¿Te vas de puente? Evitar averías es fácil con estos trucos rápidos

portada... 1

Viajar siempre es motivo de alegría y diversión. Sin embargo, si lo hacemos en coche y no queremos que se convierta en una pesadilla debemos tener en cuenta varios aspectos. Sobre todo porque el coche es una máquina que, si no se tiene bien cuidado, puede ser una fuente de problemas. Y no solo eso, también puede ser peligroso y caro según la situación que se dé. De ahí que para evitar averías sea necesario tenerlo bien mantenido…

Por esta razón, si vamos a emprender un viaje, lo mejor que podemos hacer es perder cinco minutos a comprobar en qué estado se encuentra. A priori puede parecer algo trivial pero no es así, puesto que de un vistazo podemos descubrir posibles averías que supondrían un buen pico a nuestra cartera o integridad física. De ahí que para evitar averías vayamos a enumerar los 10 puntos, más un extra, a revisar antes de salir de viaje.

Es fácil evitar averías: Ten el mantenimiento del coche al día así…

1. Nivel de aceite

Evita averías... cambio de aceite

El aceite es la sangre del motor y por tanto, tiene que estar en buenas condiciones. Para comprobar el nivel, los fabricantes ponen a nuestra disposición una varilla que en la zona inferior tiene dos rayas o puntos para indicar el máximo y el mínimo. Para llevar a cabo la medición hay que hacerlo siempre con el motor en frío y con el vehículo aparcado en un lugar lo más llano posible.

Si la medición está por encima del nivel máximo, en teoría, no ha de ocurrir nada pero si está por debajo del mínimo, lo recomendable es recebar con el mismo tipo de aceite que tiene el circuito. Para evitar averías puedes ver su nivel una vez al mes siguiendo el procedimiento descrito.

2. Anticongelante

anticongelante

Si el aceite es la sangre del motor, el anticongelante es el encargado de que el motor no coja temperatura excesiva que le lleve a recalentarse. Para comprobar su nivel no es necesario abrir el tapón de vaso traslúcido de expansión, basta con ver que el líquido está entre los niveles máximo y minio que hay dibujados en el propio vaso. Si sospechas que puede haber alguna fuga, lo mejor es usar un líquido fluorescente de color amarillo que, si cae por algún sitio, deja marca y resalta mucho.

3. Limpiaparabrisas

Evita averías... limpiaparabrisas

El líquido limpiaparabrisas no tiene una función vital para la mecánica del coche, pero sí para el conductor. Es decir, con él nos ayudamos para limpiar la luna en caso de que se ensucie de polvo o barro. Por ello, debemos revisar que el líquido está en el nivel máximo del vaso contenedor. Además, si lo queremos rellenar de cuando en cuando no pasa nada porque esté al máximo. Por último, tampoco está de más revisar las escobillas pues en invierno la goma se contrae y en verano se dilatan, haciendo que pierdan efectividad en el barrido y pueda arañar la luna.

4. Líquido de frenos

líquido de frenos

Para comprobar el líquido de frenos hay dos sistemas que, como recomendación, podemos emplear a la vez. Así podemos evitar averías de envergadura, pues si uno falla, podemos apoyarnos en el otro.

  • Primero, basta con pisar a fondo el pedal del freno y ver si baja el nivel del vaso de expansión. De esta forma se comprueba que el sistema conserva su presión.
  • Revisar el vaso de expansión y comprobar que el líquido se encuentra entre los niveles máximo y mínimo que vienen labrados en el plástico del recipiente.

5. Batería

Evita averías... batería

La batería es uno de los elementos que más problemas suele dar, aunque no son costosos de solucionar pues basta con cambiarla. Sin embargo, los cambios de temperatura (sobre todo el calor del verano) pueden hacer que las celdas se comuniquen y deje de funcionar. Además, para evitar averías, es importante que los bornes estén limpios (sin óxido o síntomas de sulfato) y, además, que no tenga fugas. De ser así, es necesario cambiarla por una nueva para evitar alguna sorpresa.

6. Luces

Revisar el estado de las luces es necesario, aunque se vaya a conducir de día pues podemos necesitarlas en cualquier momento. Amén de que son imprescindibles a la hora de conducir de noche, pues una visión baja puede ser la causa de algún accidente. Además, esta revisión no solo implica las cortas y largas, también los intermitentes, freno, marcha atrás y las anti nieblas delanteras (si las tiene nuestro vehículo) y la trasera (obligatoria).

Para ello, pide ayuda a algún conocido y mientras las vas encendiendo te irá indicando si alguna falla o si están correctamente.

7. Bujías, cables y filtros

bujías

Antiguamente los coches de gasolina llevaban las bujías muy a la vista, cosa que no pasa hoy día. No obstante, es importante saber que si están sucias pueden darse problemas en el arranque e incluso subir el consumo de aceite. Por otra parte, es interesante echar un vistazo a los cables, por si alguno estuviera dañado o algún animal indeseable (véase un ratón) los haya podido roer. En cuanto a los filtros, el fabricante indica cuándo deben cambiarse y lo más sensato es hacerlo en cada una de las revisiones oficiales.

8. Manguitos y abrazaderas

Evita averías... abrazaderas y manguitos

Es aconsejable para evitar averías, que, mientras estamos revisando el resto de elementos que hay en el vano motor, echemos un vistazo al estado de los manguitos y las abrazaderas. Si están agrietados o mal pueden provocar fugas que, llevadas al extremo, generarían averías costosas.

9. Suspensión, encendido e inyección

suspensión

Si notamos ruidos extraños, chirrido de algunas piezas o balanceo de la suspensión en exceso (parece un barco) es que la suspensión muestra síntomas de agotamiento. Por otra parte, si tarda en arrancar, es probable que la inyección o el sistema de arranque esté estropeado.

10. Neumáticos

Michelin

Los neumáticos son un elemento muy importante en el vehículo pues son los que “pegan” el coche al suelo. De ahí que tengamos que controlar su estado como el equilibrado para comprobar que el desgaste es homogéneo y que, además, no tienen deformaciones, cortes o perforaciones.

Para comprobar el desgaste, el neumático suele llevar en la banda de rodadura unos indicadores que miden 3 milímetros. Si el desgaste de la goma ha llegado a ellos es recomendable cambiarlos. En caso de que no cuente con este indicador, podemos usar una moneda de 1 euros y si se ve la parte plateada es hora de pasar por taller para poner unos nuevos.

Michelin
Artículo relacionado:
MICHELIN, mucho más que un fabricante de neumáticos

Si los neumáticos no están bien equilibrados, es normal que notemos ruidos, botes o que el volante vibre a velocidad media-alta. Esto puede deberse a que las cotas de alineación no son correctas o, además, que la presión es insuficiente o está por encima de lo recomendado por el fabricante. Por ello, es aconsejable revisar con un manómetro la presión y ajustarla a lo que indica el fabricante. Normalmente este dato figura en el pilar B del coche y, muy muy importante, esta operación se hace con las ruedas en frío. Es decir, antes de hacer un viaje, por corto que sea.

11. Elementos auxiliares

Evita averías... elementos auxiliares señal V16

Por último, un extra. Es importante, muy importante, que comprobemos que llevamos en el coche y está en perfecto estado de uso: la rueda de repuesto (comprueba la presión y el dibujo), el chaleco reflectante, gato, llave así como la señal luminosa V16 y los triángulos de emergencia.

Conclusión…

portada... 2

Si cumples este decálogo ampliado lo más probable es que tu viaje se salde bien pues habrás evitado averías. Y lo más importante de todo es que lo hayas disfrutado como se merece…


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.