Prueba Renault Arkana híbrido RS Line E-Tech 145

Prueba Renault Arkana

El segmento de los SUV y todo camino sigue mostrándose muy fuerte, pero lo cierto es que va mutando. Cuando la categoría estalló, como en la primera generación del Qashqai y toda la competencia que se unió poco después, los coches eran más altos, blandos de suspensiones y con carrocería muy al estilo todo terreno. Poco tienen que ver aquellos primeros modelos con coches como el nuevo Renault Arkana.

Los SUV ahora buscan una ligera mayor altura libre al suelo que un turismo y una posición de conducción más elevada, pero tratan de ofrecer diseños deportivos y elegantes, a la vez que un comportamiento dinámico sin penalizaciones por ese mayor centro de gravedad. Y fijaos si está mutando que incluso hay marcas generalistas que ya se atreven con los SUV Coupé. El Renault Arkana es el primer modelo C-SUV Coupé fuera de los premium.

La marca del rombo nos ha convocado recientemente a la presentación nacional del Renault Arkana E-Tech 145, que es la versión full hybrid del modelo. Para que nos entendamos, es un híbrido no enchufable con etiqueta Eco de la DGT. Ya está disponible desde 27.100 euros, que son 1.350 euros más que en la versión gasolina microhíbrida de 140 CV. Para esta primera toma de contacto, además, nos hemos decantado por el acabado deportivo RS Line.

Renault Arkana, así es el primer SUV Coupé generalista

Este nuevo modelo de la firma francesa resulta francamente llamativo. Prueba de ello han sido las múltiples miradas que ha atraído a su paso en esta toma de contacto, que ha durado un par de horas. Se identifica fácilmente como un Renault por el gran rombo delantero y por el estilo de los faros y pilotos, pero ese estilo de carrocería no termina de conocerse entre el público. Tiempo; todo es cuestión de un poco de tiempo.

Prueba Renault Arkana lateral

Como decíamos, el frontal lleva el logo en grandes dimensiones, como es habitual en los últimos modelos de Renault. Dicho rombo es acomodado por una calandra con detalles interiores en negro brillante para este acabado y se comunica con los pilotos de LED, que siguen la línea de los Mégane, Captur y Clio. La terminación RS Line propone un paragolpes con enormes entradas de aire inferiores.

Pero como en todo lo que se hace llamar coupé, la vista importante es la lateral. El costado del Renault Arkana se ve alto, pero con una línea muy suavizada. De hecho, se ve un coche bien proporcionado y que, a priori, no marca excesivamente ese estilo en las puertas traseras. Esto es importante para la habitabilidad interior, como veremos más adelante. La línea es elegante y finaliza en un portón del maletero que ha querido hacer un guiño al estilo fastback.

Y pasando a la zona posterior, el Arkana presume de nombre poniendo una inscripción bien grande en el portón. La iluminación es 100 % Renault, con esa forma estrenada hace unos años por el Renault Talisman. Le sienta bien, al igual que el detalle del fino spoiler en negro sobre esta llamativa carrocería Naranja Valencia. Mientras, en la zona baja tenemos un “difusor” en tono gris con dos salidas de escape cromadas. Bueno, dos supuestas salidas de escape, porque son falsas…

Prueba Renault Arkana trasera

Dimensiones exteriores Renault Arkana

Pese a que el Arkana es un coche de una longitud considerable, toma la plataforma CMF-B, que es la que está pensada principalmente para el segmento B. De hecho, es la utilizada por coches como los Clio y Captur, siendo llamativo que no hayan optado por la equipada en el Kadjar.

Longitud Anchura Altura Batalla Altura libre
Longitud Anchura Altura Batalla Altura libre
4.568 mm 1.821 mm 1.576 mm 2.720 mm 200 mm

El toque RS Line es muy deportivo también en el habitáculo

Centrándonos ya en el interior, reconozco que me ha sorprendido para bien. Este Renault Arkana RS Line cuenta con un habitáculo con muchos detalles racing, como la multitud de detalles en rojo por el salpicadero, volante, tapizados, asientos, cinturones de seguridad o pomo del cambio, así como las inserciones en símil fibra de carbono en la parte central del salpicadero y en las puertas.

Prueba Renault Arkana interior

También tenemos un volante de estilo deportivo con un mullido muy bueno y de tacto agradable. Además, es completamente redondo, algo de agradecer. Cuenta con costuras interiores de tono claro, contorno del logo en rojo y una inserción amarilla y negra recordando a Renault Sport en la parte baja.

Tras dicho volante aparece un cuadro de instrumentos digital ligeramente configurable de 10,2 pulgadas en esta versión superior. No es de los más llamativos del mercado, sinceramente, pero la parte positiva es que el apartado de velocidad y autonomía se ve fácil, que es lo más interesante. Como es habitual en los híbridos, no hay tacómetro, sino un potenciómetro sobre la energía entregada al instante o la recuperación en las frenadas.

Infoentretenimiento y climatizador intuitivo… ¡Gracias!

