–––

Lotus Evija

Desde 2.000.000 euros
  • Carrocería Deportivo
  • Puertas 2
  • Plazas 2
  • Potencia 2.000 cv
  • Consumo 17,25 kWh/100km
  • Valoración 5

La llegada de los coches eléctricos ha marcado un antes y un después en la industria del motor. Aunque todos la concebimos como una solución alternativa a la combustión, otras marcas piensan en ella en términos puros de deportividad. El Lotus Evija será uno de los coches eléctricos más potentes y más caros del mundo.

El Evija es obra del diseñador Russell Carr, jefe de diseño de la casa Lotus desde el año 2014. A su vez Russell es el creador de otras obras dentro de la casa como el Lotus Evora. Su presentación tuvo lugar en el año 2019, en el Salón del Automóvil de Guangzhou, con la promesa de iniciar la producción en el año 2020. Rápidamente se ha convertido en una de las promesas más espectaculares del mundo del motor.

Su nombre, Lotus Evija, deriva directamente de la figura de Eva del génesis de la Biblia. Un nombre muy religioso para un coche que pretende romper todos los esquemas y las ideas preconcebidas que se tenían hasta el momento sobre la tecnología eléctrica. Su producción estará limitada a 130 unidades en honor al proyecto sobre el que se basa «Type 130».

Características técnicas del Lotus Evija

Dadas las altas prestaciones que el Lotus Evija es capaz de alcanzar, Lotus se ha visto obligado al desarrollo de una nueva plataforma en la que basar todo el conjunto. El Evija emplea un chasis monocasco fabricado en fibra de carbono, con un peso de tan solo 129 kilogramos para un total de 1.750 kilogramos. Poco peso para tratarse de un coche eléctrico.

Sus medidas son muy compactas. 4,46 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,12 metros de alto. El habitáculo cuenta con un espacio para dos ocupantes. Tras ellos se sitúa la batería, visible a través de un vidrio transparente. Lotus ha optado por esta configuración para facilitar las operaciones de mantenimiento o el posible cambio de batería por una de mayores prestaciones y capacidades.

El Lotus Evija trabaja con el aire para mostrar una gran eficiencia. Una aerodinámica activa que se adapta de forma automática o mediante la gestión del piloto. Gracias a ello el Evija prescinde de grandes alerones, siendo la carrocería y el diseño los que trabajan para ofrecer una baja resistencia a la vez que aplican un elevado downforce.

Gama mecánica y cajas de cambio del Lotus Evija

Ni uno, ni dos ni tres. El Lotus Evija cuenta con cuatro motores eléctricos. Cada uno de ellos se encarga del movimiento de una rueda. Se trata de motores eléctricos de última generación desarrollados por Williams Advance Engineering, división dentro la marca Williams que compite en el mundial de Fórmula 1.

Cada motor desarrolla 500 caballos de potencia, sumando todos un rendimiento potencial de 2.000 caballos. Los motores están alimentados por una batería de 70 kWh de capacidad. Según Lotus su autonomía máxima homologada es de 400 kilómetros, con una capacidad de carga de 350 kW. En 12 minutos puede recuperar hasta el 80% y en apenas 18 llegar al 100%.

Las prestaciones del Evija dejan en evidencia a la mayoría de los deportivos de combustión del mundo. Sus cifras dan verdadero vértigo. De 0 a 100 Km/h en menos de tres segundos, y velocidad punta superior a los 320 kilómetros por hora. A fondo, el Lotus Evija es capaz de agotar sus baterías en apenas siete minutos.

Equipamiento del Lotus Evija

Por sus prestaciones, el Lotus Evija es hasta la fecha el coche de producción más potente del mundo. Aunque por sí solo este argumento ya vale su peso en oro, Lotus ha querido completar su toma de contacto con el mundo de los eléctricos con un interior fabricado a la altura de las prestaciones. Un interior digno del siglo XXI y que poco o nada tiene que ver con otros modelos de la firma, como el Lotus Elise.

Al igual que éste último o que el Lotus Exige, el Evija ofrece un habitáculo exclusivo para dos pasajeros. Como tal, el deportivo eléctrico no presenta una gama, todo el equipamiento y los opcionales están incluidos de serie. Lo único que Lotus permite es una adaptación particular a los gustos del cliente con una paleta de colores y combinaciones muy amplia.

En lo que a equipamiento se refiere, el Lotus Evija apuesta por la reducción de peso frente a la introducción de sistemas. Una pantalla de grandes dimensiones hace las funciones de cuadro de instrumentos y sistema multimedia. En la consola central encontramos una amplia cantidad de botones que controlan funciones como el equipo de sonido o la climatización. Por último, un volante multifunción de competición recoge las funciones más importantes de la conducción, como los modos de conducción.

El Lotus Evija en vídeo

Rivales del Lotus Evija

Las cifras que Lotus ha dado para el Evija son difícilmente igualables. Como tal, no hay rivales en el mercado que puedan plantar cara al concepto eléctrico hiperdeportivo que los de Norwich ponen sobre la mesa. No hay nada igual o parecido al Evija, aunque por su precio y rendimiento sí que podemos nombrar otros rivales como el Bugatti Chiron, el Koenigsegg Regera, el Rimac Concept_Two o los futuros Tesla Roadster y Mercedes-AMG Project One. Es decir, modelos súper exclusivos de edición limitada, alto precio y sobresaliente rendimiento.

A destacar

  • Diseño
  • Prestaciones
  • Exclusividad

A mejorar

  • Precio
  • Edición limitada
  • Habitáculo reducido

Precio del Lotus Evija

Adentrarse en los terrenos del Evija supone adentrarse en el terreno más exclusivo del mundo. Pocos coches, por no decir ninguno, ofrecen lo que este. Por eso cuando hablamos de precio, hablamos de cantidades de siete cifras. El precio de venta del Lotus Evija es de 2.000.000 de euros. Su producción está limitada a 130 unidades. Su fabricación se llevará a cabo en la planta que la marca tiene Norwich, en un proceso artesanal a mano que lleva varios meses. Un coste excesivo para aquellos que no tengan otro objetivo que tener lo más de lo más.

Galería de fotos del Lotus Evija