Prueba Suzuki AllGrip, a los mandos de Vitara, S-Cross y el imparable Suzuki Jimny

Prueba Suzuki Jimny 4x4

Suzuki es una de las marcas de automóviles con más posibilidades a la hora de ofrecer un vehículo con tracción a las cuatro ruedas y ciertas garantías fuera del asfalto. Tan convencidos están de ello en la firma japonesa que nos han convocado en la gigantesca finca Montenmedio de Vejer de la Frontera, en la provincia de Cádiz, para que pusiéramos a prueba la gama Suzuki All Grip y exprimiéramos su potencial.

Con la gama Suzuki AllGrip nos referimos a todos los modelos del fabricante nipón en versiones de tracción 4×4. A excepción de los Suzuki Baleno y Celerio, todos los demás modelos tienen al menos una variante con tracción en ambos ejes. Eso sí, los funcionamientos y eficacia fuera del asfalto son diferentes. Los vehículos de Suzuki disponibles con tracción total son los Ignis, Swift, S-Cross, Vitara y Jimny.

Tres formas de funcionamiento del sistema All Grip de Suzuki

Antes de nada, es importante saber que el sistema de tracción All Grip de la compañía japonesa se divide en tres variantes dependiendo del vehículo; y es que un Suzuki Ignis no tiene el mismo planteamiento que, por ejemplo, el Suzuki Jimny, ¿no crees?

All Grip Auto

Suzuki Ignis

El sistema All Grip Auto es el que reciben las versiones de tracción integral de los Suzuki Ignis y Swift. Se tata de un sistema 4×4 de acoplamiento viscoso totalmente automático, es decir, envía par motor al tren trasero solo cuando hay diferencia de velocidad entre uno y otro (cuando el eje delantero desliza). Está pensado, más que para conducción offroad, para superficies deslizantes como hielo o nieve.

En el caso del Suzuki Ignis, al tener cierto planteamiento offroad porque sus ángulos de entrada y salida son muy contenidos, también tiene un control de descenso. A este sistema hay que sumar el Gripo Control que funciona hasta 30 km/h enviando más par motor a las ruedas con mayor agarre a base de frenar las ruedas que deslizan.

All Grip Select

Suzuki S-Cross

Mientras tanto, los Suzuki S-Cross y Vitara utilizan la variante All Grip Select. Este sistema cuenta con varios modos de conducción, que son Auto, Sport, Snow y Lock. El modo Auto gestiona de forma automática el reparto de par entre ejes, enviando todo al eje delantero en condiciones normales y pasando más energía al trasero dependiendo del deslizamiento.

Por su parte, el modo Snow hace que el control de estabilidad entre en funcionamiento muy pronto para mantener el agarre cuando la adherencia es reducida. El modo Lock (para activarlo debemos haber puesto el modo Snow mejora la tracción aplicando fuerza de frenado sobre las ruedas que tienen menos agarre, por lo que llega más par a los neumáticos con más adherencia. Por último, el Sport aviva la respuesta del acelerador y se reduce la intervención del control de tracción.

Además de lo anterior, el All Grip Select cuenta con un sistema de control inteligente predictivo. Esto significa que, tomando datos como la posición del acelerador, el ángulo de dirección o la inclinación de la carrocería, puede mandar más par motor al tren trasero antes incluso de que se produzca el deslizamiento y sin que llegue a haber intervenido el ESP.

All Grip Pro

Suzuki Jimny drift

El sistema All Grip Pro es el que utiliza el fantástico todo terreno Suzuki Jimny. Tenemos una palanca para variar de forma manual el sistema de tracción. En condiciones normales utilizaremos el modo 2H, que envía la fuerza del motor al tren trasero. Con esta misma palanca podemos conectar el 4H, que pasa la energía de la mecánica a las cuatro ruedas y, por último, el 4L, que además de tener la tracción 4×4 conectada aplica una notable reducción de desarrollos para garantizar el agarre y poder completar maniobras sobre ascensos muy pronunciados o superficies muy deslizantes. Esto es lo que comúnmente se conoce como reductora.

Por otro lado, cabe destacar que en caso de un cruce de puentes muy agresivo donde se queden en el aire dos ruedas diagonalmente (delantera izquierda y trasera derecha, por ejemplo), el control de tracción SLD frenará de forma automática estas ruedas que no están en contacto con la superficie para así pasar más par a las que sí están apoyadas, haciendo que el vehículo recupere tracción.

¡Nos ponemos al volante! Primero una ruta suave que se va complicando

Suzuki Ignis y Suzuki Vitara offroad

Como os comentaba al inicio, Suzuki nos quería demostrar el buen hacer de su gama 4×4 fuera del asfalto. Empezábamos realizando una ruta por pistas a los mandos de los S-Cross, Vitara e Ignis. La primera parte de la misma era sencilla, pero poco a poco se iba complicando con ascensos, descensos, zonas algo más empedradas y otras más de tierra dura, así como algunos tramos con arena blanda muy similar a la que encontramos en las playas.

Incluso el Suzuki Swift ofrece una variante con tracción AWD, aunque obviamente, por su carrocería, no es un coche para salir de “lo negro”.

Aunque la ruta cada vez iba poniendo en más apuros a nuestros vehículos, lo cierto es que su comportamiento fue muy bueno en todo momento. Reconozco que lo que más me llamó la atención fue ver al pequeño Suzuki Ignis solventado situaciones que nunca pensaría que un urbano como él podría afrontar. Y es que la ayuda del tren trasero motriz, los neumáticos estrechos y los cortos voladizos lo hacen mucho más capaz de lo que parece.

Por su parte, los Vitara y S-Cross afrontaban con una clara comodidad los baches que nos encontrábamos a nuestro paso, algo que no puede decir con tanto orgullo el pequeño Ignis.

Diversión extrema con el Suzuki Jimny en una pista específica

Suzuki Jimny todo terreno

La organización preparó un circuito específico para el Suzuki Jimny, y es que este todo terreno no sentiría ni cosquillas en la ruta que realizamos con los otros vehículos. El Jimny no es un SUV, es un auténtico 4×4 que no tiene nada que envidiar -en cuanto a prestaciones fuera del asfalto se refiere- a vehículos como el Jeep Wrangler o el Mercedes Clase G. Creedme, en offroad es una auténtica bestia.

Meses atrás ya te contamos todos y cada uno de los detalles del Suzuki Jimny tras probarlo durante su presentación nacional.

Dicho circuito obligaba al Suzuki Jimny a emplearse a fondo. Digo al Suzuki Jimny porque desde el asiento del conductor todo resulta realmente sencillo, solo debíamos ocuparnos de contener el miedo que pueden a llegar a producir los grandes ascensos y descensos a los que nos enfrentábamos, así como las inclinaciones laterales o al notar que alguna de las ruedas quedaba a varias decenas de centímetros del suelo. Por lo demás, jugar un poquito con el embrague y el gas en determinados momentos.

Como veis en las imágenes y en el breve vídeo, realizamos varios ejercicios coronando crestas que daban lugar a importantes pendientes donde el control de descensos debía emplearse a fondo, pusimos al límite los ángulos de ataque, salida y ventral de la carrocería. También comprobamos los recorridos de las suspensiones en los cruces de puentes, así como el gran trabajo de los ejes rígidos en pruebas extremas de todo terreno. Todo ello con la tracción a las cuatro ruedas y la reductora engranada.

Galería de imágenes

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche