Cómo limpiar la válvula EGR

Cómo limpiar la válvula EGR

La válvula EGR es un elemento anticontaminación que actualmente utilizan muchos motores. Es muy conocida entre los propietarios de vehículos diésel de determinados años, por el gran número de averías que tuvieron.

Al tratarse de un dispositivo por el que pasa el humo del coche, la válvula EGR tendía a ensuciarse e incluso obstruirse con frecuencia. Las más modernas han solucionado este problema en gran medida, aunque todavía es un elemento que da problemas en algunos modelos.

Cuando la válvula EGR falla se puede dar lugar a un mal funcionamiento del motor. Sin embargo, si tenemos una serie de conocimientos básicos, podemos aventurarnos nosotros mismos a limpiarla y así ahorrarnos un buen dinero. Porque si acudimos a un taller con problemas en la EGR, lo más seguro es que la reemplacen por una nueva, para curarse en salud, ahorrar tiempo y ofrecer la máxima garantía.

Problemas en la válvula EGR

La válvula EGR es la encargada de redirigir el humo del motor hacia las cámaras de combustión, para que termine que procesarse. Así se minimizan los gases nocivos generados por una combustión imperfecta. Además, su reentrada contribuye al descenso de la temperatura de las cámara, lo que redunda en la menor producción de gases nocivos como el NOx.

Recirculación de gases de la válvula EGR limpia

Esta operación solo la realizará en determinados momentos: normalmente cuando el motor está ya caliente y se circula a bajo o medio régimen y con poca carga. Si por el contrario, se le pide mucho al motor, la válvula se cierra para dejar entrar solo aire fresco y por lo tanto más oxígeno. Así el motor responderá con fuerza cuando se le exija.

Para que la válvula EGR cumpla bien su función, debe tener los mecanismos móviles sin atascar y los conductos que conectan los colectores de admisión y escape despejados. Si la carbonilla y otras suciedades se van acumulando, se pueden producir varios problemas: que el conducto se estreche impidiendo que los gases fluyan en la cantidad adecuada, que la geometría del conducto se modifique creando turbulencias indeseadas y que los elementos móviles que la abren y cierran se atasquen. Esta última es la situación más grave y da lugar a dos opciones:

Que se quede abierta

Si la válvula se atasca en la posición abierta, los gases de escape entrarán en el motor en todo momento (y no solo cuando conviene). Es decir, que la combustión será ineficiente siempre, porque no tendrá la cantidad adecuada de oxígeno.

Que se quede cerrada

Si la válvula se queda atascada en la posición cerrada, los gases nunca se recircularán hacia al motor y las emisiones contaminantes aumentarán. Lo que es poco ecológico y te puede llevar a no pasar la ITV.

Válvula EGR: limpiar o cambiar

Cómo saber si hay que cambiar o limpiar la válvula EGR

Si se dispone de tiempo, herramientas básicas y algo de predisposición a la mecánica, se puede tratar de solucionar los problemas de esta válvula. Es una operación sencilla en muchos modelos, gracias a los tutoriales que hay en Internet. Sin embargo, a muchas personas les surge la duda de si deben limpiarla o cambiarla por una nueva.

Para tomar esta decisión, es mejor hacerlo con toda la información posible. Lo que suele pasar por desmontarla y ver qué le ocurre. Para saber que la EGR no está rota, hay que menearla para oír si el diafragma se agita en su interior. Aunque los problemas también puede ser eléctricos. Por eso, la solución apta para aficionados a la mecánica suele ser extraerla para limpiarla a conciencia y ver si el problema desaparece.

Si no quieres hacerlo tú mismo o lo has hecho, pero el problema no desaparece, siempre puedes optar por cambiarla. Una operación que también puedes hacer tú mismo, ya que requiere la misma habilidad que solo limpiarla. Al fin y al cabo, hay que montarla y desmontarla en los dos casos.

Una situación con la que se ha encontrado más de un propietario, es que la válvula se les ensucie una y otra vez cada cierto número de kilómetros. En estos casos, el problema suele venir derivado de la entrada de aceite en exceso en la admisión, que traspasa hasta la EGR propiciando que se peguen más los resíduos como la carbonilla. En estos casos, se puede limpiar la EGR cada cierto tiempo para evitar que se obstruya. Aunque esto no eliminará el problema raíz, que puede ser un nivel demasiado alto de aceite, fallos del sistema de purga del cigüeñal, los cojinetes, un aceite de mala calidad que genera demasiados vapores o los tubos del turbo. Lo que está claro es que no lo va a solucionar el cambio de una EGR que funciona bien.

¿Cómo limpiar la válvula EGR?

mecanico limpiando valvula EGR

Limpiar válvula EGR sin desmontar

Si quieres limpiar la válvula EGR sin tener que echar mano de las herramientas, se puede circular de determinada forma para eliminar algo de la carbonilla. Aunque es más una limpieza de mantenimiento para que con acabe obstruida. Si ya lo está no esperes una mejora significativa.

