KIA Sportage 2022, primer contacto con el renovado C-SUV

Kia Sportage 2022

El modelo más exitoso de Kia en Europa se renueva por completo con la quinta generación, que llegará a las calles españolas en enero de 2022. Sí, como ya imaginarás estamos hablando del Kia Sportage, el caballo de batalla de la firma coreana para el competido segmento de los SUV compactos, el C-SUV.

Kia acaba de desvelar las versiones que llegarán al mercado europeo, que serán diferentes a las que se podrán ver en otros mercados como el norteamericano o el asiático. ¿Y sabéis qué es lo mejor de todo? ¡Qué ya hemos podido conocerlo en persona, tocarlo y subirnos en él! El Sportage anterior era un producto muy completo, pero esta nueva generación agrega muchísima más personalidad.

Antes de ponernos al lío, y por dejar algún que otro dato, el Kia Sportage nació en 1993, presentado las sucesivas generaciones en los años 2004, 2010 y 2015. De estas cuatro primeras se han comercializado más de 2,5 millones en todo el mundo, quedándose unas 730.000 unidades en Europa y 76.500 en territorio español.

Cambio radical en el diseño del Kia Sportage

Para esta presentación estática, la filial española de la firma surcoreana ha traído una unidad preserie con acabado GT Line, que viste realmente bien. Como veis, los rasgos estéticos son totalmente distintos a los del modelo anterior, contado ahora con mucha personalidad y un diseño más arriesgado.

Kia Sportage lateral

El nuevo lenguaje de diseño de Kia muestra un frontal realmente característico. Se abandonan las líneas tradicionales para contar ahora con una enorme parrilla frontal y un grupo óptico de LED en los extremos, con la luz diurna en forma de boomerang y muy extendida hacia el pilar. Por cierto, la cita parrilla cuenta con el tramado interior tipo panal de abeja muy marcado.

La parte lateral tampoco pasa desapercibida, pues cuenta con techo negro, algunos detalles cromados, acabados en negro brillante para los pasos de rueda y en las taloneras, llantas que van de las 17 a las 19 pulgadas y una línea de cintura ascendente que se marca bastante en los alrededores de las ruedas traseras.

Kia Sportage perfil trasero

Y en cuanto a la zona posterior, también hay estilo propio. La línea de iluminación es completamente nueva en el Sportage, dividiéndose entre el portón y la carrocería y con una banda central que comunica ambos pilotos, aunque no se ilumina. Las formas son suaves, pero gracias a los contrastes y al estilo tecnológico llama mucho la atención. No menos destacable es la parte en negro brillante, aunque me temo que será complicado mantener esta zona limpia.

Sportage 2022 Diferencia con anterior
Sportage 2022 Diferencia con anterior
Longitud 4.515 mm +30 mm
Anchura 1.865 mm +10 mm
Altura 1.645 mm +10 mm
Batalla 2.680 mm +10 mm

Aunque es cierto que el nuevo modelo crece en todas las cotas si comparamos con el predecesor, la diferencia es mínima. Apenas 3 centímetros en longitud total, y solo un centímetro en anchura, altura y batalla.

Revolución en el habitáculo con calidad y tecnología

Kia Sportage interior

La revolución continúa en el habitáculo, donde vemos un estilo de apariencia incluso superior al del Kia Sorento (prueba aquí), que se supone que es el buque insignia de la marca en Europa. Destaca por encima de todo la doble pantalla curva, con cuadro de instrumentos digital y pantalla central de infotainment.

Ambas son de 12,3 pulgadas, muy personalizables y fácilmente legibles. No hemos podido cacharrear demasiado con ellas, pero la fluidez parece ser muy buena y se ven francamente bien tanto desde el puesto del conductor, como del acompañante.

La nueva pantalla curva es el apartado que más destaca en el nuevo Kia Sportage.

Debajo de la pantalla central están los mandos para el climatizador. Está bien que la temperatura se controle mediante un par de pequeñas ruletas, pero no está tan bien que todos los demás botones sean táctiles y, además, sin respuesta háptica. Bajo mi punto de vista esto es mejorable.

Kia Sportage consola central

La zona de la consola central sí se parece bastante más a la del Sorento. La apariencia visual es muy buena, dando muy buena impresión el diseño de la botonería, como el mando giratorio para controlar la transmisión. Sin embargo, menos me gusta el siempre sucio acabado negro brillante en esta parte donde tocamos mucho cada vez que nos subimos al coche.

