Prueba Renault Clio Zen 1.0 TCe 100 CV Manual 5v.

Prueba Renault Clio V

El Renault Clio es uno de los coches más demandados del segmento B año tras año, y no es por casualidad. Se estrenó por primera vez en la década de los 90 teniendo el duro papel de sustituir al Renault 5, un modelo icónico en la marca francesa. Supuso un gran cambio, sobre todo en tecnología y eficiencia. Pero poco queda de aquel primer Clio. Hoy probamos el Renault Clio V, la quinta generación que ha sido lanzada al mercado hace solo unos meses.

Aunque a nivel estético sea muy similar al modelo predecesor, lo cierto es que hay muchos más cambios de los que nuestros ojos nos permiten apreciar. La evolución, como irás comprobando a lo largo de este artículo, es muy importante. Así que no se hable más. Nos subimos al nuevo Renault Clio en acabado Zen y vinculado al motor tricilíndrico de gasolina 1.0 TCe de 100 CV.

Ya hemos probado varios modelos recién llegados al segmento B. El Seat Ibiza siempre ha sido muy querido en España, pero la verdad es que lo tiene bastante complicado. Este nuevo Renault Clio llega con un montón de novedades, rivalizando también con el nuevo Opel Corsa o el Volkswagen Polo, que es algo más veterano. Entre los más importantes, nos queda por probar el nuevo Peugeot 208, aunque pronto pasará por nuestra sección de pruebas. El Ford Fiesta es uno de mis segmento B preferidos, aunque es cierto que no está recogiendo las ventas que la marca esperaba.

Sin muchos cambios en el exterior, pero madurando

Prueba Renault Clio delantera

Es cierto, el nuevo utilitario de Renault no es ninguna revolución en cuanto a diseño. Han mantenido las principales formas del Clio IV, aunque integrando los nuevos rasgos de los últimos modelos, como los “apéndices” en los faros delanteros y la continuidad hacia el centro de los pilotos traseros. Se podría decir que, en diseño exterior, ha madurado.

Esto es bastante lógico, pues el éxito comercial del modelo anterior ha sido muy grande y una de las razones ha sido la estética. De hecho, y según Renault, entre 2012 y 2018, cada año ha ido mejorando sus comercializaciones; algo que no es muy habitual.

Las dimensiones exteriores de este Renault Clio V son 4.050 mm de longitud, 1.798 de anchura y 1.440 de altura. Por su parte, la batalla se sitúa en 2.583 mm.

En cualquier caso, no es difícil diferenciar una generación de otra. Los faros y los pilotos cambian, como también lo hacen los paragolpes o las formas de los antinieblas delanteros. Si nos fijamos en el capó delantero, ahora tiene dos “jorobas” más marcadas para aportar un toque más agresivo. También tiene más fuerza la parrilla, que es de mayor tamaño.

Prueba Renault Clio parte trasera

La vista lateral es muy similar a la del modelo predecesor. No cambia mucho en ningún sentido, pero el costado parece ser idéntico. Cambian tímidamente los tiradores de las puertas traseras -que siguen quedando “ocultos”- y algunos detalles cromados, como los de los contornos de las ventanillas o los que aparecen en la parte inferior de las puertas. Por cierto, las llantas que equipa nuestra unidad son opcionales.

No quería olvidarme del color de la unidad de pruebas. Se trata del color de lanzamiento del nuevo Renault Clio y se denomina Naranja Valencia. Es un tono muy llamativo que casa bien con este elegante acabado. Sin embargo, probablemente no sea el más demandado. A mí me gusta, pero este tipo de colores puede acabar cansando con el paso de los años. De todos modos, tenemos otros diez colores entre los que elegir y tres packs de personalización. También son nuevos los colores Marrón Visón y Azul Caledón.

El diseño interior del nuevo Clio da un salto muy importante

Bastante más ha cambiado el nuevo Renault Clio en el interior. Sinceramente, le hacía mucha falta, porque era uno de los aspectos donde más pecaba el modelo anterior. Como podéis apreciar en la imagen, la presencia del nuevo es muy superior, con un diseño mucho más elaborado en el que no se ha perdido la lógica.

