Prueba Hyundai Kona, con fuerza y sin complejos para el duro segmento B-SUV

Prueba Hyundai Kona

El segmento de los crossovers o todo caminos urbanos está siendo un reflejo de que lo que pasaba hace muy poco tiempo con los SUV de tamaño medio: la gente se empieza a enamorar de ellos, los clientes compran y los fabricantes se ponen las pilas lanzando modelos para la categoría y así intentar llevarse su trozo del pastel. Estos días hemos estado probando la nueva apuesta de Hyundai por este segmento B-SUV, el nuevo Hyundai Kona.

Peugeot 2008, Renault Captur, Opel Mokka X, Toyota CH-R o Nissan Juke son los más veteranos de la categoría, pero mucho va a cambiar en los próximos meses con la llegada del Kia Stonic, el Seat Arona y este Hyundai Kona que empezará a verse por nuestras calles en solo unas semanas; mientras que aún se esperan más incorporaciones que llegarán en los próximos meses. Vamos a contaros qué nos ha transmitido la apuesta de Hyundai.

Arriesgando desde el diseño

Prueba Hyundai Kona

A diferencia de modelos como el Hyundai i30, Hyundai ha decido arriesgar con el diseño de su Kona. Esto tiene su lado bueno y su lado malo. Si gustas a buena parte del público, los tienes en el bolsillo por ofrecer una imagen muy diferente; pero si gustas a pocos, tienes complicada la existencia. Como los gustos estéticos son cosas muy personales, nos limitaremos a hacer una breve descripción de su exterior.

El Hyundai Kona rebosa personalidad por los cuatro costados con formas muy marcadas y cortes rectos. En el frontal destacarán su gran parrilla central presidida por el logo de la marca también en grandes dimensiones; pero también lo harán sus ópticas de luces divididas en tres fases. En la parte superior las diurnas de LED, a media altura los proyectores principales y en la zona inferior y más centrada los antiniebla. Para finalizar destacaremos sus múltiples entradas de aire que pretenden transmitir una mayor deportividad, pese a que algunas de ellas solo son de adorno.

Prueba Hyundai Kona

En el lateral destacarán el techo de color negro opcional (no compatible con techo solar), los exagerados pasos de rueda y las llantas de aleación que irán desde las 16 hasta las 18 pulgadas. Las unidades que pudimos conducir llevaban las de 18 y, aunque estéticamente son muy agraciadas, nos parecen totalmente desproporcionadas para un coche como éste.

Pasamos a la zaga y nos volvemos a encontrar con mucha personalidad, como en el frontal. Formas rectas, contrastes de colores por la carrocería, los paragolpes y las protecciones, además de una iluminación nuevamente dividida. Luz de posición y freno irán en los pilotos superiores, mientras que marcha atrás, intermitencia y antiniebla irán en los de abajo. Lo dicho, personalidad no le falta.

Prueba Hyundai Kona

Su habitabilidad está por encima de la media

El Hyundai Kona tiene unas dimensiones exteriores de 4,16 metros de largo, 1,80 de ancho y 1,55 metros de alto. La distancia entre sus ejes es de 2,60 metros. Todo lo anterior hace de este Kona uno de los más grandes del segmento. La habitabilidad de las plazas delanteras, como es habitual, es buena. Además, tanto los asientos como el volante tienen unos amplios reglajes que nos permiten acomodarnos y encontrar nuestra postura de conducción rápidamente.

Prueba Hyundai Kona

Las plazas posteriores son bastante buenas; tanto que cuatro personas de 1,80 metros de altura pueden viajar con comodidad en este Hyundai Kona y sin sentir estrechuras ni en espacio para las piernas ni en altura. La plaza central es más estrecha, dura e incómoda, entre otras cosas por contar con un reposabrazos en el respaldo. El túnel de transmisión, aunque se deja notar, no es de los más intrusivos. En cualquier caso, se encuentra entre los mejores de su categoría y se puede utilizar sin grandes problemas para desplazamientos breves con cinco ocupantes.

Abrimos el portón posterior y nos encontramos con un volumen de 361 litros de maletero. En esta configuración de cinco asientos es capaz de albergar cinco maletas de cabina (pequeñas) como así pudimos comprobar, aunque no por ello sin apuros. Si abatimos los asientos traseros, operación que se realiza en proporciones 60:40, el volumen aumenta hasta los 1.143 litros. Destacar que la capacidad de carga es idéntica en las versiones de tracción delantera y de tracción integral y que el suelo del piso está enrasado con la boca de carga.