En el centro del salpicadero se ubica una pantalla de hasta 9,3 pulgadas en vertical, que es la misma que ya hemos visto en Captur y Clio. Para lo que nos tenía habituados Renault anteriormente, el funcionamiento y el tacto es bueno, así como una velocidad y estructura correcta. Destaca que pese a ser táctil, hay botones físicos inferiores para acceder rápidamente a cada menú.

Prueba Renault Arkana RS Line volante

Importante también es que sigue recurriendo a unas sencillas ruletas y pocos botones para gestionar el climatizador, lo que nos parece todo un acierto. Es sencillo y muy intuitivo para gestionar sin ni tan siquiera mirar. Más marcas deberían aprender de estas soluciones. Debajo de este apartado se ubican tomas USB, así como la superficie de recarga inalámbrica para el móvil.

Y en cuanto a la calidad, lógicamente es un modelo generalista y no se puede comparar con, por ejemplo, un BMW X2. Pero la percepción de este Renault Arkana, al menos en el acabado RS Line, es buena. No hay materiales de muy alta calidad, pero el ensamblado parece ser bueno y visualmente resulta muy atractivo, a lo que también contribuyen los pedales deportivos en acabado metálico y el guarnecido del techo en negro, detalles que no había citado anteriormente.

Pese a su silueta coupé, es espacioso

Si nos centramos en la habitabilidad, el espacio interior es correcto. Las plazas delanteras son suficientemente amplias para adultos de cualquier talla, aunque una pega que podemos sacarle es que los ajustes para la postura de conducción no son todo lo buenos que me gustaría. Lo ideal sería que el volante tuviera algo más de ajuste en profundidad, que se pudiera sacar más. Al final he tenido que adaptar mi postura, acercando un poco más el asiento de lo que me gustaría.

Prueba Renault Arkana plazas traseras

El acceso a las plazas traseras es bueno; mejor que un BMW X2 y me atrevería a decir que también es más fácil que un Audi Q3 Sportback. No hay que doblar demasiado el cuerpo para entrar a esta segunda fila y el paso de rueda trasero apenas influye en esta operación.

Una vez dentro, la distancia para las piernas es notable y hay mucho espacio para colocar los pies. Respecto al espacio en altura, personas de 1,80 de altura aproximadamente podrán viajar sin rozar con la cabeza en el techo. Además, pese a la silueta coupé del techo, no hay sensación de poco espacio interior, pues la superficie acristalada es suficiente.

Y si hablamos del maletero, al desplegar el portón nos encontramos con 480 litros de capacidad de carga para esta versión híbrida, que pierde 33 litros respecto a las mecánicas mild hybrid. Hay suelo a doble altura y las formas son relativamente aprovechables, aunque hay que tener en cuenta que la boca de carga está en una posición elevada, lo que dificulta la carga y descarga de objetos muy grandes y/o pesados.

Prueba Renault Arkana maletero

Pronto llegará una tercera motorización de 160 CV

En cuanto a la oferta de motorizaciones, actualmente está disponible con dos opciones. En primer lugar aparece el 1.3 TCe de 140 CV con cambio EDC de 7 marchas. Es una mecánica de gasolina con hibridación suave a 12 voltios, por lo que lleva la etiqueta Eco de la DGT. En apenas unas semanas llegará una nueva variante de esta misma motorización, rindiendo 160 CV y con el mismo distintivo medioambiental.

La marca francesa nos ha convocado para probar en su presentación nacional la nueva versión E-Tech 145, que es un híbrido no enchufable con batería de 1,2 kWh. Lleva un motor gasolina 1.6 litros de 94 CV, además de un motor eléctrico principal de 36 kW y otro que se utiliza para engranar las marchas del sistema multimodo y arrancar que el motor térmico, con una potencia de 15 kW. Lógicamente, también lleva la pegatina Eco.

En conjunto, este sistema propulsor híbrido desarrolla 143 CV (aunque se denomina 145) y sy consumo homologado es de 4,8 l/100 km, obteniendo unas emisiones de 108 g/km de CO2. Según su ficha, acelera de 0 a 100 en 10,8 segundos y su velocidad máxima es de 172 km/h. En teoría, la opción microhíbrida de 140 CV es ligeramente más prestacional, pero también gasta más combustible.

Al volante del Renault Arkana E-Tech RS Line

Prueba Renault Arkana RS Line E-Tech

Durante esta primera toma de contacto hemos podido recorrer unos 100 kilómetros con el Renault Arkana E-Tech 145, resultando un coche equilibrado tanto para viajar, como para callejear. Además, el motor térmico está apagado durante buena parte del tiempo, especialmente callejeando, por lo que reina el silencio de marcha.

El sistema híbrido ofrece una respuesta enérgica en arrancadas desde baja velocidad, algo que viene muy bien en recorridos urbanos. Luego, a mayor velocidad la entrega de energía no es tan contundente, pero considero que es suficiente para la mayoría. Eso sí, al acelerar a fondo a cierto retardo, pues tarda un poco en escoger la relación del cambio adecuada y empezar a “empujar”.