Interior del Renault Clio V

Renault llama Smart Cockpit al puesto de conducción del nuevo Clio. La verdad es que tiene un diseño más lógico y, además, deja más espacio. Empezando por la pantalla central del salpicadero, ahora puede ser de hasta 9,3 pulgadas en posición vertical, como en el caso de nuestra unidad de pruebas. Por otr lado, la marca del rombo llama a su sistema de infoentretenimiento “Easy Link”, y se encarga de las funciones multimedia, navegación y varios reglajes de diversos sistemas del coche; así como los ajustes Multi-Sense que cambian el carácter del nuevo Clio.

Esta pantalla central del salpicadero da un salto enorme en todos los sentidos. Es más rápida, tiene un tacto muy bueno y buena estructura de menús, se ve de forma aceptable cuando le da el sol directamente y los gráficos son infinitamente mejores que antes. Esto último se agradece especialmente cuando utilizamos el navegador. Además, se encuentra en una posición más elevada, lo que también es muy positivo.

Pero no es la única pantalla que podemos tener en el utilitario francés. El nuevo Renault Clio también se beneficia de un nuevo cuadro de instrumentos digital. Utiliza una pantalla TFT de 7 pulgadas. En ella se ven las principales informaciones de conducción, asistentes, parciales, consumos y, por supuesto, velocidad. Dependiendo del modo escogido en el Multi-Sense, proyecta las informaciones con unos tonos y formas u otros. Más adelante estará disponible otro cuadro digital de 10 pulgadas.

Multisense de Renault

El volante y sus mandos satélites también han cambiado, teniendo un mejor tacto y calidad percibida. Por fortuna, (ya era hora) el limitador y regulador de velocidad se selecciona desde el propio volante; no como antes, que llevaba un conmutador en el túnel de transmisión. Ahora es mucho más intuitivo. Un buen cambio, sin duda.

Por cierto, ya tenemos freno de estacionamiento eléctrico, aunque es opcional.

También me gustan los cambios llevados a cabo en la zona central, a media altura. Esta parte es heredada directamente del Dacia Duster, pero es algo positivo porque tiene un buen aspecto, distribución y tacto. Aparecen una serie de botones tipo tecla para el bloqueo de las puertas, desactivación del sistema de parada y arranque, luces de emergencia y cámaras exteriores entre otros. Más abajo tenemos tres ruletas para controlar el climatizador automático, que es monozona. Bajo mi punto de vista, este apartado está muy bien resuelto.

Inmediatamente debajo encontramos una superficie de carga inalámbrica, que también sirve para dejar algunos objetos como llaves, la propia llave mando del coche, el móvil o la cartera. Aparecen una toma de 12 voltios, otra auxiliar y dos tomas USB, que siempre vienen bien y que nos servirán para utilizar el Apple CarPlay y el Android Auto cuando conectemos nuestro smartphone.

Consola central del Renault Clio 2020

La palanca de cambios también es de nuevo diseño. Bajo mi forma de verlo, ahora tiene un diseño más agradable, más a la altura del coche. Una pena que, como veremos más abajo, el tacto del cambio y las inserciones sigan sin estar a la altura de otros coches como, por ejemplo, el Ford Fiesta.

Si hablamos de calidad percibida, el Renault Clio ha mejorado notablemente en este sentido. Hay más zonas mullidas, materiales de mejor aspecto y tacto y una mayor sensación de solidez. Todo esto contribuye a que el conductor y ocupantes se sientan más a gusto en el coche. Apenas se aprecian ruidos cuando presionamos en zonas “sensibles” del salpicadero y, aunque lógicamente hay materiales duros, los ajustes parecen ser muy superiores a los del Clio IV. Sinceramente, no esperaba encontrar una mejora tan grande en este apartado.

Para rematar en este apartado, el número de huecos portaobjetos es medianamente decente. En este segmento no suele haber muchas zonas para colocar nuestros objetos, pero sí encontramos huecos correctos en las puertas, dos portabotellas en la zona central y un pequeño cofre bajo el reposabrazos central que, aunque es profundo, no es muy ancho. En cualquier caso, no está mal en ese sentido.