Se trata de revolucionar el motor como a unas 3.000 rpm y circular así durante un par de minutos. Según el modelo también funciona muy bien acelerar fuerte en 3 o 4 marcha y mantenerlo unos segundos alto de vueltas tras hacerlo. Es decir, no tanto llevarlo a una velocidad constante muy revolucionado sino acelerar varias veces.

También se puede descarbonizar el motor. Un tratamiento que elimina los restos de carbonilla que se acumulan diversas partes del motor con el paso de los años. De esta forma, recupera parte de la eficiencia y suavidad que tenía cuando era nuevo, tal como indican en los talleres que lo ofrecen.

Existen otros métodos, como echar el líquido limpiador en spray por la admisión mientras aprieta un poco el acelerador con el motor caliente. Pero no es ni la forma más eficaz ni la más prudente.

Limpiar válvula EGR desmontando

Llevar a cabo una limpieza de la válvula EGR no es una tarea complicada ni tampoco requiere de herramienta sofisticada. Un juego de llaves y destornilladores, un cepillo de dientes o brocha y algún producto de limpieza de carbonilla o gasolina son suficientes para dejar la EGR como una patena.

El primer paso será localizar la EGR en nuestro motor, para lo cual lo mejor será recurrir al manual de taller del vehículo, si disponemos de él, o llevar a cabo una pequeña investigación. Dar visualmente con la EGR no suele ser complicado, sobre todo gracias a que hoy en día en Internet es fácil encontrar una foto de la EGR de nuestro motor. Al fin y al cabo, todos los motores sufren averías en la EGR antes o después.

A grandes rasgos hay dos tipos de EGR, neumáticas y eléctricas. Es importante distinguirlas ya que a la hora de limpiarlas deberemos prestar especial atención para no dañar la membrana de las EGR neumáticas o la parte electrónica de las EGR eléctricas.

En segundo lugar desconectaremos cuidadosamente todos los conductos y conectores que tenga la válvula EGR. Habrá que procurar no romper nada, ya que algunos materiales con el tiempo y los cambios de temperatura pueden haberse resecado y es más fácil romperlos. Este es un buen momento para comprobar especialmente el estado de los tubos de vacío y sustituirlos si no están en un estado óptimo.

Conectores válvula EGR

Los conectores y los tubos hay que manipularlos con cuidado

El siguiente punto es desatornillar la válvula EGR de su soporte, para lo que necesitaremos algún tipo de llave fija o vaso. Guardaremos cuidadosamente los tornillos para no perderlos. Para retirar la válvula, si esta no sale con facilidad porque está enganchada, le daremos unos golpecitos (con suavidad) con el mango de un martillo o de un destornillador.

Con la válvula EGR ya en nuestra mano, retiraremos la junta de sellado que tiene y posteriormente en el montaje la reemplazaremos por una nueva.

Juntas de la válvula EGR

Para limpiar la EGR sin hacer mucho esfuerzo, es interesante dejarla durante varias horas sumergida en algún producto limpiador de carbonilla o en gasolina, pero tenemos que tener mucho cuidado de no dejar sumergidos terminales eléctricos ni conectores, ya que podrían deteriorarse dejando inservible la válvula EGR. Después, utilizaremos una brocha o cepillo para arrastrar la suciedad, incidiendo cuanto sea necesario hasta eliminar la carbonilla.

Con la EGR limpia procederemos al montaje en el motor siguiendo los pasos inversos al desmontaje. Es importante asegurarse de que conectamos bien todos los tubos y conectores para no tener problemas de funcionamiento.

¿Cómo saber si la EGR está sucia y debe limpiarse?

El modo más simple de saberlo es cuando se ilumina un testigo en el salpicadero (solo en EGR eléctricas). Normalmente las EGR no tienen su propio testigo para indicar un fallo, por lo que suele encenderse el fallo motor, fallo inyección o incluso avería en los calentadores. El manual del vehículo suele indicar los usos del testigo.

Los síntomas en el funcionamiento del motor dependen de en qué posición se atasque la válvula:

  • Si se queda abierta: le faltará de potencia, podrá tender a apagarse solo, le costará arrancar, dará tirones, consumirá algo más y tendrá un exceso de humo negro.
  • Si se queda cerrada: lo más normal es que lo notes en las emisiones porque no pases la ITV. Aunque también se puede notar en un aumento de la temperatura del motor según el modelo.

Aviso de fallo de motor indicando que la válvula EGR tiene algún problema

¿Qué pasa si no limpio o sustituyo la EGR a tiempo?

La EGR no es más que un sistema anticontaminación, pero un mal funcionamiento puede afectar a otras partes del motor en caso de avería total. Podría provocar desde daños en el catalizador, a desgastes prematuros del motor. Sobre todo si la EGR se atasca en posición abierta y deja entrar humo en las cámaras de combustión de forma permanente.

Otra consecuencia es que nuestro coche no pase la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), porque sus emisiones sean muy altas. Algo que puede ocurrir tanto si el la válvula EGR se queda abierta como si se queda cerrada.

