Probamos toda la gama N de Hyundai en el Circuito del Jarama

Gama Hyundai N

Pese a que el automóvil está cambiando brutalmente, y más que lo hará en los próximos años, por las emisiones y sostenibilidad, todavía hay que marcas que nos dan un rayito de esperanza. Los compactos deportivos no están muertos, y una de las marcas que está apostando por estos coches emocionales es Hyundai. No hay mejor prueba de ello que la gama Hyundai N, con los deportivos Hyundai i20 N, i30 N y Kona N.

Ya hemos probado en varias ocasiones el Hyundai i30 N, aunque hace unas semanas se iniciaron las ventas del restyling. Además, acaba de llegar la versión más radical para el utilitario del segmento B, el i20 N, y también para el SUV compacto, el Hyundai Kona N. ¿Qué mejor manera para descubrir de qué son capaces que rodando con ellos toda una mañana en el Circuito del Jarama? ¡Agárrate que comenzamos!

Hyundai afronta esta etapa con modelos muy sostenibles, como eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales y mecánicas mild hybrid para ganar eficiencia y, por supuesto, ofrecer una gama muy variada y sostenible que se adapta a todo tipo de necesidades. Esto permite a la firma surcoreana abrir más el abanico y no olvidarse por completo del apartado más emocional de la conducción.

Y justo ahí es donde nos vamos a centrar en este artículo, en probar toda la gama Hyundai N con muchas medidas de seguridad pero a un ritmo realmente divertido. Tras un briefing de seguridad recordando también los puntos más delicados del trazado madrileño y las mejores trazadas, salimos tras un “coche liebre” con pilotos reconocidos de la talla de Luis Villamil.

Hyundai i20 N, diversión asegurada y una gran carga tecnológica

Hyundai i20 N

No puedo negar que tenía muchísimas ganas de probar el Hyundai i20 N, así que en cuanto pude me subí en él. Creo que no corresponde extenderme demasiado en hablar de diseño, así que me voy a centrar en el apartado técnico y, sobre todo, en las sensaciones de conducción que he recibido durante esta jornada.

Lo primero que llama la atención es que tiene muchísimas posibilidades de configuración en cuanto a respuesta del coche se refiere, así como modos de conducción predeterminados. Salimos con todas las ayudas electrónicas conectadas, pero estamos en un circuito, así que seleccionamos el modo N, el más deportivo.

Recuerdo que este i20 N lleva un motor 1.6 T-GDI de cuatro cilindros que da 204 CV a 5.500 vueltas, así como un par motor máximo de 275 Nm desde las 1.750 hasta las 4.500. Según su ficha, hace el 0 a 100 en 6,2 segundos y su velocidad máxima es de 230 km/h. Nada mal para un utilitario de 1.190 kilos, ¿verdad? Por cierto, sólo está disponible con cambio manual, y tiene incluso Launch Control.

Hyundai i20 N

Porque no todo es ir del punto A al punto B

Salimos del Pit Lane e incluso a baja velocidad ya nos damos cuenta de que este coche va en serio. No es tan burgués como el Volkswagen Polo GTI, estando más próximo a un Ford Fiesta ST en cuanto a tacto. La dirección pesa, la suspensión es firme y con poquito que acariciamos el acelerador ya quiere correr y correr.

Damos la primera vuelta con un poco de calma para tantear, pero en la segunda ya vamos a un ritmo más que alegre. Empezamos a apurar frenadas, a sentir los apoyos aprovechando el ancho de la pista y a estirar al máximo su 1.6 turbo. Por cierto, una delicia el sistema Rev Match, que hace él sólo el punta tacón en las reducciones aliviándonos de mucho trabajo.

En frenadas muy fuertes la trasera tiende a moverse un poquito, teniendo que hacer ligeras correcciones con el volante. Pero lejos de parecer peligroso, da mucha diversión, pues esas oscilaciones son tan suaves y fáciles de corregir que te involucran en la conducción sin generar riesgos.