Espacio aceptable para cuatro adultos de talla media

Espacio en las plazas traseras del Renault Clio V

Dejando ya a un lado el tema estético, vamos a centrarnos en la habitabilidad del nuevo Renault Clio. Como las formas y cotas exteriores apenas han cambiado respecto al anterior, la habitabilidad también es muy similar. Hay que tener en cuenta que estamos en el segmento B, por lo que no es el tipo de coche ideal para viajar habitualmente en familia; pero sí puede cumplir con esta función.

Las plazas delanteras son suficientemente amplias para dos adultos de talla mediana, aunque cierto es que dos personas corpulentas puedan verse algo encajonadas. En cualquier caso, nada fuera de lo común en un coche de esta categoría. No es ni mejor ni peor que la mayoría en este sentido. Pasamos a la segunda fila.

Mientras tanto, las plazas traseras también están más o menos en la media del segmento. En estos coches nos sentiremos más o menos a gusto en las plazas traseras dependiendo de la colocación del asiento delantero, es decir, de la envergadura de quien vaya delante. Si va una persona de estatura media, tendremos un espacio correcto para no rozar con las rodillas en el respaldo delantero, pero si el ocupante delantero es alto nos veremos un poco más justos. Por espacio para la cabeza yo, que mido 1,76, no voy mal, pero personas que superen el 1,80 metros probablemente rocen con el pelo en el tapizado del techo.

El nuevo Clio tiene un maletero generoso

Maletero del Renault Clio 2020

Salimos y abrimos el portón trasero. El maletero del Renault Clio V cubica un volumen de 391 litros -según apunta la marca-, que es un tamaño superior a la media de este segmento B. De todos modos, la sensación percibida es que no es tan grande como el dato afirma porque no hay mucho espacio entre el borde de carga y el respaldo de los asientos. También hay que tener en cuenta que las versiones diésel pierden 25 litros, y el motivo es que estas mecánicas de gasóleo llevan instaladas un depósito para el AdBlue. El volumen con la banqueta trasera abatida es de 1.069 litros.

Gama mecánica Renault Clio 2020

Pasamos ahora a ver la oferta de motores del nuevo Renault Clio. Este utilitario francés está disponible con versiones mecánicas de gasolina, GLP y diésel. Pronto se añadirá una mecánica híbrida no enchufable  de 1.6 litros de gasolina y una batería de 1,2 kWh, que dará 140 CV. La tecnología de esta motorización híbrida se denominará E-Tech.

Según el catálogo actual, la familia de gasolina arranca con un pequeño bloque motor atmosférico SCe 75 (de 72 CV), que es la versión de acceso al modelo. Con sobrealimentación por turbo tenemos el bloque de tres cilindros 1.0 TCe 100 (que en realidad desarrolla 101 CV), disponible tanto en gasolina como en GLP. La versión más potente, al menos por ahora, es el TCe 130, que utiliza un motor de cuatro cilindros para desarrollar 130 CV.

Mientras tanto, la oferta de mecánicas diésel gira siempre alrededor del bloque 1.5 Blue dCi, disponible en potencias de 85 y 115 CV.

Si te preguntas por las cajas de cambios, las motorizaciones de gasolina SCe 75 y TCe 100 llevan cambio manual de 5 marchas. Por su parte, la variante TCe 130 recurre a una caja de doble embrague EDC con 7 velocidades. Las dos versiones diésel se vinculan a una transmisión de 6 relaciones. Como ya imaginaras, todos son de tracción delantera.

Detalles y prestaciones del Renault Clio 1.0 TCe 100

Motor TCe 100 CV Renault Clio

Se espera que la versión con más demanda, al menos en España, sea la motorización 1.0 TCe 100, y esa es la que hemos probado en esta ocasión. Esta mecánica es un motor de 3 cilindros, con 999 centímetros cúbicos y 12 válvulas. Tiene inyección directa de combustible, y sobrealimentación por turbo. Como decía en el párrafo anterior, viene con cambio manual de 5 velocidades. Es una evolución del anterior 0.9 TCe, que llegaba al Clio IV con 90 CV.

