Prueba BMW Serie 4 Coupé 430i 258 CV Pack M

Prueba BMW Serie 4 Coupé 2020

BMW acaba de iniciar las comercializaciones del BMW Serie 4 Coupé. Se trata de la segunda generación de la berlina coupé y, como todos sabréis, ha dado mucho que hablar por un cambio estético en el frontal que parece no gustar a todo el mundo. Sea como fuere, lo mejor de todo es que ya hemos estado en su presentación nacional y lo hemos conducido.

En esta primera toma de contacto nos hemos decantado por un BMW 430i Coupé con el siempre atractivo paquete M. Recordamos que utiliza un motor 2.0 litros con turbo que desarrolla nada menos que 258 CV. Bajo mi punto de vista, es una mecánica ideal para este coupé de cuatro plazas. ¿Nos acompañas?

Esa calandra que tanto ha dado que hablar

Empezamos, como siempre, con su diseño. Y eso es algo muy a remarcar en este coche. Voy al grano: la parrilla. BMW ha introducido un nuevo diseño de sus famosos riñones delanteros en el BMW Serie 4 Coupé, así como en los deportivos M3 y M4. Parece ser que el estilo no ha gustado a todo el mundo.

Parrilla BMW Serie 4 Coupé

Dejando los gustos a un lado, la marca bávara con este movimiento consigue diferenciar más sus coches. El frontal del Serie 4 Coupé es fácilmente distinguible respecto al del Serie 3, y en ese sentido me parece todo un acierto. Por cierto, dicha parrilla abre o cierra unas trampillas para variar el flujo de aire que llega al sistema de refrigeración, mejorando así su aerodinámica y permitiendo que el motor llegue antes a la temperatura óptima.

Dicho lo anterior, se ve como un modelo agresivo en su parte delantera, algo a lo que también contribuye el paquete opcional M. Como podéis ver en las imágenes, esta unidad lleva también los eficaces faros Laserlight, con un alcance de hasta 600 metros. Un opcional interesante si conducimos habitualmente durante la noche.

Prueba BMW 430i Coupé trasera

Bajo mi punto de vista, la parte más elegante del BMW Serie 4 Coupé es la vista lateral. Es un coupé largo, bajito y con cierto aire a fastback por la forma en que termina su tapa del maletero. Lo dicho, el costado me encanta. Además, las llantas negras de 19 pulgadas, junto a los contornos de las ventanillas en negro brillo le quedan muy bien.

En la parte posterior han mantenido las líneas horizontales, dando protagonismo a la firma lumínica posterior. Sobre la tapa del maletero aparece un leve spoiler, mientras que en la zona baja del paragolpes nos encontramos con un “difusor” en negro y una salida de escape circular a cada lado. Por si te lo preguntas; sí, estos escapes son reales. Espero que este mensaje llegue a Audi y a Mercedes…

Como en casa, pero echando de menos más distinción

Si nos pasamos al interior, la marca no ha querido hacer cambios respecto al citado Serie 3. Todo es muy BMW, lo que es algo bueno. La calidad de los materiales es altísima, todo está perfectamente organizado y es muy fácil de localizar cualquier mando o función.

Interior BMW Serie 4 Coupé

En este caso tenemos un cuadro digital de 12,3 pulgadas y la pantalla central táctil de infoentretenimiento, que es de 10,25 pulgadas. Esta última también se puede controlar mediante los mandos de la consola central y algunas funciones mediante gestos. No me olvido del siempre interesante Head-Up Display, que es grande y a color, mostrando las informaciones necesarias sin quitar la vista de la carretera.

Por lo demás, tenemos unos asientos deportivos muy agradables, cómodos y con regulación eléctrica incluso en anchura. También debo destacar el volante, que además de multitud de mandos para los asistentes, teléfono y equipo de audio, tiene un grosor y tacto sencillamente perfectos. A esto hay que añadir que el tamaño de las levas es bueno, algo que no se puede decir de todos los coches automáticos.

Tampoco he echado en falta más huecos portaobjetos, siendo todos ellos de tamaño correcto para descargar nuestros bolsillos de llaves, teléfono, cartera, etc.

