Prueba Skoda Spaceback 1.0 TSI 95 CV DSG Ambition

Cuando se habla del Skoda Spaceback es común escuchar: “ah, ese es el Fabia largo ¿no?”. Una confusión comprensible teniendo en cuenta que tanto el Spaceback como el Fabia Combi tienen unas medidas prácticamente idénticas y proporciones de familiar compacto. Sin embargo, aunque ambos parecen pelearse por el mismo hueco dentro de la gama de Skoda, sus orígenes son diametralmente opuestos. El Spaceback es una versión recortada del Skoda Rapid, mientras que el Combi es la versión alargada del Fabia.

Dejando de lado las decisiones internas que llevaron a la marca a hacer esto, en realidad ambos vehículos tienen una serie de diferencias significativas que pueden hacer que nos acabemos decantando por uno o por otro. En esta prueba del Skoda Spaceback quedan patentes los pros y contras de este coche, cuando se compara con el competidor que tiene en su propia casa y también los que tiene fuera de ella.

Sobrio y funcional, pero con detalles originales

El Skoda Spaceback fue actualizado el año pasado para adquirir el aspecto que ves en las fotos. Su parachoques delantero tiene unas formas sencillas y lisas, sobre el que van colocados unos faros de formas prácticamente rectangulares que recuerdan a los del Karoq y la parrilla con los extremos superiores en forma de pico. Unos detalles que lo diferencian visualmente del nuevo Skoda Combi que también hemos tenido la ocasión de probar.

Pero en donde más se diferencia este coche del Fabia, y de cualquier otro modelo de Skoda, es en la trasera. Sus diseñadores se han permitido la licencia de extender el cristal trasero hasta el borde que tiene sobre de la matrícula para darle un aspecto más original y moderno. Además, gracias a que toda la superficie acristalada alrededor de la ventana es de color color negro, le da un toque bicolor a la carrocería que según el tono elegido le hace destacar más.

Un interior sin lujos pero bien rematado

El interior del Skoda Spaceback es sobrio tanto en su diseño como en los materiales que han empleado para su construcción. No cuenta con plásticos blandos como los que pudimos ver en el Skoda Karoq, pero tienen un buen tacto y son razonablemente resistentes a las rozaduras.

El ensamblaje de cada una de las piezas está bien cuidado y no hemos detectado ruidos anómalos, ni siquiera al transitar por terrenos irregulares como caminos o carreteras adoquinadas. Hay que tener en cuenta que el Spaceback sale de Mladá Boleslav, la misma fábrica de donde se construye el Karoq. Un coche de un rango de precios mayor al que se le exige unas calidades más altas y que, tal como pudimos comprobar en la prueba, ha cumplido sobradamente.

La distribución de los botones de la consola central es muy sencilla e intuitiva y la pantalla táctil es muy fácil de usar. Nos ha gustado mucho el funcionamiento del sistema Android Auto, que permite conectar el móvil al sistema multimedia del coche y usar los comandos de voz para controlarlo. Nos ha sorprendido la rapidez con la que se conecta y la soltura con la que ha funcionado con todos los móviles que la hemos usado.

Habitabilidad: su punto fuerte a pesar de ser un compacto

Como te decíamos al principio de esta prueba, el Spaceback y el Fabia Combi son coches muy parecidos pero tienen varias diferencias significativas. La habitabilidad es una de ellas. Si para ti es importante el espacio en las plazas traseras, el Spaceback es mejor opción, ya que con el asiento del conductor regulado para una persona de 1,86, cabe holgadamente otro sentado en la parte de atrás. Nos atreveríamos a decir que esta talla se puede estirar hasta 1,91 metros de altura para ambos ocupantes, ya que tanto la cota de altura como la de longitud son muy generosas delante y detrás.

