Rolls Royce Phantom

Rolls-Royce Phantom

Desde 478.361 euros
  • Carrocería Berlina
  • Puertas 4
  • Plazas 4
  • Potencia 571 cv
  • Consumo 15,9 l/100km
  • Maletero 548 litros
  • Valoración 5

El lujo puede asumir muchas personalidades, muchos formatos y muchos tamaños, pero pocos tan espléndidos como los del Rolls-Royce Phantom. La excelsa berlina inglesa es la más representativa de lo que un automóvil de lujo tiene que ser. Todo lo que se diga de ella es quedarse corto, y por algo está considerado como el mejor automóvil del mundo.

La historia del Phantom arranca en el año 1925, cuando la empresa Rolls-Royce lo presenta como el segundo de sus modelos. Desde entonces se ha mantenido fija en el porfolio de productos, y desde que en 2003 la empresa fuera absorbida por BMW, es el modelo más grande, caro y lujoso de la centenaria firma de Goodwood.

En la actualidad son ocho las generaciones que han pisado el asfalto de forma casi continuada desde su lanzamiento. La última de sus ediciones es presentada en el año 2017, aunque tarda casi un año en llegar a las calles ya que todo el proceso de montaje y elaboración se sigue haciendo de forma casi artesanal. Por debajo de él encontramos otros modelos como el Rolls-Royce Ghost y Rolls-Royce Wraith.

Características técnicas del Rolls-Royce Phantom

Lateral del Rolls-Royce Phantom 2018

Cada nueva generación del Phantom es mejor a la anterior. En estos casi 100 años de historia, la gran berlina se ha adaptado a los tiempos y a las necesidades de cada época. Para la nueva edición se ha empleado la plataforma denominada «Architecture of Luxury». Una plataforma creada por BMW para sus modelos más grandes, como el BMW Serie 7 y también empleada en el Rolls-Royce Cullinan, el primer SUV de la casa.

Al tratarse del buque insignia de Rolls-Royce, el Phantom presenta las medidas más superlativas y excesivas de toda la familia. Por su tamaño podemos posicionarlo en el segmento F. Ofrece dos tamaños diferentes. Una carrocería más compacta con 5,76 metros de largo y 3,55 metros de distancia entre ejes, y otra carrocería de batalla extendida con 5,98 metros de longitud con una distancia entre ejes de 3,77 metros.

A pesar de mostrar semejantes proporciones, el habitáculo del Rolls-Royce Phantom está pensado para un máximo de cuatro pasajeros. Los ocupantes posteriores disfrutan de los mayores lujos posibles. En lo que a capacidad de carga se refiere, el maletero de esta berlina de lujo ofrece un volumen de 548 litros, no ampliables ya que la fila trasera de asientos es fija.

Gama mecánica y cajas de cambio del Rolls-Royce Phantom

Rolls Royce Phantom

El lujo no entiende de modas. El cliente típico de un Phantom carece de toda preocupación por la electrificación o la sostenibilidad. La gama mecánica ofrecida por Rolls-Royce nos aleja de cualquier atisbo moderno. No hay porfolio que valga, centrándose la gama en una única versión de gasolina. Se trata de uno de los motores más grandes que hay actualmente en el mundo.

Se trata de un bloque de aluminio con 12 cilindros en uve y doble turbocompresor con 6,75 litros de cilindrada. Este mismo bloque es el que emplean otros productos de la casa, como el Cullinan o el Ghost. Anuncia una potencia de salida de 571 caballos de potencia y 900 Nm de par motor máximo disponible desde las tempranas 1.700 revoluciones. No hay que pensar en estas cifras como datos prestacionales, pues en este caso la potencia no se concibe para tal fin.

Acoplada al motor encontramos una transmisión automática de tipo convertidor de par con ocho relaciones. Una caja de cambios firmada por el especialista ZF que se encarga de enviar toda la fuerza del motor al eje trasero, que opcionalmente puede ser un eje activo direccional. Rolls-Royce no ofrece datos de prestaciones, pues consideran que son datos irrelevantes para sus clientes.