Prácticamente es un 2+2

Las dimensiones exteriores del nuevo BMW Serie 4 Coupé son 4.768 mm de altura, 1.852 de anchura, solo 1.383 de altura y tiene una batalla de 2.851 mm. Pese a que es un coche largo, como imaginarás, su habitabilidad no es precisamente grande en las plazas traseras. Pero vamos por partes.

El acceso a las plazas delanteras no es cómodo para personas con poca movilidad; algo lógico al tratarse de un coupé. Una vez dentro, hay espacio suficiente para dos adultos de prácticamente cualquier talla.

Plazas traseras BMW Serie 4 Coupé

Para acceder a las dos plazas traseras debemos ser un tanto ágiles. Pese a que la puerta es grande y que el asiento se desplaza por sí solo hacia delante, tenemos que doblar mucho el tronco. Nada nuevo en un coche de dos puertas. Por cierto, este modelo es de cuatro plazas, algo muy a tener en cuenta.

Una vez en el asiento trasero, el espacio para las rodillas es suficiente para personas de estatura media. El problema viene en la altura, pues el techo está muy bajo y en mi caso, con 1,76 metros de altura, ya tengo que forzar la posición para no dar con la cabeza. Por tanto, no son unas plazas demasiado aprovechables, pero ahí están para situaciones puntuales.

Prueba BMW 430i Coupé 258 CV

Respecto al maletero, tenemos tapa de apertura y cierre eléctrico. Una vez abierto, nos encontramos con un maletero de 440 litros. Lógicamente, hay espacio suficiente para varias maletas, pero no podremos cargar objetos demasiado grandes por la altura de la boca de carga. Eso sí, podemos tumbar los dos asientos traseros de forma independiente, así como la zona central para, por ejemplo, transportar objetos finos y alargados, como unos esquís.

Oferta mecánica: Por el momento, tres de gasolina y un diésel

Pasando ya a la oferta mecánica, el BMW Serie 4 Coupé, por el momento, se ofrece con tres versiones mecánicas de gasolina y una diésel. Más tarde irán llegando otras variantes para completar la gama.

Detalle inscripción 430i y piloto LED

En gasolina tenemos las versiones 420i y 430i, recurriendo a un bloque de 2.0 litros con turbo para rendir 184 y 258 CV respectivamente. De momento, y hasta que llegue el deseado BMW M4, el topo de gama es el BMW M440i xDrive, con un bloque de 3 litros y 374 CV que se envían al asfalto mediante las cuatro ruedas. Esta mecánica es micro híbrida a 48 voltios.

Por su parte, en el apartado diésel de momento solo aparece el BMW 420d Coupé, que es un 2.0 litros de 190 CV como el que probamos en su día con el BMW Serie 3 320d. Está disponible con tracción trasera y total xDrive.

En marzo ya estarán disponibles los BMW 430d xDrive y el más prestacional M440d xDrive, rindiendo potencias de 286 y 340 CV desde un bloque turbodiésel de 3.0 litros. Por cierto, todos estos motores diésel también son Mild Hybrid a 48 voltios, con etiqueta Eco de la DGT.

Al volante: El 430i Coupé es el muy equilibrado

Llega el momento de arrancar y dar un buen paseo con este BMW Serie 4 Coupé, que ya había ganas. Como decía, en esta ocasión nos hemos decantado por el BMW 430i Coupé. Bajo el capó llevamos un 2.0 turbo de gasolina que declara 258 CV entre 5.000 y 6.500 vueltas, así como un par motor máximo de 400 Nm entre 1.550 y 4.400 revoluciones por minuto. Se combina con el cambio Steptronic de 8 marchas.

Motor 430i BMW 258 CV

Entre sus prestaciones podemos destacar una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y una velocidad punta de 250 km/h. El consumo homologado en ciclo WLTP es de 6,1 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto.

Antes de empezar a contaros mis sensaciones al volante quería mencionar algunos detalles importantes en comparación con el Serie 3. El BMW Serie 4 Coupé es 57 mm más bajo, 55 kilos más ligero, tiene el centro de gravedad 21 mm más cerca del suelo y el reparto de pesos, como es habitual en la marca, es del 50:50. Por supuesto, se recurre a la plataforma modular CLAR.