Entre los datos de rendimiento encontramos una potencia de 101 CV a 5.000 rpm y un par motor máximo de 160 Nm a 2.750 rpm. Si hablamos de prestaciones, podemos citar un 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y una velocidad punta de 187 km/h. Su consumo combinado en homologación WLTP es de 5,2 l/100 km.

Al volante: Más calidad de rodadura y mejor comportamiento

Prueba Renault Clio TCe 100 Zen

Ya está bien de hablar de tanta teoría y parte técnica. Es el momento de ajustarse el asiento, el volante, los espejos y el cinturón. Y es que el Clio tiene ajustes amplios en el asiento, reglajes en altura y profundidad del volante, ajustes eléctricos para los retrovisores exteriores y también regulación en la altura de los cinturones delanteros. Siempre es un punto muy positivo, pese a que no todo el mundo lo valore como se debería.

Una vez bien colocados en el puesto de conducción, pisamos el embrague a fondo y pulsamos el botón de arranque. El tricilíndrico de gasolina cobra vida y, a ralentí y en frío, deja notar que “le falta un cilindro”. El motor “tirita” y se deja notar en el interior, aunque no es para menos porque en estas fechas nos estamos despertando con temperaturas cercanas a los 0 grados centígrados. Una vez toma temperatura, el ruido y las vibraciones disminuyen, aunque si prestamos atención sigue mostrando su condición de tricilíndrico. De todos modos, hace menos ruido y vibra menos que el 0.9 TCe de la anterior generación, que era un poco cafetera…

Iniciamos la marcha y, como suele ser habitual en los coches de Renault, todo resulta muy asistido. Me refiero especialmente a la dirección, que en la marca francesa del rombo suele tener mucha asistencia. Queda muy filtrado y, para quienes les guste sentir un poco el feeling del coche, no es el modelo más indicado porque no informa de lo que sucede en el tren delantero. El lado positivo es que es agradable para los recorridos urbanos.

Prueba Renault Clio TCe 100 perfil trasero

El Renault Clio de quinta generación cambia de plataforma respecto a su predecesor, basándose ahora en la CMF-B. Las primeras impresiones al volante son muy similares en comparación con el coche anterior, pero poco a poco nos damos cuenta de las mejoras. Por ejemplo, en que los baches de la ciudad, como badenes o tapas de alcantarilla, se notan menos. No es que la suspensión se perciba más blanda, sino que simplemente absorbe mejor. También produce menos ruidos o, al menos, se notan menos en el habitáculo.

Las cuatro primeras generaciones del Renault Clio han comercializado más de 15 millones de unidades en todo el mundo. Sin duda, es un modelo muy exitoso.

Este nuevo Clio se desenvuelve bien en ciudad, aunque es cierto que hay modelos rivales de dimensiones algo más contenidas que tienen una mayor agilidad en vías urbanas. También es algo mejorable su visibilidad desde el interior, especialmente hacia la parte trasera. Por suerte, esta unidad contaba con el sistema de cámaras 360 grados. La calidad de imagen de estas cámaras exteriores es muy mejorable, pero la verdad es que ayudan bastante a la hora de aparcar en un sitio estrecho.

Donde ha mejorado bastante es en carretera. Ahora es un coche que transmite mayor sensación de aplomo. Tiene una mejor pisada, y esto lo percibe el conductor desde el primer momento. Es un coche más asentado y, por tanto, transmite una mayor sensación de seguridad al volante en vías rápidas. Además, también ha dado un salto positivo es en tema de aislamiento, habiendo reducido los ruidos de rodadura y aerodinámica. Es totalmente factible plantearse un largo viaje con él. Los asientos también son más cómodos.

Prueba Renault Clio V gasolina 100 CV lateral

En vías de doble sentido o carreteras de montaña se siente un coche aplomado, pero no transmite tanta confianza. Esto se debe a que, como citaba más arriba, es un coche que queda muy aislado. La dirección no informa en absoluto y, a mi gusto, está demasiado asistida; mientras que el cambio de marchas tiene un tacto algo “gomoso”. El comportamiento en sí es bueno, pero no es un coche pensado para divertirse.

