El nuevo BMW Serie 4 Coupé ya es oficial. ¡Todos los detalles!

BMW ha presentado hace apenas unas horas uno de sus modelos más icónicos, el BMW Serie 4 Coupé, que hace algunos años siempre se conocía como Serie 3 Coupé. Este nuevo Serie 4 había dado mucho que hablar en los últimos meses ya que algunos anticipos estéticos y filtraciones habían mostrado rasgos estéticos un tanto llamativos.

Pero por fin ha sido completamente desvelado y ya tenemos todos los detalles visuales, tecnológicos y técnicos a nuestra disposición. El BMW Serie 4 Coupé 2020 se presenta con una gran distinción a nivel de diseño respecto al coche del que deriva directamente, el Serie 3. Tiene personalidad propia y buena prueba de ello es el frontal, que es totalmente nuevo en BMW. Por supuesto, sus rivales son los de siempre: Audi A5 Coupé y Mercedes Clase C Coupé.

Como decíamos, la principal novedad es que su estética ha dado un giro respecto a lo que veníamos viendo en todas las generaciones predecesoras. El nuevo BMW Serie 4 Coupé no es un Serie 3 al que se le han quitado las puertas traseras y se le ha cambiado la caída del techo. Tiene otro frontal, por supuesto otro diseño de silueta y la parte trasera tampoco recuerda al Serie 3, sino más bien al Serie 8.

Distanciándose estéticamente del BMW Serie 3

Muchos meses llevamos hablando del frontal y de esa nueva parrilla tan característica. Ha habido mucha gente que ha criticado este elemento. Aunque es cierto que no estamos tan familiarizados con ella, tal vez debamos darle una oportunidad. Eso sí, una lástima que sobre ella vaya la matrícula. La parrilla no tiene nada que ver con la XXL vista en los BMW Serie 7 y X7. Esta es grande, pero no es tan ancha y sí más vertical. El tramado interior también llama la atención. Es muy probable que, si convence al público, este diseño de los «riñones frontales» se vaya incorporando a nuevos modelos según se vayan renovando o, incluso, actualizando en restylings.

Las dimensiones exteriores del BMW Serie 4 Coupé son: 4.768 mm de longitud, 1.852 de anchura y solo 1.383 de altura. Por su parte, la batalla es de 2.851 mm. Además, el volumen del maletero según la ficha oficial es de 440 litros.

Pero no solo es la parrilla lo que cambia. Fijaos en las formas tan agresivas del paragolpes, en los nuevos faros de LED (también pueden tener iluminación Láser LED de forma opcional) que parecen tener un origen asiático porque son demasiado rasgados, o en el dinamismo que transmiten las esquinas de este parachoques. Además, son muchos los nervios y líneas de tensión, como los que recorren todo el capó hacia el parabrisas.

El lateral es el habitual en un modelo coupé. Tenemos un parabrisas inclinado y una suave caída del techo que finaliza en un pequeño spoiler en el borde de tapa del maletero. Las puertas delanteras son grandes, como es habitual, y la línea de cintura en la parte posterior se remarca notablemente. Además, deja ver parcialmente los pilotos traseros en esta vista lateral.

Por el momento solo se ha presentado el BMW Serie 4 Coupé. Esperamos que pronto lleguen un Serie 4 Gran Coupé con dos puertas en cada lateral, así como el más elegante y BMW Serie 4 Cabrio.

Para terminar, nos encontramos con una retaguardia que recuerda mucho al BMW Serie 8 Coupé. No es calcada, porque tiene algunos detalles propios, pero sí se nota que ha mamado mucho del diseño del más grande de los coupés de BMW. Como era de esperar, estos pilotos traseros tienen iluminación de LED. Tal vez lo que menos guste sea la parte inferior en negro brillante, así como la forma de las salidas de escape, aunque esto es más bien cuestión de gustos.