Hyundai i20 N interior

Con su precisa dirección te tiras al vértice y con la presión sobre el acelerador gradúas también el giro, pudiendo ahuecar para entrar cerrar la curva. Lo mejor de todo es que con el diferencial autoblocante mecánico que trae de serie, no hay ni un solo problema de motricidad. Tracciona francamente bien y no genera movimientos parásitos en el volante.

Si te preguntas por la potencia, los 204 CV son más que suficientes. Ni en este Circuito del Jarama, que ya es una pista grande, hemos echado en falta más prestaciones del 1.6 T-GDI. Por supuesto, en tramos de montaña, que es para lo que está pensado, la diversión será máxima y ahí sí que sobrará respuesta del motor.

Hyundai i30, eficaz y con sensaciones reales

Hyundai i30 N trasera

Mientras, el Hyundai i30 N es más estable, aplomado y rápido. Es un coche más grande, pesado y también potente, contando con una puesta a punto más efectiva. El i30 N es uno de mis compactos deportivos favoritos desde que pude probarlo por primera vez, y esta jornada en El Jarama, con monitores muy especializados dándome rueda, me han hecho volver a confirmar que es uno de los hothatch más recomendables del mercado.

En este evento los chicos de Hyundai tenían unidades con cambio manual y también con el nuevo DCT8, un doble embrague de 8 marchas. El de dos pedales será más efectivo y rápido, no me cabe la menor duda, pero el manual va tan bien y hace que te involucres tanto en la conducción que para mí no hay color… Lógicamente, escogí el manual, que también tiene la función Rev Match.

Probablemente si enfrentamos a este i30 N cronómetro en mano contra un Cupra León 300 o un Volkswagen Golf Clubsport, el coreano no sea el más rápido. Sin embargo, el tacto de conducción de dirección, frenos y suspensión es delicioso. Por no hablar del sonido de escape en los modos más deportivos, que te pide guerra y buscar los petardeos levantando el acelerador.

No será el más rápido de los compactos deportivos, pero sí de los más divertidos

Artículo relacionado:
Prueba Volkswagen Golf GTI 2.0 TSI 245 CV DSG 7v (con vídeo)

Hyundai i30 N delantera

Como decía, es un coche muy estable en todo momento, que no pierde la línea salvo que hagamos el trabajo realmente mal. No es tan divertido a la hora de buscar movimientos de la trasera como su hermano pequeño (aunque podemos provocarlo), pero transmite muchísima confianza tanto en curvas lentas como en rápidas.

Además, cuenta con una excelente motricidad saliendo de curvas lentas. También te permite “equivocarte” en la marcha engranada. Es decir, una curva lenta en la que por régimen de motor podrías hacer en segunda, puedes hacerla en tercera marcha porque tiene mucho par en medios y sube rápido de vueltas, mejorando aún más la tracción y sin forzar tanto la mecánica.

En cuanto a los datos técnicos, bajo el capó encontramos un 2.0 T-GDI de 280 CV en las versiones Performance, con un par motor de hasta 392 Nm desde 2.100 rpm. Homologa un 0 a 100 km/h en 5,9 segundos (5,4 segundos para los DCT8) y su velocidad máxima se sitúa en nada menos que 250 km/h. Por si te lo preguntas, el consumo medio homologado es de 8 l/100 km.

Las variantes “básicas” llevan el mismo bloque, pero rindiendo 250 CV.

Hyundai Kona N, menos eficacia pero un concepto único

Hyundai Kona N frontal

La otra gran novedad de la gama N de la firma asiática es el Hyundai Kona N. El SUV recibe esta variante deportiva con el mismo sistema propulsor que el i30, enviando su potencia exclusivamente a las ruedas delanteras y estando disponible sólo con el cambio de doble embrague.

Por lo tanto, volvemos a tener 280 CV entre 5.500 y 6.000 rpm bajo el pedal derecho, y 392 Nm entre 2.100 y 4.700 vueltas. El consumo homologado es de 8,5 litros, y entre sus prestaciones destaca un 0 a 100 en sólo 5,5 segundos (con Launch Control) y una punta de 240 km/h.