En la medida en la que no se está tan sobrado de espacio es en la de anchura. El Spaceback mide 4,304 metros de largo y 1,459 metros de alto. Unas medias en la media de su competencia. Sin embargo, mide solo 1,706 metros de ancho, algo que se deja notar ligeramente en el interior. Para que te hagas una idea, se encuentra más cerca de coches del segmento B como el Fabia, el Seat Ibiza, el Volkswagen Polo o el Peugeot 208, que de coches más parecidos en longitud como son el Seat León, el Volkswagen Golf o el Peugeot 308, es decir el segmento C.

En el maletero es donde encontramos otra diferencia importante con su hermano mellizo, pero en esta ocasión es el Fabia Combi el que sale ganando con bastante holgura. Mientras el Spaceback es capaz de almacenar 415 litros de carga, una capacidad bastante buena dentro de los coches de esta longitud, el Combi aumenta esa cifra hasta los 530 litros. Eso sí, a costa de unas plazas traseras más reducidas.

Equipamiento

El equipamiento de serie del Skoda Spaceback es algo justo, aunque se pueden añadir algunos extras como los sensores de parking traseros, el asistente de arranque en pendientes y el apoyabrazos delantero. Todo ellos dentro del paquete funcional que cuesta 350 euros. Además, este coche también tiene algunos detalles denominados por la marca Simply Clever, como el paraguas del asiento del copiloto, el rascador de hielo o el espacio para el chaleco reflectante del asiento del conductor.

Dentro del equipamiento de serie del acabado Ambition destacan la cámara de visión trasera y la conectividad con móviles SmartLink mencionada antes. Aunque se pueden completar con extras como el techo panorámico, que cuesta 765 euros, y el los asientos delanteros calefactables por 230 euros. Además de estos dos, la unidad que hemos probado incluye la entrada, arranque y salida sin llaves (420 euros), los faros bi-xenón (535 euros), los asientos de deportivos en tela-sport (290 euros), el reposabrazos central trasero (165 euros), asiento del acompañante ajustable en altura (65 euros), el paquete de cuero (110 euros) que afecta al volante deportivo, al pomo de la palanca de cambios y a la empuñadura del freno de mano.

De todas formas si dispones de un presupuesto limitado, los extras que creemos que más merecen la pena son las ayudas a la conducción. Como la ayuda de arranque en pendientes, el sistema de frenada automática de emergencia, el sistema de detección de fatiga o las luces automáticas. Tal como hemos podido comprobar en varios modelos de Skoda su funcionamiento está muy bien calibrado y actúan sobre el control del coche de forma suave y eficaz. En especial es recomendable la frenada automática o Front Assistant, que cuesta 310 euros y usa un radar para avisar al conductor de una colisión. Si éste no reacciona, el sistema frena por sí solo para minimizar o evitar los daños.

Dinámica de conducción

Al igual que otros coches de la marca checa, el equilibrio entre comodidad y capacidad dinámica del coche es muy buena. El Spaceback absorbe lo suficientemente bien las imperfecciones de la calzada y reacciona con cierta agilidad entre curvas. Además el habitáculo está bien aislado tanto del ruido de rodadura como el aerodinámico.

Como es lógico, al estar construido sobre la misma plataforma del Rapid es prácticamente igual que éste en el apartado dinámico. Precisamente por eso, a pesar de su buen equilibrado, nos ha gustado menos que el Fabia, aunque las diferencias no se deberían notar con un estilo de conducción normal.

Motor y cambio

Los 95 CV y 160 Nm de par máximo del motor 1.0 TSI mueven con agilidad el Skoda Spaceback, porque es un coche ligero y tiene una caja de cambios con relaciones cortas. Si que es cierto que cuando se lleva cargado con cuatro adultos y el maletero lleno, condiciones en las que recorrimos parte de la prueba, las capacidades del motor son algo escasas y hay que cambiar ligeramente la forma de conducir. Si vas a usar frecuentemente este coche con mucha carga, es recomendable que te decantes por el motor 1.0 TSI de 110 CV y 200 Nm de par. Solo puede elegirse con el cambio automático que hemos probado y, a pesar de tener más par, mantiene las mismas relaciones que el de 95 CV. El resultado es que, con unas marchas tan cortas para esa potencia, es capaz de mover el coche con mucha soltura.

