Prueba Cupra León 2.0 TSI 300 CV 5 puertas DSG 7v

Prueba Cupra León 300 dsg

Dicen que el futuro del automóvil va a ser totalmente eléctrico en poco tiempo. Esto nos da pena en todos los sentidos, pero más aún cuando hablamos de coches deportivos o variantes radicales de modelos convencionales. Dentro de muy poco vamos a echar en falta coches como el nuevo Cupra León de 300 CV que acabamos de probar. Y nos llevaremos las manos a la cabeza por haber dejado pasar la oportunidad.

Y es que, aunque ahora mismo los compactos deportivos tengan precios muy altos por diversos factores, pasarán de ser coches caros a desaparecer por completo en poco tiempo… Por eso, son las últimas oportunidades para disfrutar y adquirir los que probablemente serán los últimos GTI tal y como los conocemos desde hace cuatro o cinco décadas.

Viendo lo turbio que se está poniendo el asunto con estos deportivos, y teniendo en cuenta lo que nos gustó el Cupra Formentor que probamos hace unos meses, ¿cómo íbamos a rechazar el Cupra León 300 de cinco puertas? Siéntate en el lado del acompañante y agárrate fuerte, porque vamos a exprimirlo sin piedad.

Perfectamente diferenciado en su exterior

Prueba Cupra León 300 delantera

Como en el caso del Ateca en las marcas Seat y Cupra, el Cupra León también toma la base y principales rasgos del compacto de Seat. Pese a ello, considero que la marca deportiva ha sabido retorcer muy bien la estética para que se diferencien claramente. No hay duda de que el hatchback de Cupra se ve muchísimo más agresivo.

De este modo, el Cupra León aporta en el frontal una calandra con tramado específico y contorno en gris brillante, así como un paragolpes más marcado en todos los sentidos y con canalizaciones de aire en los extremos donde también se integran las luces de antiniebla. Por supuesto, uno de los detalles más llamativos es el característico logo en tono cobre de la marca.

Prueba Cupra León 300 lateral

En el caso de esta versión de 300 CV podemos escoger entre varios diseños de llantas, todas ellas de 19 pulgadas. La unidad probada lleva las opcionales denominadas “Performance Sport Black & Copper”, que tienen un sobrecoste de 873 euros. A esto hay que añadir el opcional de los frenos Brembo, que por 2.300 euros añade discos delanteros perforados de 370 mm mordidos por pinzas Brembo de cuatro pistones.

Las llantas más llamativas de todas son las aerodinámicas “Aero Design Sport».

Siguiendo la lógica, en la zona posterior ocurre como en la delantera. Aquí destaca especialmente por el marcadísimo difusor bajo, en el cual se integra una pareja de salidas de escapes a cada extremo, dejando unos apéndices aerodinámicos en la zona central. También es característica, como en el Seat León, la línea de iluminación que cruza todo el ancho del coche. No falta en la parte alta un spoiler de techo para dar un punto más de deportividad.

Prueba Cupra León 300 trasera

Dimensiones exteriores del Cupra León

Longitud Anchura Altura Distancia entre ejes
Longitud Anchura Altura Distancia entre ejes
4.40 metros 1.80 metros 1.47 metros 2.68 metros

Y radicalizando el interior del Cupra León

Obviamente la base del habitáculo es la misma, aunque es justo reconocer que Cupra ha sabido retocar ciertos detalles para que los ocupantes se sientan en un coche de cierto carácter deportivo.

Prueba Cupra León interior

Por ejemplo, tenemos un volante deportivo específico que incluye las levas para el cambio solidarias al giro del volante, así como dos botones extras que se accionan con los pulgares en la zona inferior. El del lado izquierdo sirve para pasar de un modo de conducción a otro, mientras que el derecho sólo se utiliza para arrancar y parar el motor.

Tras él se ubica el cuadro de instrumentos digital con funciones, datos y visualizaciones ampliadas y concretas de Cupra. Además de varios modos de visión de la información, podemos ver las temperaturas de aceite y agua, las fuerzas G que alcanzamos, porcentajes de par motor y potencia, soplado del turbo y hasta un cronómetro para registrar nuestros tiempos en pista.

El habitáculo guarda las líneas principales de su hermano de Seat, pero también sabe aportar su toque distintivo, con mayor deportividad y con algunas mejoras de calidad. No faltan pespuntes e inserciones en el tono cobre seña de identidad de Cupra.

El sistema de infoentretenimiento sigue sin convencernos

Prueba Cupra León pantalla táctil

En el centro del salpicadero tenemos el mismo sistema de infoentretenimiento que en los Seat León y Cupra Formentor. Como ya os he dicho en alguna otra ocasión, no es de mi agrado porque todo se gestiona con la pantalla táctil, sin tener mandos físicos. También el climatizador es táctil, y para activar algunas funciones más allá de subir o bajar la temperatura tenemos que entrar en un submenú, desconcentrándonos mucho de la conducción. Ya sabéis que donde esté un climatizador bien diferenciado, con ruletas y botones, que se quite todo lo demás.

