Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé M440i xDrive 374 CV

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé

BMW lanza al mercado la segunda generación de su BMW Serie 4 Gran Coupé, un modelo que nacía en 2014 con la combinación de un estilo deportivo y la practicidad de una berlina de cinco puertas. Tanto es así que es la carrocería más vendida de la Serie 4 con bastante diferencia.

Pero más allá de hablar de datos, vamos a la parte importante. La marca bávara nos convocaba hace unos días para probar el nuevo BMW Serie 4 Gran Coupé en su presentación nacional. Una ventaja de llegar el primero al evento es poder elegir coche, así que no me lo pensé demasiado y me decanté por el más prestacional, el BMW M440i xDrive Gran Coupé.

Este Serie 4 Gran Coupé y el nuevo BMW i4 eléctrico toman la misma base. También pertenecen a la Serie 4 los modelos Coupé y Cabrio.

Elegante, deportivo y práctico, así se ve el BMW Serie 4 Gran Coupé

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé frontal

Como en el resto de la familia Serie 4, este Gran Coupé utiliza la llamativa parrilla que tanto ha dado que hablar últimamente. Personalmente, poco a poco me va convenciendo, sobre todo en las versiones más prestacionales. Ah, y también es activa, abriéndose y cerrándose en función de las necesidades de refrigeración del motor.

Al estar ante el M440i xDrive, tenemos un paragolpes más deportivo con detalles en negro y unas llamativas entradas de aire en los extremos. Nuestra unidad además incorpora los faros LED Láser de gran alcance, pero de serie ya cuenta con los LED matriciales.

La vista lateral presume de elegancia gracias a su silueta alargada de estilo coupé, pero sin renunciar a la practicidad de las puertas traseras. Como detalle, las manecillas de las puertas no sobresalen, hay una canalización de aire tras la aleta y las llantas van de las 17 a las 21 pulgadas. Las pinzas delanteras en este caso son de 4 pistones en azul con el logo M.

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé perfil trasero

Destaca también el spoiler trasero en el borde del portón, las carcasas de los retrovisores en tono aluminio y muchos detalles en negro brillo, como los contornos de las ventanillas o la talonera en su zona inferior.

La parte trasera se ve muy ancha gracias a los pilotos de LED tridimensionales y al gran paragolpes con añadidos en negro brillo y el difusor, el cual integra salidas de escape poligonales en esta versión M440i. En el resto de versiones los escapes son totalmente redondos.

En cuanto a las dimensiones se refiere, este BMW Serie 4 Gran Coupé mide 4,78 metros de largo, por 1,85 de ancho y 1,44 de alto, con una distancia entre ejes de 2,86 metros.

Y en el interior, la calidad y tecnología habitual

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé interior

Mientras, en el habitáculo se ha recurrido al mismo interior que en los Serie 3 y Serie 4 Coupé. Este diseño destaca por su nivel de calidad en todos los sentidos y por ser intuitivo, aunque es cierto que no llama tanto la atención a nivel visual como, por ejemplo, el interior de los últimos Mercedes. En cualquier caso, se percibe una calidad muy superior respecto a Mercedes y también algo por encima de Audi.

Tenemos un cuadro de instrumentos digital (12,3 pulgadas) no demasiado personalizable pero en el que se ven bien las distintas informaciones, un Head-Up Display muy completo y a color y la pantalla central de infoentretenimiento de 10,25 pulgadas con manejo táctil o mediante los mandos de la consola central. También se pueden activar algunas funciones por voz.

Como es habitual en BMW, la postura de conducción es bastante deportiva. No por incómoda, sino porque vamos con el asiento cerca del suelo, el volante prácticamente en vertical y con las piernas muy estiradas. Esto sin duda será muy de agradecer por los clientes más pasionales, aunque lógicamente penaliza en el confort a la hora de entrar y salir del vehículo.

