Estos son los 5 rivales directos del Renault Clio, ¿cuál es mejor?

Renault Clio perfil

El nuevo Renault Clio ya ha aterrizado en España. Lleva apenas unos días en los concesionarios oficiales de la marca y ya tenemos todo el listado de precios y equipamientos. Por tanto, es buen momento para recapacitar y ver cuáles son sus rivales más directos. Así podremos valorar si nos interesa el utilitario de la firma del rombo, o si mejor debemos decantarnos por algún otro modelo de la competencia.

No son pocos los rivales del modelo francés, un coche que acaba de estrenar su quinta generación. El segmento B es una categoría históricamente de las más importantes, y que cada vez muestra unas mejores capacidades dinámicas, más tecnología y mejores equipamientos en materia de seguridad. ¿Cuáles son los rivales del nuevo Renault Clio y qué nos ofrecen?

Son muchos los modelos del segmento B que actualmente están en comercialización. Sin embargo, algunos ya llevan muchos años en el mercado y, lógicamente, están atrasados en muchos campos respecto a las incorporaciones más recientes. Es por ello que no hemos querido compararlo con coches como el Kia Rio, el Toyota Yaris o el Hyundai i20.

Según nuestro criterio, los cinco rivales principales del nuevo Clio, por antigüedad y nivel tecnológico, son los siguientes: Ford Fiesta, Opel Corsa, Peugeot 208, Seat Ibiza y Volkswagen Polo.

Claves del nuevo Renault Clio

Renault Clio

Aunque estéticamente se parezca bastante -tal vez demasiado- a la generación anterior, el nuevo Clio está desarrollado sobre la actualizada plataforma CMF-B, utilizando un 85 % de piezas nuevas. Ha reducido su peso, mejorado la calidad de rodadura en cuanto a ruidos, vibraciones y asperezas, y ahora viene con un equipamiento más completo en cuanto a ayudas a la conducción y sistemas de seguridad se refiere. Incluso puede incorporar un cuadro de instrumentos digital.

Según la marca, la capacidad del maletero del Renault Clio es de 391 litros. Este dato lo sitúa como el modelo del segmento B más espacioso actualmente.

También ha actualizado sus motorizaciones, adaptándose a las nuevas normativas de anticontaminación. Por el momento, se ofrece con versiones diésel de 85 y 115 CV, así como mecánicas de gasolina de 72, 100 y 130 CV. Es de esperar que dentro de unos meses se incorpore alguna variante más. En su mayoría se utilizan cajas de cambios manuales de 5 y 6 velocidades, pero también se puede optar por una transmisión de doble embrague.

Por otro lado, hay cuatro niveles de acabado. Ordenados de menor a mayor equipamiento se denominan de la siguiente manera: Business, Intens, Zen y RS Line. El RS Line es el más deportivo, sustituyendo al anterior GT Line. En cualquier caso, la mayoría de las ventas de este coche serán con acabados Intens y Zen.

Renault Clio

Si hablamos de seguridad activa y ayudas a la conducción, el Renault Clio puede contar con los siguientes sistemas: control de crucero adaptativo, sistema de mantenimiento de carril, asistente de tráfico, luces largas automáticas, frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones y ciclistas, sensor de presencia en ángulo muerto, reconocimiento de señales, cámara de visión 360 grados, sensores de aparcamiento delanteros, traseros y laterales, además de aparcamiento automático en batería y en línea entre otros. Eso sí, acceder a algunos de ellos supondrá un desembolso extra, como es habitual.

Terminamos con los precios. Según el configurador de la marca, este modelo tiene un precio (con promociones, descuentos y sujeto a financiación) de 11.065 euros. Mi compañero José Antonio, en este otro artículo, os detalle los precios de todas las versiones, así como los equipamientos principales de cada nivel de acabado.

La versión (motor y acabado) más lógica a nuestra forma de ver es la motorización 1.0 TCe de gasolina con 100 CV y 160 Nm de par, que homologa un consumo mixto de 5 l/100 km; vinculada con el acabado Zen. Dicho acabado ya trae sensores de aparcamiento traseros, climatizador automático, retrovisores plegables de forma eléctrica, llantas de 16 pulgadas, acceso y arranque manos libres, cuadro de instrumentos digital y pantalla táctil central de 7 pulgadas.

Según el configurador, el precio de esta variante (sujeto a financiación) es de 14.678 euros. Sin embargo, el precio oficial que la marca nos comunicó hace unos meses a los medios para esta misma versión era de 17.023 euros. Nos vamos a regir por el precio de configurador, tanto en este como en el resto de modelos con los que lo vamos a comparar, aunque ya sabéis que el precio final real se obtiene en el concesionario.

