–––
Bentley Flying Spur

Bentley Flying Spur

Desde 248.526 euros
  • Carrocería Berlina
  • Puertas 4
  • Plazas 4 - 5
  • Potencia 635 cv
  • Consumo 14,8 l/100km
  • Maletero 420 litros
  • Valoración 4,7

Aunque todos hablamos de marcas premium a la hora de referirnos a firmas como Audi, BMW o Mercedes, la realidad está en que por encima de ellas hay un nivel superior. Las marcas de lujo son más extrañas pero sin lugar a dudas representan el nivel máximo de calidad que un coche es capaz de acoger. El Bentley Flying Spur es uno de los mejores ejemplos que existen. Una de las mayores expresiones que puede alcanzar una berlina.

Aunque en las marcas generalistas el cambio de tendencia de mercado es más que conocido, no hace falta decir que los SUV han dehsecho todos los estamentos hasta ahora conocidos, en los mercados de lujo no trasciende igual. Las berlinas siguen siendo la apuesta principal, y por ello el Flying Spur es la unidad de acceso a la familia, ya que por encima se sitúa al gigantesco Bentley Mulsanne.

Hablamos de un modelo que trasciende las líneas del concepto premium. Lujo es la palabra más empleada para definir al Bentley Flying Spur. Una berlina que en 2019 presentó su tercera generación tras recibir una importante cantidad de cambios, desde el estético hasta el tecnológico, pero siempre conservando aquellas claves que siempre la han reconocido.

Características técnicas del Bentley Flying Spur

Bentley Flying Spur

Bentley es una marca perteneciente al Grupo Volkswagen. Como buen conglomerado que es, las marcas firmantes comparten muchos elementos tecnológicos y de desarrollo. En el caso del Flying Spur los de Crewe han empleado la versión más larga de la plataforma compartida, es decir que usa la arquitectura MSB, la misma que emplean otros modelos del grupo como el Porsche Panamera.

Se trata de un chasis fabricando en un conjunto de materiales de alta resistencia y bajo peso como el aluminio, aceros de alta resistencia y composite. Todo con la intención de reducir en la medida de lo posible el peso de esta gran berlina de casi 2,5 toneladas de peso. Un dato que se entiende mejor si hablamos de medidas exteriores: 5,31 metros de largo, 1,97 metros de ancho y 1,48 metros de alto.

A eso por supuesto debemos sumar una distancia entre ejes excepcional, 3,19 metros. Eso se traduce en un espacio interior impresionante con capacidad para cinco pasajeros aunque con la posibilidad de que sean solo cuatro. Ese gran habitáculo ha restado espacio a un maletero que ha de conformarse con un mínimo de 410 litros, una capacidad muy por debajo de las dimensiones del propio coche.

Gama mecánica y cajas de cambio del Bentley Flying Spur

Bentley Flying Spur Blackline

El Bentley Flying Spur no deja mucho lugar a la elección. Los ingleses solo lo comercializan con una unidad mecánica. Se trata de un bloque W12 de seis litros de cilindrada turboalimentado. Entrega 635 caballos y un máximo de 900 Nm. A pesar de lo que pueda parecer, en modelos como este la potencia y el motor también son sinónimo de exclusividad y lujo. Un modo más de justificar el alto precio y rendimiento de la unidad.

Para gestionar la fuerza de semejante bloque motor Bentley emplea una caja de cambios automática de doble embrague y ocho marchas. Mediante un esquema de tracción total, la caja se encarga de distribuir la fuerza del motor para maximizar la seguridad y el agarre. Y aunque su peso no sea poco, esta berlina de lujo es capaz de dejar atrás a deportivos gracias a una aceleración de 0 a 100 Km/h en 3,8 segundos y una velocidad punta de 333 Km/h.

Aunque las prestaciones sean altas, el Bentley Flying Spur se ha desarrollado para ofrecer el máximo confort de marcha posible. Cada viaje debe traducirse en una experiencia de lujo. Para ayudar en la parte dinámica, y en la maniobrabilidad, el Flying Spur es el primer modelo de la firma en disponer de un eje trasero direccional. A alta velocidad las ruedas traseras giran de forma solidaria con las delanteras, y a baja velocidad lo hacen al contrario para facilitar la movilidad en espacios reducidos.

Equipamiento del Bentley Flying Spur

Bentley Flying Spur

Lo que para otros modelos y otras berlinas solo es posible incluirlo en sueños, el Flying Spur lo presenta. Las casas manufactureras inglesas son conocidas por la exclusividad de sus interiores, fabricados en los mejores materiales del mundo, a mano y con la artesanía de un fabricante centenario. Tal es la atención que se le da a la hora de confeccionar el interior, que para hacerlo se tarda más que en fabricar el resto del coche.

En este tipo de casos la tecnología y los sistemas no centran el papel protagonista del interior, pero también están presentes. Cuando pagamos semejante cantidad de dinero por un coche buscamos tener lo más de lo más, y Bentley nos lo entrega de forma sobrada. El Flying Spur puede ser considerada una oficina rodante con todos los accesorios que podamos necesitar, desde WiFi hasta pantallas posteriores o asientos con función masaje.

Al adentrarnos en marcas de lujo es indispensable hablar del factor de personalización. Aunque estemos acostumbrados a poder elegir entre una amplia variedad de pinturas y tapicerías, modelos como el Flying Spur dejan en ridículo estos conceptos. Cada coche puede ser hecho a medida en función de los deseos de su acaudalado cliente. Desde un color especial, hasta un cuero único pasando por molduras de madera exóticas. Todo es sensible de ser personalizado.

El Bentley Flying Spur en vídeo

El Bentley Flying Spur de Km 0 y Segunda Mano

El Flying Spur acumula ya tres generaciones en el mercado. Eso quiere decir que aunque su mercado sea muy exclusivo y limitado no está desprovisto de unidades a la venta. Eso sí, todas las unidades que encontramos están en canal de ocasión y segunda mano ya que no se acumulan unidades en stock de este tipo de vehículos. Las pocas unidades de ocasión que están en venta corresponden a la segunda generación, con unos precios claramente superiores a los 100.000 euros. A su favor están las mecánicas de gran cilindrada y el bajo kilometraje.

Rivales del Bentley Flying Spur

Aunque no sean muchos, el Bentley Flying Spur también tiene una serie de rivales dentro del mercado. Son unidades muy escasas y raras de ver. Unidades que en algunas ocasiones derivan de versiones de lujo de modelos premium como pueden ser el BMW Serie 7 V12 o el Mercedes Clase S Maybach. A esos modelos también podemos sumar otros como el Porsche Panamera o el Rolls-Royce Phantom. Ambos con enfoques algo distintos en lo deportivo y en lo exclusivo respectivamente.

A destacar

  • Calidad
  • Confort
  • Prestaciones

A mejorar

  • Tamaño excesivo
  • Maletero pequeño
  • Sistema multimedia complejo

Precios del Bentley Flying Spur

Con todo lo anteriormente mencionado ya te podrás imaginar que no hablamos de la berlina más accesible del mercado. El precio del Flying Spur arranca donde muchos otros modelos ni siquiera son capaces de llegar. En el más económico de los casos el Bentley Flying Spur tiene un precio de salida de 248.526 euros. Esa cifra puede crecer considerablemente en función del grado de personalización que queramos inyectar, siendo el límite el tamaño de nuestra cartera.

Galería de fotos del Bentley Flying Spur

string(66) "https://www.actualidadmotor.com/modelos/bentley-flying-spur-ficha/"