Respecto al motor, el recuerdo que tengo del anterior 0.9 TCe 90 es, sinceramente, muy malo. No me gustó nada y, probablemente, es uno de los motores que peor impresión me ha dado de cuantos he probado. Sinceramente, tenía un poco de “miedo” al probar este 1.0 TCe 100, porque es una evolución y mi temor era que el comportamiento fuera muy similar.

El 1.0 TCe 100 no es el mejor motor de baja cilindrada del mercado, pero se defiende bien y ha mejorado mucho respecto al anteriormente citado 0.9 TCe. Esta nueva mecánica está mucho mejor refinada y, aunque en algunas situaciones se nota que es de tres cilindros, cumple más que satisfactoriamente con su cometido.

No es un motor todo lo suave que debería, pues hay ocasiones en las que cuesta dosificar la entrega de energía y mantener una velocidad estable, por ejemplo. Tampoco tiene un sonido bonito y su empuje a muy bajas vueltas es algo pobre. Sin embargo, ha ganado músculo en la zona media y mueve al nuevo Renault Clio con más dulzura y soltura que como lo hacía el motor anterior con el Clio IV.ç

Renault Clio 2020 Zen detalle delantero

No hace falta recurrir tanto a la palanca del cambio, aunque en las pendientes pronunciadas tocará bajar una marcha. Será mejor no dejarlo caer por debajo de las 1.600 vueltas en marchas cortas y de las 2.000 rpm en largas. También se nota que ha ganado algo más de potencia en la zona alta, aunque normalmente no llegaremos a los regímenes de máxima potencia en un coche como este.

Consumos variables en función de la conducción y la carga

Para rematar en este apartado de conducción, hablaremos de los consumos. Durante nuestra prueba, el Renault Clio Zen 1.0 TCe ha registrado un consumo mixto de 6,2 l/100 km; habiendo realizado un par de trayectos de unos 100 kilómetros por autovía, y bastantes desplazamientos urbanos y por carreteras de doble sentido. En vías rápidas el consumo ha sido de entre 5,8 y 6 litros.

Lo que sí hemos percibido, como en muchos de estos motores downsizing, es que el consumo depende mucho del tipo de conducción y la carga. Si conducimos de forma un poco dinámica o con el coche cargado, el consumo se eleva bastante. Por el contrario, si conducimos de forma suave, es fácil obtener medias de alrededor de 5 litros en carreteras secundarias llanas.

Seguridad, asistentes a la conducción y tecnología

Cuadro de instrumentos digital Renault Clio

Citábamos al inicio de esta prueba que el nuevo Renault Clio se parece mucho estéticamente a su predecesor, al menos en el exterior; pero que el cambio es mucho mayor de lo que nuestros ojos ven. Como hemos comprobado, ha cambiado de plataforma, es un coche mucho mejor resuelto en cuanto a tecnología de infoentretenimiento y también ha dado un gran paso en el apartado de comportamiento.

El Renault Clio obtuvo las 5 estrellas EuroNCAP con una puntuación de 96 % en protección a ocupantes adultos, 89 % a infantiles, 72 % en caso de atropello a peatones y ciclistas, además de un 75 % en sistemas de asistencia a la conducción y sistemas de seguridad activa de serie.

Sin embargo, lo más importante es la seguridad. El crecimiento en asistentes de conducción y sistemas de seguridad activa ha sido muy grande, lo que siempre es una noticia fantástica. Todos los Clio traen de serie limitador y regulador de velocidad. Entre otros sistemas y asistentes destacan el control de crucero adaptativo, el mantenimiento de carril con asistente de tráfico, luces largas automáticas, frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas, sensor de ángulo muerto, reconocimiento de señales y alerta de cambio involuntario de carril.

Conclusiones tras probar el Renault Clio V

Renault Clio 2020 pilotos traseros

El Renault Clio puede parecer muy similar al modelo predecesor, pero el salto de la cuarta a la quinta generación es enorme, yendo mucho más allá de lo que nuestros ojos pueden ver. Especial mención merece la gran dotación de seguridad que puede llevar y la que trae de serie, pero también la mejora en su comportamiento dinámico.