Prueba Hyundai Kona

El interior es menos arriesgado pero muy configurable y satisfactorio

Dejando la habitabilidad del Hyundai Kona a un lado y pasando a su diseño interior, debemos decir que no resulta tan arriesgado como su exterior pero sí bastante agradable y juvenil. Decimos agradable porque, aunque la mayoría de los materiales del salpicadero son duros, la sensación visual y al tacto es bastante buena. Además, no se escuchan crujidos al presionarlos, lo que siempre es un punto muy bueno. Los materiales blandos solo encuentran la plancha central del salpicadero y en los apoyacodos de las puertas.

Prueba Hyundai Kona

El punto juvenil lo ponen los detalles coloridos que, como vemos en las diferentes imágenes del habitáculo, aparecen en las salidas de aireación, en costuras de los asientos y en el contorno de algunos mandos y botones como, por ejemplo, la palanca del cambio o el botón de arranque. A destacar los cinturones en color del acabado interior. Una pantalla táctil de fácil manejo preside el salpicadero en una posición elevada que no nos obligará a desviar demasiado la vista, mientras que un Head Up Display nos mostrará informaciones relevantes de la conducción.

Al menos en las unidades probadas, los asientos nos han resultado bastante confortables, siendo ventilados y calefactados y contando con regulaciones eléctricas. Como es habitual en estos SUV, conducimos en una posición ligeramente elevada, lo que siempre será una ayuda al circular por vías urbanas pues se mejora la visibilidad y la sensación de control de todo lo que tenemos a nuestro entorno.

Prueba Hyundai Kona

Por lo demás, el diseño es inteligente y lógico, con los botones situados donde deben, el manejo de la climatización separada de la pantalla táctil y un cuadro de instrumentos que muestra las diferentes informaciones de forma clara. Eso sí, el volante tal vez está algo saturado de botones para nuestro gusto. Para finalizar, tenemos múltiples huecos portaobjetos, tomas de 12 voltios y USB y un reposabrazos central que no permiten regulación y con hueco.

Se estrena con solo dos versiones de gasolina

Prueba Hyundai Kona

En un principio la gama del Hyundai Kona se limita simplemente a cuatro niveles de acabado – Essence, Klass, Tecno y Style – y a dos motorizaciones de gasolina. Por un lado tenemos un motor tricilíndrico de 1 litro con sobrealimentación que desarrolla 120 CV y 172 Nm ente 1.500 y 4.000 rpm; homologando un consumo mixto de 5,2 l/100 km. Esta mecánica siempre se asocia al cambio manual de 6 velocidades y a la tracción delantera.

La segunda mecánica disponible en este B-SUV es un 1.6 TGDi. Es un cuatro cilindros con turbo cuyas cifras de rendimiento son una potencia de 177 CV y un par máximo de 265 Nm entre 1.500 y 4.500 rpm. Al menos de momento, esta variante mecánica solo se asocia con el cambio automático de doble embrague y 7 velocidades y con la tracción integral. La marca homologa un consumo combinado de 6,7 l/100 km.

Hyundai apuesta fuerte, pues la mayoría de los modelos de esta categoría arranca con potencias de unos 90 CV, mientras que el asiático protagonista de estas líneas abre su portfolio con 120 CV. ¿Una declaración de intenciones? Tal vez… Además, dentro de unos meses llegarán dos mecánicas diésel de 110 y 136 CV y más tarde se incorporarán dos variantes 100 % eléctricas. La eléctrica de mayor rango pretenderá homologar una autonomía cercana a los 500 kilómetros, lo que resulta una noticia más que interesante; mientras que la otra se conformará con 350 kilómetros de alcance.

Comportamiento dinámico

Prueba Hyundai Kona

El Hyundai Kona estrena una nueva plataforma, por lo que si te preguntabas sobre los parentescos de este modelo con algunos de sus hermanos de gama en Hyundai o con sus primos de Kia, la respuesta es no. El Kona es un modelo totalmente nuevo.

En esta presentación hemos tenido la oportunidad de probar tanto la mecánica 1.0 de 120 CV como la más prestacional 1.6 de 177 CV, pero antes de ello os hablaremos de su chasis. El Hyundai Kona se muestra muy efectivo tanto en vías rápidas como en carreteras secundarias o puertos de montaña. La configuración de la suspensión tiene un tarado algo duro, por lo que a ritmos normales o ligeramente rápidos no aparecerán inclinaciones de la carrocería, ni en cambios de apoyo enlazando curvas ni a la hora de frenar o acelerar.