A nivel de calidad, se percibe mejor que el Seat por el uso de tapizados con mejores materiales en las puertas y asientos. Sin embargo, es posible encontrar “grillos” en algunas molduras como en los aireadores centrales o en la propia pantalla táctil. No son exagerados, pero ahí están. Y ya que he citado los asientos, son realmente atractivos por su forma tipo bucket con reposacabezas integrados, costuras en el color Copper y reglajes eléctricos y memoria (para el conductor).

Sin perder espacio interior ni maletero

Prueba Cupra León maletero

En términos de habitabilidad tenemos el mismo espacio que en cualquier otro León. Hay suficiente espacio en las plazas delanteras, aunque estos asientos deportivos con sujeción lateral, si bien son cómodos para la mayoría, no serán del agrado para personas mayores o de hueso ancho. En mi caso, me vienen perfectos por confort y agarre lateral.

Mientras, las plazas traseras disfrutan de un espacio correcto para ser un compacto, aunque por la forma tan cerrada de los asientos delanteros tenemos una sensación de menor espacio vital por así decirlo. No vemos tanto hacia delante, pero el espacio para las piernas y cabeza no cambia. Ni que decir tiene que estamos en un coche del segmento C, que sí, que está homologado para cinco, pero la plaza central es mejor reservarla para ocasiones puntuales.

Por su parte, el maletero sigue ofreciendo 380 litros en esta versión de cinco puertas y motor de combustión, con suelo a doble altura. Las versiones híbridas enchufables o PHEV pierden mucha capacidad por el paquete de baterías, tanto que se queda en unos demasiado justos 270 litros.

Cupra León: ¿Qué opciones mecánicas podemos escoger?

Cupra León luces traseras

El Cupra León está disponible tanto en carrocería hatchback de cinco puertas, como en el familiar Sportstourer. Existen mecánicas de gasolina y PHEV, siempre con cambio DSG. Todas las de gasolina recurren al bloque 2.0 TSI, ofreciéndose en variantes de 245 y 300 CV, además de una opción de 310 CV sólo disponible en el familiar que también se combina con la tracción 4Drive obligatoriamente.

Por su parte, las opciones híbridas enchufables utilizan el motor 1.4 TSI como parte de combustión, acompañado por un propulsor eléctrico en la caja de cambios DSG de 6 relaciones. En este caso la potencia máxima es de 204 CV para la opción más accesible y de 245 CV para la más prestacional. Gracias a su autonomía eléctrica, que supera los 60 kilómetros, llevan el distintivo Cero Emisiones de la DGT.

¿Cuánto rinde sobre el papel el 2.0 TSI en su versión de 300 CV?

Como citábamos al inicio, para esta prueba nos hemos decantado por la que probablemente sea la opción más pasional. Nuestro Cupra León lleva el 2.0 TSI de 300 CV, que siempre es de tracción delantera y, por desgracia, sólo se ofrece con transmisión DSG de 7 marchas. Ojo, digo “por desgracia” porque tal vez algún conductor prefiera el cambio manual, pero ya te adelanto que el DSG es mucho más rápido y efectivo.

Prueba Cupra León motor 2.0 TSI 300

Si echamos un vistazo a la ficha técnica, el sobradamente conocido 2.0 TSI del Grupo Volkswagen da 300 CV entre 5.300 y 6.500 vueltas, además de 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm. Sí, es un motor muy plano con buena pegada en prácticamente cualquier régimen, o eso dice la teoría.

Esta variante declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos, que es muy poco teniendo en cuenta que estamos ante un tracción delantera, y una velocidad máxima de 250 km/h que, lógicamente, no hemos comprobado. El consumo combinado está entre 7,4 y 7,9 l/100 km en el homologado WLTP.

Como seguro que te lo preguntas, el León Sportstourer de 310 CV, por su tracción a las cuatro ruedas, hace el 0 a 100 en 4,9 segundos.

Al volante del Cupra León 300 CV

Prueba Cupra León 5 puertas

Reconozco que, como fan de los compactos deportivos, llevaba meses esperando la oportunidad de probar el Cupra León. Además, quería esta versión de tracción delantera y 300 CV; ya habrá tiempo para los híbridos enchufables y para el Sportstourer de 310 CV con 4Drive.

Lo primero que hago al recoger el coche es echar un vistazo al exterior, después al interior, subirme y arrancar el motor. En un garaje es una delicia arrancar el 2.0 TSI, especialmente si ya está el modo Cupra activado, pues abre las válvulas del escape para que tenga un sonido más potente. Cacharreo con la pantalla mientras toma temperatura, ajusto el asiento, volante y espejos, y salgo del parking en modo Comfort.

