Cubre cárter: qué es y para qué sirve

Cubre cárter de coche

El cubre cárter del coche es una pieza a la que no siempre se le presta la atención que merece. Obviamente, no tiene una importancia vital como el sistema de frenos, las ruedas o los nuevos asistentes de seguridad, pero este elemento que pasa tanto desapercibido tiene varias e importantes funciones.

A día de hoy este elemento viene de serie en prácticamente todos los coches del mercado europeo. Años atrás no siempre era así, pues especialmente en los modelos más económicos y pequeños, las marcas prescindían de él. En este artículo os vamos a explicar qué es un cubrecárter, para qué sirve, cuáles son sus funciones, qué tipos hay y cómo se desmonta.

¿Qué es y para qué sirve el cubre cárter?

Como su propio nombre indica, el cubre cárter es un elemento que protege al cárter del motor. Por su ubicación -los bajos del coche-, el cárter del motor es una parte expuesta a golpes. Si conducimos por vías asfaltadas es raro rozar en esta zona, a no ser que subamos una rampa muy pronunciada o al subirnos a un bordillo alto, pero si alguna vez circulamos por algún camino el riesgo es mucho mayor.

En los caminos nos encontramos con muchos baches y cambios repentinos de nivel, por lo que es mucho más fácil rozar o golpear los bajos de la carrocería. Cuanto más bajo sea el coche y más larga sea la batalla, mayores son las posibilidades de que esta zona llegue a tocar con el suelo.

Como cubre prácticamente toda la zona del vano motor por debajo, también dificulta que animales (como gatos) busquen refugio en el invierno, con los problemas que esto puede ocasionar. Además permite que el vano motor esté más limpio, ya que reduce el polvo, el barro y el agua que puede penetrar al conducir por caminos o en días de lluvia.

También hay que tener en cuenta que por la propia pisada de las ruedas o al perder tracción, pueden saltar piedras con bastante fuerza. Lógicamente pueden dañar, abollar o producir algún desperfecto en el cárter. Además, es posible que golpeen en el tornillo del cárter y lo deformen.

Con el cubrecárter se evita que los posibles golpes impacten contra el cárter del motor o, en su defecto, que el golpe llegue con menos fuerza. También hace protección en caso de roces, pues aunque se deforme y llegue a tocar contra esta parte inferior del motor, el protector hace de capa intermedia logrando que esos arañazos sean mucho más leves y afecten en menor medida.

Bajos coche sin cubre cárter

En el caso de dañar el cárter del motor podemos provocar averías graves. Si el golpe llega a romper o fisurar esta pieza inferior del motor, la mecánica perderá el aceite en pocos minutos, dejando un largo reguero del lubricante por el suelo con los problemas tan graves que ello supone para el resto de usuarios. Lógicamente, el motor se queda sin lubricación y si no nos percatamos causaremos daños irreparables, como gripar el motor.

A todo lo anterior hay que añadir una función cada vez más importante. Y es que también hace la función de carenado inferior y es convenientemente estudiado en la fase de desarrollo del vehículo. Al cubrir la zona delantera de los bajos del coche, mejora la aerodinámica del coche y también hace de aislante acústico, reduciendo ligeramente el ruido de rodadura y aerodinámico. Aunque no lo parezca, estos detalles cada vez son más importantes.

Artículo relacionado:
Se ha pasado el tornillo del cárter

Tipos de cubre cárter

Si hablamos de los tipos de cubre cárter, los más conocidos son dos: de plástico y de metal. Por norma general, los turismos actuales vienen de serie con cubre cárter de plástico, aunque es cierto que algunos modelos (como el Dacia Sandero) los han montado de aluminio.

De plástico

Los motivos por los que se utilizan bastante más los de plástico son sencillos, simples y coherentes. El cubre cárter de plástico es mucho más ligero, por lo que es más fácil y seguro de manipular a la hora de efectuar alguna tarea de mantenimiento, ayudando a reducir el peso total del coche. Por supuesto, el plástico también es bastante más económico que el metal, lo que permite al fabricante ahorrar en costes y ofrecer un precio más contenido al cliente final.

De metal

El cubre cárter metálico -normalmente de aluminio- suele reservarse para coches que vayan a tener uso fuera del asfalto. Aunque es más pesado que el plástico, lógicamente su resistencia y protección es muy superior a la del plástico. Por poner un ejemplo, un Mercedes-Benz GLC prácticamente nunca saldrá del asfalto, pero un Jeep Wrangler lo hará con muchísima frecuencia.

Los fabricantes “cuidan” más en ese sentido a coches que están potencialmente expuestos a circular por lugares complicados, entre rocas, surcos, ascensos y descensos complicados y en campo a través. Y es que golpear el cárter del motor puede salir muy caro… Es más, en los todo terreno puros, por sus características y uso, es fácil verlos incluso de acero.

Fallas del cubre cárter

Cubre cárter metal para coche competición

Ahora veamos los fallos y averías más habituales en esta pieza del coche. Por el tiempo, las temperaturas y el uso del vehículo, es posible que el cubre cárter se descuelgue. Debido a algún golpe o por las vibraciones del motor, puede darse el caso de que algún tornillo de sujeción se pierda.

Normalmente, si se pierde un solo tornillo no pasa nada, pero si son varios, el cubrecárter del coche puede arrastrar por el suelo al descolgarse parcialmente. Si se descuelga o queda suelto, debemos repararlo rápidamente, ya que puede engancharse con el asfalto y golpear bruscamente con alguna zona de los bajos, causando una avería. Con unas simples bridas podemos sujetarlo a la estructura y puntos de anclaje para evitar el peligro.

También podría darse el caso de salir despedido del vehículo en la carretera, con todo lo que ello implica. Puede golpear a algún otro vehículo y provocar un grave accidente.

Por otro lado, si tenemos algunas fugas de aceite y el cubre cárter es de plástico, se irá deformando poco a poco. El aceite del motor se deposita y va acumulando arena y otras suciedades, por lo que cada vez pesa más, provocando esa deformación. Lo mismo ocurrirá si habitualmente conducimos por zonas embarradas.

¿Cómo desmontar el cubre cárter?

Desmontar el cubre cárter del coche es sencillo, aunque solo lo haremos de una forma cómoda si tenemos el coche subido en un elevador. Por norma general, esta pieza va sujeta con tornillos relativamente pequeños al subchasis o cuna del motor, y en algunos casos también pueden ir anclados con tres o cuatro tornillos al paragolpes delantero.

Con el coche en el suelo o levantado con unas simples borriquetas será una operación complicada e incómoda porque tendremos muy poco espacio para trabajar.

Para un desmontaje cómodo y seguro, lo ideal es aflojar (sin extraerlos totalmente) todos los tornillos con una carraca. Una vez están todos aflojados, los terminamos de desenroscar con una mano mientras que con la otra hacemos fuerza hacia arriba en el cubrecárter para que no se descuelgue. Si no lo sujetamos y se descuelga, quedando solo sujeto por uno o muy pocos tornillos, el plástico puede romperse. Además, también podría golpearnos.

Como has visto durante todo este artículo, el cubre cárter es una pieza sencilla y barata. Puede evitar problemas y averías importantes, y es por ello que debemos prestarle la atención que se merece. Si se encuentra en mal estado, es muy importante repararlo o sustituirlo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.