–––

BMW Serie 8

Desde 101.900 euros
  • Carrocería Coupé
  • Puertas 3 - 4
  • Plazas 4
  • Potencia 340 - 625 cv
  • Consumo 6,2 - 10,8 l/100km
  • Maletero 350 - 440 litros
  • Valoración 4,7

BMW siempre ha tenido bien interiorizado en su ADN la deportividad. La casa bávara es reconocida en el mundo entero por la calidad de sus coches y por las prestaciones que éstos entregan. Y qué mejor manera de expresar esa mentalidad de vida que mezclando todos los conceptos aprendidos en un solo coche, en un Gran Turismo de la vieja escuela denominado BMW Serie 8.

Lejos de pensar que es el primer GT de BMW, en nuestras memorias siempre estará el legendario BMW Serie 6 auténtico, sí que es la última expresión del lujo, el rendimiento y la tecnología de la casa. El BMW Serie 8 recoge bajo su esculpida y detalla carrocería años de evolución e historia con la intención de demostrarnos que los de Múnich no se han alejado de la línea, que siguen siendo los reyes de la deportividad.

Pero estamos hablando de un coche que se sitúa a la altura de otros buques insignia de la casa como el BMW Serie 7. En este caso la deportividad viene englobada en un marco de calidad, confort y también exclusividad. El BMW Serie 8 no es un coche apto para todos los bolsillos, lo que le convierte en uno de los coches más aspiracionales de los últimos años. Vuelven los grandes GT a BMW.

Características técnicas del BMW Serie 8

BMW Serie 8 Cabrio

Mucho cuidado con juzgar al BMW Serie 8 por su portada. Las apariencias engañan, y aunque a la legua se le reconozca como un coche más enfocado en el lujo que en las prestaciones, no debemos olvidar que se trata de un BMW. El Serie 8 emplea la arquitectura CLAR de última generación. Fabricada para ser adaptada en multitud de modelos, emplea un compendio de materiales ligeros y resistentes como aceros de alta resistencia, aluminio e incluso fibra de carbono.

El BMW Serie 8 cuenta con varias carrocerías posibles: Coupé, Cabrio y Gran Coupé. En todos los casos la capacidad máxima es de cuatro pasajeros, pero en el caso del Gran Coupé el espacio interior está mejor aprovechado gracias a su carrocería de tres volúmenes y cuatro puertas. Los Coupé y Cabrio son considerados 2+2. Dos plazas delante y otras tantas detrás que son prácticamente inhabitables por la falta de espacio.

Esta versatilidad de carrocerías se debe a que tenemos varias dimensiones posibles. En el más reducido de los casos, en el Coupé y el Cabrio, el BMW Serie 8 mide 4,84 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,34 de alto. La versión larga, el Gran Coupé estira las medidas hasta los 5,08 metros de largo, 1,93 de ancho y 1,4 de alto. A eso debemos sumar una considerable diferencia en cuanto a las batallas, siendo casi 20 centímetros más grande la del Serie 8 Gran Coupé.

Gama mecánica y cajas de cambio del BMW Serie 8

BMW Serie 8 Cabrio

A la gran oferta de carrocerías hay que sumar una no menos discreta gama de mecánicas. El BMW Serie 8 ha sido concebido para montar los motores más grandes de la casa. No por el mero hecho de contar con más potencia y rendimiento, también con el objetivo de hacerlo más exclusivo. La oferta está compuesta por una sola unidad diésel y tres de gasolina. En todos los casos los motores irán asociados a un cambio automático ZF. El sistema de tracción puede variar entre la tracción trasera simple hasta una tracción total para las unidades más prestacionales.

Obviamente la oferta diésel es la más corta por dos motivos. El primero es que la categoría GT se alimenta principalmente de mecánicas de gasolina. La segunda es que los diésel están cayendo en el olvido en el mercado europeo. El único bloque que hay llega con la denominación 840d. Se trata de un motor de seis cilindros en línea y tres litros de cubicaje que desarrolla 320 caballos de potencia y 680 Nm de par máximo. Por supuesto es la opción más ahorradora de todas con un gasto medio homologado de 7,2 litros por cada 100 kilómetros recorridos.

Las verdaderas protagonistas son las mecánicas de gasolina. Tres versiones 840i, M850i y M8. Los bloques presentan dos configuraciones diferentes. Un seis en línea para la variante de acceso y un V8 para las unidades más prestacionales. Las potencias oscilan entre los 340 caballos del 840i, únicamente disponible en el Gran Coupé, y los 625 caballos del M8 Competition. Ésta última se trata de una versión liberalizada de toda restricción que abandona el espíritu GT para convertirse en un deportivo de pura cepa.

Equipamiento del BMW Serie 8

BMW Serie 8 Gran Coupé 2019

Buque insignia quiere decir lo más de lo más. BMW ha tirado la casa por la ventana y ha dispuesto de toda la tecnología posible en el interior y el exterior del BMW Serie 8. Pero no solo de tecnología se nutre el comprador de este GT. La calidad no está en un apartado menos importante. Las mejores vacas alemanas han donado su vida para la fabricación de un interior de alta calidad donde todo va recubierto en materiales nobles y acabados detallados. Se trata de un coche exclusivo en todos los sentidos.

A ese marco de calidad y confort se le ha añadido mucha tecnología, toda la posible dentro de la casa como ya hemos comentado. La dotación de serie del BMW Serie 8 deja en ridículo a la de cualquier otro modelo de la marca. Sin embargo no podemos quedarnos ahí para descubrir todo lo que puede traer consigo. Faros láser, acceso y arranque sin llave, Head-Up Display, climatizador de tres zonas, asientos eléctricos, térmicos y con función masaje, cámara de aparcamiento 3D, control por gestos, control por voz, cuadro de instrumentos digital, y un largo etcétera que incluye todos los asistentes a la conducción habidos y por haber.

El BMW Serie 8 en vídeo

Los rivales del BMW Serie 8

Hablar del BMW Serie 8 es hablar de uno de los segmentos de mercado más exclusivos del mundo. Su ambiente de calidad, prestaciones y tecnología le hacen tener muy pocos rivales a los que enfrentarse. Pero los hay, y todos ellos recogidos bajo firmas de lujo que todos conocemos. Por destacar algunos de esos rivales podemos mencionar el Porsche Panamera, el Mercedes Clase S Coupé, el Aston Martin DB 11, Lexus LC o el Bentley Continental GT entre otros. Podríamos sumar otros cuantos en función de la carrocería, pero sin lugar a dudas estos son los más importantes.

A destacar

  • Diseño
  • Prestaciones
  • Sensaciones

A mejorar

  • Precio elevado
  • Plazas traseras impracticables
  • Consumos

Precios del BMW Serie 8

Hemos destacado muchos factores del BMW Serie 8, pero toca hablar del último, el precio. Ya hemos comentado el exclusivo mercado al que se dirige esta bestia alemana, y todo es por culpa de un precio de venta desorbitado. En el mejor de los casos el BMW Serie 8 tiene un precio de salida de 101.900 euros para el 840i Gran Coupé. Si pasamos al resto de carrocerías vemos como el precio de salida es de 105.200 para el Coupé y 114.000 euros para el Cabrio. El más excelso de la gama es el M8 Competition Cabrio con un precio mínimo de 200.500 euros.

Galería de fotos del BMW Serie 8