BMW iX

BMW iX

Desde 85.850euros
  • Carrocería SUV
  • Puertas 5
  • Plazas 5
  • Potencia 326 - 503 cv
  • Consumo 20 - 21 kWh/100km
  • Valoración 4,4

BMW siempre ha vendido deportividad, pero las nuevas obligaciones europeas nos retraen de ese concepto para caer en aras de tecnologías más modernas y eficientes. El BMW iX no es el primer eléctrico de la compañía, pero sí que quiere convertirse en uno de los primeros de mayor volumen de ventas, algo que en su momento ya consiguió el BMW i3, su primer coche eléctrico.

Salvo por la tecnología que emplea para moverse, el iX es de difícil catalogación. ¿Es un SUV con forma de monovolumen, o una berlina elevada con carrocería alargada? No es nada sencillo identificarlo por sus líneas. Explora un nuevo concepto de diseño. Es el primero en estrenar una filosofía estética que más adelante será empleada en otros productos de la familia i, aunque no todos, como ya hemos visto con el nuevo BMW i4.

Su lanzamiento comercial tiene lugar en el primer trimestre del año 2021. No hay un predecesor, por lo que se considera un modelo completamente nuevo. Por supuesto es el primero en estrenar sistemas y tecnologías altamente eficientes, y curiosamente es el primer modelo de la casa en fabricarse íntegramente en la planta que BMW tiene el Dingolfing, China. Un producto del siglo XXI para la industria del futuro.

Características técnicas del BMW iX

El BMW iX no aprovecha nada de sus hermanos de combustión. Su desarrollo se ha llevado a cabo partiendo desde cero, y eso ha implicado el diseño y fabricación de una plataforma modular completamente nueva. Es el primero en disponer de ella. Pensada para albergar únicamente sistemas motrices 100% eléctricos, permite ajustar sus dimensiones para el modelo en cuestión, posicionando todas las baterías en la parte inferior del vehículo.

En el caso concreto del iX hablamos de un modelo perteneciente al segmento E o E-SUV según tenga en consideración cada uno catalogarlo. Eso nos deja con unas medidas exteriores muy exactas: 5 metros de largo y dos metros de ancho (por el momento BMW no ha confirmado la altura). A esas cotas hay que añadir una distancia entre ejes muy grande, de tres metros exactos. Eso se traduce en una habitabilidad excelente para un máximo de cinco pasajeros.

Los diseñadores de BMW han trabajado con la forma para que sirva a los objetivos de eficiencia eléctrica. El BMW iX ofrece un coeficiente aerodinámico de tan solo 0,25. Por el momento no se ha comunicado la capacidad de carga del maletero. Se espera una buena cota dado el tamaño general del vehículo, y también se desconoce si se instalará un segundo baúl en la parte delantera.

Gama mecánica y cajas de cambio del BMW iX

Hay que pensar en el BMW iX como en lo que es, un coche 100% eléctrico. Su gama mecánica se centra única y exclusivamente en este tipo de tecnología sin ningún tipo de asistencia mecánica o extensor de autonomía como en un principio sí hizo el i3. Dado el reciente lanzamiento la gama completa de motores y versiones no se ha publicado, pero sí lo han hecho dos unidades que se posicionarán en los extremos.

La gama arranca con el BMW iX xDrive40. Monta dos motores eléctricos, uno sobre cada eje, para así generar un sistema de tracción eléctrico a las cuatro ruedas. La potencia total de salida es 326 caballos. Monta una batería de iones de litio de 70 kWh de capacidad, con una potencia de recarga máxima de 150 kW en corriente continua y de 11 kW en corriente alterna. Ofrece una autonomía homologada en ciclo WLTP de 400 kilómetros, con un gasto homologado de 20 kWh por cada 100 kilómetros recorridos.

El tope de gama vendrá firmado por la versión iX xDrive50. Una vez más son dos los bloques eléctricos que se montan. La potencia máxima es de 503 caballos. En este caso la batería de iones de litio crece hasta los 100 kWh de capacidad bruta con una potencia de recarga de hasta 200 kW en corriente continua y 11 kW en corriente alterna. La autonomía homologada en ciclo WLTP se extiende hasta los 600 kilómetros con un consumo homologado de 21 kWh por cada 100 kilómetros.

Equipamiento del BMW iX

BMW iX interior

Como ya hemos dicho, el BMW iX explora un concepto completamente nuevo en la casa alemana. Esa idea no solo se ha extendido al diseño exterior o a la mecánica eléctrica, también se ha aplicado en la forma de concebir el interior. Un espacio donde los diseñadores han unificado la teoría ecológica del coche eléctrico empleando materiales reciclados que generan una elevada sensación de calidad y confort para todos los ocupantes.

La tecnología es intrínseca al concepto del coche eléctrico. BMW dispone de sistemas de última generación, y los expone de una forma muy visible que en cierto modo recuerda bastante a la que emplea Mercedes en sus productos. La gama de equipamientos no está conformada por el momento, pero sabemos que habrá varios niveles que permitirán sumar más equipamiento a la vez que alteran el aspecto exterior.

En lo que a equipamiento se refiere el BMW iX luce los últimos avances de la casa. No se deja absolutamente nada en el tintero. La lista de elementos es muy grande, pero caben destacar detalles como: faros matriciales de LED, Head-Up Display, sistema multimedia con doble pantalla de 12,3 pulgadas cada una, servicios conectados, conectividad para dispositivos móviles, cargador por inducción y sistemas de asistencia que hacen de él un coche con nivel 2 de conducción autónoma.

El BMW iX en vídeo

Rivales del BMW iX

Es difícil catalogar al BMW iX. Su silueta no tiene mucha rivalidad en el mercado. Sus enemigos naturales podríamos catalogarlos dentro del genérico espectro de los eléctricos de categoría premium y elevado coste. Eso nos deja con algunos nombres como Audi e-tron, Jaguar I-PACE, Mercedes EQC, Tesla Model X, su propio hermano el BMW iX3 y poco más. A ellos podríamos sumar otras unidades generalistas como el Volkswagen ID.4. o el Skoda Enyaq, ambos con un formato muy similar al alemán, pero con un tamaño y un precio menor.

A destacar

  • Autonomía eléctrica
  • Tecnología
  • Habitabilidad

A mejorar

  • Diseño
  • Precio elevado
  • Consumos altos

Precio del BMW iX

Uno de los inconvenientes principales de los eléctricos está en su alto precio de venta. Es una tecnología cara de producir y desarrollar, y por lo tanto el coste para el cliente sigue siendo alto, más si cabe al hablar de un modelo premium como es el caso. El precio de salida del BMW iX es de 85.850 euros, sin ofertas o promociones. Ese valor se asocia al modelo de acceso de la variante iX xDrive40 de 326 caballos. El más caro de la familia es el iX xDrive50 de 503 caballos y 600 kilómetros de autonomía, su precio de lanzamiento es de 102.600 euros, sin ofertas o descuentos.

Galería de fotos del BMW iX

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.