La contrapartida es que se muestra algo seca al sobrepasar irregularidades como resaltos, juntas en el asfalto o alcantarillas. En cualquier caso, también influyen en este aspecto, y mucho, las llantas de 18 pulgadas equipadas en las unidades probadas. Personalmente, pienso que unas dimensiones de llantas tan grandes en un coche de este tipo no tienen demasiado sentido; pues se resta confort de marcha, se incrementa el gasto de combustible y, por qué no decirlo, costarán un riñón cuando tengamos que cambiarlas. Las de 16 pulgadas serían más lógicas en este coche.

Prueba Hyundai Kona

En cuanto a la dirección, muestra un buen tacto y una precisión correcta, aunque la información que recibimos – como suele ocurrir con las direcciones de asistencia eléctrica – es bastante escasa. En cualquier caso, y esto es algo que gusta, la asistencia no es excesiva y tiene algo de peso cuando circulamos en zonas de curvas, lo que siempre resulta gratificante.

Si hablamos de insonorización, el Hyundai Kona se muestra bien aislado del exterior a velocidades legales, aunque bien es cierto que el ruido de rodadura puede dejarse notar en el habitáculo. Una vez más, que unos neumáticos de proporciones más lógicas podría evitarse.

Al volante del 1.0 TGDi de 120 CV

Prueba Hyundai Kona

Como ya te podrás imaginar, los 120 CV y 172 Nm de par de este bloque tricilíndrico es más que solvente para todo tipo de situaciones, tanto a la hora de callejear como para afrontar un largo viaje. Además, destacará su refinamiento, pues apenas transmite vibraciones y ruidos ni al ralentí. Dicha versión se asocia obligatoriamente a un cambio manual de 6 velocidades con unos desarrollos algo largos para reducir consumos.

Aunque donde mejor se comporta es en la zona media del cuentarrevoluciones, su funcionamiento también es suave a bajas vueltas con marchas cortas; es decir, podemos circular entre 30 y 40 km/h en tercera sin que aparezcan vibraciones ni síntomas de que el coche va “ahogado”. En carretera, ante pendientes, es posible que tengamos que recurrir a la palanca del cambio para bajar alguna marcha, pero tratándose de esta cilindrada y prestaciones, su funcionamiento es bastante bueno. Sin duda, por el concepto de este vehículo, el 1.0 TGDi 120 CV es el más adecuado para el Hyundai Kona.

Y ahora con el 1.6 TGDi de 177 CV

Prueba Hyundai Kona

Si queremos el motor 1.6 TGDi de 177 CV y 265 Nm de par tendremos que irnos obligatoriamente a alguno de los dos acabados más altos – Tecno o Style –, además de a la tracción integral con bloqueo de diferencial y al cambio de doble embrague con 7 velocidades. Pocos modelos de este segmento ofrecen la tracción integral, por lo que puede ser un punto positivo y a tener en cuenta si habitualmente circulas por zonas complicadas donde abunden las nevadas o las lluvias. La tracción al eje posterior se conecta de forma automática cuando se detectan pérdidas de adherencia.

Si el 1.0 nos ha parecido una mecánica que cumple satisfactoriamente en la mayoría de situaciones, queda claro que los 177 CV del 1.6 TGDi son más que sobrados. La respuesta es enérgica y adelantar por una carretera secundaria será pan comido. De igual manera y como en el caso del motor más pequeño, el funcionamiento de esta mecánica es muy silencioso y refinado. Un diez en este aspecto al Hyunda Kona. A diferencia del 1.0, con éste tendremos tres modos de conducción: Eco, Confort y Sport.

Menos nos ha convencido la respuesta del cambio robotizado. No es todo lo inteligente que nos gustaría y, en determinadas ocasiones, tiene un funcionamiento algo tosco. Probablemente se deba a unas relaciones algo largas. Nuestra sensación es que, ante una pendiente, cuando decide reducir una velocidad el motor sube de vueltas y, aunque mantengamos el pedal derecho en la misma posición, gana velocidad con más rapidez de la que quisiéramos. Por otro lado, también pensamos que es cosa de hacer kilómetros para adaptarse y entenderlo para así poder “jugar” con el pedal derecho y la gestión del cambio. Por cierto, no dispone de levas tras el volante.