Por lo demás, cuenta con un tarado de suspensiones bastante logrado, pues pese a ser la versión RS Line no se muestra incómoda. Sujeta lo suficiente la carrocería en zonas de curvas a ritmo alto, pero a su vez es capaz de filtrar bien la gran mayoría de baches que encontramos en la carretera. Tiene una mayor orientación hacia el confort. Sin duda, una de las ventajas de los vehículos híbridos, pues aunque se añade peso, el centro de gravedad baja notablemente y las inercias se reducen.

Prueba Renault Arkana pilotos LED

También me ha gustado el tacto de la dirección. Como es normal en los coches actuales, no es demasiado informativa, pero sí tiene un buen peso en el modo Sport (se selecciona desde la pantalla) y resulta suficientemente rápida y precisa. En los modos Eco y My Sense se muestra más ligera, ayudando a maniobrar con facilidad.

Y con un consumo más que aceptable

Por otro lado, tenemos un selector del cambio en la consola central donde también aparece una función “B”, que incrementa la retención al dejar de acelerar. De este modo hacemos un menor uso del pedal de freno, consiguiendo una recarga más rápida de la batería. Lo aconsejable es seleccionarlo en descensos de puertos de montaña y también en ciudad, aunque todo va un poco de los gustos de cada conductor.

A todo esto hay que añadir que lógicamente la visibilidad trasera no es muy buena debido a las formas de la carrocería. Para circular por carretera no es un gran impedimento, pero al aparcar o maniobrar en sitios estrechos sí se nota. Nuestra unidad viene con cámara de marcha atrás para ayudarnos, pero también es cierto que su calidad de imagen es algo mejorable.

Y para rematar, hablemos de consumo. Como decíamos antes, hemos cubierto 100 kilómetros combinando todo tipo de vías. Salvo en ciudad, la conducción ha sido un tanto rápida, con fuertes aceleraciones, adelantamientos, incorporaciones y conducción dinámica en zonas de curvas. Pese a ello, el ordenador de viaje ha registrado una media de 6 litros exactos a los 100. En condiciones normales no será complicado estar entre los 5 y los 5,5 l/100 km.

Conclusiones

Prueba Renault Arkana RS Line frontal

El Renault Arkana E-Tech me ha parecido un coche muy atractivo visualmente, sobre todo en este acabado RS Line. Su precio de partida es de 27.100 euros, por lo que no es un coche barato, pero juega con la ventaja de que no tiene rivales directos en el segmento generalista. Los más similares son los citados BMW X2 y Audi Q3 Sportback, que son considerablemente más caros.

En cualquier caso, tengo ganas de probar la variante mild hybrid de este Renault Arkana, pues resulta 1.350 euros más económica y, a fin de cuentas, también es automático y lleva la misma pegatina de la DGT.

Tal vez algunos clientes puedan mirar al Cupra Formentor de acceso, que está disponible desde 29.670 euros con motor 1.5 TSI de 150 CV y cambio manual. Claro, que no tiene ningún tipo de hibridación, por lo que no recibe el distintivo medioambiental Eco y sus ventajas, mientras que su precio es 4.000 euros superior.

Equipamientos Renault Arkana de serie

Llantas Renault Arkana RS Line

Intens

  • Frenada de emergencia
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Climatizador automático
  • Asientos traseros abatibles en 1/3 2/3
  • Faros delanteros de LED
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Sensores de lluvia y luz
  • Tarjeta manos libres
  • Salida de aire en las plazas traseras
  • Llantas de 17 pulgadas
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Cuatro de instrumentos con pantalla de 4,2 pulgadas
  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Cámara de marcha atrás

Zen

  • Regulador de velocidad adaptativo
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Tapicería mixta
  • Reposabrazos trasero con huecos portavasos
  • AutoHold
  • Volante de cuero Nappa
  • Retrovisor electromático con bordes
  • Llantas de 18 pulgadas bitono
  • Iluminación ambiental interior
  • Cuadro de instrumentos con pantalla de 10,2 pulgadas
  • Sensor de ángulo muerto
  • Modos de conducción Multi-Sense
  • Cargador del móvil por inducción
  • Luces largas automáticas
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Detector de tráfico trasero

RS Line

  • Tapicería mixta Alcantara
  • Asientos delanteros con ajustes eléctricos
  • Volante calefactable
  • Asientos delanteros calefactables
  • Retrovisor interior electrocromático sin borde
  • Llantas de 18 pulgadas específicas RS Line
  • Ayuda al aparcamiento lateral
  • Easy park assist
  • Diseño exterior e interior RS Line

Precios Renault Arkana

Precios Renault Arkana

Versión Acabado Precio
Versión Acabado Precio
Microhíbrido 140 EDC 7 Intens 25.750 €
Microhíbrido 140 EDC 7 Zen 27.750 €
Microhíbrido 140 EDC 7 RS Line 30.250 €
E-Tech Full Hybrid 145 Intens 27.100 €
E-Tech Full Hybrid 145 Zen 29.100 €
E-Tech Full Hybrid 145 RS Line 31.600 €

Galería Renault Arkana


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.