Muy bueno me parece el tacto y grosor del volante, el agradable acabado interior de las puertas, las terminaciones en aluminio que recorren el salpicadero y se prolongan ligeramente por las puertas y la buena sensación de construcción general del coche. Y eso que nos subimos a un preserie.

Sensatez y buen espacio para las plazas traseras

Kia Sportage plazas delanteras

Tratándose de un modelo para el segmento C-SUV, ya puedes imaginar que prácticamente personas de cualquier talla van muy holgadas en las plazas delanteras. Además, los ajustes para volante y asientos son amplios, teniendo también varios compartimentos para dejar objetos, dos tomas USB y un sistema de carga inalámbrica para el smartphone.

Si nos centramos en las plazas traseras, el acceso es realmente bueno, con mucha altura en la puerta para entrar y salir cómodamente. Una vez sentados, con el asiento delantero ajustado a mi 1,76 de altura, tengo unos seis dedos para tocar con las rodillas en el respaldo delantero y unos cuatro dedos de espacio para la cabeza, teniendo en cuenta también que esta unidad lleva el techo solar panorámico. Además, el asiento trasero es reclinable en varias posiciones.

Otros detalles a mencionar son el buen acabado de los tapizados de las puertas, las perchas en el reposacabezas delantero o la posición de las tomas USB posteriores, que van en los asientos y no en la zona central. No faltan salidas de aire centrales y un reposabrazos con portabotellas. Todo muy sensato y bien realizado, como a nosotros nos gusta.

Y con un maletero enorme

No menos destacable es el maletero. La boca de carga es muy amplia y baja, contando con portón de apertura automática. Una vez abierto, la capacidad del maletero es de 591 litros para las versiones de gasolina y diésel, es decir, los que nos son híbridos. Kia aún no ha comunicado el dato oficial de carga para las versiones híbridas, aunque afirman que la pérdida de capacidad no será muy grande.

El maletero crece nada menos que en 78 litros si comparamos con el Kia Sportage predecesor.

Variada oferta de tecnologías en motorizaciones

Kia Sportage faros LED

Este nuevo Kia Sportage 2022 llegará con motores diésel, gasolina, variantes mild hybrid, un híbrido convencional y también una opción PHEV o híbrida enchufable. En diésel estará disponible el bloque 1.6 CRDi con potencias de 115 y 136 CV, mientras que las opciones gasolina también recurren a un motor 1.6 TGDi, rindiendo 150 y 180 CV. Los dos más potentes son micro híbridos, con etiqueta Eco de la DGT.

Los híbridos también cuentan con el motor térmico 1.6 TGDi de gasolina. En el no enchufable da una potencia máxima conjunta de 230 CV, siendo alimentado el motor eléctrico por una batería de 1,49 kWh. Para rematar, la versión PHEV desarrolla 265 CV y la batería es de 13,8 kWh, aunque todavía no tenemos el dato de autonomía en modo eléctrico, pero intuimos que rondará los 60 kilómetros en el homologado.

Kia ya ha confirmado que habrá distintos modos de conducción seleccionables en el Sportage, pudiendo variar también la dureza de las suspensiones ya que algunas variantes contarán con amortiguadores pilotados electrónicamente. Por cierto, estará disponible la tracción total en todas las mecánicas salvo en las menos potentes diésel y gasolina (115 y 150 CV).

Finalizando con el Kia Sportage 2022

Kia Sportage salpicadero

El Kia Sportage de quinta generación cambia su diseño interior y exterior por completo con el objetivo de seguir peleando por las primeras posiciones en el segmento de los SUV-C. Muestra además mucha tecnología y un alto nivel de terminación, como hemos podido comprobar en esta primera toma de contacto estática.

Quedan unos meses para que se empiece a ver por las calles, pero no nos cabe la menor duda de que el nuevo Sportage va a dar mucho de qué hablar. Lógicamente, es un modelo rival de coches como el Hyundai Tucson (con el que comparte mucha técnica y plataforma), Seat Ateca, Peugeot 3008 y Nissan Qashqai entre muchos otros. No puedo negar que ya tengo muchas ganas de ponerme al volante de este nuevo SUV compacto surcoreano.

Todavía se desconocen los precios.

Galería KIA Sportage 2022


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.