Porsche 911 de octava generación: más potencia y tecnología… y hasta un híbrido de 500 CV

Quedan menos de seis meses para que la octava generación del Porsche 911 ocupe uno de los stands del Salón de Los Ángeles. Un momento que muchos esperan con mayor impaciencia que otros modelos de la marca, por muy eléctrico y deportivo que sea el Taycan. ¿Por qué ocurre esto? A parte de lo emblemático que es este modelo que inició su historia en los años 60, lo que atrae las miradas hacia él es el extra de potencia y el arsenal de tecnología que anuncia la marca.

El incremento de CV se va a dejar notar de forma diferente según la versión. La más modesta, el Porsche 911 Carrera aumentará su potencia en alrededor de 20 CV, para llegar hasta los 390 CV. Con las modificaciones pertinentes en el turbo y otras partes del motor el Carrera S pasará de 420 CV hasta los 450 CV, que sumado al descenso de peso de ambas versiones, prometen una mejora notable de las prestaciones. Sin embargo, el plato fuerte viene de la mano del 911 Turbo S.

Nueva tracción para el 911

Con el impulso que están dando algunas marcas como Tesla y su Roadster o Ferrari con el 488 Pista al mundo de las prestaciones, Porsche tiene que hacer los deberes para mantenerse en lo más alto. Por eso el Porsche 911 Turbo S no solo tendrá 20 CV más que la anterior generación para superar los 600 CV, sino que su tracción a las cuatro ruedas tendrá un diseño optimizado para mejorar su rendimiento.

La gestión de la tracción es especialmente importante en estos niveles de potencia junto con el cambio que en la versión automática seguirá siendo PDK. Esta caja de doble embrague con siete velocidades, contará con nuevos desarrollos destinados a mejorar la velocidad de cambio entre marchas. Además aumentará la eficiencia del 911 a través de un sistema de parada y arranque mejorado y un sistema de recuperación de energía en los frenos.

Esto, más la aerodinámica mejorada que llevará el 911, le permitirán pasar de 0 a 100 km/h en menos de 2,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima mayor que su predecesor. Recordemos que éste alcanzaba los 330 km/h. Para detenerlo, adoptará los frenos de acero al carbono que fueron usados por primera vez en el Cayenne de tercera generación.

Más allá de las prestaciones en línea recta, según la marca el nuevo Porsche 911 tendrá unas cualidades dinámicas aún mejores gracias a la plataforma recientemente desarrollada que también se usará para Audi R8 de tercera generación y el sucesor del Lamborghini Huracán.

Un Porsche 911 más dinámico todavía

La estructura superior también será sustituida por una nueva desarrollada por Porsche junto con Bertrandt. Una empresa con la que la marca alemana ha colaborado para el diseño de todos sus modelos recientes. Según indican desde ambas casas, el resultado de su trabajo le conferirá mayor rigidez que los actuales 911 además de poder colocar el motor más hacia el centro para mejorar el reparto de pesos.

El nuevo Porsche 911, cuya nomenclatura interna de la marca es 992, tendrá unas modificaciones estéticas conservadoras. Sus entradas de aire delanteras regulables serán algo más rectangulares, tendrá unos faros LED ligeramente rediseñados y un alerón trasero también regulable, con un aspecto algo diferente más por cuestiones de optimización de la carga aerodinámica a alta velocidad que por puro diseño. Por lo demás, no se esperan cambios especialmente significativos con respecto a la séptima generación.

Por el contrario, en el interior los cambios será quizás más importantes por la nueva instrumentación digital, el último sistema multimedia con pantalla táctil de Porsche y el nuevo aspecto de la botonera, que también será táctil. Además, según los responsables de la marca, gracias a la nueva plataforma su interior será más especioso que nunca.

Y más adelante un 911 híbrido enchufable

Tal como informa la revista británica Autocar, el nuevo 911 tiene un chasis compatible con un tren de potencia híbrido enchufable. Aunque no se espera que llegue al mercado hasta el el rediseño que recibirá en 2022. El nuevo sistema combinará el mismo motor turbo de 3.0 litros con seis cilindros que usa el Carrera, con un motor eléctrico para ofrecer una potencia conjunta de 500 CV.

Fuentes cercanas a la marca indican que el nuevo tren de potencia híbrido enchufable utilizará una batería de iones de litio con una tecnología de celdas más avanzada que la que utilizan actualmente los Porsche Panamera de segunda generación. Su capacidad será de 11 kWh y estará enfocada tanto al ahorro de combustible como a la mejora de rendimiento según seleccione el conductor.

La despedida antes de la octava generación

Todo apunta a que el recientemente presentado Porsche 911 Speedster Concept, no solo celebraba el 70 aniversario de la marca. También es uno de los coletazos finales que da la séptima generación antes de dejar de producirse. Se espera que el 911 de octava generación llegue a los mercados a principios de 2019, tan solo unos pocos meses después de su presentación de noviembre de este año en Los Ángeles.

Fuente – Autocar

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Un comentario

  1.   KAWCZYNSKI EDUARDO dijo

    ME INTERESA EL TEMA AUTOMOTOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.