Equipamiento del Rolls-Royce Phantom

Interior del Rolls-Royce Phantom 2018

Las posibilidades de equipamiento con las que el Rolls Royce Phantom está disponible en el mercado español se estructuran en torno a dos versiones que coinciden con los dos tipos de carrocería disponibles. De menor a mayor dotación encontramos a los: Phantom y Phantom Extended Wheelbase.

Entre los múltiples elementos de equipamiento que puede incorporar la berlina inglesa podemos encontrar cuadro de instrumentos digital configurable de 12,3 pulgadas, asientos eléctricos calefactados multi-regulables tapizados en piel, climatizador automático bi-zona, acceso y arranque manos libres o faros con tecnología LED.

En las versiones más exclusivas, el Phantom puede incorporar apliques cromados repartidos por toda la carrocería, diferentes tipos de pieles, maderas y molduras para el interior, llantas de aleación de diferentes tamaños, diferentes sistemas de audio o un techo forrado de estrellas.

A diferencia de su principal, rival, el Bentley Mulsanne, la berlina inglesa puede incluir las últimas ayudas activas a la conducción del Grupo BMW. Entre ellas están el detector de vehículos en ángulo muerto, programador activo de velocidad, cámara de visión 360 grados o un sistema de visión nocturna.

El Rolls-Royce Phantom en vídeo

El Rolls-Royce Phantom de Km 0 y segunda mano

El mejor coche del mundo no puede, ni debe, evaluarse en los mismos términos que el resto de berlinas del mercado. Sus condiciones son prácticamente únicas, y por lo tanto su mercado es el más exclusivo y limitado del mundo. Al año apenas se producen unas pocas decenas de modelos. Apenas unas pocas unidades acaban llegando a los canales de venta secundarios, donde la depreciación es muy baja, en torno al 17,5%, una de las mejores del mundo del motor.

Todos los clientes del Rolls-Royce Phantom buscan una exclusividad prácticamente única gracias a un infinito programa de personalización. Los modelos disponibles en el mercado de segunda mano nos ofrecen modelos de séptima generación, en torno al año 2004 y 2006, con un precio de mínimo de 120.000 euros. El segmento de Km 0 directamente no existe, pues las pocas unidades a la venta que existen no superan los 100.000 kilómetros.

Rivales del Rolls-Royce Phantom

Lateral del Rolls-Royce Phantom 2018

Al igual que casi toda la gama ofrecida por Rolls-Royce, el Phantom es prácticamente único en su especie. Hay modelos que tratan de igualarlo, pero ninguno lo logra. Los enemigos naturales de la excelsa berlina inglesa los encontramos en el mercado del lujo, o en preparaciones específicas de modelos premium de alto valor. Teniendo esto en cuenta podemos mencionar algunas unidades como el Bentley Mulsanne, el Mercedes Clase S Maybach, el BMW Serie 7, el Porsche Panamera, el Audi A8 L o el Aston Martin Rapide. Como decimos, ninguno de ellos es capaz de igualar las condiciones particulares del «fantasma».

A destacar

  • Exclusividad
  • Calidad
  • Confort

A mejorar

  • Peso elevado
  • Capacidades dinámicas

Precio del Rolls-Royce Phantom

Nunca es fácil poner precio a un automóvil como el Rolls-Royce Phantom. Aunque los de Goodwood marcan un precio de salida que ronda los 480.000 euros, dicha cifra se debe considerar como un dato estimativo, pues tal es el grado de personalización que busca cada cliente, que el precio final puede ser muy superior. La casa no transmite cuánto cuestan sus unidades, pues consideran que la discreción y el anonimato siguen estando de moda en el mundo del lujo.

Galería de fotos del Rolls-Royce Phantom

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.