El cambio automático DSG es suave y rápido, aunque llama la atención que tenga 7 marchas cuando la más larga que tiene mantiene el coche bastante revolucionado. Para que te hagas una idea, a 120 km/h reales el motor gira a unas 2.800 rpm, lo que provoca que los escalones entre marchas sean muy cortos. Aun con todo, esto no afecta a la comodidad del conductor, ya que este cambio está programado para ser más suave que rápido, y las transiciones no se dejan notar demasiado.

En lo que no encontramos diferencias entre estos motores de 95 y 110 CV es en las vibraciones. Lo que se debe a que el bloque de 1.0 litro tiene tres cilindros, en lugar de los cuatro que tenía el motor 1.2. Esto se nota de forma evidente en las vibraciones a bajas vueltas y al sonido del motor. Aunque como contrapartida han conseguido homologar un consumo menor con el motor tricilíndrico en los ciclos NEDC (para los WLTP habrá que esperar un poco todavía). Un avance que se debe a la reducción de cilindrada y a la mayor presión a la que pulverizan el combustible los inyectores.

El consumo real que hemos registrado con el Skoda Spaceback de 95 CV y el cambio DSG es de 6,4 litros cada 100 km yendo por autopista a 120 km/h, 5,1 litros en carreteras de 90 km/h y 8,1 litros en ciudad. Todos los recorridos en condiciones de tráfico moderadas, en las que tuvimos que hacer cambios de ritmo y adelantamientos con cierta frecuencia.

Conclusión

El Skoda Spaceback es una muy buena opción si se necesita un coche con unas dimensiones contenidas, plazas traseras espaciosas y un buen maletero. Sin embargo, cabe plantearse la pregunta de ¿por qué no elegir el Skoda Fabia Combi? Dejando de lado la parte estética, el concepto de coche es prácticamente igual en ambos modelos. La diferencia de dimensiones exteriores no llega a los 4 cm en ninguno de las cotas.

Es en el interior donde se encuentra la diferencia más significativa que nos puede ayudar a tomar la decisión. El Skoda Spaceback tiene unas plazas traseras más generosas gracias a su mayor distancia entre ejes. En cambio, en el Fabia Combi el punto fuerte es el maletero, que cubica 115 litros más. Si estas diferencias no te ayudan a decantarte por uno o por otro, probablemente sea el factor económico, en el que el Fabia se lleva la palma normalmente. Sin embargo, no descartes preguntar en los concesionarios ya que esa diferencia puede desaparecer, o incluso invertirse, según las ofertas que tengan en ese momento.

Equipamiento del Skoda Spaceback

Active

  • Luces diurnas
  • Aire acondicionado con regulación manual
  • Elevalunas, delante eléctrico, detrás manual
  • Respaldos abatibles por separado
  • 4 altavoces
  • Retrovisor interior de seguridad antideslumbrante
  • Portaobjetos detrás (puerta o lateral)
  • Ajuste de altura manual del asiento delantero izquierdo
  • Guantera sin luz
  • Tapizado de asientos en tela
  • Frenos de disco posteriores
  • Sistema de arranque/parada con recuperación energética
  • Lunas laterales y trasera en cristal antitérmico
  • Retrovisor exterior con ajuste eléctrico/térmico
  • Espejo de cortesía en parasol de la izquierda
  • Faros antiniebla
  • Protección adicional de los bajos del motor
  • Ordenador de a bordo “Basic”
  • Parabrisas en luna antitérmica
  • Radio Swing
  • Tomas USB
  • 2 luces interiores con interruptor de contacto en las puertas
  • Pomo/empuñadura de la palanca de cambio en cuero
  • Volante de cuero
  • Paquete cromo
  • Empuñadura del freno de mano en cuero
  • Conjunto pilotos posteriores de color oscuro
  • Neumáticos 185/60 R15 H