Precio de limpiar la válvula EGR

Los talleres no suelen ofrecer el servicio de limpiar la válvula EGR. Se limitan a cambiarla por una nueva con el consiguiente aumento de coste. Lo que sí te podemos contar es el precio que suele tener si limpias la válvula tú mismo:

  • Herramientas: para hacerlo solo necesitas una carraca, un prolongador, una llave de vaso de la medida adecuada (suele ser la 12) y una llave Allen. Así que, si no las tienes puedes comprarte la caja de herramientas de mecánica típica que incluye todo esto y muchas otras más que podrás usar en otros trabajos. La de TackLife o la de AmazonBasics son buenas opciones.
  • Producto limpiador: hay líquidos específicos como el de Liqui Moly o el de Wynn's, que han demostrado su eficacia. Aunque hay personas que también usan gasolina que es mucho más barato.

En total, si no tienes ninguno de estos elementos, puede salirte desde 40 euros hacerte con una caja básica y algo de combustible. Si ya tienes las herramientas, el precio puede ser solamente el de la gasolina que uses para limpiar la válvula o el del líquido. Este último puede estar en torno a los 20 euros.

Herramientas para limpiar la válvula EGR

Anular válvula EGR

No es recomendable porque tu coche contaminará más. En especial por la emisión de gases NOx, que son muy perjudiciales para la salud. No es solo una cuestión de pasar la ITV, porque según el modelo, hay sistemas para volver a activarla antes de ir a la inspección. Si eres aficionado a la mecánica, es una alternativa mucho más respetuosa limpiarla cada cierto tiempo, en vez de anularla y activarla cada vez que vayas a pasar una inspección.

Es más, si vas a invertir un tiempo en aprender a anularla, es mejor que aprendas a limpiarla y el estado de tu motor será prácticamente el mismo. Una vez que se coge práctica, es una operación en la que tendrás que invertir pocos minutos. Sobre todo, una vez que ya sabes qué herramientas debes usar y donde está cada pieza.

En cuanto a la hipotética potencia que gana el motor si se anula la EGR, solo es en algunos modelos antiguos y solo a bajo o medio régimen de revoluciones. En ningún caso tu coche tendrá más potencia máxima, porque la válvula se cierra en esas circunstancia. Si lo que estás buscando es un descenso del consumo, de nuevo esto se puede llegar a notar en modelos con ciertos años a las espaldas. Y aunque tu modelo sea uno de ellos, no esperes un ahorro muy significativo en comparación con un motor con la válvula EGR bien mantenida.


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   alfa dijo

    y si es el colector y no la valvula egr la que tiene carbonilla como lo hago

  2.   Alvaro maldonado dijo

    Lo mejor es eliminar la egr

  3.   Alexandro Bondarenco dijo

    Buenas tardes, mi camioneta Chevrolet Luv Dmax 2006 bota demasiado humo por el escape, ya le sacamos la cámara y en la rectificadora me la revisaron y me dijeron que todo; incluyendo las guías, están bien, le cambiaron las gomas la montamos y continua botando humo, el ultimo consejo que me dieron es que podía ser el egr tapado o sucio que me dicen uds..??

  4.   felipe dijo

    Hola la mejor solución que yo he probado es el KIT de limpieza de nextron. Va un producto en el combustible y el otro en forma de spray que se mete en la entrada del filtro del aire sin el filtro o con el filtro sacado. FUNCIONA muy bien y lo publico aqui porque hay mucha gente interesada en hacerlo ellos mismos sin necesidad de desmontarla. También va bien desmontar el colector que llega a la egr y entonces darle al spray especial que trae el kit. No es un simple limpiador porque limpia ésta suciedad especial de la egr que está incrustada con residuos de vapores de la recirculación de gases. No sirven los sprays de limpieza de admisión normales. Además hay que limpiar el interior de la cámara de combustión y las válvulas de admisión con un limpiadlor especial para EGR a través del carburante. Yo lo llevo haciendo en el taller desde hace un par de años y no hace falta cambiarlas si se hace bien. Si está muy incrustada retirar primero un poco del carbón para que pase al menos algo de aire a través de ella y después el producto ya hace su efecto auqnue si está muy incrustada y no se mueve es conveniente desmontarla y limpiarla sumergiendola en un baño con el producto durante unas 24 horas y retirar con un pincel o cepillo de dientes el carbon disuelto. A mi me ha funcionado muy bien y se apaga el testigo. A veces hay que usar más de un spray pero te ahorras mucho dinero de cambiar piezas sin sentido porque la egr no se rompe y por lo tanto solo es suciedad. saludos y espero haberos ayudado.

  5.   miguel angel suarez castro dijo

    tengo un passat bluemotion dsg tdi 140 cv -desde que me hicieron la actualizacion del motor trucado wolsvagen se me pasa gasoil aceite ,,tiene algo que ver co la valvula egr el coche es del 2011 la valvula es electronica

  6.   Norberto roger dijo

    Hola. Quisiera saber si el Fiat Palio 1.6 16v torque modelo 1999 tiene incorporado la valvula AGR o EGR y en que lugar esta ubicada,pues noto salir un pequeño humo grisaceo (a veces,no siempre) por tubo de escape y olor a nafta mal carburada.Pregunto,puede ser debido a que esta valvula esta sucia o es otro problema o la sonda lambda.Desde ya agradezco vuestra informacion y muchas gracias.-