Interior calcado, como era de esperar

Artículo relacionado:
Prueba BMW 320d M Sport 190 CV Auto. 8v (con vídeo)

En el habitáculo no podemos decir lo mismo que en el exterior. Es prácticamente imposible distinguir a este nuevo BMW Serie 4 Coupé de un Serie 3. Lógicamente, estamos hablando del diseño en la parte del salpicadero, volante, consola central, etc. En ese sentido, todo es igual.

Este coche puede venir equipado opcionalmente con un cuadro de instrumentos digital de hasta 12,3 pulgadas, mientras que la pantalla central del salpicadero alcanza las 10,25 pulgadas. Por lo demás, como decíamos, estética y funcionalmente es idéntico a su hermano de cuatro puertas. No falta conexión a internet, aplicaciones, informaciones en tiempo real, Android Auto y Apple CarPlay, control por gestos para algunas funciones o el “asistente personal”.

Oferta mecánica y prestaciones

Si nos centramos en las primeras motorizaciones confirmadas, tenemos cinco en total. Tres son de gasolina y dos son diésel. Además, dos de ellas llevan la siempre emocional letra “M” de BMW Motorsport. Por cierto, todas vienen con cambio Steptronic de 8 marchas. Tal vez más adelante llegue alguna variante manual para los motores más accesibles.

Denominación Cilindrada Potencia y par 0 a 100 km/h
Denominación Cilindrada Potencia y par 0 a 100 km/h
BMW 420i Coupé 1.998 cc. 184 CV y 300 Nm 7.5 segundos
BMW 430i Coupé 1.998 cc. 258 CV y 400 Nm 5.8 segundos
BMW M440i xDrive Coupé 2.998 cc. 374 CV y 500 Nm 4.5 segundos
BMW 420d Coupé 1.995 cc. 190 CV y 400 Nm 7.1 segundos
BMW M440d Coupé 2.993 cc. 340 CV y 700 Nm 4.7 segundos
El motor M440i y los dos diésel cuentan con tecnología Mild Hybrid a 48 voltios, por lo que recibirán la etiqueta Eco de la DGT.

El BMW M440i xDrive Coupé se sitúa como el anticipo al futuro BMW M4, siendo ahora mismo la versión más emocional y dinámica de este modelo. Para aquellos clientes que quieran unas altas prestaciones pero que realicen muchos kilómetros anuales el BMW M440d puede ser una opción más que interesante, pues con 340 CV y 700 Nm de par ya hay energía más que suficiente para dar una buena agilidad al coupé alemán.

Por otro lado, y dejando un poquito a un lado los motores, BMW afirmó semanas atrás que el nuevo Serie 4 Coupé lleva una serie de medidas para incrementar la rigidez y mejorar el comportamiento sin perjudicar al confort. Tiene un centro de gravedad 21 mm más bajo que el Serie 3, mientras que la vía trasera es 23 mm más ancha. Por supuesto, no falta una distribución de pesos perfecta (50:50).

A lo anterior hay que añadir que los amortiguadores tienen una puesta a punto específica para este modelo, siendo distinta a la de la citada berlina. Opcionalmente se puede adquirir la suspensión M Sport, con un tarado más firme para amortiguadores, soportes y barras estabilizadoras. Además (también en opción) podemos decantarnos por la suspensión adaptativa M, con amortiguadores controlados electrónicamente y, por ello, con dureza variable en función de la conducción o el modo de funcionamiento seleccionado.

De forma opcional el cliente puede adquirir para su BMW Serie 4 Coupé unos fresnos deportivos M Sport con posibilidad de elegir las pinzas en color azul o rojo. También se puede incrementar la deportividad del coche con un diferencial trasero M Sport, con la función de bloqueo variable.

¿Para cuándo el BMW M4?

Los más aficionados a la marca y a los coches deportivos en general estamos esperando con impaciencia la llegada de un futuro BMW M4. La firma bávara aún no ha querido pronunciarse al respecto, pero mucho me temo que hasta 2022 no estará disponible el tope de gama de la Serie 4 Coupé de BMW. Por cierto, todo hace parecer que el próximo BMW M4 se aproximará a los 500 CV, si es que no supera esa barrera…


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.