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé asientos delanteros

Dentro de la Serie 4, en España el 18 % de las ventas van para la carrocería Cabrio, el 26 % para el Coupé y el 56 % restante para el Gran Coupé.

Por otro lado, no falta un volante de muy buen tacto y totalmente redondo, o estos asientos deportivos tan elegantes con costuras azules y multitud de ajustes eléctricos. Nuestra unidad también lleva el extra de los cinturones con los colores de la división deportiva BMW Motorsport.

Las plazas traseras no son sobresalientes, pero cumplen con su cometido

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé plazas traseras

Como decíamos, este BMW Serie 4 Gran Coupé tiene una silueta deportiva pero también dos puertas en cada costado para facilitar el acceso a las plazas posteriores. En cualquier caso, el acceso a esta segunda fila no es del todo cómodo, pues el techo está relativamente bajo y el espacio en horizontal tampoco es bueno.

Una vez dentro, pese a que está homologado para cinco ocupantes, la central es muy poco práctica. Las laterales tienen una buena distancia para las piernas, son suficientemente anchas y además sujetan un poco a los ocupantes. Respecto a la altura al techo, no es sobresaliente, pero sí suficiente para adultos que no superen el 1,80, aunque también hay que reconocer que esta unidad trae techo panorámico y eso siempre reduce un poco el espacio.

Con un maletero aprovechable y con portón

Prueba BMW Serie 4 Gran Coupé maletero

Por su parte, el portón del maletero nos descubre un buen espacio de carga. Son 470 litros y aunque es cierto que el umbral de carga está algo alto, tenemos un buen hueco para llevar equipaje. Eso sí, como curiosidad es 10 litros más pequeño que el anterior.

Además, las formas son regulares y en los extremos laterales aparecen unos compartimentos donde podemos colocar objetos más pequeños sin que se muevan. A esto hay que añadir que los asientos posteriores se pueden abatir en proporción 40:20:40 para dar de este modo un volumen de 1.290 litros. No puedo dejar pasar por alto el buen tapizado de esta zona del coche.

El portón cuenta con apertura y cierre automático de serie.

Técnica y gama mecánica

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé

Muchos pensaréis que las diferencias a nivel dinámico respecto a un BMW Serie 3 deben ser mínimas. No esperes un cambio brutal, pero las diferencias existen y se dejan notar. A nivel técnico y comparando con el Serie 3, el BMW Serie 4 Gran Coupé es más aerodinámico, tiene refuerzos estructurales en puntos clave del chasis, es 57 mm más bajo, reduce el centro de gravedad en 21 mm y además es 55 kilos más ligero.

A lo anterior hay que añadir el reparto de pesos del 50 % para cada eje, una mayor caída negativa en el tren delantero para mejorar la precisión en curva y una mayor anchura en el tren posterior. Con todo ello se consigue un mejor guiado y mayor estabilidad en curva.

Si hablamos de suspensión, hay tres tipos distintos. Una convencional que viene de serie, otra más firme denominada M Sport y en último lugar una suspensión adaptativa con amortiguadores de dureza variable y control electrónico.

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé

En cuanto a los motores se refiere, el Serie 4 Gran Coupé está disponible con tres de gasolina y uno diésel. En gasolina aparecen los 420i, 430i y M440i. Los dos primeros son de 2 litros y cuatro cilindros con turbo, dando 184 y 258 CV respectivamente. El M440i es un seis cilindros de 3 litros con 374 CV, microhibridación a 48 voltios y tracción integral. Más adelante aparecerá este mismo motor con propulsión trasera.

Artículo relacionado:
Prueba BMW Serie 3 Touring 320d 190 CV G21 M Sport
Artículo relacionado:
Prueba BMW Serie 2 Gran Coupé 218d M Sport 150 CV automático

En diésel está el BMW 420d Gran Coupé, que probablemente es la mecánica más racional de este modelo. Lleva el 2.0 de 190 CV que ya conocemos de sobra y que también lleva apoyo mild hybrid de 48 voltios. En verano se añadirá un 430d xDrive con tracción total y 286 CV.