También se han llevado a cabo ajustes en la caída negativa de las ruedas delanteras para una mayor precisión en el guiado, se ha reforzado la estructura para incrementar la rigidez con piezas específicas y el eje trasero tiene una mayor anchura, concretamente es 23 mm más ancho. A esto hay que añadir que su coeficiente aerodinámico es mejor.

Esta primera toma de contacto se ha llevado a cabo por la Comunidad de Madrid, recorriendo algunas decenas de kilómetros por autovía y, sobre todo, muchos tramos de vías secundarias y puertos de montaña por la sierra madrileña. El Serie 4 Coupé demuestra que se desenvuelve muy bien tanto a la hora de viajar, como cuando queremos un poquito de diversión.

¿Se diferencia mucho del Serie 3?

Prueba BMW Serie 4 Coupé dinámica

Aunque el BMW Serie 4 Coupé y el Serie 3 beban de la misma fuente, al volante se sienten diferentes. Ojo, el Serie 3 que probamos hace año y medio nos dejó muy buen sabor de boca. Se sentía cómodo, aunque también muy eficaz en aquella versión 320d de 190 CV.

El nuevo Serie 4 Coupé es más rígido, por lo que es algo más duro de suspensión para viajes largos, pero también es más dinámico a la hora de enlazar curvas. Eso sí, a la hora de viajar tenemos unos asientos muy cómodos y un aislamiento acústico realmente envidiable. De hecho, todos los Serie 4 vienen con parabrisas delantero acústico de serie.

Sinceramente, pese a ser un coche grande y no siendo una variante deportiva firmada por BMW M, la respuesta dinámica es gratamente sorprendente. El chasis es lo que más me ha gustado de este modelo. En curvas muy cerradas y en virajes enlazados sorprende la velocidad con la que cambia de pesos y apoya.

Prueba BMW Serie 4 Coupé dinámica

También destaca lo bien y rápido que muerde ese tren delantero que parece ir soldado al asfalto. En ningún momento he tenido la sensación de estar muy cerca del subviraje cuando he elevado el ritmo, mostrando un paso por curva muy neutro. Si aceleramos bruscamente en pleno apoyo, también muestra una gran motricidad y apenas hay sobreviraje. A esto, por supuesto, también ayudan los neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S.

Por su parte, la dirección es rápida, muy precisa y también directa. Allá donde apuntas, allá va el morro. Además, como decía más arriba, el tacto del volante, el grosor y el tamaño de las levas ayudan mucho a sentirnos cómodos. Por pedir algo, como en todo coche moderno, un poco más de información por parte de la dirección hubiera estado mejor. Pero es lo que ocurre con los coches actuales y sus direcciones de asistencia eléctrica.

¿Qué hay de su motor?

El BMW 430i, para mí, es una opción muy interesante si no vamos a hacer muchos kilómetros a lo largo del año. No debe asustarnos la cifra de 258 CV, pues son muy domesticables. Este 430i tiene una respuesta suave y plana a la hora de entregar su energía, aunque lógicamente va empujando más y más según nos acercamos a la zona alta con el pedal derecho a fondo.

Prueba BMW 430i Coupé M lateral

No es un motor para nada exigente y el cambio Steptronic de 8 marchas es capaz de escoger prácticamente en todo momento la marcha adecuada. Un punto positivo es que este motor tetracilíndrico tiene una gran reserva de par a bajas vueltas, por lo que en autopista a ritmos normales puede circular en la última marcha y a muy bajas revoluciones, logrando reducir consumos.

Claro, que si nos gusta extraer el máximo rendimiento muy frecuentemente, el consumo no será bondadoso. De todos modos, creo que la versión 420i Coupé, con 184 CV puede ser algo justa si de vez en cuando queremos darnos alguna alegría y, especialmente, no tan solvente a la hora de adelantar por vías de doble sentido si vamos algo cargados. Y es que, recordamos, este BMW Serie 4 Coupé pesa unos 1.600 kilos.

Por cierto, el sonido no es como en los antiguos BMW 330i de seis cilindros con admisión atmosférica. Eso ya se perdió hace mucho. BMW ha intentado mejorarlo en este cuatro cilindros turbo, variando ligeramente el sonido cuando activamos el modo de conducción Sport.