Ford Fiesta

Ford Fiesta

Por desgracia para la marca del óvalo azul, su modelo para el segmento B no está cosechando el éxito comercial que se esperaba de él. Al menos, en nuestro país. Sin embargo, esto no quiere decir que el Ford Fiesta no sea un modelo recomendable. Nosotros ya lo probamos en una versión racional aunque con un equipamiento completo (motor 1.0 EcoBoost de 125 CV y acabado Titanium), y también nos pusimos a los mandos del Ford Fiesta ST, la variante deportiva con 200 CV.

Artículo relacionado:
Prueba Ford Fiesta 1.0 Ecoboost 125 CV Titanium (con vídeo)
Artículo relacionado:
Prueba Ford Fiesta ST 1.5 EcoBoost 200 CV

El Ford Fiesta es un coche con mucha tradición en España, pero que en esta generación no está siendo tan demandada. Ha dado un importante salto respecto a su predecesor. Es un coche muy bien hecho en casi todos los sentidos. Tiene buenas calidades interiores, amplia oferta mecánica, carrocerías de distintos estilos, un gran rodar en vías rápidas sin perder agilidad en la ciudad y una buena dotación tecnológica.

Sin embargo, debido a todo lo anterior, ha tenido que elevar un poco su precio. Tal vez esto, sumado a que sus plazas traseras y maletero no son de lo mejor de la categoría, haya sido el motivo de su descenso en las ventas.

Interior del Ford Fiesta

La capacidad del maletero del Ford Fiesta es de 303 litros. A excepción del Peugeot 208, es el que menos volumen ofrece de este comparativo.

Pensando fríamente y poniéndonos en el papel de un posible comprador que quiera una versión normal y con un equipamiento medio-alto, creemos que la versión ideal sería una unidad con el motor 1.0 EcoBoost de 100 CV y acabado Trend, aunque con varios opcionales.

Artículo relacionado:
Comparativa Ford Fiesta Vs Seat Ibiza

Parte desde algo más de 12.900 euros, aunque añadiendo extras como llantas de 16 pulgadas, sensores de aparcamiento traseros, espejos abatibles de forma eléctrica, faros Full LED y carga inalámbrica para el móvil nos iríamos a 14.000 euros según el configurador (con descuentos y financiación). Algo más barato que el Clio anteriormente configurador, pero también menos equipado.

Opel Corsa

Opel Corsa delantera

Otro gran rival recién llegado al segmento B es el Opel Corsa. Probablemente sea el modelo que mire más de frente al Renault Clio. Como sabes, el nuevo Corsa no ha sido desarrollado por General Motors, sino por el nuevo fabricante al que pertenece la marca alemana desde hace muy poco, PSA. Por ello, guarda muchas similitudes técnicas con el Peugeot 208, del que hablaremos más tarde porque también está en esta lista de rivales.

Todavía no hemos podido probarlo, pero Opel asegura que su utilitario da un salto muy grande. Gracias a la plataforma de PSA, ha logrado reducir en varias decenas de kilos su peso, ha mejorado mucho su aerodinámica y también ha recibido multitud de sistemas de seguridad que antes no podía ofrecer. Además, por primera vez se ofrece una versión totalmente eléctrica.

El maletero del Opel Corsa tampoco es demasiado grande. Cubica 309 litros, que lo sitúan por debajo de algunos de sus rivales y casi a la altura del Ford Fiesta.

La oferta mecánica del utilitario alemán (producido en España) consta de tres motores de gasolina, todos de 1.2 litros. Hay una versión atmosférica de 75 CV, y dos sobrealimentadas, una con 100 y otra con 130 CV. En el apartado diésel aparece un 1.5 con 100 CV. Por último, tenemos la versión 100 % eléctrica, denominada Opel Corsa-e, con 136 CV que parte de los 29.900 euros.

El Opel Corsa tiene un diseño juvenil y fresco, sin haber caído en rasgos que lo hagan demasiado llamativo o peculiar. En el interior parece haber una combinación de elementos anteriores de Opel, como el volante o la pantalla central, y otros más propios de PSA, como el cuadro de instrumentos o el selector del cambio en el caso de las versiones automáticas. En cualquier caso, se nota el mayor aporte tecnológico, algo de lo que pecaba la generación predecesora.

Interior Opel Corsa

Como decía, aún no hemos podido probarlo. Sin embargo, este modelo tiene todo lo necesario para plantar cara en el segmento. Tradicionalmente, el Corsa siempre ha funcionado muy bien a nivel de ventas en España, y esta renovación probablemente supondrá un nuevo empujón. Esperamos verlo muy pronto entre el top5 de la categoría.