Los datos del BMW M440i xDrive Gran Coupé

Motor BMW M440i

Estoy deseando de contaros mis primeras impresiones con este flamante coupé de cinco puertas, pero antes debemos echar un vistazo más detenido a la técnica de esta concreta versión. Es la más prestacional del BMW Serie 4 Gran Coupé y ha sido puesta a punto por BMW M GmbH, por ello necesita un poquito más de explicación.

Prácticamente la mitad de las ventas de este modelo serán para el motor 420d diésel de 190 CV.

Empezamos por el motor. Bajo el capó tenemos un seis cilindros de 3.0 litros con 24 válvulas y tecnología TwinPower Turbo marca de la casa. Por supuesto, también con Valvetronic y Doble-Vanos. Da 374 CV entre 5.500 y 6.500 rpm, y 500 Nm entre 1.900 y 5.000 vueltas. Se une a la caja de cambios Steptronic de 8 marchas y a la tracción xDrive.

Como citaba más arriba, es un mild hybrid a 48 voltios, por lo que lleva la pegatina Eco de la DGT.

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé volante

Esta variante M Performance del BMW Serie 4 GC tiene un carácter mucho más marcado, más enfocado al rendimiento y deportividad. Tiene suspensión deportiva de serie (la adaptativa es opcional), tracción a las cuatro ruedas con predominio en el tren trasero y diferencial posterior M Sport.

Si hablamos de prestaciones, debes saber puede cubrir el 0 a 100 en sólo 4,7 segundos y que su velocidad punta está limitada a 250 km/h. Mientras, el consumo mixto homologado es de 8,5 l/100 km.

Al volante del BMW Serie 4 GC

Durante esta presentación a la prensa pude conducir durante unos 140 kilómetros el BMW M440i xDrive Gran Coupé. Combinamos tramos de autovía, ciudad y también disfrutamos de algunas carreteras reviradas por los alrededores de Madrid. Todo ello para comprobar de primera mano el comportamiento de este nuevo modelo.

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé lateral

Una de las cosas más llamativas al conducir este coche es la capacidad del vehículo para adaptarse a cada tipo de vía. Es realmente cómodo para conducir por vías rápidas a cualquier ritmo, pero también digiere perfectamente las carreteras ratoneras. Y recuerdo que es un coche de 4,78 metros con más de 1.800 kilos.

Debido a su tamaño, donde peor lo pasa es en las calles estrechas y aparcamientos, también porque la visibilidad hacia la parte posterior no es del todo buena. Pese a ello, siempre podemos ayudarnos de las cámaras exteriores o del Parking Assistant, que memoriza los últimos 50 metros recorridos para salir marcha atrás ocupándose el sistema de controlar la dirección.

Contra lo que podríamos pensar de primeras con un BMW M, resulta cómodo de conducir incluso en ciudades con resaltos, asfaltos deteriorados y tapas de alcantarilla. La suspensión filtra realmente bien y el sonido queda muy amortiguado, destacando el aislamiento general del coche en todo momento. No es para nada un coche brusco o duro.

A la perfección con las alemanas Autobahn y también con el Col de Turuni

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé perfil

En autovía podemos ayudarnos de las ayudas electrónicas y asistentes como el control de crucero o la ayuda al mantenimiento en el carril. Nuevamente destaca el gran trabajo de la suspensión para absorber los baches bruscos y lo bien que cuida a los ocupantes. Si aumentamos mucho el ritmo, tampoco tiene problemas para seguir manteniendo un alto nivel de seguridad y confianza. Sin duda, un coche que casaría muy bien con las Autobahn alemanas.

Gracias a la caja Steptronic de 8 marchas, a 120 km/h el motor circula muy bajo de vueltas, a unas 1.800 rpm.