Conclusiones

Prueba BMW Serie 4 frontal

Por desgracia, desde hace años las berlinas están perdiendo mucha popularidad en el mercado. Lógicamente, las berlinas coupé están sufriendo muchísimo más. Hay que reconocerlo, no son coches prácticos. Tienen una gran longitud pero el espacio en las plazas traseras y su acceso no casan con el año 2020, donde se demanda mucho espacio y practicidad.

Además, no nos vamos a engañar, el precio tampoco acompaña demasiado. En este caso hablamos de 48.400 euros para la versión más accesible, es decir, el 420i Coupé con 184 CV de gasolina y sin equipamiento añadido. El Serie 4 en versión BMW 430i Coupé parte de los 52.500 euros, pero no es nada complicado meter cerca de 8.000 euros en extras sin apenas darnos cuenta.

Los dos principales rivales de este BMW Serie 4 Coupé son el Audi A5 Coupé y el Mercedes Clase C Coupé. Respectivamente derivan de los Audi A4 y Mercedes Clase C berlina. Eso sí, el BMW tiene a su favor que es el que ofrece un tacto más picante y también que es el más nuevo de los tres, por lo que cuenta con tecnologías más avanzadas. El Audi, por su parte, guarda un gran equilibrio con confort y deportividad, mientras que el Mercedes busca más la imagen tecnológica y la comodidad.

Equipamientos BMW Serie 4 Coupé

Equipamiento BMW Serie 4

Como sabéis, BMW acostumbra a ofrecer un equipamiento de serie que luego se puede completar con muchos paquetes y opcionales, como podéis ver en su configurador. Lo detallamos:

De serie:

  • Llantas de 17 pulgadas
  • Cambio automático
  • Volante de cuero
  • Kit de reparación de neumáticos
  • Asientos traseros abatibles en 40:20:40
  • Ajuste lumbar
  • Moldura interior en negro brillo
  • Climatizador trizona
  • Iluminación de LED
  • Faros antiniebla de LED
  • Control de crucero adaptativo
  • Frenada automática de emergencia
  • Active Guard Plus
  • Parking Assistant
  • Radio DAB
  • Teleservices
  • Llamada de emergencia
  • Servicios ConnectDrive
  • BMW Live Cockpit Plus
  • Asientos deportivos

Pack Connectivity por 1.950 € (ahorro del 16 %)

  • Alarma
  • Live Cockpit Professional
  • Carga inalámbrica para el móvil
  • Punto de acceso WiFi

Pack Comfort por 2.150 € (ahorro 30 %)

  • Accionamiento automático del maletero
  • Acceso confort
  • Asientos delanteros con ajuste eléctrico y calefacción

Pack Innovation por 5.300 € (ahorro 20 %)

  • Alarma
  • Driving Assistant
  • Control de crucero adaptativo con Spot & Go
  • Faros láser BMW
  • Live Cockpit Professional
  • Head Up Display
  • Control por gestos

Paquete M Sport Pro por 2.500  €

  • Llantas de 19 pulgadas
  • Frenos deportivos M
  • Faros Shadow Line BMW Individual
  • Cinturones de seguridad M
  • Sistema de altavoces HiFi
  • Alerón trasero M
  • Contenidos ampliados en Shadow Line

Acabado M Sport por 2.500 €

  • Tapicería Alcantara
  • Llantas de 18 pulgadas
  • Pintura Alpineweiss
  • Freno deportivo M
  • Dirección deportiva variable
  • Respaldo regulable en anchura
  • Luz ambiental
  • Moldura interior Tetragon
  • Suspensión deportiva M
  • Volante deportivo M
  • BMW Sahdow Line Individual
  • Techo atracita

Precios BMW Serie 4 Coupé

Prueba BMW 430i M trasera

Versión Precio
Versión Precio
420i 48.400 €
430i 52.500 €
M440i xDrive 74.300 €
420d 49.350 €
Artículo relacionado:
El BMW Serie 4 Cabrio ya tiene precios (7.000 € más que el Coupé)

Galería BMW Serie 4 Coupé Pack M


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.