Conclusiones

Prueba Hyundai Kona

El Hyundai Kona destacará por su estética diferenciada, por un equipamiento más que bueno – también en materia de seguridad – desde los niveles de acabado inferiores teniendo en cuenta su categoría, por un habitáculo amplio con múltiples opciones de personalización y por una buena capacidad de carga. Además, sus dos motorizaciones por ahora disponibles resultan suaves y bien refinadas, sin transmitir ruidos ni vibraciones al interior. Como en toda la gama de Hyundai, viene de serie con 5 años de garantía sin límite de kilometraje.

¿Qué mejoraríamos? Por pedir, pediríamos un tarado de la suspensión algo más suave, aunque esto deberíamos comprobarlo con llantas de dimensiones más lógicas, pues las 18 pulgadas y el perfil bajo influyen mucho y de forma directa en este apartado. Si te preguntas por los consumos, mejor dejamos ese apartado para una prueba de larga duración, pues los recorridos no han sido demasiado largos, incluían cambios de conductor y también parábamos de vez en cuando para realizar el material fotográfico.

Equipamiento Hyundai Kona

Prueba Hyundai Kona

Essence

  • Llantas de acero en 16 pulgadas
  • Rueda de repuesto
  • Volante y pomo del cambio en piel
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro puertas
  • Radio con pantalla de 5 pulgadas y 6 altavoces
  • Luces diurnas LED
  • Sensor de luces
  • Intermitentes LED
  • Aire acondicionado
  • Puerto USB y Bluetooth
  • Mandos en el volante
  • Intermitentes integrados en el retrovisor
  • Regulador y limitador de velocidad
  • Aviso de cambio involuntario de carril
  • Detector de fatiga

Klass

  • Llantas de aleación en 16 pulgadas
  • Climatizador automático
  • Faros antiniebla
  • Salida de aire en las plazas traseras (en el suelo)
  • Radio con pantalla táctil de 7 pulgadas
  • Apple CarPlay y Android Auto
  • Pantalla digital en el cuadro de instrumentos con 3,5 pulgadas
  • Cámara posterior
  • Barras de techo

Tecno

  • Cristales oscurecidos
  • Retrovisor interior electrocromático
  • Pantalla táctil de 8 pulgadas con navegador integrado
  • Equipo de sonido premium Krell con 8 altavoces
  • Ajuste lumbar eléctrico
  • Asientos de cuero/tela
  • Sensor de lluvia
  • Cargador inalámbrico
  • Parrilla cromada
  • Sensor de aparcamiento posterior
  • Retrovisores exteriores plegables eléctricamente
  • Head Up Dsiplay
  • Selector de modos de conducción (en motor 1.6 177 CV)

Style

  • Llantas de aleación en 18 pulgadas
  • Sensor de aparcamiento delantero
  • Volante calefactado
  • Asientos delanteros de cuero con reglajes eléctricos, ventilados y calefactados
  • Faros Full LED con luces de carretera automáticas
  • Pilotos traseros de LED
  • Pantalla digital del cuadro con 4,2 pulgadas

Precios Hyundai Kona

Prueba Hyundai Kona

Los PVP del Hyundai Kona no son todo lo asequibles que nos gustaría, aunque afortunadamente nos podeos beneficiar de unos interesantes descuentos gracias a la campaña de lanzamiento, a un descuento por entregar coche usado (sea o no de Hyundai) y a una promoción de la financiera. Sumando todas ellas, para el acabado Essence nos podemos beneficiar de hasta 5.000 euros de ahorro y en los otros tres restantes hasta 4.500. De este modo, podemos estrenar un Hyundai Kona por una precio de 13.990 euros.

Motor Cambio Tracción Acabado Precio oficial Precio con descuentos
Motor Cambio Tracción Acabado Precio oficial Precio con descuentos
1.0 TGDi 120 CV Manual 6v Delantera Essence 18.990 € 13.990 €
1.0 TGDi 120 CV Manual 6v Delantera Klass 20.540 € 16.040 €
1.0 TGDi 120 CV Manual 6v Delantera Tecno 22.840 € 18.340 €
1.6 TGDi 177 CV DCT 7v Integral Tecno 28.290 € 23.790 €
1.6 TGDi 177 CV DCT 7v Integral Style 31.790 € 27.290 €

Galería de imágenes Hyundai Kona

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *