–––
Rolls Royce Ghost

Rolls Royce Ghost

Desde 315.000 euros
  • Carrocería Berlina
  • Puertas 4
  • Plazas 5
  • Potencia 571 cv
  • Consumo 15,2 l/100km
  • Maletero 490 litros
  • Valoración 5

El lujo viene representado por muchas formas o tamaños. El lujo puede representarse con una minúscula joya o en un gran automóvil. El Rolls Royce Ghost es una de las máximas expresiones del lujo automovilístico. Una pieza de artesanía de grandes dimensiones que representa el pináculo de la movilidad.

Lanzado originalmente al mercado en el año 2009, el Ghost hereda el nombre del Rolls Royce Silver Ghost, el primer automóvil producido por la firma en el año 1906. Dicha generación nos ha acompañado, de forma casi inalterada, hasta mediados del año 2020, momento en el que la legendaria casa inglesa ha aprovechado para lanzar la segunda edición.

Características técnicas del Rolls Royce Ghost

A pesar de su descomunal tamaño, hablamos de la berlina más pequeña de la casa de Goodwood. Por encima de él encontramos modelos superiores como el Rolls Royce Phantom o el Rolls Royce Cullinam. De ellos deriva su plataforma. Una derivación de la misma estructura que podemos ver en otros modelos del Grupo BMW como el Serie 7. Aunque en este caso concreto se ha estirado considerablemente.

El Rolls Royce Ghost se comercializa en dos formatos diferentes. Por un lado, el modelo estándar, y por otro, el modelo de batalla extendida. Para el primero hablamos de unas medidas generosas que nos llevan a 5,55 metros de largo, 2,15 metros de ancho y 1,57 metros de alto. A esas cotas hay que añadir una distancia entre ejes de 3,3 metros, una habitabilidad interior para cinco pasajeros y un peso de 2.565 kilogramos.

Para el Ghost Extended (Batalla Extendida), las medidas exteriores nos llevan a los 5,72 metros de largo, 2,15 metros de ancho y 1,57 metros de alto. Esos 17 centímetros extra se trasladan a la distancia entre ejes, llegando entonces a los 3,47 metros. Eso se traduce que en su interior no solo se disfruta de más espacio, también de un espacio más selecto reservado para solo cuatro ocupantes.

Gama mecánica y cajas de cambio del Rolls Royce Ghost

Las más de dos toneladas y media de peso no son fáciles de mover, y para semejante esfuerzo es necesario emplear bloques de gran potencia y alta cilindrada. En este aspecto también se deja notar el carácter lujoso de la marca, que equipa uno de los motores más grandes que hay en el panorama automovilístico. El lujo no entiende de limitaciones o restricciones.

Bajo el capó del Rolls Royce Ghost se instala un motor turboalimentado de doce cilindros en uve con 6.592 centímetros cúbicos y cuatro válvulas por cilindro. Este pedazo bloque de aluminio desarrolla por sí solo 571 caballos de potencia a 5.000 revoluciones y un par máximo de 850 Nm a 1.600 vueltas. Obviamente se carece de cualquier sistema de hibridación o electrificación.

Acoplado al motor encontramos una caja de cambios automática ZF de convertidor de par con ocho velocidades. Se encarga de repartir toda la fuerza del motor a las cuatro ruedas mediante un esquema de tracción total. A pesar del tamaño, el Ghost alcanza una velocidad punta de 250 Km/h y acelera de 0 a 100 Km/h en tan solo 4,8 segundos.

Equipamiento del Rolls Royce Ghost

Hasta ahora todos los datos aportados del Rolls Royce Ghost nos desvelan un producto exclusivo y de lujo, pero donde realmente la casa inglesa deja patentes semejantes adjetivos es en el interior. Muestra un ambiente clásico donde la tecnología solo está para servir a los ocupantes y alzarlos a una nueva cota de calidad y confort.

El tradicional avance fantasma de un Rolls Royce queda recubierto por los mejores materiales que se pueden encontrar en la naturaleza. Pieles de animales exóticos, maderas nobles y raras y metales preciosos. En su interior no se encuentra nada cuyo tacto se asemeje al frío y austero plástico. La disposición de los elementos es clásica, y en todo momento se procura ocultar los artificios tecnológicos del siglo XXI.

A pesar de no querer mostrarlos, cuenta con ellos. El habitáculo del Rolls Royce Ghost cuenta con todos los lujos y necesidades de una oficina rodante. Desde televisiones hasta conexión de última generación. Por supuesto se incluyen muchos elementos de confort como los asientos con masaje, nevera, reposapiés y butacas reclinables.

El Rolls Royce Ghost en vídeo

Rivales del Rolls Royce Ghost

A la hora de hablar de rivales, pocas marcas y modelos son capaces de alcanzar la excelencia manufacturera de Rolls Royce. El mercado de alta exclusividad en el que se mueve el Ghost nos deja con pocos rivales a la vista. Sin lugar a dudas el enemigo más directo que tiene lo encuentra en su propia casa, el Rolls Royce Wraith. También podemos sumar el Bentley Flying Spur, similar en tamaño pero inferior en calidad y exclusividad. Dentro del saco de las berlinas del segmento F podemos incluir otros modelos, pero muy alejados del concepto Ghost, como son: BMW Serie 7, Mercedes Clase S, Audi A8, Porsche Panamera, o Lexus LS, entre otras.

A destacar

  • Exclusividad
  • Confort de marcha
  • Calidad general

A mejorar

  • Precio elevado
  • Sin variantes electrificadas
  • Peso

Precios del Rolls Royce Ghost

No es fácil fijar un precio para una joya. El Rolls Royce Ghost tiene un precio de salida superior a los 315.000 euros. Es una cantidad elevada, pero solo debemos tomarlo como una referencia. Cada unidad pedida a fábrica incluye muchos elementos personalizados por el cliente. Es casi imposible ver dos modelos de Rolls Royce iguales. Eso quiere decir que el límite presupuestario lo fija el cliente, ya sea por su propio fondo de cartera o por su imaginación.

Galería de fotos del Rolls Royce Ghost