Lógicamente, donde mejor me lo he pasado ha sido en las carreteras secundarias y reviradas. La efectividad y la facilidad para ir rápido con este vehículo es sorprendente. En estos casos es mejor activar el modo Sport de conducción y gestionar nosotros el cambio con las levas. No te hará falta llevar el motor muy arriba, pues los 500 Nm de par garantizan unas fantásticas recuperaciones a medio régimen.

Rápido, tremendamente eficaz y también dulce

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé trasera

Tiene buena mordida en la frenada, cambia de apoyo con gran agilidad, la dirección es rápida y tiene el peso ideal y el motor te saca de la curva en un instante. Además, tenemos el plus de seguridad y motricidad que garantiza la tracción xDrive, pero recuerdo que da más importancia al tren trasero, ofreciendo un comportamiento muy noble y que no peca en absoluto de subviraje al acelerar.

Con este modo deportivo activado, el escape M Sport se deja notar más. Me ha encantado el sonido, siendo dulce y no excesivamente escandaloso, pero dejando algunos gorgoteos al levantar el gas de forma brusca alrededor de las 3.000 vueltas.

Podemos estirar el motor hasta las 6.500 vueltas y en modo manual la electrónica no saltará a la marcha siguiente de forma automática, algo de agradecer. De todos modos, como decía, es un motor con una respuesta muy plana que no te obliga para nada a jugar con la transmisión para llevarlo en la zona alta. Puedes salir de cualquier curva a unas 3.000 vueltas y la respuesta es contundente.

Una ventaja del motor microhíbrido es que tenemos 11 CV de energía eléctrica al instante de pisar el acelerador, compensando el lag o retardo del turbo.

Conclusiones

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé perfil trasero

En conclusión, el BMW Serie 4 Gran Coupé es un coche con un diseño elegante y deportivo, suficientemente práctico por habitabilidad y maletero, y que para nada renuncia al placer de conducir de todo buen BMW. No nos extraña que sea mucho más vendido que el Serie 4 Coupé, y por supuesto que el Cabrio.

Lo hemos probado en la versión más prestacional, aunque la realidad es que la opción más acertada será el 420d, la diésel de 190 CV. Conocemos sobradamente ese motor, que destaca por su buen refinamiento y una entrega de energía más que suficiente. No será el más emocional, pero sí el más razonable. Además, para largos viajes ofrece unos consumos ajustadísimos y te permite adelantar con solvencia.

El principal rival de este Serie 4 Gran Coupé es el Audi A5 Sportback. Ambos tienen un diseño muy elegante, son prácticos y tienen un alto nivel de calidad, aunque en esto último el BMW está ligeramente por encima. A favor del bávaro también hay que mencionar el tacto de conducción más logrado, así como la postura más deportiva.

Equipamiento de serie en el BMW Serie 4 GC

Prueba BMW M440i xDrive Gran Coupé cuadro instrumentos digital

  • Cambio automático Steptronic 8 velocidades
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • Asientos deportivos con ajuste lumbar
  • Ajustes eléctricos con memoria para los asientos delanteros
  • Volante deportivo, de cuero y multifunción
  • Cinco plazas
  • Asientos traseros abatibles en 40:20:40
  • Sensores de lluvia y luz
  • Climatizador tri-zona
  • Faros delanteros de LED matriciales
  • Active Guard Plus
  • Parking Assistant
  • Paquete de iluminación
  • Live Cockpit Plus
  • Connected Package Professional
  • DAB+ Tuner
  • Garantía extendida a tercer año / 200.000 kilómetros

Precios BMW Serie 4 Gran Coupé

Precio BMW Serie 4 Gran Coupé

Versión Motor Potencia Tracción Precio
Versión Motor Potencia Tracción Precio
420i 2 litros turbo 184 CV Trasera 51.600 €
430i 2 litros turbo 258 CV Trasera 55.750 €
M440i xDrive 3 litros turbo 374 CV xDrive 75.900 €
420d 2 litros diésel 190 CV Trasera 50.550 €

Galería BMW Serie 4 Gran Coupé


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.