciones “explosivas”. Dependiendo de las versiones podremos optar al cambio manual o al automático.

Al menos por el momento, ninguna de las dos berlinas está disponible en versiones híbridas o eléctricas. El Passat, por su parte, si ha ofrecido una mecánica híbrida enchufable con denominación Volkswagen Passat GTE, pero actualmente no se encuentra disponible. Mientras tanto, la marca de Hiroshima sigue apostando claramente por las mecánicas de gasolina de gran eficiencia.

Comportamiento dinámico

Cuando buscamos un modelo del segmento D, como son los dos protagonistas que hoy comparamos en estas líneas, esperamos recibir un vehículo cómodo para realizar largos viajes y con consumos ajustados. Subámonos en uno y en otro, y a ver qué tal se comportan cada uno en cada situación a la que nos podamos enfrentar.

Lo cierto es que, en largos viajes, ambos muestran una calidad de rodadura excepcional. Vienen muy bien aislados del exterior en cuanto a ruidos aerodinámicos y de rodadura, lo que mejora el confort de marcha en largos trayectos y reduce la fatiga. Como es habitual, los motores diésel son algo más ruidosos que los de gasolina cuando los revolucionamos, pero la sensación es muy buena en cualquier caso.

Por su parte, el tarado de las suspensiones hacen que filtren muy bien los posibles baches que podamos encontrar a nuestro paso, así como las juntas de dilatación de los puentes. Absorben francamente bien y, junto con unos asientos de mullido muy logrado, logran que ni las irregularidades más bruscas resulten molestas a los ocupantes. En este sentido, las diferencias son mínimas entre uno y otro modelo, siendo difícil valorar mejor a uno que a otro. Un diez para los dos.

Los motores diésel de ambos modelos son muy poderosos, con un buen par motor para mantener la velocidad incluso ante pendientes pronunciadas cuando circulamos con varios ocupantes y el maletero hasta arriba. Todos los motores de gasóleo disponibles en estos dos vehículos son eficientes, con bajos consumos de combustible, aunque es cierto que el bloque TDI de 2 litros del Passat es algo más ahorrador.

Como decíamos antes, las mecánicas de gasolina son muy diferentes. Mientras que la berlina de Volkswagen apuesta por el 1.5 TSI de 150 CV, con sobrealimentación y sistema de desactivación de cilindros, los propulsores de gasolina del Mazda son atmosféricos. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes para la berlina nipona.

La principal ventaja es que ofrece una mayor suavidad de funcionamiento, algo que se nota especialmente a baja velocidad. Sin embargo, la contrapartida es que el par motor generado es inferior y, además, se alcanza a un mayor régimen de giro. La sensación que puede experimentar el conductor si no hace un buen uso de la caja de cambios para revolucionar el motor es que el coche no corre, se ahoga.

Por ello, si nos decantamos por un Mazda 6 de gasolina, bien sea la versión de 145 CV o la de 194, tendremos que hacer un mayor uso de la caja de cambios cuando requiramos una aceleración intensa, reduciendo una o dos marchas cuando nos enfrentemos a una cuesta pronunciada en autovía, especialmente si vamos con el coche muy cargado. Entiendo que puede haber conductores a los que este detalle no les guste.

Donde el modelo japonés sí bate al alemán es en las sensaciones dinámicas. Para aquellos conductores que disfrutan de las carreteras reviradas que se encuentran a su paso, el Mazda6 ofrece un comportamiento más dinámico. No es que sea una berlina deportiva, porque no lo es, pero las sensaciones que transmite el Mazda son superiores, con una dirección más precisa y un mejor tacto del cambio en las versiones manuales.

Sistemas de seguridad

Como casi siempre, a la hora de hablar de los sistemas de seguridad activa y asistentes a la conducción, depende del nivel de acabado elegido, así como de los sistemas opcionales que hayamos adquirido en el proceso de compra. En cualquier caso, el Volkswagen Passat y el Mazda6 vienen bien equipados, con algunos sistemas más de serie en el Mazda.

Entre los sistemas de seguridad y asistentes para la conducción podemos mencionar la frenada de emergencia con detección de peatones, control de crucero adaptativo o cámaras de visión 360 grados. No faltan, por supuesto, otros sistemas que nos facilitan la vida como el sensor de presencia en ángulo muerto, alerta de cambio involuntario de carril con control sobre la dirección y los siempre recomendables sensores de aparcamiento.

Resultados EuroNCAP

Tanto el Mazda 6, que pasó por las pruebas en octubre de 2018 (con el lanzamiento del restyling), como el Volkswagen Passat, que las superó en diciembre de 2014, obtienen las prestigiosas 5 estrellas EuroNCAP en los test famosos test de choque. Estos han sido los puntos obtenidos en cada apartado.

Mazda 6 Volkswagen Passat
Mazda 6 Volkswagen Passat
Ocupante adulto 95 % 85 %
Ocupante infantil 91 % 87 %
Peatones 66 % 66 %
Seguridad activa 73 % 76 %

Las diferencias son mínimas entre uno y otro modelo, en casi todos los aspectos evaluados. La mayor variación llega en la protección para ocupantes adultos, donde el Mazda6 obtiene una calificación del 95 %, mientras que el Volkswagen Passat recibe un 85 %. En cualquier caso, hay que ser justos y destacar que el Passat aún no ha recibido una actualización como sí lo ha hecho el Mazda.

Precios

Toda compra depende en gran medida del precio del producto, así que vamos a ver cuáles son los precios de referencia de estos dos coches que hoy comparamos según lo indicado en los configuradores oficiales para nuestro país.