Los SUV siguen en auge y ya hay varias marcas que se atreven con versiones prestacionales. Pero claro, no hay muchos que sean generalistas, de tracción delantera y con potencias cercanas a los 280 CV. Mejor dicho, el Hyundai Kona N no tiene rival directo hoy por hoy.

Prueba Hyundai Kona N

Sería un error decir que el Kona N no es un coche efectivo teniendo en cuenta sus particularidades, pero sinceramente no me he terminado de encontrar del todo cómodo con él en la pista. La postura de conducción elevada y el centro de gravedad más alto no crean esa conexión hombre-máquina tan bonita como sí lo hacen los i20 e i30 con apellido N. Ojo, que esto es una apreciación personal.

Pese a que es efectivo, la física es la física

Por otro lado, pese a que lleva amortiguadores pilotados (como el i30 N) y un diferencial autoblocante con control electrónico, la física es la física. Cuesta más pararlo con precisión y no es tan sencillo mantener una línea totalmente limpia en pleno apoyo y a ritmo rápido. Lógicamente, al salir de las curvas lentas no tiene la misma capacidad de tracción que el i30 N, como digo, por pura física.

prueba Hyundai Kona N lateral

Tampoco me ha dado la sensación de tener una dirección con tan buen feeling como con los otros dos modelos probados, aunque es cierto que los neumáticos Pirelli P-Zero específicos (con marcaje HN, de Hyundai N) ya no estaban en buen estado. Por lo tanto, esta afirmación hay que cogerla con pinzas de momento y ya veremos más adelante, cuando lo probemos durante varios días, si es algo constante o simplemente por el excesivo desgaste de las ruedas.

Si te gusta la estética del Hyundai Kona N y quieres tener un coche con un alto rendimiento, adelante; pero debes saber que no será tan efectivo ni tan preciso como el i30 N. Del mismo modo, y a modo de buscar ejemplos similares, un Cupra Ateca no es tan efectivo como un Cupra León.

Artículo relacionado:
Prueba Cupra Ateca 2.0 TSI 300 CV 4drive DSG (con vídeo)

Resumen y precios gama Hyundai N

Hyundai N gama precios

Durante toda esta jornada hemos podido experimentar en circuito y durante varias tandas el comportamiento de los integrantes de la gama Hyundai N. Son coches cada vez más difíciles de encontrar y que dentro de no mucho tiempo, por desgracia, quedarán descatalogados. Por suerte, hay marcas -aunque pocas- como Hyundai, que por haber hecho bien su trabajo en emisiones de CO2 pueden ahora permitirse este tipo de productos.

Como ya puedes haber apreciado, los Hyundai i20 N y Hyundai i30 N han sido con los que más he disfrutado. De hecho, el más divertido es el más pequeño y menos potente, especialmente si vamos a buscar puertos de montaña con cierta frecuencia. El i30 N bajo mi punto de vista es el más completo, mientras que el Kona N no se comprará principalmente por su comportamiento, sino por la estética y diferenciación, así como por su practicidad.

Y en cuanto a los precios, os dejamos una tabla completa con las tarifas oficiales de Hyundai, aunque hay condiciones y promociones que pueden reducir estas cantidades hasta cerca de 4.000 y 6.000 euros dependiendo del modelo.

Modelo Motor Cambio Acabado Precio oficial
Modelo Motor Cambio Acabado Precio oficial
i20 1.6 TGDI 204 CV Manual N 29.900 €
i30 5 puertas 2.0 TGDI 250 CV Manual N 33.900 €
i30 5 puertas 2.0 TGDI 280 CV Manual N Performance 40.500 €
i30 5 puertas 2.0 TGDI 280 CV DCT N Performance 43.500 €
i30 Fastback 2.0 TGDI 280 CV DCT N Performance 43.500 €
Kona 2.0 TGDI 280 CV DCT N Sky 44.900 €

Galería gama Hyundai N


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.