Haciendo los primeros kilómetros por la ciudad ya te das cuenta que es un coche muy polivalente, que cumple perfectamente como coche de diario aunque con un carácter más agresivo que el que te ofrece el Seat León convencional. Se siente más rígido, especialmente en los resaltos o baches bruscos, y con más ímpetu en la respuesta al gas, pero totalmente dosificable.

¡Hemos venido a jugar!

Lateral Cupra León 5 puertas

Pronto me dirijo hacia un tramo de carretera revirada, con poco tráfico y buen asfalto, que es para lo que ha nacido este Cupra León de 300 CV. Con mi pulgar izquierdo toco el botón para pasar al modo Sport. El cambio automático pasa de D a S, la dirección se vuelve más firme y los amortiguadores endurecen el tarado de la suspensión adaptativa DCC. Por si fuera poco, el escape abre la válvula para emitir un mayor sonido.

Resulta sorprendente lo inteligente que es el cambio de doble embrague DSG de 7 marchas. Prácticamente siempre tiene la marcha ideal seleccionada, siendo rápido para subir de relación mientras aceleramos y pensándoselo un poquito más para reducir.

Este Cupra León muestra un fluir entre curvas digno de admirar. Cambia de dirección de una forma rapidísima, sin apenas tiempo para transiciones en cambios de apoyo. Además gira plano, pero sin ser radical al encontrar una regularidad en la curva. Obedece a todas nuestras indicaciones con el volante y el gas, con un límite de agarre sensacional y dando mucha confianza. Es realmente fácil de llevar rápido sin que se eleven nuestras pulsaciones.

Según las indicaciones del cuadro de instrumentos, hemos llegado a sentir fuerzas de hasta 1,2 G laterales.

Al extremo, activamos el modo Cupra

Prueba Cupra León tramo

Pero claro, ¿cómo no voy a activar el modo Cupra? Además, quiero llevar el control, por lo que pongo la transmisión en modo manual. Las levas son de plástico y también están un pelín más metidas hacia el eje central del volante de lo que me gustaría, pero tardas poco en olvidarte de ello.

Gracias a los 400 Nm de par, no es necesario llevar el motor siempre en la zona más alta, simplemente procura que no baje de las 2.800 vueltas más o menos. Sí, ya sé que el par máximo está disponible teóricamente desde 2.000 revoluciones por minuto, pero en la realidad no sientes un empuje fuerte hasta las 2.500 aproximadamente.

Subo cada vez más el ritmo, aunque lógicamente teniendo en cuenta que la carretera no es un circuito, dejando un amplio margen de seguridad. Buscas las cosquillas al coche y él te responde como diciendo “¿esto es todo lo que puedes hacer?” No caigas en el error de apostártelas con él.

Su efectividad, esa es la clave

Prueba Cupra León 300

La motricidad es muy buena y pese a ser un coche de tracción delantera, si el asfalto está en buenas condiciones y los neumáticos Bridgestone Potenza Sport ya tienen temperatura, tienes que ser muy bruto para ver el testigo del control de tracción parpadeando. De hecho, sólo lo he visto al salir con el gas a fondo de horquillas cerradas, en segunda marcha, y probando el sistema Launch Control.

El comportamiento al límite es muy neutro, con una trasera muy asentada y un tren delantero que obedece y siempre busca morder el vértice.

En este modo de conducción Cupra se siente aún más el trabajo del diferencial VAQ de control electrónico, que envía más par a la rueda exterior de la curva para mejorar la salida del viraje. Lo notas en el volante cuando vas a ritmo elevado, tirándote hacia el interior. Debes tener cierto cuidado al salir de curvas muy cerradas, aunque este Torque Steer no llega al punto de ponerte nervioso como en otros coches.

El kit de frenos Brembo es casi obligatorio en esta variante

Prueba Cupra León 300 Brembo

¿Y qué hay de los frenos? Si llegas a sobrecalentar los frenos en carretera abierta es que vas muy pasado, al menos con este equipo sobredimensionado firmado por Brembo. Como decía, he descendido puertos con bastante pendiente y a ritmo muy alegre, y prácticamente no ha aparecido el mínimo signo de fatiga.

Los frenos son capaces de detener francamente bien al compacto deportivo con total seguridad y en repetidas ocasiones continuadas. Es cierto que esperaba un poquito más de mordida en el primer tramo pero, si te pones a pensar, Cupra acierta al no hacer una configuración muy extrema ya que, a fin de cuentas, también es un coche pensado para el uso diario. De haberlo hecho con una mordiente muy fuerte, se perdería mucho confort en los trayectos rutinarios.