Like

  • Elevalunas eléctrico con interruptor confort
  • Compartimento/soporte portagafas
  • Guantera con luz
  • Climatronic, con regulación de polvo en el aire, libre de CFC
  • Guantera con refrigeración
  • Espejos de cortesía en ambos parasoles
  • Retrovisor interior de seguridad, con ajuste automático de posición antideslumbrante
  • Ordenador de a bordo Maxidor
  • Skoda Surround
  • Telefonía confort sin antena exterior
  • Función “Smart Link”
  • Luces diurnas con función “coming home”
  • Con paraguas
  • Reposabrazos central delante
  • Enchufe de 12 voltios en el maletero
  • Faros dobles halógenos
  • Radio Swing
  • Tomas USB
  • Asientos delanteros deportivos confort
  • Volante multifuncional de cuero
  • Inserciones Black Piano
  • Llantas de aleación ligera de 16 pulgadas
  • Neumáticos 215/45 R16 86H

Ambition

Igual que el Like excepto en:

  • Control de crucero con regulador de velocidad
  • Tapizado de asientos en tela negros o grises
  • Llantas de aleación ligera de 15 pulgadas
  • Conjunto pilotos posteriores de color oscuro
  • Neumáticos 185/60 R15 H
  • Cámara de visión trasera

Style

  • Ajuste de altura manual de los dos asientos delanteros
  • Sensor de luz y lluvia
  • Tapizado de asientos en tela gris, negra o beige
  • Llantas de aleación ligera de 17 pulgadas
  • Neumáticos 215/40 R17 V

Monte Carlo

  • Lunas laterales antitérmicas, a partir del pilar B y detrás en cristal de color oscuro
  • Techo de cristal panorámico
  • Spoiler trasero
  • Tapizado de asientos en tela Monte Carlo
  • Asientos delanteros deportivos confort
  • Paquete cromo
  • Llantas de aleación ligera de 16 pulgadas oscuras
  • Neumáticos 215/45 R16 86H

Precios del Skoda Spaceback

Motor Cambio Acabado Precio
Motor Cambio Acabado Precio
1.0 TSI 95 CV Manual 5 vel Active 11.640 €
1.0 TSI 110 CV Manual 6 vel Active 12.360 €
1.0 TSI 95 CV Manual 5 vel Like 12.900 €
1.0 TSI 110 CV Manual 6 vel Like 13.300 €
1.0 TSI 95 CV DSG 7 vel Like 14.530 €
1.0 TSI 95 CV Manual 5 vel Ambition 12.900 €
1.0 TSI 110 CV Manual 6 vel Ambition 13.300 €
1.0 TSI 95 CV DSG 7 vel Ambition 14.530 €
1.0 TSI 110 CV Manual 6 vel Style 14.450 €
1.0 TSI 95 CV Manual 5 vel Monte Carlo 15.430 €

Opinión del editor

Skoda Spaceback 1.0 TSI 95 CV DSG Ambition
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
11.640 a 15.430
  • 80%

  • Skoda Spaceback 1.0 TSI 95 CV DSG Ambition
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 24 de agosto de 2018
  • Diseño exterior
    Editor: 75%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 80%
  • Maletero
    Editor: 80%
  • Mecánica
    Editor: 70%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 70%
  • Precio
    Editor: 80%

Pros

  • Espacio para las piernas en las plazas traseras
  • Maletero
  • Suavidad del cambio

Contras

  • Equipamiento de serie limitado
  • Vibraciones del motor 1.0 TSI
  • Algo estrecho

Galería del Skoda Spaceback

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar


Periodista especializado en el mundo del motor. Me apasiona todo lo relacionado con los coches, la gasolina y, por qué no confesarlo, ahora también con los vehículos eléctricos. Desde Actualidad Motor trataré de contarte lo que necesites saber para acertar con la compra de un coche, además de las últimas noticias, anécdotas y curiosidades. Te puedo asegurar que con todo lo que ocurre en este sector no te aburrirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.