El precio de partida del Mazda 6 es de 30.375 euros, que corresponde con la versión mecánica 2.0 Skyactiv-G de 145 CV con cambio manual y el nivel de acabado Evolution. Por su parte, el Volkswagen Passat en acabado Advance y con el motor 1.5 TSI de 150 CV asociado al cambio manual parte de los 31.375 euros, siendo esta la versión más económica que aparece en el configurador.

En el lado opuesto, la versión tope de gama para el Mazda6 corresponde al nivel de acabado Signature y al motor 2.2 diésel de 184 CV con cambio automático, obteniendo un precio (sin añadir opcionales) de 42.375 euros. El Volkswagen Passat más caro sin añadir opcionales es un acabado Sport con motor 2.0 TDI de 190 CV y cambio DSG, que parte de los 41.290 euros.

Como normalmente este tipo de coches se suelen comprar con mecánicas diésel, vamos a ver cómo nos saldría de precio un nivel de acabado medio-alto y con las mecánicas de gasoil de 150 CV. Para el Mazda6 nos decantamos por el acabado Zenith y el motor 2.2 Skyactiv-D de 150 CV, que tiene un precio de partida de 35.525 euros. Mientras tanto, en el Passat escogemos el nivel de acabado Sport con la mecánica 2.0 TDI de 150 CV, que tiene un precio de partida de 37.250 euros.

El equipamiento destacado del Mazda 6 Zenith sería:

  • Llantas de aleción en 19 pulgadas
  • Faros delanteros Full LED Adaptativos y pilotos traseros de LED
  • Pantalla de 7 pulgadas en el cuadro de instrumentos
  • Acceso y arranque manos libres
  • Equipo de sonido Bose con 11 altavoces
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Revestimientos de palanca de cambios y volante en cuero
  • Control de crucero adaptativo y limitador de velocidad
  • Sensores de lluvia y luz (con largas automáticas)
  • Control de ángulo muerto
  • Detector de tráfico trasero cruzado
  • Frenada de emergencia en ciudad con reconocimiento de peatones
  • Reconocimiento de señales
  • Cámara de visión 360 grados
  • Detector de fatiga
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Apple CarPlay y Android Auto

Por su parte, el equipamiento del Volkswagen Passat Sport incluiría:

  • Llantas de 18 pulgadas
  • Faros delanteros Full LED y traseros también de LED
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Asientos delanteros calefactados y con reglajes eléctricos
  • Volante y pomo del cambio en cuero
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Servicio de llamada de emergencia
  • 8 altavoces
  • Pantalla en el cuadro de instrumentos (no confundir con cuadro completamente digital)
  • Control de crucero adaptativo
  • Navegador Discover Pro con pantalla táctil de 8 pulgadas
  • Detector de fatiga
  • Lavafaros
  • Apple CarPlay y Android Auto

Conclusiones

Ambos coches son dos berlinas medianas del segmento D que, por su calidad, se encuentran entre los modelos de las marcas generalistas y el conocido trío premium compuesto por el Audi A4, el BMW Serie 3 y el Mercedes Clase C, estando, en mi opinión, más cerca de las lujosas que de las generalistas.

Decantarse por uno o por otro dependerá de lo que el cliente valore. Si valoramos más el diseño y el comportamiento dinámico, mejor optar por el Mazda6; mientras que si somos algo más conservadores y buscamos el máximo espacio, será recomendable el Volkswagen Passat. Por precio, ya hemos visto que son muy parejos, aunque es cierto que el japonés trae algo más de equipamiento en los niveles de acabado más accesibles.

Un dato a tener en cuenta es que, mientras que la carrocería familiar del Passat (Variant) eleva su precio en unos 1.700 euros, el familiar del Mazda 6 (Wagon) tiene exactamente el mismo precio que la berlina.
Mazda6 Wagon 2.0 Skyactiv-G 145 CV

Mazda6 Wagon 2.0 Skyactiv-G 145 CV
Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV

Volkswagen Passat 2.0 TDI 150 CV
Puntuación 4.5 estrellasPuntuación 4 estrellas
30.375 a 43.82531.000 a 47.600
  • Diseño exterior
    Editor: 90%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 90%
  • Plazas delanteras
    Editor: 85%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 70%
  • Mecánica
    Editor: 75%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 90%
  • Precio
    Editor: 80%
  • Diseño exterior
    Editor: 60%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 75%
  • Plazas delanteras
    Editor: 90%
  • Plazas traseras
    Editor: 90%
  • Maletero
    Editor: 80%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 85%
  • Confort
    Editor: 90%
  • Precio
    Editor: 75%

Otros rivales

Pocos son los rivales directos de estos dos modelos porque, como decía al inicio, muchas son las marcas que han desistido con esta categoría y han invertido los recursos ahorrados en los modelos SUV. Con un posicionamiento similar queda el nuevo Peugeot 508 (puedes ver nuestra prueba con vídeo), que ha supuesto un cambio brutal respecto a la anterior generación, utilizando un diseño mucho más juvenil, deportivo y tecnológico, mejorando también los materiales utilizados en la construcción del interior, es decir, mejorando su calidad. Su precio de partida es de 27.250 euros con un motor diésel de 130 CV.

Puntos positivos Mazda 6

  • Diseño muy estilizado y elegante
  • Gran equipamiento de serie

Puntos negativos Mazda 6

  • Capacidad del maletero
  • Ausencia de turbo en mecánicas de gasolina, que lo hace algo más exigente

Puntos positivos Volkswagen Passat

  • Algo más de espacio en las plazas traseras y mayor volumen del maletero
  • Calidades interiores muy altas

Puntos negativos Volkswagen Passat

  • Diseño demasiado conservador
  • Precio algo superior con un equipamiento ligeramente inferior
Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche


Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.