Bajo mi punto de vista, el nuevo Clio tiene unas cartas mucho mejores para enseñar a los posibles compradores que en la generación anterior. Además de por seguridad y comportamiento, porque el interior también es más acogedor, moderno y tecnológico. Una pena que al 1.0 TCe 100 todavía le falte un puntito de refinamiento, pero es hoy en día es la mecánica más interesante en este utilitario francés y, como decía, ha evolucionado mucho en comparación con la mecánica anterior.

Respecto al precio de esta unidad probada, hay que comentar que el acabado Zen con este motor parte de los 14.642 euros. Los extras de este coche son varios. El color Naranja Valencia suma 620 euros, el pack full tecno multi sense son 1.050 euros, el sensor de ángulo muerto otros 100 más, el cargador inductivo para móviles agrega 120 euros más y el pack driver son otros 200. En total, esta unidad lleva 2.090 euros en extras, por lo que el precio final (sujeto a financiación) según el configurador asciende hasta los 16.732 euros.

Equipamientos Renault Clio

Faros de LED Renault Clio V

Life

  • Ayuda a la frenada de emergencia
  • Alerta de distancia de seguridad
  • E-Call
  • Elevalunas eléctricos delanteros
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Luces LED diurnas delanteras y traseras
  • Reconocimiento de señales
  • Kit de reparación de neumáticos
  • Tapicería Life
  • Ruedas con tapacubos de 15 pulgadas
  • Cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 4,2 pulgadas
  • Asiento del conductor con regulación en altura

Intens (añade a Life)

  • Easy Link con pantalla táctil de 7 pulgadas (sin navegación)
  • Aire acondicionado manual
  • Retrovisores exteriores eléctricos
  • Retrovisores y tiradores de las puertas en color de la carrocería
  • Llantas de 16 pulgadas con tapacubos

Zen (añade a Intens)

  • Cuadro de instrumentos digital con pantalla TFT a color de 7 pulgadas
  • Elevalunas traseros eléctricos
  • Asiento del acompañante con regulación en altura
  • Sensor de luces y lluvia
  • Tarjeta manos libres
  • Volante de cuero
  • Climatizador automático monozona
  • Iluminación interior de LED en las plazas delanteras
  • Parasol con espejo e iluminación
  • Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente
  • Llantas de aleación de 16 pulgadas

RS Line

  • Pantalla táctil de 9,3 pulgadas con navegación
  • Cámara de visión trasera
  • Ayuda al aparcamiento delantero y trasero
  • Alerta por exceso de velocidad
  • Renault Multi-Sense (4 modos de conducción)
  • Llantas de aleación RS Line de 17 pulgadas
  • Look RS Line con paragolpes y detalles específicos
  • Tapicería específica RS Line
  • Paneles de puertas delanteras con iluminación LED Multisense
  • Embellecedores del contorno de las ventanillas en negro brillante
  • Lunas traseras oscurecidas

Precios Renault Clio

Prueba Renault Clio 1.0 TCe 100 CV frontal

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
SCe 72 CV Manual 5v Life 11.038 €
Blue dCi 85 CV Manual 6v Intens 14.891 €
SCe 72 CV Manual 5v Intens 12.560 €
TCe 100 CV Manual 5v Intens 13.441 €
GLP TCe 100 CV Manual 5v Intens 14.242 €
Blue dCi 85 CV Manual 6v Zen 16.092 €
Blue dCi 115 CV Manual 6v Zen 16.885 €
TCe 100 CV Manual 5v Zen 14.642 €
GLP TCe 100 CV Manual 5v Zen 15.443 €
TCe 130 CV EDC 7v Zen 16.965 €
TCe 100 CV Manual 5v RS Line 16.084 €
TCe 130 CV EDC 7v RS Line 18.407 €

Opinión del editor

Renault Clio Zen 1.0 TCe 100
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
11.038 a 18.407
  • 80%

  • Renault Clio Zen 1.0 TCe 100
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 27 de marzo de 2020
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 90%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 85%
  • Mecánica
    Editor: 65%
  • Consumos
    Editor: 65%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Sistemas de seguridad
  • Diseño interior y tecnología
  • Relación precio-producto

Contras

  • Suavidad a bajas vueltas del motor 1.0 TCe
  • Poco feeling de la dirección y tacto del cambio
  • Consumos bastante variables en función de la carga

Galería Renault Clio


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.