En sus versiones de combustión interna, tiene tres niveles de acabado, que son Edition, GS-Line y Elegance. Las versiones más equipadas cuentan con alerta de colisión frontal, frenada automática de emergencia con detección de peatones, pantalla de infoentretenimiento de hasta 10 pulgadas con navegador, faros de LED matriciales o cuadro de instrumentos digital. No faltan el control de crucero adaptativo, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de mantenimiento en carril, cámara de marcha atrás y un largo etcétera.

Artículo relacionado:
Si quieres el nuevo Opel Corsa estos son sus precios y configuraciones

Pensando en una versión con una motorización decente y un equipamiento medio alto, optamos por el motor 1.2 Turbo de 100 CV con cambio manual de 6 marchas y el acabado Edition al que añadiremos varios extras. El precio de partida de esta versión es de algo menos de 14.100 euros.

Añadiendo extras para completar el equipamiento como llantas de aleación de 16 pulgadas, y varios paquetes para mejorar los sistemas de seguridad y asistencia, como sensores traseros, cámara de marcha atrás, sensores de luz y lluvia y faros de LED, el precio del configurador asciende hasta los 15.790 euros. No llevaría todos los elementos disponibles en este modelo, pero sí los más razonables y con una clara orientación al confort y la seguridad.

Eso sí, no podemos hablaros de cosas como el espacio percibido en el interior, la calidad de rodadura o las sensaciones al volante porque, como hemos citado, aún no hemos podido probarlo.

Peugeot 208

Peugeot 208

Al igual que el Corsa y el Clio, el Peugeot 208 ha sido presentado en este mismo año. Su llegada a las calles es inminente, teniendo ya todos los precios y equipamientos para nuestro país publicados. Es cuestión de días. Por otro lado, ya sabes que el Peugeot 208 y el Opel Corsa son como primos hermanos por pertenecer ambos a PSA. Comparten plataforma, muchas piezas, motorizaciones y sistemas tecnológicos. Incluso algunos elementos visibles también son comunes.

Dicho lo anterior, en el nuevo 208 nos encontramos con una estética exterior muy característica, especialmente por el frontal. Los de Peugeot han arriesgado algo más que el resto en el diseño. Son especialmente llamativas las luces diurnas, que dibujan una forma de colmillo. Sí, como si fueran los colmillos del león, el logo de la compañía francesa. El frontal es muy personal.

También es muy atractiva la parte posterior, especialmente en el acabado deportivo GT-Line. El diseño de los pilotos de luces traseros comunicados por una franja negra -como en el 508-, le dan un toque muy característico. La parte negativa es que no sabemos si quedará tan bien  en vivo y en directo en las versiones menos equipadas y de estética más convencional.

El interior también es muy llamativo; probablemente el más personal de todo el segmento B. Tiene el Peugeot i-Cockpit, que nos muestra el cuadro de instrumentos por encima del volante; un volante que a su vez es de muy pequeñas dimensiones. La pantalla central es de generosas dimensiones en los acabados superiores y el diseño del salpicadero recuerda mucho a modelos superiores como el 3008 o el antes citado 508. Las calidades son muy buenas para tratarse de un coche de esta categoría.

Interior del Peugeot 208

El Peugeot 208 de nueva generación tiene un maletero de solo 265 CV, claramente por debajo del resto de modelos que hoy comparamos y muy lejos de modelos como el Polo o el Ibiza.

¿Qué hay de las motorizaciones? Pues son idénticas a las del Corsa. Tenemos un eléctrico de 136 CV, tres de gasolina con un 1.2 litros en versiones de 75, 100 y 130 CV, y una mecánica diésel 1.5 de 100 CV. Encontramos cajas de cambios manuales de 5 y 6 velocidades, así como una transmisión automática de 8 marchas opcional en algunos casos y de serie en la variante de 130 CV.

Respecto a los acabados, la variante de acceso corresponde con el acabado Like, que muy pocos clientes compraran. El grueso de ventas se lo llevará el Active, que probablemente sea el más equilibrado para un coche de este segmento. Por encima quedan el lujoso y siempre apetecible Allure, así como el deportivo GT Line que pone ese toque de picante a la estética del utilitario galo. Como en la mayoría de sus rivales, no faltan los últimos sistemas de seguridad y asistentes a la conducción.