Por último, no quiero finalizar este apartado sin hablar del sonido de escape. Siempre te han dicho que engancharse al tabaco es muy fácil, pero ya te digo yo que buscar el petardeo de las cuatro colas de escape es mucho más adictivo (y sano). No sé los cientos de veces que habré provocado el sonido a palomitas durante esta prueba. Es muy fácil. En modo Sport o Cupra aceleras relativamente suave y entre las 2.700 y 3.500 vueltas cortas gas de golpe. También lo hace al reducir y dejar el motor aproximadamente a ese régimen.

Consumos

Prueba Cupra León llave

Y vamos rematando la prueba hablando de los consumos. En este aspecto, depende mucho del estilo de conducción. Han sido prácticamente 850 kilómetros los que hemos recorrido con él durante esta semana, con un consumo total de 8,6 litros. La conducción ha sido muy variada, con ritmos relajados en ocasiones, y otras veces desatando todo el potencial del coche.

También hemos hecho varios cientos de kilómetros por autovías y autopistas, donde se conforma con 7,2 l/100 km viajando a 120 km/h clavados. Por su parte, en ciudad es complicado bajar de los 8,5 litros, y en puertos de montaña todo depende de la agresividad con el acelerador y de la orografía del terreno, pero a ritmo alegre estaremos alrededor de 12. En circunvalaciones de 100 km/h y carreteras secundarias llanas con poco tráfico hemos llegado a ver medias de 6,3 l/100 km en el ordenador de viaje.

Conclusiones

A modo de conclusión podríamos decir que el Cupra León sigue la línea marcada por el Seat León Cupra, la anterior generación. Es un coche perfecto para los más quemados que quieran usarlo tanto para los desplazamientos rutinarios, como para irse de ruta por puertos o pasar una jornada en un track day.

Prueba Cupra León detalle

Artículo relacionado:
Prueba Cupra Formentor VZ 2.0 TSI 310 CV DSG 7v 4Drive (con vídeo)

Tiene toda la practicidad y buena parte de la comodidad de un Seat León, pero con una respuesta brutal para devorar curvas, rectas y todo lo que se ponga a su paso; pudiendo marcar tiempos fantásticos en pista cerrada.

También hay que tener en cuenta que los compactos deportivos no abundan, pero aun así hay rivales que dan la talla como los Hyundai i30 N, Honda Civic Type R y Volkswagen Golf GTI. Este último sólo se puede equiparar con el Cupra en su versión Clubsport, que también tiene 300 CV y una puesta a punto más dinámica que la del GTI a secas (que da 245 CV).

Los más picantes a nivel de sensaciones serán el Civic y el i30, pero no ofrecen el nivel de confort que el León en el uso diario. El Cupra León se parece más al Golf en el sentido de que es muy polivalente y cambia de comodidad a deportividad fácilmente, pero el deportivo compacto español es mucho más eficaz. Dicho esto, ahora tendremos que llamar a Volkswagen para que nos dejen un Golf GTI Clubsport y ver cuál nos convence más.

Precios Cupra León

Prueba Cupra León salpicadero

Carrocería Motor y potencia Cambio Tracción Precio
Carrocería Motor y potencia Cambio Tracción Precio
5 puertas 2.0 TSI 245 CV DSG 7v Delantera 38.167 €
5 puertas 2.0 TSI 300 CV DSG 7v Delantera 40.697 €
5 puertas 1.4 e-Hybrid 204 CV DSG 6v Delantera 38.700 €
5 puertas 1.4 e-Hybrid 245 CV DSG 6v Delantera 40.190 €
SportsTourer 2.0 TSI 245 CV DSG 7v Delantera 39.637 €
SportsTourer 2.0 TSI 300 CV DSG 7v Delantera 40.420 €
SportsTourer 2.0 TSI 310 CV DSG 7v 4Drive 44.207 €
SportsTourer 1.4 e-Hybrid 204 CV DSG 6v Delantera 39.300 €
SportsTourer 1.4 e-Hybrid 245 CV DSG 6v Delantera 40.790 €

Opinión del editor

Cupra León 300
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4.5 estrellas
38.167 a 44.207
  • 80%

  • Cupra León 300
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación:
  • Diseño exterior
    Editor: 85%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 65%
  • Plazas delanteras
    Editor: 75%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 75%
  • Mecánica
    Editor: 90%
  • Consumos
    Editor: 70%
  • Confort
    Editor: 75%
  • Precio
    Editor: 60%

Pros

  • Comodidad en modo Confort
  • Efectividad a ritmo alto en todo tipo de curvas
  • Empuje del motor por encima de 2.500 rpm

Contras

  • Demasiados mandos táctiles, incluido climatizador
  • Algunos crujidos al presionar en el salpicadero
  • Precio elevado

Galería Cupra León 2.0 TSI 300

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.