Artículo relacionado:
Estos son los acabados y precios del nuevo Peugeot 208 en España

Pensando en una compra lógica, la que podría plantearse cualquier cliente, vamos a ver cuanto nos costaría un Peugeot 208 con equipamiento medio-alto y una motorización lógica para este coche. Nos decantamos por el acabado Allure (ya que el Active nos limita la incorporación de algunos opcionales que nos interesan), al que vamos a sumar varios extras, y por el motor 1.2 PureTech de 100 CV. Según el configurador, el PVP de esta versión es de 16.800 euros.

Añadiendo extras como la recarga inalámbrica del móvil, la ayuda al estacionamiento con sensores delanteros y traseros y la frenada de emergencia automática con detección de peatones, el precio asciende hasta los 17.500 euros. Recuerdo que es PVP según configurador, por lo que debería bajar notablemente a la hora de consultar en un concesionario y aplicar descuentos.

Seat Ibiza

Seat Ibiza

Dejamos el modelo francés a un lado y nos venimos a Martorell, a España. El Seat Ibiza es uno de los modelos “más queridos” por la sociedad española. Y no es para menos, pues tiene refleja un espíritu juvenil, marchoso y deportivo. Año tras año suele estar entre los coches más vendidos en nuestro país y, por norma general, suele ser una buena opción.

El actual Seat Ibiza lleva ya en el mercado un par de años. Nosotros lo probamos primero en una versión muy poco equipada y con prestaciones mecánicas un tanto justas, y más tarde apostamos por un acabado FR y una mecánica diésel bastante más solvente.

Artículo relacionado:
Prueba Seat Ibiza Reference Plus 1.0 75 CV: el más barato pero sin perder la esencia
Artículo relacionado:
Prueba Seat Ibiza FR Plus 1.6 TDI 95 CV DSG7

Por otro lado, del mismo modo que el Peugeot 208 y el Opel Corsa comparten plataforma y mecánicas, el Ibiza y el Volkswagen Polo pertenecen al mismo fabricante. Por tanto, muchos rasgos son parejos entre ambos, siendo la misma plataforma MQB A0 y, por ende, compartiendo motorizaciones. Eso sí, tienen puestas a punto y calidades interiores algo diferentes.

La estética exterior del Seat Ibiza es juvenil y deportiva, aunque algo más conservadora que la del nuevo 208. En el interior predominan las líneas rectas, un nivel de acabado bastante aceptable para el segmento en el que estamos, aunque, como es habitual en la categoría, recurriendo a muchos plásticos duros entre los distintos elementos que conforman el salpicadero y los guarnecidos interiores.

La capacidad del maletero del Seat Ibiza es de 355 litros, siendo el más grande de todos los hoy comparados.

El nivel de equipamiento puede ser muy alto, contando con sistemas de ayudas a la conducción como control de crucero adaptativo, frenada de emergencia en ciudad, sensores y cámara de estacionamiento, luces largas automáticas, y un largo etcétera. No faltan tampoco los faros de LED. A mediados del pasado 2018 se incorporó el cuadro de instrumentos digital, proyectando los datos de navegación en el mismo.

Interior del Seat Ibiza

Respecto a las motorizaciones, el Seat Ibiza está disponible con mecánicas de gasolina de 80, 95 y 115 CV, así como con un 1.6 TDI diésel de 95 CV. También aparece una mecánica 1.0 TGI de 90 CV que utiliza Gas Natural Comprimido (GNC) como combustible, contando con un pequeño depósito de gasolina como “reserva”. Una opción interesante ya que, además de ser un combustible más limpio y económico, le otorga el distintivo ambiental Eco de la DGT.

A nivel de equipamientos, el utilitario de la firma española tiene los acabados base Reference Plus, Style, Xcellence y FR, a los que hay sumar las terminaciones Plus en Style, Xcellence y FR; que añaden algo más de equipamiento a los mismos. Sin duda, el más “vistoso” es el FR (y FR Plus) por sus terminaciones deportivas, pero también es más caro.

Una versión lógica sería el nivel de acabado Style Plus y el motor 1.0 TSI de gasolina con 95 CV. El precio de partida de esta variante sería, según el configurador, de 15.270 euros. Por apenas 630 euros más podríamos dar el salto a la mecánica de 115 CV, una oferta tentadora. El Style Plus trae de serie llantas de aleación en 15 pulgadas, reposabrazos central, elevalunas en las cuatro ventanillas, full link para sincronizar con nuestro smartphone, pantalla central de 6,5 pulgadas, frenada de emergencia, climatizador bizona, sensores de luz y lluvia y retrovisores con plegado eléctrico entre otros.

Si añadimos a ese equipamiento los opcionales de sensores de aparcamiento delanteros y traseros, el cuadro de instrumentos digital y el navegador con pantalla central de 8 pulgadas, el precio asciende a los 16.660 euros. A mi modo de ver, el cuadro de instrumentos digital es una buena opción siempre y cuando se adquiera también el navegador. Si no, no creo que merezca la pena.

Prescindiendo de esos dos opcionales -y siempre hablando de precio de configurador- podemos tener un Ibiza de 95 CV y correctamente equipado por 15.620 euros. Personalmente, incluiría también las llantas de 16 pulgadas, que suponen un sobrecoste de 300 euros; por lo que el precio final de una variante bastante razonable sería de 15.920 euros.

Volkswagen Polo

Volkswagen Polo

El último de los más importantes rivales del Renault Clio es el Volkswagen Polo, todo un mito de la firma de Wolfsburgo. Al igual que el Ibiza, el Polo utiliza la plataforma MQB A0, que a su vez es compartida con otros modelos como el Seat Arona o el Volkswagen T-Cross. Este modelo también se renovó totalmente en 2017 y pocas semanas después pudimos ponernos al volante.

Artículo relacionado:
Prueba Volkswagen Polo 1.0 TSI 95 CV DSG Sport (con vídeo)

Las líneas generales de diseño son muy similares a las del utilitario de Martorell, pero hay algunos detalles que cambian su personalidad. En materia de diseño, el Polo recurre a líneas rectas y horizontales, transmitiendo una imagen más “seria” -por decirlo de alguna manera- y no tan enfocada aún público especialmente joven. Más carácter Volkswagen, sin duda.

En el interior, también comparten muchas similitudes. Nuevamente, el interior del Polo es más sobrio, pero hay que destacar que el nivel de calidad está un punto por encima. De hecho, el Polo es el que presenta un mayor cuidado por los detalles, utilizando materiales de mejor aspecto y tacto que sus rivales. En ese sentido, su perseguidor es el Ford Fiesta, que también transmite una buena sensación de calidad en el habitáculo.

El volumen del maletero del Polo es de 350 litros, prácticamente a la par del Ibiza. Por tanto, tiene un espacio de carga muy generoso.

Interior del Volkswagen Polo

Los motores disponibles en este Volkswagen Polo son los mismos que en el Ibiza. Por tanto, podemos escoger mecánicas de gasolina de 80, 95 y 115 CV, y un diésel 1.6 TDI de 95 CV. A estos hay que añadir el 2.0 TSI de 200 CV, que es exclusivo para el deportivo Volkswagen Polo GTI. Actualmente no está disponible ninguna versión con combustible alternativo, aunque es cierto que meses atrás sí se ofrecía una mecánica TGI de GNC con 90 CV.

En cuanto a los acabados, este utilitario de Wolfsburgo (también producido en España, por cierto) encontramos, en orden de menor a mayor equipamiento, las terminaciones Edition, Advance, Beats, Sport y GTI. El acabado Edition es el de acceso, y aunque ya trae algunos sistemas importantes como la frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, su aspecto es un poco “pobre”.

Actualmente, creo que una compra recomendable -por relación precio producto- es el motor 1.0 TSI de 95 CV con acabado Advance. El precio sin extras de esta versión es de 14.960 euros según configurador y beneficiándonos de descuentos promocionales y por financiación. Si sumamos paquetes que incorporan climatizador bizona, reposabrazos central, tomas USB, sensores de luz y lluvia, espejos con plegado eléctrico y algún que otro detalle más, el precio se sitúa en 16.485 euros.

¿Cuál comprar?

Como siempre a la hora de comprar un coche, todo depende de los gustos y preferencias de cada cliente. Hay quienes prefieren un equipamiento muy alto, otros que dan más importancia al diseño y también quienes buscan la mayor habitabilidad y espacio en el maletero.

Si buscas un diseño novedoso, tal vez el Peugeot 208 y el Opel Corsa sean los mejores candidatos. Por el contrario, para quienes valoren más el espacio interior y maletero, las opciones más recomendables son el Volkswagen Polo y el Seat Ibiza, además del Renault Clio que es el que más capacidad tiene de la categoría. En términos de calidad -a falta de probar detenidamente los nuevos Corsa y 208- el Polo y el Fiesta son bastante recomendables. De todos modos, intuimos que el utilitario de Peugeot también será bueno en ese aspecto.

Haciendo balance, probablemente el más equilibrado de todos ellos sea el Seat Ibiza, pues disfruta de un diseño juvenil y agradable, calidades correctas para este segmento B, así como de un espacio interior y capacidad de maletero notables. Eso sí, tendremos que probar en profundidad el nuevo Renault Clio, para ver si realmente es candidato más completo del segmento B.

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche